El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Subidas y bajadas en carretera

Anuncios

Para manejar un automóvil sincrónico en carretera, donde hay constantes subidas y bajadas, es necesario conocer algunos principios básicos para evitar lastimar a nuestro auto y ocasionarle desgastes innecesarios.


Subidas y bajadas en carretera




Subidas


En el caso de las subidas debemos tener cuidado de no forzar a nuestro motor, ya que al hacerlo estamos acumulando desgaste de largo plazo en nuestro auto que resulta bastante costoso reparar.

Por ejemplo, si vas circulando a 80km/hr y al entrar a la pendiente sientes que el motor deja de responder, al mismo tiempo que notas como empieza a bajar nuestra velocidad, en ese momento es necesario engranar la velocidad anterior, de 5ta a 4ta por ejemplo.

Incluso pudiera darse el caso que dentro de la misma pendiente exista una parte donde se vuelva más erguida la subida, si sentimos nuevamente que nos cuesta acelerar y disminuye nuestra velocidad volvemos a bajar otra velocidad.

El principio básico para saber cuando bajar de velocidad es que siempre debemos tener la fuerza suficiente en nuestro motor para poder aumentar la velocidad, si así lo deseamos, sin tener que hundir todo nuestro pie en el acelerador.

Bajadas


En el caso de las bajadas el cuidado que debemos tener es que podríamos recalentar nuestros frenos de tanto utilizarlos, en tal caso podríamos tener un fallo con consecuencias muy graves.

Para evitar este problema, lo primero es mantener nuestros frenos siempre en buenas condiciones, es mejor hacer un mantenimiento anticipado de discos y balatas que escatimar en este elemento.

Cuando transitamos por pendientes muy largas en bajada podemos reducir una marcha para que el motor haga cierta “retención” de la velocidad, con ello disminuimos el uso del freno, incluso podemos combinar ambos métodos si es necesario.

Por ejemplo supongamos que vamos a 80 km/hr, vamos a entrar en una pendiente descendiente y al fondo se encuentra una curva, en tal caso nos anticipamos y en cuanto comenzamos a descender hacemos un cambio hacia abajo, por ejemplo de 5ta a 4ta, lo hacemos lentamente hasta que hemos sentido toda la fuerza de retención de dicha maniobra, posteriormente podemos pisar el freno disminuir mas la velocidad, incluso si es necesario repetimos el proceso, en este ejemplo habremos reducido el uso del pedal de freno.

Cabe recalcar que no es necesario hacer siempre este procedimiento pero si acostumbrarnos, ya que en una situación donde necesitemos frenar rápidamente lo haremos solo con nuestro pedal de freno como lo hacemos habitualmente.

Debemos tener cuidado en esta maniobra de no abusar de ella engranando hasta 2 velocidades inferiores en una pendiente muy pronunciada sin usar el freno, ya que las revoluciones se irían muy arriba presionando a nuestro motor.

El punto que buscamos es aquel donde hemos puesto la velocidad inferior y nuestro auto no aumenta de velocidad por la inercia de la bajada, en ese caso podemos circular sin ir pisando el acelerador ni el freno y nuestro motor estará estable a por ejemplo 3000-3500 rpm.

0 comentarios - Subidas y bajadas en carretera