Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba

Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba

a prueba


Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba. Practicidad modélica


hyundai ix35


El mercado SUV ha explotado en la última década, convirtiéndose en uno de los segmentos más vendidos del mercado. Los crossover son ahora los vehículos de moda, pero el SUV no ha perdido apenas fuelle, especialmente el SUV medio. Para fabricantes como Hyundai, vehículos como el ix35 suponen una parte importante de sus ventas. Los consumidores desean vehículos prácticos, cómodos y atractivos con aspecto de todoterreno, pero sin la intención de sacarlos del asfalto. Nada que no sepamos, pero es por ello que hemos querido analizar a fondo el Hyundai ix35, con motor 2.0 CRDi de 136 CV y tracción delantera.

El vehículo en que pensamos al pensar en SUV. Un superventas del que conoceremos argumentos a favor y en contra.


Maquillaje estético para un veterano probado


pasaron por el taller de chapa y pintura para recibir un poco de maquillaje. Porque en el fondo, son los mismos que fueron lanzados en 2010. Pero si una fórmula funciona, ¿por qué cambiarla? Esencialmente, los únicos cambios en el Hyundai ix35 se centran en unos faros con LEDs integrados y un paragolpes muy ligeramente rediseñado. Ante los ojos de un profano son vehículos prácticamente idénticos. Y aun así, el ix35 consigue mantener una imagen fresca y moderna en general, un detalle por el que merece la pena elogiar a su equipo de diseño global.

20 CRDi Tecno 4×2


El diseño del Hyundai ix35 se deriva del ix-onic Concept de 2009, pero con una fuerte dosis de realidad. Resulta un vehículo de aspecto muy compacto y alto a la vista, casi comprimido. A pesar de tener unas dimensiones casi idénticas al Sportage, da la impresión de ser más corto. Parte de culpa la tiene un frontal muy elevado, casi recto, pero con fuertes líneas de expresión y una calandra a la que quizá se le empiezan a notar un poco los años. A la unidad que hemos probado le sientan muy bien las llantas oscuras de 17 pulgadas, quizá por el color de su carrocería. Encajan muy bien en un perfil lateral muy orgánico, con pasos de rueda marcados y una superficie acristalada en forma de lágrima y cintura ascendente.

En la parte trasera de este todocamino compacto de 4,41 metros de largo se estrenan unas ópticas nuevas, que si bien no alteran la forma exterior del vehículo, estrenan tecnología LED en sus entrañas. No tenemos más que destacar en una zaga donde sólo echo de menos en movimiento una ventanilla trasera más grande. Pero es una de esas exigencias del diseño en un SUV que consiguen esa imagen aguerrida y fuerte que tanto nos gusta. El tubo de escape está camuflado en el ix35 bajo el paragolpes trasero. En general, es un diseño que encuentro interesante y que se mantiene fresco, pero presiento que puede pasar pronto de moda y ya no está en línea con el actual protocolo estilístico de Hyundai, con un nuevo Genesis por ejemplo.


Practicidad modelica


Alles klar, Herr Kommisar


Quizá es en el interior del Hyundai ix35 donde se note un poco más el paso del tiempo, con un diseño alejado de la instrumentación minimalista y pantallas escamoteables de hoy día: todo es grande y bulboso, casi recargado. Pero con todo, resulta un habitáculo en general muy agradable, construido con materiales de calidad y con acabados más que. El plástico gomoso de la parte superior del salpicadero se integra bien con las grandes superficies de plástico duro, que sólo en las puertas están algo peor rematadas. El plástico plateado de volante y consola central parece resistente y a priori debería de soportar decentemente el paso del tiempo.

Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba


El nivel de calidad es casi idéntico al del KIA Sportage, por razones obvias. El Hyundai ix35 se podría clasificar como un coche en cuyo interior todo es lógico, correcto y situado donde debe de estar, sin complicaciones ni artificios. Botones grandes situados a mano, con una descripción clara de su cometido. Amplias posibilidades de regulación – lumbar, en altura – para los asientos delanteros y volante regulable en los ejes X e Y. Asas en la consola central cuya función es estética fundamentalmente, pero que no molestan a las rodillas de piloto y acompañante.

Una instrumentación de muy fácil lectura, con los justo y necesario, pero sin carencias o excesos. El ordenador de a bordo con los contadores de kilometraje podría ser más bonito, pero no hay queja alguna de su funcionalidad. El Hyundai ix35 destaca en la abundancia de huecos donde descargar nuestros bolsillos. Podríamos descargar muchas pertenencias y aún encontrar dónde situarlas: es posible incluso perderlas de tanto espacio disponible – entiéndase esto como elogio en tono jocoso. A los huecos para botellas grandes en las puertas se suma un espacio bajo la consola central considerable, forrado en goma, con tomas de corriente y la entrada auxiliar del equipo de infoentretenimiento.


a prueba


Los objetos no se caerán en curvas. Entre los asientos, dos portabebidas grandes y un reposabrazos que esconde un compartimento donde aún es posible dejar más cosas. La guantera tiene un tamaño correcto y está tanto refrigerada, como iluminada. A pesar de tener un tamaño exterior contenido, las plazas traseras del dúo ix35-Sportage son de las más amplias del segmento. Además de tener una banqueta regulable en longitud, el espacio tanto para rodillas como cabeza es monstruoso: adultos de alta estatura viajarán en Business Class en la fila trasera del heredero del Tucson.

Ahora bien, la fila no es tan ancha como parece, dos adultos viajarán de película, tres adultos irán muy apretados a nivel de hombros. Por supuesto, las puertas cuentan con espacio para botellas grandes y el reposabrazos central con espacio para dos latas/botellas. La visibilidad hacia fuera para los pasajeros no es la mejor, pero la cintura ascendente acentúa la sensación de protección. El maletero del Hyundai ix35 tiene 465 litros de capacidad. Es una cifra buena pero hay rivales de su categoría con mayores maleteros, como por ejemplo el Dacia Duster. Las formas son regulares y muy bien aprovechables, permitiendo una superficie de carga casi plana al abatir la banqueta trasera.


hyundai ix35


El volumen que puede albergar en esta configuración se triplica, rozando los 1.500 litros. Bajo el maletero encontramos una agradable sorpresa: una rueda de repuesto a tamaño completo con llanta de aleación. Estamos ante un detalle que evidencia la edad del vehículo, pero que nos ahorrará muchos problemas ante algo tan tonto como un reventón. Más coches deberían llevar ruedas de repuesto completas, pero no es la tendencia.

20 CRDi Tecno 4×2
Practicidad modelica
Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba
a prueba
hyundai ix35
20 CRDi Tecno 4×2
Practicidad modelica
Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba
a prueba
hyundai ix35
20 CRDi Tecno 4×2
Practicidad modelica
Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba
a prueba
hyundai ix35
20 CRDi Tecno 4×2
Practicidad modelica
Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba
a prueba
hyundai ix35
20 CRDi Tecno 4×2
Practicidad modelica
Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba
a prueba
hyundai ix35

1 comentario - Hyundai ix35 2.0 CRDi Tecno 4×2, a prueba

@Kia-Rio
Me gusta esta camioneta. (aquí le decimos camioneta)