El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

El Land Rover español

La apertura de la importación de automóviles en Argentina, en el año 1979, nos trajo vehículos de distintas partes del mundo. Vinieron los autos originales y las versiones fabricadas bajo licencia, como los Land Rover Santana Serie III españoles. Hoy veremos cómo era esa gama de todo terreno que se vendió en Argentina.
El importador de los Land Rover Santana era Telecontrol SAIC ubicada en la Avenida Canning (hoy Scalabrini Ortiz) 1246 en la ciudad de Buenos Aires. Se importaron las dos líneas de Land Rover Santana: la 88” y la 109”. Número que hacían referencia a su distancia entre ejes en pulgadas: 88” por 2.235 milímetros y 109” por 2.768 milímetros.

El Land Rover español

Land Rover Santana 109” de techo metálico. Fotografía de un folleto de la empresa Metalúrgica de Santa Ana SA.

El modelo 88” ofrecía cuatro versiones diferentes: básico, toldo de lona, techo metálico y especial. En cambio el modelo 109” podía venir en seis versiones: básico, cabina y toldo de lona, grúa, techo metálico, ambulancia y especial. Los modelos especial son los que conocimos como Land Rover Defender, ya en los noventa, en sus versiones corta y larga importadas, esta vez, desde su país de origen: Gran Bretaña.
El Land Rover Santana se fabricaba en España bajo licencia de Land-Rover Ltd., de Gran Bretaña, por la empresa Metalúrgica de Santa Ana SA con sede administrativa en la ciudad de Madrid, en la Avenida de Manoteras, 6. Durante muchas décadas estos vehículos nobles y robustos se han fabricado en España y de hecho se han fabricado versiones militares para las fuerzas armadas españolas. Aunque con diferencias con el mismo modelo inglés.

1980

Land Rover Santana 88” especial. Se puede ver la ventanilla curva en el borde del techo. Fotografía de un folleto de la empresa Metalúrgica de Santa Ana SA.

Ambos modelos de los Land Rover Santana estaban equipados con motores naftero o diésel. Los motores eran de la misma cilindrada de 2.286 centímetros cúbicos, algo visto en los motores europeos que usaban el mismo tipo de block para las dos versiones de combustibles diferentes. La potencia del naftero era de 81 HP SAE a 4.250 revoluciones por minuto y de 67 HP SAE a 4.000 revoluciones por minuto para el motor diésel.
Los dos tipos de motores tenían el diámetro de los cilindros de 90,47 milímetros y la carrera de los pistones de 88,90 milímetros. Las relaciones de compresión eran de 8:1 para el naftero y de 23:1 para el gasolero. El naftero se alimentaba por un carburador del tipo vertical y descendente. Mientras que el motor diésel realizaba la inyección del gasoil por una bomba rotatoria D.P.A. con regulador mecánico y avance automático.

todo terreno

Land Rover Santana 109” especial. Este modelo se caracteriza por tener cuatro puertas y la ventanilla curva en el borde del techo. Fotografía de un folleto de la empresa Metalúrgica de Santa Ana SA.

La culata de los cilindros era de fundición con las válvulas a la cabeza accionadas por empujadores y varillas. El cigüeñal era de fundición modular en el motor naftero y de acero forjado para el diésel. Los cojinetes de bancada eran de cuproplomo recubiertos de una capa de antifricción y sobre la base de acero. El árbol de levas era de acero cementado con cuatro cojinetes de acero revestidos de metal blanco. La cadena de distribución era de rodillos con tensor hidromecánico. Las bielas eran de acero forjado con cojinetes de cuproplomo recubiertos de antifricción sobre lámina de acero.
La caja de velocidades era de cuatro marchas sincronizadas hacia delante y marcha atrás. Como eran vehículos de doble tracción venían con caja reductora con relaciones de alta y baja. Las relaciones de la caja de velocidades eran las siguientes: primera, 3,68:1; segunda, 2,22:1; tercera, 1,49:1; cuarta o directa, 1,00:1 y marcha atrás, 4,02:1. Las relaciones de la caja reductora eran: primera alta, 19,85:1; primera baja, 40,57:1; segunda alta, 11,97:1; segunda baja, 24,47:1; tercera alta, 8,03:1; tercera baja, 16,42:1, cuarta alta, 5,39:1, cuarta baja, 11,02:1, marcha atrás alta, 21,68:1 y marcha atrás baja, 44,32:1.
El embrague era de diafragma del tipo monodisco seco de mando hidráulico con un diámetro de 241 milímetros. Tanto el eje delantero como el trasero contaban de diferencial, que era del tipo cónico helicoidal con una relación de desmultiplicación de 4,7:1. Los frenos eran de tambor en las cuatro ruedas con sistema hidráulico de poco esfuerzo y con muy escasos ajustes. El freno de mano era de accionamiento mecánico sobre la transmisión trasera. La dirección era del tipo sinfín con bolillas circulantes. La suspensión era mediante elásticos semielípticos y amortiguadores en los dos ejes. El sistema eléctrico era de 12 volts con una batería con 57 amperes por hora para el motor naftero y 90 amperes por hora para la versión diésel. El alternador tenía incorporado el regulador de voltaje.

importado

Land Rover Santana 109” modelo básico. Fotografía de un folleto de la empresa Metalúrgica de Santa Ana SA.

La carrocería de los Santana estaba construida en aleación de aluminio, anti-corrosible e inoxidable. Mientras que los paragolpes eran de acero y las molduras y marcos estaban galvanizados. La carrocería estaba montada sobre un chasis. Una de las versiones del Santana tenía el característico techo metálico doble que hemos visto, hasta el cansancio, en las películas filmadas en África. Donde invariablemente, a lo largo de las décadas, un modelo de Land Rover, ya sea de chasis corto o largo, aparecía como vehículo de transporte.
Las dimensiones de los Land Rover Santana eran: largo, 3.600 milímetros (modelo 88”), 3.790 milímetros (modelo 88” especial), 4.450 milímetros (modelo 109”), 4.610 milímetros (modelo 109” especial); ancho, 1.680 milímetro; alto, 1.980 milímetros (modelo 88”), 1.650 milímetros (modelo 88” sin capota), 2.060 milímetros (modelo 109”), 1.700 milímetros (modelo 109” sin capota); distancia entre ejes, 2.235 milímetros (modelo 88”), 2.768 milímetros (modelo 109”), trocha delantera y trasera, 1.310 milímetros; despeje, 200 milímetros (modelo 88”), 220 milímetros (modelo 109”); largo de la caja de carga, 1.100 milímetros (modelo 88”), 1.850 milímetros (modelo 109”); ancho de la caja de carga, 1.450 milímetros y alto del piso a la capota, 1.250 milímetros. El peso era de 1.400 kilogramos para el modelo 88” y de 1.580 kilogramos para el modelo 109”. La carga máxima en ruta era de 760 kilogramos (88”) y de 1.180 kilogramos (109”). La carga máxima a campo traviesa era de 670 kilogramos (88”) y de 1.088 kilogramos (109”). La capacidad de remolque era de 2.040 kilogramos para todos los modelos. En el caso que el remolque tuviera doble eje y frenos independientes del Santana, se podían arrastrar 3.060 kilogramos para el motor diésel y 4.080 kilogramos para la versión naftera. El tanque de combustible tenía una capacidad de 50 litros y de 75 litros para el modelo 109” especial. Los neumáticos eran de la medida 6.00 x 16 pulgadas para el 88” y de 7.50 x 16 pulgadas para el 109”.

espana

Algunos de los Land Rover Santana en sus diferentes versiones. Fotografía de un folleto de la empresa Metalúrgica de Santa Ana SA.

Recuerdo haber visto muy pocas unidades de Land Rover Santana ingresadas, aquellos años al país. Para cerrar la nota les dejo los precios del modelo 88” y el modelo 109” publicados en una publicidad con fecha al 28 de mayo de 1980: $41.883.000 para el 88” y $49.167.000 para el 109”. Creo que esa moneda era todavía los pesos Ley 18.188 en vigencia desde el año 1970, luego vendrían otras monedas que mejor no recordar. Los clásicos avatares de la economía argentina.
Las fotos que ilustran esta nota sobre los Land Rover Santana fueron tomadas de un folleto de la empresa Metalúrgica de Santa Ana SA, que me enviara, en su momento el importador Telecontrol SACI y que forma parte del archivo de datos e imágenes que nutren a diario las publicaciones que aparecen en este sitio llamado Archivo de autos. Un lugar en la red donde se habla de los viejos autos que supimos conseguir.

http://archivodeautos.blogspot.com/2014/12/el-land-rover-espanol.html

Mauricio Uldane
Editor de Archivo de autos

http://archivodeautos.blogspot.com.ar
http://www.facebook.com/archivodeautos
http://www.autonautas.com/groups/archivo-de-autos/
http://archivodeautos.wordpress.com/
http://es.paperblog.com/users/archivodeautos/
https://plus.google.com/u/0/109095309990073920825/posts


Archivo de autos es armado en un ciber por falta de recursos económicos ya que no cuenta con financiación o publicidad de ningún tipo.

Anuncios

3 comentarios - El Land Rover español

@Vesthuizen +4
El rey de las 4x4, hoy, encontrar uno en condiciones es casi imposible y cuestan un huevo
@villafafila
Si estan salados...
@EstaViejaEsPeorQ -1
telecontrol
NI UN BOLIVIANO MANEJANDO UNA TOYOTA TUNDRA Y YO aqui en arg ni auto >.<
@villafafila +1
Tengo un 109 modelo basico. No lo voy a vender nunca.