El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Así quedan un smart fortwo y un Mercedes Clase S

Así quedan un smart fortwo y un Mercedes Clase S

asi quedan


Así quedan un smart fortwo y un Mercedes Clase S cuando chocan a 50 km/h


un smart fortwo


Los nuevos smart fortwo y smart forfour ya han pasado por las pruebas de impacto de EuroNCAP, que ha otorgado cuatro estrellas (de cinco posibles) a los nuevos urbanitas de smart. ¿Buen resultado, o mal resultado? De eso hablaremos ahora. De momento me gustaría hablaros de otro tema directamente relacionado con este.

En noviembre viajaba a Barcelona para probar los nuevos smart y lo primero con lo que me encontré en el recinto habilitado para la presentación – en el Museu de Disseny de Barcelona, muy cerquita de ese edificio con forma de dildo que tanto gusta a los turistas – en el que estaban expuestos dos coches que habían sufrido una colisión bastante fuerte, un smart fortwo estrellado contra un Mercedes Clase S, ambos utilizados en el desarrollo de este coche para estudiar (y sobre todo demostrar) las cualidades y la resistencia del smart.


y un Mercedes


La imagen sobrecoge. La gente de smart nos cuenta que el choque se realizó con los dos coches en movimiento, a 50 km/h cada uno, y con un solapamiento del 50 por ciento. Es decir, las trayectorias de desplazamiento de ambos coches no fluirían en torno a un mismo eje central, sino que el smart estaría ligeramente desplazado para que el impacto no se produjese en el centro del frontal, sino en una esquina. Esa puntualización, que a priori puede parecer carente de importancia, es vital. Pensemos que las estructuras que amortiguan la fuerza del impacto se distribuyen a lo largo del frontal y que los choques con solapamiento ponen a prueba precisamente a todas estas estructuras que en ocasiones superan con buena nota las pruebas EuroNCAP. Ese solapamiento fue el que causó algunos resultados desastrosos en toda una serie de monovolúmenes analizados en los Estados Unidos, de los cuales os hablábamos hace muy poco.



Pensad que dos coches chocando a 50 km/h es un impacto realmente fuerte, especialmente si tenemos en cuenta las masas implicadas. El smart fortwo estrellado pesaba 1.124 kilogramos, pero el Mercedes Clase S contra el que chocó marcaba sobre la báscula exactamente el doble, 2.308 kilogramos, contando en ambos casos con el lastre y los dummys que simulan la presencia de ocupantes a bordo. El vídeo del choque, que se puede ver más arriba, ya os lo habíamos mostrado con anterioridad.

Clase S cuando


Para intuir, levemente, las consecuencias que un impacto así puede tener en los pasajeros, existen detalles, marcadores en los que fijarnos más allá del destrozo que se aprecia en el frontal de este smart fortwo, y sobre todo en el frontal del Mercedes Clase S, en sus aletas destrozadas, capó levantado, radiador, motor, neumático encajado en el paso de rueda.

chocan a 50 kmh


El smart fortwo evidenciaba una luneta rota y airbags desplegados, pero aparentemente el habitáculo permanecía intacto.

Así quedan un smart fortwo y un Mercedes Clase S


Esas pegatinas redondas negras y con cinco puntos blancos son los marcadores que utilizan precisamente los probadores para analizar la deformación que ha sufrido la célula de seguridad. Me sorprendió que apenas existiera deformación en los pilares delanteros, ni siquiera en el involucrado directamente en el choque, aunque sí se apreciaba una leve deformación en el marco del techo, que apenas dificultaba la apertura y cierre de la puerta. Dada la brutalidad del impacto, no me parece ni mucho menos un daño de importancia, sino todo lo contrario.

asi quedan


Ahora bien, ¿por qué ni smart fortwo ni smart forfour han conseguido las cinco estrellas EuroNCAP? A priori, los resultados de protección de ocupantes son bastante buenos para ambos, por encima del 80% en el caso del smart fortwo y en el 77% y el 78% en el caso del smart forfour. Las únicas carencias que encuentra EuroNCAP aparecerían en el choque lateral contra a un pilar de 25 centímetros de anchura, en los que la protección del torso del dummy, en ambos casos, sería mejorable.

un smart fortwo


El punto más delicado y en el que tanto el smart fortwo, como el smart forfour, mostraron una calificación más baja, fue el de la protección de peatones, sobre todo por las posibles lesiones causadas por los pilares delanteros y debido, entre otras cosas, al corto voladizo delantero de estos modelos. La calificación sería del 56% y el 65% para el fortwo y el forfour respectivamente.

EuroNCAP también redujo la calificación de los nuevos smart por las asistencias de seguridad. EuroNCAP valora la presencia de un limitador de velocidad, que estará presente en la mayoría de las versiones que se comercialicen en Europa. No valora, no obstante, la existencia de un avisador de cambio involuntario de carril opcional y penaliza la ausencia de un sistema de frenada autónoma de emergencia en ciudad. De esta forma, en ambos casos, la puntuación obtenida por asistencias en seguridad se quedaría en un pobre 56%. Otro dato positivo, para el smart forfour, lo tenemos en la presencia de cinturones traseros con pretensor, un sistema poco común en las plazas traseras.

Anuncios

1 comentario - Así quedan un smart fortwo y un Mercedes Clase S