Tres Dimensiones de lo sobrenatural

Por el Apostol GM

Hay tres dimensiones de lo sobrenatural: la fe, la unción y la gloria. A través del tiempo
el Señor me ha revelado que es pasar de la unción a la gloria. Hay mucho que aprender
cuando se trata de ver el rostro de Dios y llegar a ese nivel más profundo de la intimidad.

De la fe a la Unción
La unción es el poder que Dios nos da para hacer el trabajo del reino. El poder de Dios
tiene muchas áreas en las que juega un papel vital y tiene su propio nombre:
- En el área de las finanzas, el poder de Dios se llama "riquezas"
- En el área de los milagros, el poder de Dios se llama "fe"
- En el área legal, el poder de Dios se llama "autoridad"
- En el área de servicio en el ministerio, el poder de Dios se llama "unción"
- En el área de guerra espiritual, el poder de Dios se llama "fuerza"
- En el área de territorio, el poder de Dios se llama "dominio"


La unción nos es dada con una medida particular. Una dimensión científicamente incluye
niveles. Una dimensión es equivalente a siete niveles. El único al que no le fue dado la
unción en medidas fue a Jesús. Él vino al mundo con dos mantos - el manto de la
humanidad, que era su unción, y el manto de la divinidad que era su gloria. Es por eso
que podemos funcionar con un nivel de fe que es mayor que nuestro nivel de unción.
El espíritu del Señor esta sobre mi, porque me ha ungido para anunciar el
evangelio a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y
la recuperación de la vista a los ciegos; para poner en libertad a los oprimidos.
Lucas 4:18

La diferencia entre la unción y la Gloria




Bajo la unción, Dios usa la humanidad. Después de que ministramos bajo la unción,
nuestros cuerpos se cansan por haber sido usados. Bajo la gloria, Dios no usa la
humanidad. En cambio, Él mismo hace el trabajo.
Los dones del Espíritu Santo son para tocar una sola persona. La unción es para tocar las
multitudes. La gloria es para tocar continentes.
¿Cuál es la gloria de Dios?
La gloria de Dios es la manifestación de su presencia. Es cuando tenemos un encuentro
con su presencia que somos cambiados y transformados.
Entonces será revelada la gloria del Señor, y toda carne a una la verá, pues la
boca del Señor ha hablado.
Isaías 40:5

La palabra dice que la tierra será llena del conocimiento de su gloria. Los ministerios
proféticos y apostólicos son los que traen la revelación y descubrimiento. Ellos
comunican lo que Dios está diciendo y haciendo en ese momento.
Apagar el Espíritu
Cuando Dios entra a un servicio, todos los métodos y planes de los hombres se tiran por
la ventana. Han ocurrido veces que he llegado al servicio con mi plan, pero han habido
momentos en que Dios dice, "Un momento, Yo voy a hacer algo. Siéntese y adoren a
Dios". El Espíritu se entristece cuando hemos pecado en nuestras vidas. No apaguéis el
Espíritu, no es cuando cometemos pecado, pero cuando el quiere moverse y nosotros lo
detenemos. El poder de Dios y la manifestación se siente atraído por la gente que tiene
hambre, sed y una desesperación para él.
La manifestación de su gloria

La gloria de Dios es la presencia manifiesta de Dios. En otras palabras, abarca todos sus
atributos, la perfección, la majestad y todo lo que Él es. En esencia, la gloria es todo lo
que es Dios. Aunque Dios es omnipresente, y aunque el esta en todo lugar, Él no
manifiesta su gloria en todas partes. Donde no hay revelación de Dios, no hay
manifestación. Dios se manifiesta en los lugares donde Él está continuamente revelado y
adorado en espíritu y en verdad.


Transfiguración: De Unción a la Gloria
1Seis días después, Jesús tomó consigo a Pedro, a Jacobo y a Juan su hermano, y
los llevó aparte a un monte alto; 2y se transfiguró delante de ellos; y su rostro
resplandeció como el sol, y sus vestiduras se volvieron blancas como la luz. 3Y he
aquí, se les aparecieron Moisés y Elías hablando con El. 4Entonces Pedro,
tomando la palabra, dijo a Jesús: Señor, bueno es estarnos aquí; si quieres, haré
aquí tres enramadas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. 5Mientras
estaba aún hablando, he aquí, una nube luminosa los cubrió; y una voz salió de
la nube, diciendo: Este es mi Hijo amado en quien me he complacido; a El oíd.
Mateo 17:1-5


Jesús se transfiguró de unción a la gloria ante Pedro, Santiago y Juan. Transfiguración es
la palabra griega "metamorfosis", que significa ser transformado y renovado. Cuando la
presencia de Dios cae, se puede ver la condición espiritual de la gente que lo rodea.
Experimenta Su gloria


Ahí mismo donde estás, Dios te visitara, pero necesitas desearlo. En su presencia, usted
tiene la libertad para hacer lo que usted siente que Dios está guiándolo hacer, sin
preocuparse de quién está a su alrededor. Si está enfermo, no espere a que alguien ore y
ponga manos sobre usted. La sangre de Jesús le llevará a su presencia, la alabanza y
adoración le dará el acceso. Hoy, ahora mismo, pida a gritos Su presencia

Anuncios

0 comentarios - Tres Dimensiones de lo sobrenatural