Corriente Pedagógica Humanista

Anuncios

La COPEHU aspira al desarrollo práctico-teórico de la Nueva Educación Humanista basada en la reciente e innovadora Pedagogía de la Intencionalidad. Esta propuesta educativa fue elaborada por los educadores humanistas Mario Aguilar y Rebeca Bize, es uno de los documentos básicos de la Corriente Pedagógica Humanista y Universalista. Esta iniciativa fue puesta en marcha por un equipo de profesionales
jóvenes del campo de la Educación, la Filosofía, la Psicología, la Psicopedagogía y la Comunicación, actuantes en diversos institutos y universidades de Chile y Argentina.
Dicha Corriente Pedagógica forma parte del Centro Mundial de Estudios Humanistas, organización inspirada en el pensamiento del Nuevo Humanismo de Silo (Mario Rodríguez Cobos, 1938-2010).
La corriente se plantea dar a conocer la Nueva Educación Humanista concibiéndola como un hecho social, un derecho humano fundamental y un fin en si mismo.
Su objetivo principal es el desarrollo integral, personal y social del ser humano. Concibe como relevante tanto los aspectos tangibles (materiales) que necesita el ser humano, así como los intangibles, lo trascendente y profundo de las personas. Esto es posible a través del contacto con los propios registros del pensar coherente, basado en el desenvolvimiento emotivo por medio de la representación, la comunicación y la expresión.
Aspira a habilitar a las nuevas generaciones en los registros del pensar coherente, en la no discriminación como forma de vida, y en cultivar un trato solidario y no violento con ellos mismos y el mundo que los rodea.

Proyecto de la COPEHU
El Espacio de Educación Integral “SAETA” es desde febrero del 2009 un instituto de apoyo escolar para niños y adolescentes donde se desarrolla de forma práctica y teórica la Pedagogía de la intencionalidad y la Nueva Educación Humanista.
Aspira a que personas vinculadas al ámbito educativo, ya sea formal o no formal, se permitan reflexionar sobre la crisis del modelo educativo y animarse a experimentar nuevas formas de estar dentro de estos ámbitos. Este proyecto es inclusivo y aspira a ser difundido y aplicado en todo ámbito educativo, tanto público como privado. Tiene hoy como objetivo a corto plazo el nacimiento de la Escuela Humanista para niños.

Pedagogía de la intencionalidad
Existen cinco herramientas o “llaves” pedagógicas que operan como facilitadores para que “lo nuevo” ocupe su espacio en la persona y se “constituya” en el ser.
La transmisión de estas herramientas por parte del docente se realiza en base a la experiencia que cada uno tiene con respecto a ellas. Es en base a tomar contacto con las herramientas y experimentarlas que el docente puede transmitirlas, la propuesta para los educadores es que transmitan lo que les ha hecho bien al momento de ponerse a estudiar, lo que fue bueno para ellos.

“Aprendizaje y atención”
Pone el acento en la importancia de la distensión de la atención, en generar agrado en el proceso educativo, es decir, que no sean elementos como el castigo o el temor los que primen, sino el interés genuino. Esto se logra desarrollando la auto-observación y la coherencia en el pensar, actuar y sentir.

“Aprendizaje y buen humor”
Trata sobre lo lúdico, sobre ese tono amable y neutro que logra captar la sensibilidad del alumno y que va conformando una atmósfera propicia para la construcción del conocimiento.

“Aprendizaje y afectividad”
El tipo de afectividad que rija en las situaciones de aprendizaje quedará grabado en la memoria de la persona junto al dato del conocimiento. El trato afectuoso y la comunicación directa propician la construcción del vínculo docente-alumno. De este modo se valora la parte intelectual y también la emotiva a la hora del proceso de enseñanza-aprendizaje.

“Aprendizaje y ambiente”
Destaca la importancia de la atmósfera educativa, que en estos Ámbitos es importante que se observen elementos tales como diálogos de paridad, resolución de problemas en conjunto, colaboración y trabajo en equipo.

“Aprendizaje y diálogo generacional”
El ámbito educativo es un encuentro entre generaciones. Tanto el emplazamiento del docente como el de los niños y jóvenes esta atravesado por su paisaje de formación. El mismo forma su sensibilidad particular correspondiente a los primeros años de vida, vinculado a un mundo que se fue y no se eligió, pero que podemos transformar. El estudio del paisaje de formación en los docentes abre la posibilidad de flexibilizarse, comprender el paisaje de las nuevas generación y mejorar las condiciones de diálogo, rompiendo la actitud reactiva y confrontativa tan común en el aula de la educación tradicional.

Más info:
www.copehu.blogspot.com

0 comentarios - Corriente Pedagógica Humanista