Sobre la "política"...

Anuncios

Si usted descree de la política, lea y re-piense la situación…

“…Y que me importa. Pensé que de política no iba a hablar
pero ahora que recuerdo, política hacemos todos al caminar…”

Rally Barrionuevo (tema EY PAISANO)


La Política, deriva del griego politikós, «ciudadano», «civil», «relativo al ordenamiento de la ciudad»; es la actividad humana que tiene como objetivo gobernar o dirigir la acción del Estado en beneficio de la Sociedad.

Aristóteles definía al ser humano como un animal político.

En un debate le preguntaron al filósofo Michael Foucault por qué le interesa tanto la política, cosa que le interesaba más que la misma filosofía; él respondió: “En realidad, la filosofía nunca me importó, pero ése no es un problema. Su pregunta es: ¿por qué me interesa tanto la política? Si pudiera responder de una forma muy sencilla, diría lo siguiente: ¿por qué no debería interesarme? Es decir, qué ceguera, qué sordera, qué densidad de ideología debería cargar para evitar el interés por lo que probablemente sea el tema más crucial de nuestra existencia, esto es, la sociedad en la que vivimos, las relaciones económicas dentro de las que funciona y el sistema de poder que define las maneras, lo permitido y lo prohibido de nuestra conducta. Después de todo, la esencia de nuestra vida consiste en el funcionamiento político de la sociedad en la que nos encontramos. De modo que no puedo responder a la pregunta acerca de por qué me interesa; sólo podría responder mediante la pregunta respecto de cómo podría no interesarme.”
Lo cual le repreguntan: “Está obligado a estar interesado, ¿no es así?”
FOUCAULT respondió: “Sí. No estar interesado por la política es lo que constituye un problema. De modo que, en lugar de preguntarme a mí, debería preguntarle a alguien que no esté interesado por la política y entonces su pregunta tendría un fundamento sólido, y usted tendría todo el derecho de gritar enfurecido “¿Por qué no te interesa la política?”


El ser humano condicionado por la sociedad y reproductor de la misma, creador de la cultura que lo define como el animal evolucionado o superior a ellos en este mundo, la conciencia de sí y la trasmisión de conocimientos, la comprensión de que su vida tiene un fin al llegar la muerte, y las relaciones vinculares que se desarrollan fuera de lo que los instintos de supervivencia o sexuales pueden marcar, hacen que cada persona sea una persona social, en una cultura determinada y un posicionamiento que aunque lo niegue es político.
También se lo ha definido a lo político como la comunicación dotada de un poder, relación de fuerzas o como el arte de lo posible (para dirigir). Por extensión y de acuerdo al contexto, el concepto de política puede referirse o redefinirse también a la actividad de gobernar o conducir otras instituciones sociales menores y no necesariamente públicas, como por ejemplo una empresa, negocio, escuela o la familia misma.

Lo apolítico es el acontecimiento descontextualizado, deshistorizado, despreocupado, solo sensación y descripción de situaciones sin ver la dimensión humana que lo genera, la percepción sin comprensión, un estímulo sin interiorización, como algo efímero. ¿Deshumanizado?
Si la sociedad humana está constituida por un conjunto de individuos que poseen de hecho metas e intereses propios y particulares, al igual que grupales y generales, mismos que están entrelazados en la sociedad mediante acciones del gobierno, del estado, de los ciudadanos, de cada uno, son en sí, entrelazamientos de acciones concretas. El objetivo del quehacer político, tanto grupal como individual sería el acercarse y accionar desde la sociedad y sus posibilidades, de manera consciente en la misma sociedad y su cultura, para conseguir el cumplimiento de nuestras metas e intereses, personales y particulares, que aportarán y contribuirán al mejoramiento de la sociedad (humana) en general.

El Apolitico, según su concepción es el no político, el no interesado, el despreocupado de la Política, pero esto es la figuración del desinterés y síntoma generado de parte de los políticos, de los dirigentes gubernamentales que dirigen el estado, de los que desilusionan día a día estos despreocupados por un mundo mejor o su situación particular que despiertan derribados por quienes tienen la obligación de gobernar para el pueblo pero se olvidan de él y su bienestar.

Según Bertolt Brecht: El peor analfabeto es el analfabeto político. Él no oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos. Él no sabe que el costo de vida, el precio del poroto, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de los remedios, dependen de decisiones políticas. El analfabeto político es tan burro que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política. No sabe que de su ignorancia política nace la prostituta, el menor abandonado y el peor de todos los bandidos que son el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Podemos no ejercer el rol de político o no trabajar en política, podemos no creer en los políticos oficiales, los partidos políticos o el sistema de gobernación que llevan los políticos de estos tiempos. Pero no podemos descreer de las acciones humanas, que sociales porque siempre hay una acción y reacción en otro, una causa y una consecuencia por la relación que define al ser humano con otro mediante la cultura y su trasmisión, se quiera o no nuestros deseos, nuestros actos y nuestras acciones son políticas. Al no reconocerlos quedaremos reducidos como animales de una sociedad que se vasa en el sistema de complacencia que por acción, causa y efecto de los políticos como profesión que a lo largo de la historia hicieron descreer de lo que por esencia como dijo Aristoteles, es el ser humano el animal mas evolucionado gracias por la política, que como la sociedad es lo que lo define de cualquier otro ser vivo de la naturaleza.

Como las acciones nos definen…La cuestión es descreer de la naturaleza política que portamos, trasmitimos y desarrollamos día a día o pensar que cada uno, mas allá del cartel de los Políticos Mediáticos, de los que ejercen la política del estado, de las instituciones, o el partidismo político mismo, se puede desde el ser consientes desde cada acción, el poder cambiar el mundo que vivimos, realizanos y transitanos sin esperar de la entrega de cualquier manual, gurú político que sea idolatrado o ideólogo de acciones. Sin seguir esperando respuestas de las personas que por sus fieles viven del rol de político o por los despreocupados que no creen cambiar su destino en el día a día. Se podrá dar cuenta que las acciones políticas de cada uno son las que trasforman la realidad cotidiana que transitamos y que por ende condicionan el día a día desde nuestro accionar; siendo nuestro destino la consecuencia de nuestra política personal, el devenir de lo que políticamente hacemos para cambiar lo que somos o lo que hacen de nosotros.

Entonces, política es lo que hacemos, político es lo que queremos y deseamos, políticos somos y nos hacemos…


(J-P_B)

1 comentario - Sobre la "política"...

@fusionero -1
¿qué es la política?