El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Experiencias psicológicas 2


Experiencias psicológicas 2






Experiencias psicológicas 2


info







Experimentos


En esta ocasion os traigo la segunda parte que creo que esta muy interesante , os aconsejo leerlo con tranquilidad , tiene mucho texto pero merece la pena.

espero que os guste


Psicología





En el ascensor...

Estamos programados socialmente a conformarnos: "El experimento del elevador."
Un revelador e histórico experimento muestra con rídicula claridad cómo nuestra individualidad se diluye ante la conducta multitudinaria y cedemos fácilmente ante la presión social, aunque esta nos haga ir en contra de la más elemental lógica: el comportamiento de masas es profundamente irracional.








Percepción




¿Quieres probar con un poco de sugestión?

Os propongo que probéis un ejercicio de sugestión a modo de experiencia. Es un ejercicio que a mí personalmente me parece bastante curioso por cómo reacciona la gente cuando se realiza. Puede servir bastante bien para animar las cenas navideñas. Aquí va……

Primero mostrad a la persona que hayáis escogido para la prueba que no pasa nada si se echan hacia atrás y se dejan caer. Que podéis cogerles con facilidad. Una persona de pie pedidle que se deje caer hacia atrás, y sin que se balancee más que un poco de nada sujetadla. Se le dice algo así…

“Ves que te dejas caer hacia atrás y te cojo sin problema, ¿no? Es para que veas que no hay ningún peligro”

Dejarse caer significa que la persona está de pie y permaneciendo rígida se deja llevar por el balanceo hacia atrás (es decir, nada de doblar las rodillas ni nada similar, la persona sigue de pie pero se balancea hacia atrás). Una vez hecho esto comienza el ejercicio.

Poneos delante de la persona en cuestión con voz muy seria, y metidos ya en el papel, ponéis el dedo pulgar sobre la frente de vuestra víctima (entre los ojos pero un poco más arriba) y comenzáis a decir las siguientes palabras:

“Tú y yo estamos unidos por este pulgar. Tú y yo estamos unidos por el pulgar. Tu mente y la mía están unidas por el pulgar (repetid un par de veces y seguimos).

Estamos fuertemente unidos por ese punto. Voy a mover el pulgar y tú y yo vamos a seguir unidos por ese punto.”

En ese momento sin despegar el pulgar de la piel, lo deslizáis hacia la derecha poco a poco. Pasando por encima de las orejas, seguís deslizándolo hasta situarlo en mitad de la nuca. Y seguís diciendo…

“Tú y yo estamos unidos por el pulgar. Voy a quitar el dedo y tú y yo vamos a seguir unidos por ese punto. Quitaré el pulgar y tú y yo seguiremos unidos por el punto del pulgar”

Quitamos el dedo despacio y seguimos diciendo…

“Tú y yo estamos unidos por el punto del pulgar. Tiro de ti hacia atrás por el punto del pulgar. Estoy tirando de ti hacia atrás. Tiro de de ti hacia atrás por el punto donde estaba el pulgar. Tiro de ti…”

Si os ha salido como a mí, hay gente que ni se mueve. Otros se caen hacia atrás y en ese momento los sujetáis para que no caigan al suelo. Habrá otros que además de caer hacia tras pensarán que les habéis tirado de la chaqueta o algo. Otros cuando hayáis intentado mover el dedo hacia la parte de detrás de la cabeza habrán hecho como si estuviesen pegados y habrán seguido con la cabeza el dedo. No todos somos igual de sugestionables. Yo este ejercicio lo llevo haciendo desde hace bastante tiempo y a mí por lo menos me resulta interesante ver cómo reacciona la gente. Por eso lo quería compartir con vosotros. Solamente hace falta echarle un poco de morro para meterse en el papel y estar dispuesto a quedar un poco en ridículo si no sale (que pasa a veces). Es divertido. Mucho cuidado con que no se os caiga la persona, vale con que se empiece a inclinar un poco hacia atrás para sujetarla, no esperéis a que caiga al suelo. No me hago responsable de accidentes, si se hace de la forma adecuada no hay ningún peligro. Probadlo con varias personas, observad las reacciones... : )





Experiencias psicológicas 2




Juego de magia y timo en la calle, ¿qué tienen en común?

¿Qué tienen en común este juego que he grabado en vídeo…?


¿…y este timo?


La misma psicología que está detrás del juego de magia es la que sirve para explicar el motivo de que se produzca el timo./size]




info




Ilusión de causalidad y timos

Con un truco consiguen convencer a unas chicas de que el aparato en cuestión junto con el líquido sirven para limpiar dinero tintado.


Al final consiguen que compren...




Experimentos




Estímulos discriminativos y estafas

Los timos son una excelente herramienta para explicar los mecanismos básicos de nuestra mente, y nos pueden servir además para entender mejor cómo podemos ser engañados y cómo otros pueden aprovechar nuestro propio aprendizaje en nuestra contra. Es lo que sucede por ejemplo con los “estímulos discriminativos”, concepto básico de la psicología de laboratorio que puede ayudarnos a entender cómo estafan a la gente.

¿Qué es un “estímulo discriminativo”? Es aquel en presencia del cual sabemos que si emitimos una conducta, dicha conducta tendrá un determinado resultado, siendo otro el resultado si el estímulo no está presente.

Con animales de laboratorio se suele utilizar a veces una luz, de tal forma que se les enseña que solamente se les dará comida cuando aprieten la palanca si lo hacen cuando está la luz encendida. Es decir, la luz es el estímulo discriminativo. La rata aprende que en presencia de la luz la conducta de apretar la palanca será reforzada, y no lo será cuando la luz esté apagada.

Aquí podemos ver a una rata a la que la intentan enseñar a girar en un sentido sin luz y en otro distinto cuando la luz está encendida...


Esto es importante, ya que mediante el uso de estímulos discriminativos, tras un aprendizaje con el animal, podemos ejercer cierto control sobre su conducta. Algo parecido ocurre en este vídeo. Mirad por ejemplo cómo los experimentadores consiguen que esta rata apriete justo las palancas que ellos pretenden. ¿Cómo? Pues encendiendo la luz que tiene encima cada una de las palancas en el momento que quieren que el animal la pulse. Tras una secuencia correcta premian al animal con comida.


Esto de los estímulos discriminativos no es sólo cosa de ratones. Todos nosotros los usamos cada día. Por ejemplo al circular por la vía pública: luz roja detenerse, luz verde pasar.

Pero no ha de tratarse de una luz, cualquier “cosa” en presencia de la cual sabemos que nuestra conducta tendrá un determinado efecto es un estímulo discriminativo.

Los estímulos discriminativos forman parte de nuestro aprendizaje, y acaban sirviendo para regular nuestra conducta y que podamos así adaptarnos al medio.

La pregunta es…¿puede alguien usar nuestros estímulos discriminativos (que normalmente son útiles para nosotros) contra nosotros? Es decir, ¿puede alguien manipularnos al igual que pasaba con la rata y conseguir que hagamos cosas que de otra forma no haríamos hackeando nuestro aprendizaje mediante la simulación de los estímulos discriminativos que normalmente regulan nuestra conducta? La respuesta es un sí rotundo y de hecho en esto se basan muchos timos.

Por ejemplo, un dependiente de una tienda ha aprendido a lo largo de su vida que no debe dar el dinero a la gente y dejar que se marchen con él, pero un timador puede buscar el estímulo discriminativo ante el cual sí que emitirán dicha conducta: la de darles el dinero.

¿En que condiciones hace el dependiente lo que normalmente no haría? ¿Cuándo entrega dinero a desconocidos el dependiente de una tienda? ¿Qué estímulos discriminativos utiliza para saber que en esa ocasión ha de hacerlo así? Si el timador proporciona esos estímulos al dependiente, éste emitirá la conducta que el timador espera y le acabará dando el dinero. Veamos el siguiente vídeo de una estafa en la que sucede algo así…


Nunca le hubiera dado dinero el dependiente a un desconocido, pero sí al de la furgoneta de seguridad que viene a por la recaudación semanal, dado que ante tales estímulos discriminativos el empleado espera que la conducta de darle el dinero tendrá como consecuencia que éste quedará a buen recaudo, y no que se lo vayan a robar.

Es decir, que una rata aprieta una palanca cuando se enciende una luz y un dependiente entrega todo lo ganado cuando viene un empleado de la empresa que lo recoge habitualmente. En presencia de la luz la rata aprieta la palanca y recibe comida. En presencia de una persona con ese uniforme el dependiente saca los billetes y los entrega, y sabe que el dinero queda seguro con lo que él hace en tal situación.

Los psicólogos encienden la luz para hacer que la rata apriete la palanca. Los timadores traen uniformes falsos para que el empleado les entregue lo que hay en la caja. Normalmente igual que la rata recibe comida ante la luz, el empleado consigue el traslado seguro del dinero al banco si emite la respuesta de darlo en presencia del hombre uniformado. Esta vez el falso estímulo discriminativo engañó al dependiente y su respuesta no obtendrá el resultado esperado por él. Es como si a una rata le pusiéramos de pronto la luz pero al pulsar la palanca no consiguiese comida, la estaríamos timando.

Muchas estafas se basan en esto, en observar las conductas, buscar estímulos discriminativos que controlen dichas conductas, y usarlos para mangarle el dinero al personal.




Psicología




Efecto Kuleshov

¿Se hizo realmente el experimento del “Efecto Kuleshov”?


El significado que le damos a una sonrisa puede ser muy diferente dependiendo de los planos yuxtapuestos. Esto es algo que se tiene en cuenta al realizar obras audiovisuales. Lo explica un maestro en el arte…


¿Puede usarse esto mismo para manipular a la gente, para hacer ver lo que no hay? ¿Puede la edición de la grabación de algo real dejarnos una impresión equivocada e irreal de lo sucedido dependiendo de cómo se monte? Interesante pregunta…Me estoy acordando ahora del programa “Confianza Ciega”.





Percepción



¿Unas risas?


La risa es un acto social, reímos mucho más en presencia de otras personas, y aunque no siempre suceda, en numerosas ocasiones la risa parece contagiarse de tal forma que cuando uno ríe facilita que rían los demás. Si además la risa tiene un cierto tinte cómico no te quiero ni contar. Si con el vídeo anterior no te entraron ganas de reír tal vez te vengan con este otro…


Y aquí uno en el que podemos ver la reacción de una chica al vídeo anterior…


Parece ser que el secreto de que se produzca esta reacción nuestra ante la exposición a la risa de otros tiene que ver con las llamadas neuronas espejo. Si quieres reírte más y mejor ya sabes, pasa tiempo acompañado de otras personas. Si estás solo reirás menos.

Otro tanto pasa con las cosquillas. Haz la prueba, intenta hacerte cosquillas a ti mismo. El único sitio donde conseguirás como mucho hacértelas será seguramente en la planta del pie. Ahora pide ayuda, que alguien te las haga. Con la ayuda de otra persona mucho más fácil, ¿verdad?




Experiencias psicológicas 2




Conformidad: ejercicio clásico de Asch

En un ejercicio en el que no cometerías errores dada la sencillez de la tarea, si ves que todos los demás responden la opción que tu crees incorrecta, ¿cómo reaccionarías? En un estudio clásico de psicología social, las personas contestan señalando también ellos la respuesta incorrecta. Es decir, ves que todos se equivocan, pero por si acaso mejor responder como los demás.

Es una forma de ver cómo puede influirnos el grupo. En el vídeo se muestra el experimento, donde se pide a los participantes que estimen la longitud de unas líneas. Están todos compinchados menos la persona que pone cara de circunstancia, sorprendido de ver que todos se equivocan. En la segunda ronda responde como lo hacen los demás.

Lo curioso de todo esto es que el efecto de conformidad toma toda su fuerza prácticamente a partir de solamente 3 personas. ¿Eres plenamente consciente de cómo puede llegar a influirte tu familia o tu círculo de amistades?





info




Desarrollo del dibujo infantil

Según crecemos desde niños a adultos se van produciendo numerosos cambios en nosotros, a nivel físico y a nivel psicológico. Es curioso observar cómo en los dibujos que los pequeños hacen se refleja en parte ese progreso.

Por ejemplo, de 1-4 años es interesante apreciar cómo se empieza con el garabateo y cómo de un garabateo desordenado se va pasando a un garabateo más controlado donde comienzan a aparecer formas.

De los 4 a los 7 años aparecen figuras reconocibles. Poco a poco se van viendo diferentes objetos. Al comienzo las personas son solamente un círculo con líneas simples para brazos y piernas, luego poco a poco se van haciendo más complejas las representaciones. Los tamaños no guardan una proporción real. Aparece todo desordenado en comparación con lo que se pretende dibujar, aunque guarde un cierto orden para el autor. Los colores no se corresponden con los de los objetos.

Más adelante aparece una línea que separa el cielo del suelo y ya hay un cierto orden. Las cosas se ven todas, a pesar de que unas estén delante de las otras. Finalmente sobre los 10-12 años se van añadiendo los detalles y los dibujos se van volviendo menos esquemáticos, se comprende mejor el espacio y se dibuja una línea en el horizonte como límite de lo que sería el suelo, unos objetos tapan realmente a los otros…

El dibujo se perfecciona hasta que en un par de años ya la edad deja de tener relación con las características del dibujo y pasará a ser más el talento y el aprendizaje lo que marcará la diferencia entre unos adultos y otros. Para echar un vistazo a dibujos infantiles podemos entrar en este museo virtual.





Experimentos




Truco de magia

Aquí podemos ver un juego de magia. La grabación está sin cortes y el juego hecho de verdad, es decir, que las reacciones de la chica son auténticas.


¿Cómo lo he hecho? Esta es la oportunidad que tienes de dar la explicación, cuando lo vuelva a hacer lo tendrás mucho más sencillo. Este juego no debería repetirse si no quieres que te pillen la trampa, pero allá voy, por vosotros…De nuevo todo real…


¿Qué tal ahora? ¿Adivinaste dónde está el truco? Bueno, si no es así aquí la respuesta…

Los ilusionistas nunca explican lo que van a hacer por anticipado, así van actuando y el espectador va interpretando lo que el mago hace. Este juego se basa únicamente en aprovechar esa pequeña ventaja que suelen utilizar los magos. Así como espectadores, iremos interpretando las instrucciones gracias a lo que realiza el prestidigitador, y nos parecerá de este modo incluso que pudimos elegir, pero esto es solamente una ilusión de nuestra mente, que de nuevo nos engaña.

A veces el artista nos sugerirá él mismo la explicación “de lo que sucede” para ayudarnos a interpretarlo como se pretende que lo hagamos, o incluso nos ayudará con un repaso final de lo que ha ocurrido (como en el primer vídeo, antes de mostrar la predicción), para que nos quedemos con esa idea en la cabeza. Tomar un papel activo en la elección y los distintos detalles con que se presenta el juego, son claves que nos ayudarán también a interpretarlo de la forma en que quiere el mago.

¿Te imaginas que dijéramos al hacer el juego la verdad y por anticipado? "Señala la que quieras que voy a quitar la que a mí me parezca (que es lo que realmente pasa) para que coincida con lo que pone en el papel".

En fin, si os ha gustado aquí lo tenéis entero por si lo queréis ver de nuevo o se lo queréis enseñar a alguien. O, ¡mucho mejor!, podéis experimentar este juego con vuestros amigos y familiares





Psicología




Timos de mentalista y regalos en anuncios de la tele


Hay cierta similitud entre los animales de laboratorio a los que se les enseña a recorrer un laberinto y se les pone la comida como motivador externo, y las víctimas de esta estafa a las que se las hace creer que un premio aguarda para ellas, un premio que solamente estará disponible durante un breve periodo de tiempo. Una vez con el mapa en la cabeza (se las dice dónde encontrar el plato) y convencidas de que ese plato tiene un valor para ellas, van hasta el puesto y lo compran.




Percepción




El número mágico 7+-2 o por qué la gente suele fracasar alrededor del 7 jugando al SIMON

Cuando intentamos memorizar una lista de elementos nuevos para nosotros nos suele costar conseguir aprender más de entre 5-9 estímulos (de ahí lo del mágico número 7+-2). Eso siempre que no empaquetemos la información en bloques. ¿Recordáis el “SIMON”, ese juego tan molón? Aparece en este vídeo…


Aquí otro vídeo con otro jugador diferente...


La persona que lo intenta en un primer momento se queda en 6 intentos, en 8 la que participa en segundo lugar. Este juego y otros similares permiten observar esta pequeña limitación cuantitativa en nuestro rendimiento en este tipo de tareas. Probad vosotros mismos con éste u otros similares o jugad con otras personas y observad hasta dónde llegan, ¿en qué número se quedan? Normalmente serán capaces de aprender como mucho una serie de entre 5 y 9 elementos.




Experiencias psicológicas 2




Demostración de mnemotecnia

Aquí podemos ver una demostración de mnemotecnia en la que se utiliza el “método de las perchas” para aprender una lista de 30 palabras. Se supone que al chico que aparece en el vídeo le acaban de dar esa lista nueva que desconocía totalmente con anterioridad, y en un breve espacio de tiempo se la ha aprendido y es capaz de repetirla sin errores.


Puede parecer una hazaña muy complicada de conseguir, sobretodo teniendo en cuenta que en el vídeo dan a entender que el protagonista lleva haciendo ejercicios de memorizar durante toda su vida y gracias a eso consigue hacer lo que hace. ¡Nada de eso!

Esto lo puede hacer la mayoría de la gente y el esfuerzo para conseguirlo es bastante bajo. No hace falta hacer ejercicios durante toda una vida para realizar una proeza como ésta, sirve simplemente con dedicarle un rato, y en un par de días se puede conseguir. Lo único que hay que saber es el cómo (como bien dice el chico). Sabiendo cómo hacerlo y poniéndolo en práctica uno se da cuenta de lo sencillo que puede resultar. Yo lo he hecho en numerosas ocasiones, tanto delante de público como con amigos en un bar. He llegado a usar 40 palabras, pero teniendo en cuenta lo sencillo que es, no creo que exista mayor problema para poderlo realizar con 100 o más. En el vídeo el chico dice que no se atreve a decirlas todas, pero realmente no hay ningún problema para ello. Yo cuando lo he hecho las he llegado a decir todas o casi todas, tanto preguntando la palabra y soltando el número, como diciendo el número y soltando yo la palabra.

Como podéis imaginar esto puede venir de perlas en un examen, de hecho yo lo vengo utilizando en pruebas de desarrollo desde hace años. Esta técnica te permite aprender de forma muy rápida y eficaz, lo cual te puede salvar en más de un apuro.

¿En qué consiste esta técnica? o ¿cómo se hace para memorizar 30 palabras casi al instante?

Consiste en asociar la información nueva que queremos memorizar a una estructura cognitiva que ya tenemos. Literalmente “colgamos” la información nueva en la vieja (supongo que de ahí el nombre de “técnica de las perchas”). Un problema con la información que acabamos de aprender puede consistir en que nos resulte complicado recuperarla. Eso es algo que no ocurre con la información vieja y que usamos frecuentemente. Si os pido que recordéis el trayecto de vuestra casa al trabajo, seguramente recuperaréis el camino en vuestra mente con bastante sencillez. Esto se debe a que es un recorrido que hacéis todos los días.

Lo que hacemos en la técnica de las perchas es asociar la información nueva que nos dan a la vieja que ya tenemos mediante el uso de historias llamativas, de tal modo que así podremos recuperar la información nueva con mucha más facilidad haciéndolo a través de la información vieja.

Hay que tener una lista de conceptos aprendidos previamente sobre los que se colgarán las palabras nuevas. Podemos tener 30 imágenes ordenadas del 1 al 30 (o las que queramos) y a cada una de ellas le asociaremos la nueva palabra mediante una historia. Veamos cómo funciona con una lista de ejemplo de 3 elementos. Nosotros podemos tener aprendida esta lista en nuestra mente de forma permanente para usarla de perchero…


1- Pez
2- Casa
3- Ordenador


Imaginemos que nos piden que memoricemos 3 palabras nuevas en orden, como por ejemplo…


1- Teléfono
2- Chupete
3- Cerillas


Lo que haremos cuando queramos memorizar 3 palabras nuevas será colgarlas en nuestro perchero. Para eso asociaremos la palabra nueva a la vieja. Quedaría algo así…



1- Pez-teléfono
2- Casa-chupete
3- Ordenador-cerillas


Y para que quede bien colgado, lo uniremos con una historia que le dé sentido a la unión, algo así como una soldadura mental en la que en vez de calor usaremos un poco de humor y el uso de “lo raro” (como se hace en publicidad). Podría quedar por ejemplo algo como…


1- Tengo un pez en mi casa que me ha pedido que le compre un teléfono porque hace negocios con gente con la que necesita estar en contacto.
2- Al administrador de mi comunidad de vecinos (de mi casa) le ha parecido buena idea cambiar la fachada de mi edificio para darle forma de chupete.
3- El nuevo ordenador de mi amigo tiene una pantalla que funciona mediante el encendido de cerillas, lo malo es que solamente dura unos segundos encendida.


Así cuando me pregunten por la palabra número uno, yo recordaré de forma sencilla mi pez como siempre, y con la historia loca del teléfono será sencillo que nos acordemos de la palabra nueva con rapidez. Así sabremos por lo tanto que la número “1” es “teléfono”. De esta forma funciona la “técnica de las perchas”.

¡Probadlo!, os aseguro que es más sencillo de lo que parece. Podéis empezar con 5 palabras y luego ir añadiendo nuevas. Vuestros amigos y conocidos quedarán muy sorprendidos cuando vean que sois capaces de memorizar palabras a gran velocidad.




info




Que no te timen

Interesante juego…



Tanto los juegos de magia como los timos son situaciones en las que el éxito de la empresa tiene que ver bastante con la psicología de las personas. Quienes los practican suelen usar de forma muy frecuente 2 elementos: el control de nuestra atención y valerse de aquello que damos por sentado, o dicho de otro modo, valerse de cómo interpretamos la situación (teoría esquemas cognitivos).

No pensemos que no podemos ser engañados. Cualquiera puede serlo si el timador usa la estrategia adecuada. Tú, yo y cualquiera.




Experimentos




Cuestión de disparidad: 3D


Haz la prueba


Pon tu dedo pulgar delante de tus ojos, con cosas detrás del mismo que sirvan como referencia. Enfoca con la vista tu dedo y cierra un ojo. Luego abre el ojo cerrado y cierra el otro. Hazlo varias veces seguidas. Da la impresión de que el dedo se mueve hacia los lados. Esto es debido a que la imagen que vemos con un ojo es ligeramente diferente a la que vemos con el otro, es decir, a la disparidad binocular.



La disparidad puede ser cruzada o no cruzada. En disparidad cruzada, el objeto que vemos está situado más cerca que el punto de enfoque. Sin embargo, en la disparidad no cruzada, el objeto que vemos está más lejos que el punto de enfoque.


Haz la prueba


Ahora vamos a hacer algo parecido a lo que hemos hecho antes. Pero ahora utiliza 3 objetos, que sean similares a poder ser. Estos objetos van a hacer el papel que antes le ha correspondido al pulgar. Pueden valer fichas de dominó por ejemplo. Coloca uno muy cerca de los ojos (con cierta distancia de seguridad), otro algo más lejos, y el tercero ya más lejano que los dos anteriores. Es decir, en fila uno detrás de otro a diferentes distancias, frente a tu mirada. Mueve un poco el segundo a la derecha para que no quede justo detrás del primero, y haz lo mismo con el tercero, a una distancia un poco mayor. Así los tienes en fila y puedes verlos a los tres de un golpe de vista.

Ahora enfoca al segundo con la mirada, al que está en el medio. Y enfocándolo, cierra un ojo. Luego ábrelo y cierra el otro. Y todo esto mientras enfocas el del medio (2º). ¿Qué ocurre? Si te fijas, el primer objeto y el tercero parecerán moverse igual que lo hacía el pulgar. Sin embargo, el tercero lo hará hacia un lado, y el primero al contrario. Esto es debido a que en uno se esta produciendo la disparidad cruzada y en el otro la no cruzada.


Sí, vale, hay disparidad. Pero, ¿Qué tiene que ver esto con la percepción en 3D? Pues que nuestro cerebro usa la diferencia que hay entre ambos ojos para calcular mucho mejor la distancia a la que se encuentran los objetos. Es decir, nuestro cerebro usa esa diferencia para generar la visión en 3D a partir de la imagen en 2D de nuestra retina. Es la única clave binocular de la que nos valemos para generar la visión en 3D. Todas las demás claves son monoculares. Sin embargo, ésta es una de las claves más importantes.


Haz la prueba


Pon tus dos dedos índices o dos objetos cualquiera (dos bolígrafos por ejemplo) uno detrás del otro a cierta distancia. Has de ponerlos de tal forma que queden en fila uno casi detrás del otro, pero que se vean ambos (como en el ejercicio anterior pero con sólo dos). Míralos fijamente y cierra un ojo. Vuelve a abrirlo. Vuelve a cerrarlo y a abrirlo otra vez. Y así todas las veces que quieras. ¿Notas cómo el hecho de ver con dos ojos da mucha más sensación de profundidad? ¿Notas que con dos ojos se aprecia mucho mejor la distancia que hay entre un objeto y otro?



Haz otra prueba


Pide a alguien que se ponga frente a ti, y mueva su dedo índice de atrás adelante (estando el dedo índice en vertical de modo que podríamos colocar un aro encima). Estando tú de frente, intenta tocar su dedo índice en movimiento desde un lateral con un bolígrafo con un ojo cerrado. Luego hazlo con los dos ojos abiertos. ¿Notas diferencia? ¿Notas que cuando usas los dos ojos eres mucho más preciso? Tener dos ojos ayuda a valorar mejor las distancias. Probablemente esto nos da una idea del valor evolutivo de la disparidad binocular para el ser humano.





Psicología




¿Cuál es más grande?

Las cosas no son siempre lo que parecen...





Percepción




Ilusión de movimiento estroboscópico





Experiencias psicológicas 2




Ilusión de movimiento de post-imagen





info




¿Es más amable la gente con las chicas guapas?

Parece ser que la belleza física no solamente supone una ventaja a la hora de buscar pareja. Estos dos breves fragmentos dan que pensar. En ellos una chica pide ayuda en dos condiciones, maquillada para parecer fea en una de ellas y para parecer guapa en la otra.






Experimentos




Las cosas no son siempre lo que parecen ser

Ahí van un par de cosas sobre ilusiones ópticas, que siempre dan para llevarse uno alguna que otra sorpresa...


Y esta otra, donde aunque no lo parezca el azul y el verde son realmente el mismo color...He encontrado un enlace con la explicación inclusive aquí ...

O tenemos también esta otra ilusión con tazas...




Y es que las dimensiones de "distancia percibida" y "tamaño percibido" no son independientes y guardan una relación. Por decirlo de forma sencilla valoramos el tamaño en parte en función de la distancia. Si percibimos mal la distancia a la que se encuentra un objeto podemos tener distorsiones en la percepción de su tamaño. Cuando grabamos algo en vídeo estamos eliminando una de las claves que nos permiten calcular mejor la distancia de los objetos cercanos, la disparidad binocular (tener dos ojos frente a un único objetivo de la cámara). Además para mejorar la ilusión se pueden manipular claves monoculares que usa el cerebro, como hicimos nosotros por ejemplo con la altura de las bases de los objetos para distorsionar más la percepción de la distancia. Podéis probar en casa. En lo mismo se basa la siguiente ilusión, en que el coche está mucho más cerca de lo que parece en realidad (de nuevo una distorsión en la percepción de la distancia provoca una distorsión en la percepción del tamaño).





Psicología




No prestamos atención

Si nos cambian la persona con la que estamos hablando por otra muy parecida no nos damos ni cuenta. Sorprendente pero cierto, como muestra este divertido vídeo.





Percepción




¿Mis ideas son mías?

¿Eres libre? Seguramente crees que sí, aunque tal vez esa libertad quede un poco diferente en tu mente después de hacer juntos el experimento que estoy a punto de proponerte. ¿Estás listo? Bien porque en este juego voy a adivinar tu pensamiento. ¿Estás preparado para algo así?

Para participar lo único que has de hacer es pensar en lo primero que se te pase por la cabeza, ¿de acuerdo? Si yo te digo que pienses por ejemplo en la primera marca de coche que te venga a la mente, la primera en la que pienses quédate con esa, ¿ok? Bueno, esto era solamente de prueba. Ahora viene la buena, ¿lista? Bien, vamos allá.

Piensa en la primera herramienta que te venga a la cabeza. ¿La has pensado ya?

Ahora piensa en una fecha, ¿ya? Bueno, prepárate entonces para que lea tu pensamiento, esta experiencia te hará entender mejor tu forma de pensar si reflexionas lo suficiente sobre ello.

Antes que nada me gustaría recordarte que tú estás ahí donde estés, haciendo lo que estés haciendo, y mientras (bueno, mucho tiempo antes) yo ya he escrito estas palabras aquí tirado en la cama con el portátil una noche de invierno de marzo de 2012. Veremos si a pesar del tiempo que ha pasado, de que no nos conocemos de nada y de que nunca hemos hablado en la vida, yo he sido capaz de adivinar lo que has pensado en este preciso momento. Sería casi como ¡brujería! Entonces…¿estás listo?

Veamos, tu color favorito es el azul, ¿me equivoco? La herramienta en la que has pensado es el martillo o puede que hayas cambiado sin saberlo finalmente y hayas pensado que es mejor la llave inglesa. No lo sé muy bien, esas son las dos herramientas que me vienen a la mente ahora. En cuanto a la fecha, deja que piense. Veo velas, veo una tarta. Veo gente cantando…”cumpleaños feliz”. ¡Has elegido tu fecha de cumpleaños! ¿Qué tal ha ido la adivinación?

Seguramente he acertado y te estarás preguntando qué diantres ha pasado. La explicación es sencilla e inquietante al mismo tiempo. Sencilla por lo intuitivo de la respuesta, inquietante por las implicaciones del resultado.

Y seguramente ya habrás imaginado por dónde van los tiros. La respuesta la encontrarás en el menú de tu teléfono móvil. ¿Hay una llave inglesa dibujada como icono de alguno de los apartados? Ahí está la respuesta.

La explicación tiene que ver con nuestra memoria y con la forma en la que aprendemos las cosas. Una forma mediante la cual conseguimos que se nos queden los conceptos es la repetición. Si queremos que se nos meta algo en la cabeza lo repetimos una y otra vez. Hay veces en que repetimos las cosas sin darnos cuenta. Eso es precisamente lo que ha ocurrido aquí.

En el caso del martillo y la llave inglesa, han sido utilizadas con mucha frecuencia como iconos y lo siguen siendo, para representar las herramientas. Así que cuando nos piden que pensemos en la primera herramienta que nos venga a la cabeza, pensamos en una de esas dos.

Es decir, que al igual que hacíamos en el colegio para aprendernos la lección, repetir una y otra vez, hay lecciones que hemos aprendido sin pretenderlo, por repetición. Y lo curioso es que esas ideas aprendidas sin darnos cuenta aparecen inocentemente en nuestras cabezas como si de ocurrencias nuestras se tratasen, pensamos que se nos ha ocurrido a nosotros, y no es más que una idea aprendida del entorno.

Y eso da lugar a la siguiente pregunta. ¿Se puede llegar a cambiar nuestra forma de pensar manipulando nuestro entorno, pueden conseguir que tomemos por ideas y decisiones propias las que realmente no lo son? ¿Puede convertirse así nuestro propio pensamiento en un enemigo de nuestra libertad? Y lo que es más importante, ¿hay gente que conoce cómo funciona nuestra mente y lo usa para su propio beneficio?

Cuando planificamos el futuro en nuestro cerebro se activan casi las mismas zonas que cuando recordamos el pasado. No sería raro que usáramos el pasado para imaginar nuestro futuro, y que por lo tanto nuestro futuro estuviera condicionado por nuestro entorno del pasado.

Por cierto, casi se me olvidaba. Con la fecha suele ocurrir algo similar. El de nuestro nacimiento es un momento importante para nosotros y la fecha está muy presente en nuestras vidas, así que pensamos en ella enseguida.

En cuanto al color, es simplemente estadística, casi la mitad de las personas tienen como color preferido el azul, seguido del verde y después el rojo por ese orden. ¡Y yo que me sentía muy especial por tener de colores favoritos el azul y el verde!

Un segundo experimento

Ahora vamos con un segundo experimento sobre algo relacionado y que complementa éste de forma bastante interesante. Puede que esta segunda parte no funcione al ser presentada por escrito, cosa que sí sucede al enseñarlo de forma hablada. Si no te funciona, existe la posibilidad de que lo pruebes con personas de tu entorno, presentándolo del mismo modo en que aquí se hace pero de viva voz. Vamos allá…¿Está bien dicha y escrita la frase “aré lo que pude”? Piensa en ello y antes de seguir leyendo da una respuesta.

Si eres como la mayoría de la gente habrás respondido que está mal dicho, que la forma correcta de decirlo sería “hice lo que pude”. Bueno, cambiemos un poco la frase. ¿Está correcta la expresión “aré la tierra lo que pude”?

Ahora te habrás dado cuenta de forma rápida de que el verbo que acabo de usar es el verbo arar y no hacer, y que por lo tanto está bien dicha la frase, tanto ésta como la de arriba. Pero sin embargo al principio no te diste cuenta de que el verbo utilizado era el verbo arar. ¿Por qué el error? ¿Por qué se produce antes un despiste y después con la palabra tierra de por medio ya no?

El verbo hacer lo usamos con mucha más frecuencia que el verbo arar y lo usamos además asociado a la expresión “hice lo que pude” mucho más que el otro verbo. Así que nos ha pasado igual que antes con el martillo, que es lo primero que nos viene a la mente, pensamos mucho antes en el verbo hacer que en el verbo arar. Sobre todo con la expresión utilizada.

Aquello que aparece en nuestra memoria, nos ayuda a entender la frase de una manera u otra, en el caso que nos ocupa conduciéndonos al error. Cuando hemos mencionado la palabra tierra, el error desaparece, ¿por qué? Porque está relacionada dicha palabra con el verbo arar, al mencionarla en la frase consigue traer rápidamente a nuestra mente consciente dicho verbo y propicia que interpretemos la frase de la forma correcta desde el principio.

Así que no solamente nuestro entorno influye en nuestros pensamientos sino que además esos pensamientos pueden hacer que entendamos la realidad de una forma o de otra dependiendo de cuales sean. Usamos nuestro conocimiento del mundo para entender la realidad y ese conocimiento lo adquirimos del entorno, aunque sin ser conscientes de ello muchas veces. Y lo aprendemos de una determinada forma, de tal modo que eso hará que nuestra forma de pensar dependerá en parte no solamente de qué aprendimos, sino de la forma en la que lo hicimos. ¿Aprendimos siempre dos hechos de nuestra vida como inseparables sin darnos cuenta por ejemplo? ¿Hemos aprendido a entender determinados aspectos de nuestras vidas con las mismas ideas? ¿Y si a unas situaciones que entendemos siempre con unas ideas les aplicamos otras que corresponden con situaciones muy distintas?

Si utilizamos las ideas de nuestra mente consciente en un momento dado no parece raro que un mismo estímulo nos cause sensaciones e impresiones muy diferentes en función de nuestro aprendizaje previo. ¿Alguna vez has leído un libro y al leerlo por segunda vez todo te pareció diferente? ¿Las cosas del libro tenían un sentido muy distinto de la que tuvieron durante la primera lectura? Tal vez sea porque el lector no era exactamente el mismo la segunda vez, hubo un aprendizaje en medio. El sistema educativo se basa en esto mismo, en lo que Ausubel llamó aprendizaje significativo. Un niño chico no podrá entender la filosofía que hace de la vida un físico teórico. Le falta un largo camino interior de enlazar ideas hasta llegar a sentir y comprender al físico.

Todo lo comentado es lo que lleva también a la gente a encontrar una cara en una roca de marte o a ver platillos volantes en una mancha de una foto, o a tener prejuicio contra el diferente. Es lo que hace que “en ocasiones” la frase “cree el ladrón que todos son de su condición” tenga razón. De cualquier forma, si algo nos caracteriza como especie es nuestra capacidad para el aprendizaje. Estamos a tiempo de aprender.




Experiencias psicológicas 2




La Predicción - Experimentos Interactivos - Proyecto G

En esta oportunidad el Dr. G nos pone a prueba como sus sujetos experimentales mediante un experimento interactivo sobre "La predicción".







Primera parte

Experiencias psicológicas 1

info






Experimentos

Comentarios Destacados

23 comentarios - Experiencias psicológicas 2

poti2311 +2
Muy bueno. Gracias :-)
metallicarocksme +3

link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=YNcYtlYFewA


A los 5 segundos...


Percepción
juanromanri
AJAJAJAJAJ, EL VENTILADOR PARECIA QUE SE MEVENIA ENCIMA LA CONCHA DE LA LORA.
dimitry6545 +1
tremendo post, lo ley hasta la mitad, luego lo sigo leyendo, se ve muy interesante.
SantistrokesL +1
Lo ley? jajaja
dimitry6545
@SantistrokesL es ley decir lei en fora de law, es decir ley. pero no lei de leer, ajjaja hasta yo mismo me confundi.
gazhdb
El de la hipnosis me hace acordar a Itachi Uchiha
denn9605 +1
re-interesante ! , lo volveré a ver más tarde , ahora debo dormir
ahí te dejo 10
p.d : aguante The real hustle
giuli97
Excelente post... +10, Y reco!!!
seboso_inf +1
Experiencias psicológicas 2
@Pacoadi siempre con sus top
darg128
excelente post +10
tsecreto
Que puedo decir... mi segunda tanda de Fav, Reco & +10
ChecoM83
Wow! Tremendo post, Pacoaudi!
Bien entretenido e informativo! Un gusto leerlo.
NicogBolso +1
Como me rei con el de la linda y la fea jajajajajajaj! van mis 10
MKMOS1
El dedo cayo sobre la copa. ¿Que significa?