El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

problemas principales de la union europea

Anuncios

PROBLEMAS ACTUALES
Por Aldo Ferrer
la UE se someten a las normas comunitarias, que regulan gran parte del proceso económico. La creación de la moneda común en 1999 representó la más profunda de las cesiones de soberanía de los Estados nacionales a la esfera comunitaria.

Pero los miembros conservan considerable autonomía en áreas claves, como la política fiscal. Es posible, entonces, la aparición de desequilibrios “nacionales” en cuestiones críticas como la deuda pública y desvíos de los costos y precios internos respecto de los prevalecientes en el resto de la UE.

A medida que el sistema amplió su espacio geográfico, fue incorporando realidades nacionales muy distintas en los niveles de desarrollo de los países miembros. En las capacidades de sus estructuras productivas, de generar y asimilar el conocimiento, y de sus dirigencias privadas y públicas, de administrar los recursos.

Las asimetrías se reflejan, por ejemplo, en el PBI per cápita y en el saldo del comercio exterior. El país con la economía más grande y avanzada, Alemania, tiene un PBI per cápita cuatro o más veces superior al de los países menos industrializados.

Su superávit comercial es del orden de los 150.000 millones de euros frente a un déficit del resto de los países comunitarios superior a los 200.000 millones de euros. La evolución de la deuda pública y los costos y precios internos de los países revelan también profundas diferencias.

La crisis financiera global agravó los problemas. El salvamento de los bancos y la medidas conexas aumentaron la relación déficit fiscal/PBI de toda la UE de 0,9% en 2007 a 6,4% en 20l0. El aumento fue aún mayor en varios países, ahora considerados vulnerables, como España que, entre los mismos años, pasó de un superávit de 1,9% a un déficit de 9,2%.

Estas circunstancias condicionan la competitividad de cada país dentro de la UE y frente al resto del mundo. Las normas de la UE y, en particular, el euro, que circula en 16 de sus 27 miembros, imponen una disciplina común a realidades muy distintas.

De allí los desequilibrios prevalecientes en varios países y las dificultades para restablecer su estabilidad y crecimiento. En situaciones semejantes, los Estados nacionales realizan el ajuste por dos vías principales: la devaluación de su moneda y la reducción del déficit fiscal.

PROBLEMAS GENERALES
El gobierno de la Unión Europea siempre ha oscilado entre el modelo de conferencia intergubernamental, donde los estados conservan el conjunto de sus prerrogativas y el modelo supranacional donde una parte de la soberanía de los estados es delegada a la Unión. En el primer caso, las decisiones comunitarias son de hecho tratadas entre estados y deben adoptarse por unanimidad. Este modelo, cercano al principio de las organizaciones intergubernamentales clásicas, es defendido por la corriente euroescéptica. Según ellos, son los jefes de estado o de gobierno quienes tienen la legitimidad democrática para representar a los ciudadanos y son entonces las naciones quienes deben controlar las instituciones de la Unión. El segundo caso es el de la corriente eurófila, que estima que las instituciones deben representar directamente a los ciudadanos mediante un modelo de federalismo y elecciones directas. Para ellos, una Unión Europea federal resolvería muchos problemas relacionados con la soberanía, la legitimación democrática, la división de poderes comunitaria, el reparto de competencias, la fiscalidad y la aspiración a un modelo de bienestar común.
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Crisis financiera

Desde finales de 2009, el miedo a una crisis de deuda soberana comenzó a crecer entre los inversores como consecuencia del aumento de los niveles de deuda privada y pública en todo el mundo, al tiempo que se producía una ola de degradaciones en la calificación crediticia de la deuda gubernamental entre diferentes estados europeos. Las causas de la crisis eran diferentes según el país. En muchos de ellos, la deuda privada surgida como consecuencia de una burbuja en el precio de los activos inmobiliarios fue transferida hacia la deuda soberana, y ello como consecuencia del rescate público de los bancos quebrados y de las medidas de respuesta de los gobiernos a la debilidad económica post burbuja. La estructura de Eurozona como una unión monetaria (esto es, una unión cambiaria) sin unión fiscal (esto es, sin reglas fiscales ni sobre las pensiones) contribuyó a la crisis y tuvo un fuerte impacto sobre la capacidad de los líderes europeos para reaccionar. Los bancos europeos tienen en su propiedad cantidades considerables de deuda soberana, de modo que la preocupación sobre la solvencia de los sistemas bancarios europeos o sobre la solvencia de la deuda soberana se refuerzan negativamente.
Para responder a los problemas de fondo y a los desequilibrios económicos la mayor parte de los países de la UE acordaron adoptar el Pacto del Euro, consistente en una serie de reformas políticas dirigidas a mejorar la solidez fiscal y la competitividad de sus miembros. Este ha forzado a los países más pequeños a llevar a cabo más medidas de austeridad para reducir los déficit y los niveles de deuda nacionales. Este tipo de políticas no keynesianas han sido criticadas por numerosos economistas, los cuales demandaron una nueva estrategia de crecimiento basada en el aumento de la inversión pública, financiada por tasas que permitieran el crecimiento sobre la propiedad, la tierra y las instituciones financieras, en particular una nueva tasa sobre las transacciones financieras europea. Los líderes de la UE acordaron aumentar moderadamente los fondos del Banco Europeo de Inversiones para lanzar proyectos de infraestructura e incrementar los préstamos al sector privado. Además, se solicitó a las economías más débiles de la UE que restauraran la competitividad mediante la devaluación interna, esto es, reduciendo sus costes de producción. Se espera que estas medidas reduzcan los desequilibrios de cuenta corriente entre los miembros de la eurozona y progresivamente lleven al final de la crisis.

ANBIENTE

La Unión Europea cuenta con una de las legislaciones de medio ambiente más severas del mundo, la cual se introdujo después de estar varias décadas estudiando los principales problemas medioambientales existentes en la Unión. La UE cuenta con la Agencia Europea de Medio Ambiente, que tiene por misión facilitar a la UE y a los países miembros la toma de decisiones sobre la mejora del medio ambiente, y coordinar la Red europea de información y observación del medio ambiente.
Las actividades prioritarias en relación al medio ambiente se enfocan en la lucha contra el cambio climático, mantener la biodiversidad, reducir los problemas de salud derivados de la contaminación y el uso de los recursos naturales de manera más responsable. De esta forma, lo que se persigue con estas políticas es la protección del medio natural, de una manera que se contribuya al crecimiento económico, impulsando la innovación y la empresa. La Unión Europea ha puesto en marcha a través de un libro de medidas, un paquete ambicioso que marque su propio liderazgo en la preparación para un acuerdo mundial. En ese sentido, se ha convertido en la primera potencia mundial que adopta objetivos jurídicos vinculantes de tal alcance en materia de clima y energía. El primer compromiso que los países miembros han adquirido ha sido la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en un 10%.

Anuncios

2 comentarios - problemas principales de la union europea