El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La nueva fiebre del oro arrasa 1.300 km2 de selva en Sudamér

Anuncios

La nueva fiebre del oro arrasa 1.300 km2 de selva en Sudamérica

La mayor demanda del metal como refugio de los millonarios dispara la deforestación.
La nueva fiebre del oro arrasa 1.300 km2 de selva en Sudamér
Maquinaria pesada en una mina de oro junto al río Araza (Perú). / NORA ÁLVAREZ

La puertorriqueña Nora Álvarez rememora el día de julio de 2014 en el que cruzó Guacamayo, una de las mayores minas de oro ilegales del mundo, a lomos de una motocicleta. “Fue horrible. Donde antes había selva virgen, había un desierto de arena blanca”, recuerda. Fueron 15 kilómetros de peligrosa travesía por un paisaje apocalíptico de dunas incrustado en unos bosques centenarios, con árboles de hasta 30 metros de altura.

Guacamayo se encuentra en la región amazónica peruana Madre de Dios, apodada con sorna “Desmadre de Dios” por algunos de sus habitantes. Documentos del Gobierno peruano calculaban ya en 2010 que unos 12.000 mineros, la tercera parte ilegales y muchos de ellos violentos, buscaban oro en sus entrañas con la ayuda de bulldozers. Madre de Dios es uno de los epicentros de la nueva fiebre del oro mundial que se ha convertido en una “amenaza para los bosques tropicales”, según Álvarez, investigadora en ciencias ambientales de la Universidad de Puerto Rico.

La minería del oro ha arrasado 1.300 kilómetros cuadrados de selva desde el inicio de la crisis económica en 2007, acaba de calcular la científica puertorriqueña con imágenes de satélite. Es una superficie equivalente a más de dos veces la ciudad de Madrid. El estudio, publicado hoy en la revista Environmental Research Letters, ha detectado cuatro puntos calientes que concentran el 90% de la deforestación: los bosques húmedos guayaneses distribuidos por Surinam, Guyana, Guayana Francesa y Venezuela (41%), la selva amazónica suroccidental en Perú (28%), la región amazónica brasileña entre los ríos Tapajós y Xingú (11%) y los bosques húmedos del Magdalena-Urabá en Colombia (9%).

“Actualmente, la minería del oro es una de las principales causas de deforestación en algunos de los bosques tropicales más importantes de Sudamérica”, denuncia Álvarez. Su trabajo muestra que la destrucción se ha disparado desde el inicio de la crisis. Antes, entre 2001 y 2006, la deforestación por el oro afectó a solo 377 kilómetros cuadrados.

sudamerica
http://ep01.epimg.net/elpais/imagenes/2015/01/13/ciencia/1421180407_774672_1421181730_sumario_normal.jpg

La propia investigadora señala a los culpables de esta nueva fiebre del oro: la mayor venta de joyas, sobre todo en China e India, y la propia crisis económica, que ha hecho que los multimillonarios inviertan en el metal amarillo como valor refugio. Y esta mayor demanda de oro ha multiplicado su precio. En 2000, la onza de oro, unos 31 gramos, se pagaba a 250 dólares. En 2013, alcanzó los 1.300 dólares.

La multiplicación por cinco del precio del oro ha hecho que ahora sea rentable extraerlo incluso del subsuelo bajo las selvas vírgenes más remotas, expone Álvarez. “El departamento peruano de Madre de Dios, una de las zonas con mayor riqueza biológica de la Tierra, perdió 400 kilómetros cuadrados de bosques entre 1999 y 2012 debido a la minería del oro”, advierte su estudio. Allí, “una hectárea de selva puede albergar 300 especies de árboles”, afirma Álvarez.

Madre de Dios, con 575 especies de aves y bautizada “la capital de la biodiversidad del Perú” por las autoridades, ha dejado además de ser una zona remota, gracias a la llegada de la nueva Carretera Interoceánica, que conecta con Brasil. “La construcción de esta importante vía terminará con el aislamiento en que se encuentra la región Madre de Dios por tanto tiempo olvidada”, afirma el Ministerio de Transportes peruano.

oro
Un minero muestra oro extraído en Madre de Dios (Perú). / NORA ÁLVAREZ

Álvarez alerta de que un tercio de la deforestación por el oro en Sudamérica se ha producido a menos de 10 kilómetros de zonas estrictamente protegidas —como los parques nacionales Rio Novo (Brasil) y Bahuaja Sonene (Perú)—, envenenándolas con el mercurio que se emplea para extraer el oro de la roca. Esta contaminación también afecta la salud de la población. En Madre de Dios, un estudio de la investigadora Katy Ashe, de la Universidad de Stanford (EEUU), detectó en 2012 elevados niveles de mercurio en personas que vivían a cientos de kilómetros de las minas.

“No quisiera dar la impresión de que estoy demonizando a los mineros. Muchos mineros independientes que he conocido, artesanales o de pequeña escala, están dispuestos a llevar a cabo una minería responsable con el ambiente y la sociedad”, subraya la ambientóloga puertorriqueña, que firma su estudio con su colega Mitchell Aide.

Además, Álvarez recuerda que, pese a sus altos costes medioambientales, la minería del oro es importante para las economías de algunos países de Sudamérica. En Colombia, el sector genera 140.000 puestos de trabajo, según el Centro de Estudios y Documentación Latinoamericanos, con sede en Amsterdam (Países Bajos). En Surinam, 60.000 personas viven del oro.

“Para reducir la deforestación que se está produciendo con el fin de extraer oro en bosques tropicales, es importante que los consumidores sean conscientes de los impactos ambientales y sociales de comprar joyas de oro o invertir en oro”, sentencia Álvarez.

deforestacion

amazonas
Que la fuerza te acompañe

Anuncios

Comentarios Destacados

@L1nce +5
Soy científico, es muy buen conductor eléctrico y brilla mucho, pero no hay que destrozar las selvas para encontrarlo, hay mucho en las reservas de los bancos de distintos paises.
@mattni +2
bueno maestro entonces hay que ir a las reservas de los bancos a deforestarlas
@L1nce
@mattni vamos pero nos van a meter presos

5 comentarios - La nueva fiebre del oro arrasa 1.300 km2 de selva en Sudamér

@L1nce +5
Soy científico, es muy buen conductor eléctrico y brilla mucho, pero no hay que destrozar las selvas para encontrarlo, hay mucho en las reservas de los bancos de distintos paises.
@mattni +2
bueno maestro entonces hay que ir a las reservas de los bancos a deforestarlas
@L1nce
@mattni vamos pero nos van a meter presos
@GerardoADeprati
volvera a crecer
@paracetamol200mg
asi es amigo despues de 5 años la vegetacion empiesa a crecer nuevamente
@DarkDax -2
La verdad no vuelve a crecer... Me gustaría explicartelo, pero es algo complejo y largo, pero te invito a investigar.
PD: Da asco ser peruano.
@Mmedinaroa
Con la minería se jode todo el terreno, se acidifica el suelo, se contamina con metales pesados, disminuye la fertilidad del suelo, etc, difícilmente va a volver a crecer algo...
@diego_0790
habrá que hacer mierda la selva
@Lord_Nanoo +1
Empresas extrangeras destruyendo las selvas sudamericanas

Este es el capitalismo corrupto que odio