Palíndromos, bifrontismo y bifrontismo poético

Palíndromos, bifrontismo y bifrontismo poético



frases

palíndromo

buenas


Un palíndromo es una frase que se lee igual de izquierda a derecha que de derecha a izquierda. Son varios los estudiosos que se han preocupado de recoger, y a veces de elaborar, multitud de palíndromos. Algunos de los que salpican la lengua castellana son los que destacamos a continuación:

palíndromosA la manía, cocaína mala.

poéticoSé brutal, o no la turbes.

bifrontismoAna lava lana.

Palíndromos, bifrontismo y bifrontismo poéticoA ti no, bonita.

frasesAmó la paloma.

buenasSaca tú butacas.

palíndromosAsí Ramona va, no Marisa.

poéticoOirás orar a Rosario.

bifrontismoNo traces en ese cartón.

Palíndromos, bifrontismo y bifrontismo poéticoAtar al raedor y rodear la rata.

frasesA mamá Roma le aviva el amor a papá, y a papá Roma le aviva el amor a mamá.



buenas

bifrontismo

palíndromos


El bifrontismo consiste en la comparación entre significados al darle la vuelta a una palabra o a una frase. Entre las palabras nos encontramos con: arroz/zorra, adula/aluda, aires/sería, amina/ánima, asir/risa, ateas/saeta, azar/raza, dual/laúd, lavo/oval, oídos/sodio, Omar/Roma, oír/río. O las silábicas (se cambia el orden de las sílabas) ánima/manía, caros/rosca, doler/lerdo, llanta/tallan, jalón/lonja, recato/tocaré. En las frases brifontes la dificultad de construcción es mucho mayor; un ejemplo lo tenemos en: La sed animal/la mina de sal.

Un ejemplo de bifrontismo poético (composición que al leerla en uno u otro sentido no cambia su significado) es el siguiente:



Inténtelo quien lo intente.

Hasta que el golpe esté dado

De lo que se haya tratado

Nada se sabrá, es patente.

En esta ocasión presente

Mucho se ve disponer;

Penetrar lo que ha de ser

En lo posible no cabe.

Quien más calla, éste lo sabe: Todos hablan sin saber.


Hay composiciones que invierten su significado al ser leídas del final al principio:

Te adoro con frenesí.

Y di que miento si digo:

Solamente soy tu amigo

Cual lo eres tú para mí.

No quiero chanzas aquí

Con mi ternura y afán;

El temor del qué dirán

No pone valla a mi amor

Si dicen que con ardor

Mintiendo mis labios van.


poético

1 comentario - Palíndromos, bifrontismo y bifrontismo poético