El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Ensayo para Filosofia.

Anuncios

Antropología


La antropología es una ciencia que se dedica al estudio del ser humano de forma holística. La antropología es una ciencia integradora que estudia al hombre en el marco de la sociedad y la cultura a las que pertenece, combinando enfoques de las ciencias naturales, sociales y humanas. En otras palabras, esta ciencia estudia el origen y el desarrollo de la variabilidad humana y de los modos de comportamiento sociales a través del tiempo y del espacio.
La antropología tiene varias ramas las cuales son: Cultural, política, económica, filosófica, biológica, social.

• Antropología Física o Biológica: el sentido es el principal objeto de estudio, que son el conjunto de transformaciones del hombre, la evolución que tuvo desde los comienzos hasta hoy en día.
• Antropología cultural y social: trata de la sociedad humana en su totalidad, trata sus aspectos: habitad geográfico y modo de subsistencia, la organización social (parentesco) (régimen político), religiones y creencias.
• Antropología y lenguaje: las relaciones entre la antropología cultural y el ámbito del lenguaje son particularmente complejas.
• Antropología política: describe la manera específica las relaciones de poder dentro de la sociedad.
• Antropología filosófica: esta asume como tema especifico de su discurso la cuestión de que es el hombre. Kant un percusor de este discurso filosófico en la medida en que este considera que cuestiones tales como el origen del conocimiento, las condiciones de la decisión moral o el sentido de la historia pueden ser reducidas a la pregunta por la naturaleza humana Quizá una de las cuestiones más transcendentales en la vida humana sea explicar el origen del hombre y su condición de persona en el mundo. Y como tal, por importante que es para la existencia del mismo, resulte demasiado compleja de explicar con simples palabras.
Por eso es fundamental tener en cuenta que a lo largo de toda la historia de la Humanidad, el hombre siempre se ha preguntado acerca de su esencia, de su misión en la tierra y consecuentemente, han surgido respuestas diversas sobre estos temas.
Para introducirnos en el contenido, es conveniente preguntarnos cómo realmente nos concebimos nosotros mismos como sujetos en la esfera global. ¿Si somos simplemente animales racionales o tenemos una esencia que nos hace distintos de los demás seres vivos? Y si es verdad que tenemos otra esencia, ¿a qué se debe nuestro presunto liderazgo en el mundo por sobre el resto de la naturaleza?
Se puede decir en primer término que la referencia al alma permitió distinguir al hombre y a los animales del resto de las especies, considerando que los filósofos de la antigüedad consideraban que los animales también tienen alma.
Sócrates pensaba que el ser humano era un compuesto entre cuerpo y alma. El alma permitía desarrollar nuestro comportamiento y distinguir el bien del mal. Sólo se alcanzaría la felicidad en base a la práctica de la virtud (“término medio entre dos extremos viciosos” según Aristóteles), de manera que una persona ignorante estaba condenada a ser desgraciada. En este punto es importante detenernos y analizar el hecho de que Sócrates equipara a la felicidad con la sabiduría, porque considera que una persona sabia es capaz de obrar correctamente, de imponerse al mal, y por lo tanto, de alcanzar el goce perfecto. Sin embargo, a mi entender, el alma del ser humano (que Aristóteles la definiría como “determinada realización y comprensión de aquello que posee la posibilidad de ser realizado”), no solo tiene la función de distinguir el bien del mal, sino que también alberga sentimientos que a veces son difíciles de determinar si son buenos o malos. El ser humano es un ser pensante que en su condición de persona desarrolla una infinidad de procesos, no sólo externos, sino también mentales, que lo coartan o no en su accionar cotidiano.
Otra característica que a lo largo de la historia permitió diferenciar al hombre, ya incluso de los animales además de cualquier otra especie, es su capacidad de raciocinio. Aristóteles define al hombre como “animal racional”. Entonces, podemos decir que lo único en lo que variaría el ser humano del resto de los seres vivos (excluyendo las plantas), es la facultad de pensamiento que posee y de la que carecen las otras especies. Aquí echamos por tierra la posibilidad de que los animales razonen, de que tengan la facultad de análisis, y así llegamos a reflejar al ser humano, como el único capaz de llevar a cabo sus actos, en base a su razonamiento.

Aristóteles distinguirá en su tratado "De Anima" tres tipos de alma: la vegetativa, la sensitiva y la racional. El alma vegetativa ejerce las funciones de asimilación y de reproducción y es el tipo de alma propio de las plantas; asume , por lo tanto, las funciones propias del mantenimiento de la vida, en lo que podríamos considerar su escala más baja, ya que son ajenas a ella todas las funciones sensitivas así como el control del movimiento local. Dado que estas funciones vitales son comunes a todos los seres vivos todos han de poseer un tipo de alma capaz de realizarlas.

El segundo tipo de alma, superior al alma vegetativa, es el alma sensitiva, el alma propia de los animales. No sólo está capacitada para ejercer las funciones vegetativas o nutritivas, sino que controla la percepción sensible, el deseo y el movimiento local, lo que permite a los animales disponer de todas las sensaciones necesarias para garantizar su supervivencia, tales como las derivadas del gusto y el tacto; ello permite también a los animales disponer de imaginación y memoria dos facultades que, para Aristóteles, derivan directamente de la capacidad sensitiva de los animales

El tercer tipo de alma, superior a las dos anteriores, es el alma racional. Además de las funciones propias de las almas inferiores, la vegetativa y la sensitiva, el alma racional está capacitada para ejercer funciones intelectivas. Es el tipo de alma propia del hombre. Siendo el alma la forma del hombre no puede existir más que un alma que ha de realizar tanto las funciones "irracionales" de la nutrición y la sensación, como las funciones racionales, intelectivas, la capacidad de razonar. Las funciones "irracionales" son las señaladas anteriormente para los otros tipos de alma. Las funciones racionales o intelectivas son el conocimiento de la verdad en sí misma (la capacidad del conocimiento científico), y el conocimiento de la verdad con fines prácticos (la capacidad deliberativa). Para Aristóteles, pues, el alma es no sólo principio vital, sino, al igual que para Platón, principio de conocimiento. De hecho, Aristóteles definirá el hombre como animal racional, atendiendo precisamente al tipo de alma que le es propia; aunque en la Política lo defina, atendiendo también a las características de su naturaleza, como animal social o "político"

Se ha discutido si Aristóteles aceptaba algún tipo de inmortalidad del alma racional. Parece claro que no respecto a las funciones vegetativa y sensitiva, que no tienen sentido separadas del cuerpo; también así lo parece respecto a la parte intelectiva, en cuanto se mantiene en el De Anima la concepción de la sustancia y, por consiguiente, la imposibilidad de la existencia separada de las formas, que constituye el núcleo de la crítica a la teoría de las Ideas de Platón. La cuestión, sin embargo, se oscurece al hablar de la parte activa del entendimiento, a la que se refiere en el De Anima como siendo inmortal. ¿Cómo cabe entender esta afirmación en relación con su teoría de la sustancia, que hace imposible una interpretación dualista de su antropología? ¿Es una simple metáfora en relación con la "inmortalidad" de la actividad intelectual? El tema será discutido por los averroístas latinos, entre otros, quienes considerarán que Aristóteles se refiere a un entendimiento en acto puro que se identificaría con Dios, pero no al entendimiento individual, que sería mortal.

Lenguaje


Se llama lenguaje a cualquier tipo de código semiótico estructurado, para el que existe un contexto de uso y ciertos principios combinatorios formales. Existen contextos tanto naturales como artificiales.

Tipos de Lenguaje:
◘ El lenguaje humano se basa en la capacidad de los seres humanos para comunicarse por medio de signos. Principalmente lo hacemos utilizando el signo lingüístico. Aún así, hay diversos tipos de lenguaje. El lenguaje humano puede estudiarse en cuanto a su desarrollo desde dos puntos de vista complementarios: la ontogenia, que remite al proceso de adquisición del lenguaje por el ser humano, y la filogenia.
◘ El lenguaje animal se basa en el uso de señales sonoras, visuales, y olfativas, a modo de signos, para señalar a un referente o un significado diferente de dichas señales. Dentro del lenguaje animal están los gritos de alarma, el lenguaje de las abejas, etc.
◘ Los lenguajes formales son construcciones artificiales humanas, que se usan en matemática y otras disciplinas formales, incluyendo lenguajes de programación. Estas construcciones tienen estructuras internas que comparten con el lenguaje humano natural, por lo que pueden ser en parte analizados con los mismos conceptos que éste.
◘ El lenguaje ordinario es el que primero aprendemos y habitualmente utilizamos para comunicarnos. También se llama lenguaje común o lenguaje corriente. Debido a su vaguedad, ambigüedad y capacidad de generar paradojas, resulta insuficiente como medio de expresión para las ciencias. Éstas necesitan la construcción de lenguajes artificiales (como, por ejemplo, el lenguaje formalizado de la lógica preposicional) en cuanto instrumentos especializados que permiten emplear expresiones lingüísticas mucho más precisas y exactas.
◘ El lenguaje científico es más difícil expresarlo por escrito que en forma verbal. Una cosa es concebir con claridad un pensamiento y otra es expresarlo con idéntica precisión. En el primer caso las ideas acuden a la vez a la mente, la expresamos y se esfuman, en el segundo caso se deben exponer sucesivamente con exactitud, coherencia, claridad y además de la forma más precisa posible y no existen métodos específicos que con sólo aplicarlos resuelvan nuestras dudas, y pasado un tiempo se puede negar lo hablado (si no fue grabado) pero no lo escrito. Se ha dicho que al no poderse enseñar un buen estilo, el diccionario constituye el instrumento de la buena escritura.

Lógica


Definición
El juicio es un pensamiento en el que se afirma o se niega algo de algo.
Según Aristóteles, el juicio es el "pensamiento compuesto de más de una idea, pero dotado, a la vez, de una unidad especial que se logra por medio de la cópula".

ELEMENTOS DEL JUICIO
1. Sujeto: es el concepto del objeto del juicio, es decir, es el concepto de quien se predica o se dice algo.
2. Predicado: es el concepto que se aplica al sujeto, es decir, es lo que se afirma o niega acerca del sujeto.
3. Cópula: aquello que establece que lo pensado en el predicado es propio o no es propio del objeto del juicio.
Ejemplo:
• Juicio: El hombre es racional.
• Sujeto: "El hombre"
• Predicado: "racional"
• Cópula: "es", establece que el contenido pensado en el predicado es propio del objeto del juicio, establece que al hombre le es propio el carácter de racional.

CLASIFICACIÓN DE LOS JUICIOS
1. Por la Cantidad

a) Universales : Son aquellos que se refieren a todos los individuos de la especie.
Ejemplo: Todos los hombres son racionales.
b) Particulares : Son aquellos que se refieren a varios objetos sin llegar a la totalidad, es decir, que se refieren tan solo a una parte del todo.
Ejemplo: Algunos hombres son leales.
c) Singulares : Son aquellos que hacen referencia a un solo individuo de la especie.
Ejemplo: Juan es leal.

2. Por la Calidad

a) Afirmativos : Son aquellos juicios que expresan la compatibilidad entre el sujeto y el predicado. Se realiza el predicado en el sujeto.
Ejemplo: Los hombres son racionales.
b) Negativos : Son aquellos que expresan la incompatibilidad entre el sujeto y el predicado. Dan como resultado que en la relación sujeto – predicado los separa entre sí.
Ejemplo: Los animales no son piedras. (Quedan separados, negados)

3. Por la Relación

a) Categóricos :Son aquellos en los que la relación sujeto – predicado se nos ofrece sin condiciones. Son juicios no sujetos a otra condición.
Ejemplo: Los minerales son seres inertes. (No lo condicionamos a nada)
b) Hipotéticos : Son aquellos en los que la relación sujeto – predicado se establece condicionalmente. Se hace un enunciado cuya veracidad depende siempre de una condición.
Ejemplo: Si llueve, la cosecha será buena.
c) Disyuntivos : Son aquellos en los que se afirma alternativa o exclusivamente uno u otro predicado, o varios predicados.
Ejemplo: Juan es estudiante o profesor.

4. Por la Modalidad

a) Problemáticos : Son aquellos que expresan una opinión no demostrada por lo que hay posibilidad que esa opinión sea verdadera o falsa.
Ejemplo: Es posible que Juan sea locutor.
b) Asertóricos : Son aquellos que expresan una verdad de hecho. El predicado se relaciona con el sujeto de una manera real.
Ejemplo: Juan es locutor.
c) Apodícticos : Aquellos que expresan una necesidad, es el juicio lógicamente necesario, no admiten contradicción.
Ejemplo: Los hombres son seres racionales.

FORMAS TÍPICAS DEL JUICIO CATEGÓRICO

Al combinar la cantidad y la cualidad, tenemos cuatro formas típicas del juicio categórico.
- Universal afirmativo: se lo representa con la letra A. Ejemplo: Todos los hombres son mortales.
- Universal negativo: se lo representa con la letra E. Ejemplo: Ningún animal es mineral.
- Particular afirmativo: se lo representa con la letra I. Ejemplo: Algunos hombres son genios.
- Particular negativo: se lo representa con la letra O. Ejemplo: Algunos hombres no son sensatos.





"Agradecer no cuesta nada"



By: Gaab19

Anuncios

5 comentarios - Ensayo para Filosofia.

@joeler
no tengo ganas de leer a estas horas pero este tipo de aportes se agradecen, buen post quiza podrias ponerle algo de colo y algunas imagenes
@GCJimenez +1
Muuuuuuuuuy interesante. Saludos +10
@Diegouuw +1
Buen aporte Ensayo para Filosofia. Muchas gracias por compartir ! Lo agrego a FAVORITOS .