El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Las Mafias Organizadas en el Futbol

Anuncios

A proposito del descenso de River Plate a la Primera B de Argentina, este acontecimiento dejo al descubierto una serie de desfalcos a la institución millonaria, para muestra, les dejamos la historia del calificado como gran responsable de la debacle de este gigante sudamericano:

José María Aguilar, que asumió la presidencia de River el año 2001 (paradójicamente en el cumpleaños número 100), tomando un club que en los 90 lo ganó prácticamente todo: 6 títulos locales (un tricampeonato local), Copa Libertadores 1996 y la Supercopa Sudamericana 1997.


Los errores de Aguilar son muchísimos, tanto en lo deportivo como en lo institucional. En su primer mandato obtuvo tres campeonatos locales, Ramón Díaz el 2002, Manuel Pellegrini el 2003 y Leo Astrada el 2004. En este período decidió sacar del club a Ramón Díaz, el técnico más exitoso en la historia del club “por no cumplir el perfil de River” (?).

El hincha millonario, que miraba con envidia a un Boca ganador en todo lo que jugaba internacionalmente, exigía un título continental. Pellegrini jugó la final de la Copa Sudamericana ante el modesto Cienciano del Perú y cayó en la final. Pellegrini en medio de las criticas y ante su salida vaticinó, tal Nostradamus: “Los hinchas de River tendrán que acostumbrarse a perder”.

En un lluvioso sábado de Diciembre del 2005 Aguilar convocó a elecciones, el día elegido no fue al azar dado que al no jugar River llegaron muy pocos socios simples y Aguilar ganó con comodidad. Comenzaron a denunciarse promesas inconclusas: Museo del club, remodelación de las instalaciones de inferiores, alambrado perimetral del estadio, techumbres de tribunas y estacionamientos, la pantalla a color para el Estadio.

Posteriormente se denunciaron 2 situaciones muy graves como el Caso Hardoy primero, en la cual el empresario Ricardo Martín Hardoy invirtió 3 millones de dólares a cambio de porcentajes (entre el 15 y 30%) de los pases de 16 jugadores de River: Oscar Ahumada, Gonzalo Higuaín, Augusto Fernández, René Lima, Gonzalo Aban, José San Román, Ricardo Villalba, Lucas Sánchez, Nicolás Ruiz, Emmanuel Gamarra, Juan Pablo Carrizo y Diego Buonanotte. Esta “super movida” fue autorizada por Aguilar.

River no tenía fondos e intentaba comprar a Fernando Belluschi y nuevamente el empresario Hardoy desinteresadamente (?) ofertó otros 3 millones, ahora de Euros, por el 50% del pase de Belluschi y el 20% del tecla Farías.

El empresario resultó ser un cuentero de tomo y lomo, no tenía solvencia económica y estaba siendo procesado por quiebra fraudulenta. Aguilar, al saber esto, oculto todo recurriendo a camuflar falseando documentación y quitándole la hache a apellido del empresario, quedando como Ardoy.

Quien acercó a Hardoy a River fue nada más y nada menos que el técnico de River en ese entonces, el kaiser Daniel Alberto Pasarella, que tenía intereses en la operación de jugadores. Un manotazo al patrimonio del club.

El segundo escándalo de la era Aguilar se le llamó el Caso Locarno. La dirigencia de River descubrió que los amigotes nacionales de Pasarella tenían papeles manchados, tuvieron que buscar en el exterior contactos para hacer negocios que pudieran salvar el alicaído patrimonio del club. Inexplicablemente vuelven a confiar en Pasarella que les da el dato de contactos internacionales que conoció en su nefasto paso dirigiendo el Corinthians barasileño.

Ahí aparece el club suizoLocarno de la segunda división de ese país, que tiene 800 hinchas y un paupérrimo pasar económico. Este club (?) es simplemente un chivo expiratorio para que toda una mafia de empresarios internacionales hagan negocios, dañando el patrimonio de clubes, mientras ellos aseguran sus ganancias.

River le transfirió al Locarno a Gonzalo “pipita” Higuaín, antes de pasar al Madrid. Mientras el Locarno no terminaba de pagar el pase, el club suizo lo vende al cuadro merengue y en la transferencia se llevaron 7 millones de dólares, sin moverse de su escritorio. El Locarno tiene además “inversiones” en Rubens, Musacchio y Augusto Fernández.

¿Que dice Aguilar de todo esto? Se niega y esconde. Sabe que su tiempo al mando se acaba y que se viene una larga investigación por parte de la justicia. La debacle deportiva de River no es casualidad y un club bien administrado no puede regalar su patrimonio en algo que a River siempre lo hizo distinto, su cantera de jugadores. Según un fallo de la sala “B” de la Cámara de Apelaciones en lo penal económico, José María Aguilar se encuentra procesado por el delito de “Apropiación Indebida de Tributos”

Que nos deja estos hechos? Los hichas de Colo Colo, La U, la Catolica y otros clubes nacionales a partir de ahora deben estar muy en alerta ante las informaciones de transferencias y pases de jugadores, como ya se indico en el articulo, estas organizaciones se esconden en clubes europeos de segunda categoría, con muy pocos socios e hinchas, los que sirven de fachada a asociaciones ilicitas conformadas por empresarios y representantes de jugadores que ganan mucho dinero a costa del patrimonio de los clubes, no dejemos que el futbol chileno sea paraiso de estos verdaderos "gangsters" del futbol.





Comenten

Anuncios

Fuentes de Información - Las Mafias Organizadas en el Futbol

¿Te gustó lo que viste?

Inscríbete en el newsletter de Taringa! para recibir más artículos como este.

¡Gracias por suscribirte al newsletter!

Periódicamente recibirás en tu correo más artículos de Taringa!

1 comentario - Las Mafias Organizadas en el Futbol

@Redfiire
Pon en minúsculas el titulo ó te lo van a borrar