El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Club El Porvenir, mi amor incondiconal (2da Parte)

Bueno... acá continuo con la 2da parte del post dedicado para mi amor eterno EL PORVE...


EL DESCENSO A SEGUNDA

El año 1961 traería un nuevo descenso de categoría, con solo 8 triunfos, 8 empates y 18 derrotas el sistema de promedios condenó a nuestro equipo y a Defensores de Belgrano a jugar en 1962 en la Segunda de Ascenso, hoy llamada Primera C. El triunfo por 4 a 2 ante Morón en la fecha 13 tras ganarle 4 a 1 a Almagro en la 12, fueron la excepción de una campaña con mas reveses que victorias. Las flojas campañas de 1962 y 1963, parecían demostrar que el regreso a la mayor categoría del ascenso sería mas ardua de lo esperada ya que los pobres resultados obtenidos no dejaron escalar mas allá de la mitad de la tabla en ambas temporadas. Dos resultados abultados, ambos por 7 a 2 a Alem y a Tiro Federal en el ´62 y el primer cruce en 1963 ante Arsenal de Sarandí que luego se convertiría en uno de los clásicos futbolísticos de nuestro primer equipo fueron los hechos mas sobresalientes a nivel deportivo. Pero como tantas veces ocurrió en nuestro fútbol lo sucesido en las canchas no se correspondió en los escritorios y esta vez, El Porvenir, tantas veces perjudicado fue premiado al terminar la temporada con una reestructuración que intentó reacomodar a los equipos de mayor poderío colocándolos nuevamente en Primera B. Así se vieron beneficiados junto a nosotros mas allá de sus campañas en la "C", All Boys, Almagro, Colón, Talleres, Excursionistas, Defensores de Belgrano y Argentino de Quilmes.

El regreso a la Primera B no se realizó con una campaña destacada ya que el ascesno a "dedo" no se correspondía con un plantel de jerarquía dentro de la cancha y las campañas siguieron siendo pobres lo que terminaría desembocando en un previsible nuevo descenso en 1967 ya que El Porvenir parecía no terminar de amoldarse a su tradicional categoría. Hasta ese año solo fueron apareciendo algunos nombres que supieron destacarse en El Porvenir como Héctor Pericullo; Osvaldo Tornessi; Jorge Luis López; Norberto Arguissain; Miguel Abad que integrara el juvenil argentino junto a los recordados Eduardo Manera y Juan Etchecopar entre otros;

1965 tuvo un comienzo deportivo desastroso, jugados 16 partidos solo se había cosechado un triunfo. Finalmente fueron 10 los halagos sobre un total de 44 partidos jugados, entre ellos, un recordado encuentro ante Quilmes, donde el guardavalla del Pove, Antonio Sanginetto, contuvo 2 penales en los ultimos 15´ del encuentro desatando una batalla campal entre el público cervecero y gente local, que terminó con varios policías heridos y el encuentro suspendido por varios minutos. Este empate sin goles impedía a los de Quilmes acercarse al lote de los punteros y en especial al único líder Colón de Santa Fe mientras que le abría las puertas al exterior al guardavalla "albinegro" ya que entre otros querían contratarlos del Guaraní paraguayo y del Oporto Portugués. Dirigían por aquel entonces a nuestro primer equipo Enrique Guerrero como técnico secundado por Virginillo en la preparación física.

En lo institucional seguían las obras con la inauguración del parque infantil "Luis Canapale" con la presencia de los alumnos de la escuela 15 de Lanús, autoridades comunales, miembros de la policía y representantes de entidades locales. Sin embargo la cruel realidad de un club hecho a pulmón era la de acumular deudas y El Porvenir estaba hecho a pulmón. El presidente Domingo Alfredo CURIA se sinceraba en un reportaje otorgado al diario "EL SOL" de Quilmes el día 22 de marzo de 1966 "sobre una deuda de $ 2.900.000 habiendo en caja solamente $ 1.100. La venta de Radio a Nueva Chicago en $ 1.500.000 de los cuales se recibía 500.000 al contado permitía al club descontar 1.300.000".

Pese a la angustiante situación económica, el club seguía creyendo en el futuro y un integrante de la Comisión denominado Melita anunciaba días mas tarde a la prestigiosa Revista "EL CAMPEON" sobre el inicio de la construcción de un nuevo estadio que se situaría en los terrenos de General Rodríguez y Pavón, en el barrio de Gerli, lindero al Ferro Carril.

El Porvenir traería algunos refuerzos entre los que se contaban el arquero Righini, de Talleres, el zaguero Beatríz de Argentino de Quilmes, y los delanteros Ruíz Moreno de Los Andes, Bequi ex Independiente y José Florindo del Nancy de Francia; lo que no evitaría registrar el peor inicio de temporada de la historia de la institución con siete derrotas consecutivas y ningún triunfo de visitante en las 21 presentaciones del torneo. Un hecho destacado fue la implementación de la casaca roja en la 2º fecha de las revanchas, para lo cual se debió pedir permiso a Argentinos Juniors, tras utilizarla en las siguientes tres fechas, quedó definitivamente como casaca alternativa. El campeonato se cerró visitando a Dock Sud con un empate en un gol alineando a Castro; Serussi y De María; Abad, Piñayro y Luchessi; Moral, Florindo, Cassi, Meyer y Bequi. La temporada arrancó con Eduardo Ricagni como DT, siendo reemplazado por Juan Hipólito Martínez y finalmente asumiendo la dirección técnica José Reynaldo Abbastante desde la 15º fecha, quien como primer problema encontró una amenaza de huelga de los jugadores por falta de pago, amenaza que no llegó a concretarse.

Esta debacle económica y futbolística se acentuaría en la temporada de 1967. Los problemas económicos comunes a lo largo de esta década llegaron en este año a desencadenar asumir varios encuentros con huelga de jugadores, intentos de embargo de recaudación, como así también la renuncia de toda la Sub Comisión de Fútbol a fechas de concluir el torneo Clasificación. Todo estó no podía tener otro resultado que un nuevo y anunciado descenso a la Primera C con algunos resultados que lo dicen todo: El Porvenir 0 - Nueva Chicago 10. Esto debido a que se terminó el torneo con elementos de cuarta división ante el pandemonium que se vivía en la parte futbolística, donde incluso el presidente Curia asumió todo el compromiso futbolístico queriendo incluso salir de técnico en alguna oportunidad, idea rechazada por el plantel. Solamente dejó este año la aparición de dos nombres que serían trascendentes en la historia del Club, el técnico José Morales, que reemplazara en ese cargo a Guibaudo y un volante que se destacaría en otro rol que como jugador, Enrique Merelas. Por el lado institucional El Porve aumenta su compromiso social inaugurando un jardín de infantes habilitando para tal fin un salón de 420 metros cuadrados, apoyado por la Municipalidad de Avellaneda y cuando no, la desinteresada ayuda de los socios y comerciantes de la zona.


SE HABÍA TOCADO FONDO

. . . y la idea era recuperar el prestigio y el lugar perdido. El primer cambio se da en las autoridades, con la presidencia del Sr. David Sabatini y el Sr. Vicente Ragonese como vice presidente. Luego se realizaron una cantidad importante de refuerzos ya que el equipo había quedado desmantelado. En cuanto a los institucional, el 2 de junio de 1968, tuvo lugar la Asamblea Extraordinaria, con motivo del juicio por la sede social de Av. Galicia 648, Villa Porvenir, donde se logra la autorización de los socios para cerrar la misma según informaba a un medio de la época el presidente del Departamento de Prensa Sr. Gildo Ghersinich. Como contrapartida, avanza la construcción del nuevo estadio con el levantamiento de una tribuna de cemento.

En lo estrictamente futbolístico, el equipo dirigido por José Morales, secundado en la preparación física por Juan Ongaratto; clasifica entre los primeros de la zona "B", lo que le da derecho a jugar la Reclasificación y tratar de acceder a un Petit Torneo con los peores equipos de la Primera "B". En esta etapa, integra nuevamente la zona B junto a Comunicaciones, Fénix, Cambaceres, Arsenal de Lavallol, Talleres, Barracas Central, Brown de Adrogué y el Deportivo Riestra. El segundo puesto detrás de Comunicaciones le permite jugar el Reclasificatorio junto a San Telmo, Almirante Brown; Dock Sud, Villa Dálmine; Italiano; J. J. Urquiza, Sarmiento de Junín, Colegiales y Fénix. El Porve termina primero con 9 triunfos, 5 empates y solo 4 derrotas ascendiendo rápidamente de categoría y cerrando el año con un triunfo por 2 a 1 sobre Italiano en cancha de Ferro donde el "ACIA" hacía de local. La Comisión de Finanzas del Club, a través del aporte de numerosos socios y fondos propios, logra reunir como premio $ 50.000 para cada jugador como se le había prometido al plantel en caso de adjudicarse la etapa final del certamen. Algunos nombres de aquella campaña exitosa fueron los de los guardavallas Castro y Durich; los defensores Ovidio Serussi; Rubén González; Salvador de Pascua; Miguel Angel Abad; los volantes Humberto Cusmano; Alberto Di Paula; Enrique Merelas; y los delanteros Miguel Candal; Jorge Ramundo; Leonardo Fernández; Miguel González; Hugo Lizarraga; Norberto Mansilla y Carlos Valdés entre otros.

Pero el rápido retorno tendría su cara opuesta al siguiente año cuando se produciría un nuevo descenso cerrando una década inestable futbolísticamente para nuestra institución y con altibajos en lo social, con avances en el nuevo estadio pero los siempre presentes problemas económicos que no permitían afianzar un equipo de primera línea. Y así la década del ´70 nos sorprende nuevamnete en la tercera categoría del fútbol argentino. A fines del año 1968 El Porvenir dejaba una parte de su historia atrás desprendiéndose de su recordada cancha de Santiago del Estero y Veracruz en Lanús Oeste teniéndo que hacer de local durante 1969 en Talleres de Escalada. El Sr. David Sabatini continuaba como Presidente secundado en la Vice Presidencia por el Sr. Ricardo Benavent. El técnico encargado de reemplazar a Morales en 1969 fue Mario Ottolograno, pero la sucesiva cadena de derrotas fue haciendo alternar en el cargo a Juan Ongaratto, Ricardo Da Silva, Leonel Radaelli y finalmente a Miguel A. Bove.

Los medios ya hablaban del nuevo estadio "ENRIQUE DE ROBERTS" , ya que ese sería el nombre en homenaje al "alma-mater" del Club en los albores del siglo, como una manera de recordar para siempre al "Francés" como se lo conocía cariñosamente en vida.

Los primeros años de la década encontraban a un Club afiliado a la Asociación del Fútbol Argentino, a la Federación Argentina de Bochas, a la Federación Atlética Argentina; a la Federación Argentina de Box y a la Asociación de Basquet Ball. Contaba internamente con diversas Sub Comisiones a saber: Fútbol Profesional; Fútbol Amateur; Obras; Prensa y Propaganda; Bochas; Fiestas y la de Natación, con marcado éxito esta última al haberse habilitado una pileta de natación en la sede social la cual poseía agua salada natural gracias al gran aporte de los señores Miguel Cristini y Rodolfo Ragonese. 600 comensales le dieron marco a una gran cena con motivo de la finalización de la primera tribuna de hormigón del estadio. Las entradas para dicho agasajo se agotaron en menos de una semana sorteandose entre los presentes un automóvil 0 Km. marca Dodge, costumbre que se repetiría meses mas tarde con un flamante Chevy 0 Km.


LOS CIMIENTOS PARA EL RETORNO SE AFIRMABAN PERO...

1970 tendría en la Presidencia a José Victorio Vignoni, secundado por los señores Alberto Schenoney Juan Carrubba como Vice Presidentes 1º y 2º respectivamente. Un hecho por demás trascendente se da en este primer año de la década ya que El Porvenir comienza a escribir su historia de milagros que lo harían una y otra vez escaparle al fantasma del descenso. Gracias a que la AFA le da curso a la protesta del Porve, en el pártido perdido ante Barracas Central, estos junto a Cambaceres y Palermo pierden la categoría descendiendo a Primera D, lo que hubiera sido el escalón mas bajo en la historia de nuestro equipo. La mala inclusión de los albirrojos del delantero Sánchez que estaba suspendido, modifican las posiciones finales que debían tener a Barracas con 9 puntos y a El Porvenir con 8.

Club El Porvenir, mi amor incondiconal (2da Parte)

Ya sin tantos sufrimientos, los próximos torneos tendrían a un Porvenir deambulando por la mitad de la tabal hasta arribar a un año clave 1975, que significaría el despegue definitvo de nuestro equipo y el despedirse la de la Primera C para siempre. Algunos hechos sucedidos en estos años de reacomodamiento en la Primera C, dignos de destacar fueron la nueva CD que se formó en octubre de 1972 contando entre sus integrantes a Gildo Ghersinich como Presidente; Santiago Censori como Vice 1º; Enrique Accinelli como Vice 2º; al Secretario Roque Lopardo y al Tesorero Horacio Navarro. La premisa de esta comisión era la de retornar a la Primera "B" basando la campaña en la conformación de un equipo joven y fuerte pero sin apartarse de la idea básica que era: " 60% para obras y 40% para fútbol". Los técnicos que alternaron este año fueron Ernesto Díaz; Hipólito Martínez, secundado por J. Pallares como preparador físico, cerrando la temporada Angel Guibaudo. Otro hecho relevante fue el abandono definitvo de la sede de Av. Galicia 648, como lo había resuelto el fallo del juicio que habían entablado el dueño del edificio y nuestro Club, juicio que se había iniciado en 1967. En 1974 se termina la cancha auxiliar de fútbol y se habilita una nueva cabina de transmisión.

amor

En lo futbolístico, Angel Guibaudo conduce al primer equipo todo el torneo, un hecho que no se daba desde hacía cinco años, pese a que la campaña es mediocre y no se supera la mitad de la tabla, tanto en este 73 como en el siguiente año 74. Sin embargo en este último año llegaría como técnico nuevamente José Morales y con su llegada comenzaba a gestarse el esperado retorno. En la ofensiva "albinegra" se afianzaba a fuerza de goles un pelilargo de apellido complicado, Jorge José Parchomczuk; comenzaba a robarse los títulos de los diarios y las revistas de ascenso y se iba erigiendo en el máximo goleador en la larga historia del glorioso Porvenir, llegando a marcar 57 tantos.

Pero sin dudas la década del ´70 cuenta con dos páginas gloriosas en el libro de nuestra historia y son la inauguración de nuestro actual estadio, sobre la que no ahondaremos en detalles porque tiene su capítulo aparte en la sección "El Club" y el ascenso a la Primera B de 1975. Sí, finalmente las promesas de retorno de una dirigencia incansable tendrían su correspondencia en los hechos y en una dura campaña se produciría el ansiado retorno.


DE LA MANO DE MORALES

Las 36 fechas del torneo tenían como primer compromiso recibir a Colegiales en Gerli y nuestro equipo salió a la cancha con Heredia; Larrea Alvarez, Gagliano, Osmar Blanco y Lima; Scandroli, el "Cholo" Martínez y Oscar Blanco; el "Gallego" Pérez Otero, Parchomczuk y Alzogaray. El equipo dirigido por Morales igualaba en esa oportunidad 3 a 3 con goles de Alzogaray, Pérez Otero y Martínez. Corriendo 5 fechas El Porve marchaba a 3 puntos del líder Español, el único equipo que nos había vencido hasta el momento . . . reforzando una paternidad que los "Gallegos" tenían sobre nosotros por auqellos años. Sin embargo una espectacular serie de 8 triunfos consecutivos, goleadas incluídas, nos deja al tope de las posiciones con 22 puntos contra 20 de Dálmine y 19 de Español en una terna que ya se perfila a disputarse los dos ascensos del año. Los medios ya comenzaban a hablar del Por"B"enir; de fútbol show y candidato al título. La serie se cortó en la fecha 14 cuando caímos 2 a 1 ante Argentino en Rosario, traspié que aprovecho Dálmine para alcanzarnos.

Para la fecha 21 El Porvenir y Dálmine con 31 puntos encabezaban la tabla y se perfilaban como los mejores del torneo, atrás había quedado un nuevo traspié, esta vez ante el Deportivo Armenio del recordado Oscar Tomás López. Para la fecha 22, el torneo había ganado en atractivo ya que lideraban Dálmine, El Porvenir y Español, que nos volvía a ganar, con 33 puntos, seguidos por Argentino de Quilmes con 32, el resto ? . . . los miraban de lejos. La fecha 25 registra un empate visitando a Dálmine en la vieja cancha de Argentinos Juniors 0 a 0, que mantenía a ambos al tope de la tabla con 38 puntos a 11 fechas del final. En la semana, la decisión del Tribunal de destinat el escenario de La Paternal para este decisivo match, había generado airadas protestas en la dirigencia "Violeta".

Tras este empate, ambos conjuntos comienzan una espectacular serie de 7 triunfos consecutivos, con lo que practicamente le sacan cualquier chance de dar pelea a español y Argentino de Quilmes, los 24 triunfos en 32 partidos eran números inapelables para cualquiera que se quisiera meter en la discusión y la lucha ahora se centraría en ver quien sería primero y quien segundo. Para esta altura Dálmine contabiliza 93 goles con un promedio de casi 3 por partido frente a 75 goles del Porve que tenía en Parchomczuk con 15 a su máximo goleador, seguido por Miguel Calderón con 14 y al "Tanque" Viola con 10.

En las próximas dos fechas El Porve empata en su visita a Fénix y se impone 3 a 1 a J. J. Urquiza mientras que Dálmine aplasta 11 a 4 al Deportivo Riestra y supera la barrera de 100 goles quedando a un punto del Porvenir con un encuentro menos. Nuestro equipo quedaba a solo un punto de obtener el ascseno por eso la fiesta se trasladó hasta Zárate donde se terminaría de coronar una campaña histrórica y nuevamente se alcanzaría la máxima categoría del fútbol del ascenso. Aquella tarde del 29 de noviembre saltaron a la cancha Durich; Larrea Alvarez, Benítez, Osmar Blanco y Lima; Gramajo, Martínez y Calderón; Parchomczuk, Oscar Blanco y Alzogaray. Ellos 11 adentro y una gran cantidad de gente con sus banderas, bombos y vinchas, afuera, mezclaron un enorme entusiasmo con una gran dosis de nervios por la trscendencia del partido. Sin especular El Porve fue a buscar el triunfo desde el inicio, esto se debió a un planteo del técnico Morales que fiel a su filosofía salía a ganar en todas partes confiado en el gran juego colectivo de su equipo y el poderío individual de cada uno de sus hombres. Rápidamente a los 10 minutos el "hombre-gol" de Gerli, "Pachamezú" o "Pacha" como lo conocía su gente para simplificarle el apellido pone al "albinegro" adelante en el marcador con un certero golpe de cabeza.

El segundo gol de "Pachamezú" llegó sobre la hora en medio de un ensordecedor clima de algarabía por parte de los parciales visitantes según comenta la revista "Nuestro Ascenso"; EL PORVENIR, ese equipo de lucha y humildad, de nunca bajar los brazos estaba nuevamente en la "B", ya no volvería a esta categoría por mucho tiempo, por eso poco importó que finalmente quedara un punto detrás de Dálmine y obtuviese el subcampeonato, por eso en la última fecha todo Gerli y alrededores se dieron cita para recibir al equipo y por eso el 3 a 0 sobre Armenio era solo un triunfo mas de una notable campaña, la fiesta verdadera por fin había llegado y recién comenzaba a vivirse . . . otros rivales lo esperaban . . . !!!


NACE UN MITO

Si bien el año 1975 fue un año bisagra en la historia de nuestro Club, 1976 es tanto o mas importante, un año decisivo porque tras los frustados ascensos de 1963 y 1968 había que demostrar que El Porvenir era un club de la "B" y no de Primera "C" como últimamente estaba sucediendo. Los primeros partidos parecían demostar una buena adaptación ya que si bien el primer partido fue derrota ante Chicago 1 a 0; el 3 a 0 a Almirante Brown, un grande de la categoría y un 2 a 2 ante Spotivo Italiano eran resultados mas que alentadores teniendo en cuenta que El Porvenir hacía las veces de local en cancha de Lanús. Los goles de Vidal, el "Tanque" Viola y de Juan C. Zerrillo, goleador proveniente de Arg. de Quilmes, parecían ser un arma contundente de los "albinegros". En la cuarta fecha El Porve vence a Comunicaciones 3 a 0 en cancha de Atlanta y queda a un punto del único líder Platense, haciendo impensado arribar a un final tan angustioso como finalmente tuvo esta temporada. Algunas pocas victorias salpicadas entre bastantes empates y varias derrotas fueron sumiendo a nuestro primer equipo en el fondo de la tabla hasta llegar a una definición sobre la que ya ahondaremos.

El Porvenir

Lo destacado de este año fue la inauguración de la tribuna de madera que da sobre el ex Ferro carril Gral. Roca, precisamente en un encuentro ante Lanús, rival que de apoco se convertiría en un verdadero clásico. La Comisión Directiva encabezada por Don Alfredo Varela marcaba así otra página de gloria, por supuesto con la gran colaboración de los socios y simpatizantes en la colocación de tablones y las plateas en el sector opuesto. También se comenzaban las obras para el nuevo gimnasio con la colocación del piso, estructuras y pilotes. El detalle de aquella jornada se encuentra detallada en la sección "EL ESTADIO" por eso no nos detendremos demasiado . . . pero si podemos notar que en una empresa sin precedentes se comenzaba la campaña pro 10.000 socios haciendo referencia a una gran cantidad de obras y eliminando la cuota de ingreso bajo el lema "HAGASE SOCIO Y HAGA UN SOCIO MAS".

Para la fecha 24, una derrota ante Sarmiento 4 a 1 marca el definitivo declive del equipo que hasta ese momento se había mantenido medianamente cómodo en la tabla. Tras un empate 0 a 0 con Central Córdoba y otra abultada derrota, esta vez 5 a 1 ante Dálmine, todo era preocupación en el equipo dirigdo por José Morales. Mientras tanto fuera de la cancha comenzaba a gestarse una extraña relación entre las hinchadas del Porve y Tigre, que desembocaría tras dos violentos enfrentamientos en una amistad que se prolongaría hasta los primeros años del nuevo milenio y hoy ya desaparecida. A una gran agresión recibida por parte de la gente de Gerli en su excursión a Victoria le siguió la "revancha" en nuestro estadio lo que obligó a una reunión entre dirigentes, barras y policías para tratar de evitar hechos similares en el futuro y que como dijimos fue el inicio de una larga amistad.

El cambio de técnico por Francisco Calabrese no había traído resultados y El Porve, tras caer 2 a 0 con Lanús, debió definir con Dock Sud en un partido extra jugado cancha de Los Andes quien de los dos "zafaba" de la zona del descenso. Mas allá de este encuentro se habría una herida con los vecinos granates que alguna vez alguien debería vengar y cuanto antes mejor. Para dicho partido desempate El Porve plantó en Lomas a Salvatierra; Larrea, Mansilla, Blanco y Villalba; Gramajo, Salvatti y Gómez; Cuesta , Zerrillo y Viola; entrando luego los mellizos Lemos y quedando en el banco el arquero Pelayes junto a Guerrero y Cóppola. El Porve ganó 2 a 0 con goles de Cuesta y Zerrillo luego expulsado por demorar. Otro milagro se había consumado y así comenzaba el mito . . .

Arribamos así a 1977, año que traería mas sufrimientos pero también el año en que se inicó una espectacular serie de local que mantuvo invicto a nuestro equipo durante 24 fechas y casi un año y ocho meses cuando entrado 1979 la corta Arsenal de sarandí. Aquel equipo tenía un detalle bastante particular como era el de contar con dos profesionales entre sus titulares, el "arquero-cardiólogo" Roberto Peidró y el "wing-abogado" Jorge Salgado, un hecho poco frecuente en el ascenso de aquellas épocas. Para este torneo el enfrentamiento ante Tigre contó con una mutua entrega de plaquetas y sobró camaradería en la dirigencia de ambas partes ya que en la obsequiada por la gente del Norte podía leerse "Que la amistad que hoy nos une sea perdurable a través del tiempo". Por su parte, en agosto se televisa por primera vez a El Porvenir frente a Nueva Chicago, en cancha de San Lorenzo y por las pantallas de canal 7 con nuestra victoria por 3 a 2.

El cambio reglamentario que se había producido y contemplaba cuatro descensos para este certamen significaba un enorme desafío para el humilde "Porve" pero el empate 1 a 1 ante Arsenal en la última fecha permite a ambos equipos zafar por 2 puntos nosotros y por 1 a los de Sarandí y permanecer una nueva temporada en la "B". El Porvenir comenzaba a ganarse el apodo del "Platense de la B" . . . por la especialidad de estos de zafarle al fantasma del descenso pero en la Primera Divisón.


LA VENGANZA... ESE PLACER DE LOS DIOSES

historia

Para 1978 y 1979 las cosas no cambiaron demasiado, el objetivo siempre fue la permanencia, afianzándose como un equipo de la "B" pero siempre quedando en claro que la pelea era en el fondo, los campeonatos se jugaban desde la fecha inicial con esa premisa lejos de los puestos de vanguardia . . . los cambios políticos en el país se iban corporizando en los distintos clubes y El Porvenir no quedó ajeno a dichos cambios teniendo en su presidencia al capitán de marina Manuel Jaime Arós. Precisamente durante su presidencia en 1978 y arribando al final del torneo se daría un hecho histórico que aun hoy se recuerda con cierta satisfacción. Llegada la última fecha El Porvenir salvado del descenso recibía a un Lanús necesitado de ganar para evitar al deshonroso descenso a Primera C. En la semana muchos especulaban con un partido arreglado donde El Porvenir cedería los puntos para favorecer a sus vecinos y hasta hay un rumor que habla de cierta reunión en las instalaciones del Club donde dirigentes de Lanús hicieron el pedido . . . pero una herida estaba abierta y debía cerrar . . . debía cerrar y cerró cuando el "Tano" Massei a los 40´ St y con solo 9 compañeros en la cancha coloca el 1 a 0 que condenaba a Lanús a un desempate con Dálmine que a la postre perdería descendiendo a su punto futbolístico mas bajo de la historia. El público local estalló con el grito por haber saldado aquella vieja deuda, El Porve lo mandaba a Lanús al desempate y nacía un nuevo clásico que duraría en las canchas hasta mediados de los ´80s pero que en la tribuna aún hoy se siente.

Para 1979, el único descenso lo debió sufrir Flandria con solo tres puntos menos que nosotros, se volvió a sufrir, se volvió a evitar el descenso, se volvió a realimentar el mito, se volvió a festejar en todo Gerli la salvación y el canto que nació de la emoción misma ya se había convertido en un himno a cantar todo el año y todos los años : "EL PORVE NO SE VA . . . !!!". En el aspecto institucional, habiendo asumido el Sr. Francisco Tallarico como nuevo Presidente sucediendo al Capitán Arós para terminar el mandato de éste que terminaba en diciembre de 1979; se celebra el Día del Niño con un festival en conjunto con el Club Portela y el Rotary Club de Gerli Este en nuestras instalaciones, mientras que la Mutual de Veteranos se encarga de la remodelación de los vestuarios de la cancha auxiliar. Mientras tanto la Tercera División pisaba fuerte en la categoría, ya que tras obtener los campeonatos en 1976 y 1977, los primeros años del regreso a la "B", se alzaba con los sub campeonatos de 1978 y 1979 lo que hacía ilusionar con una verdadera renovación de elementos surgidas de las propia institución.

1980 traía una gran actividad institucional desde sus comienzos ya que hacia fines del año anterior, precisamente el 30 de diciembre, quedaba establecida la nueva Comisión Directiva al ser la AGRUPACION APERTURA lista única en los comicios con Luis Diéguez como Presidente; Noberto Trabuco Vice Presidente 1º; Alfredo Varela Vice Presidente 2º; Carlos Zerbo Secretario; Ricardo Pini Prosecretario; Humberto Maritato Tesorero; Manuel Fidel Protesorero y Luis Godoy como Secretario de Actas en los principales cargos. Se creo la Sub Comisión de mini Turismo inaugurando las actividades con un viaje a una estancia de la localidad de Cacharí. Se dió inicio al programa basado en la participación de la familia en la integración hacia el Club, para lo que se colocó una gran pantalla en el gimnasio a manera de Cine-Club con acceso gratuito para el asociado. El ciclo tuvo como filme inaugural "La Aventura del Poseidón" y luego una vasta selección de películas aptas para todo público. Se comenzaban las gestiones para volver a practicar en nuestro Club el Hockey femenino al tiempo que se inauguraba la Escuela de Fútbol Infantil. Por su parte los representantes del Porve Fermín González y Ricardo Ramírez, comenzaron a disputar las eliminatortias para representar a Argentina en el Campeonato Olímpico de Box a disputarse en Moscú. En ajedrez, el equipo compuesto por Jorge y Carlos Schwanek, Carlos Schuster, Marcelo Aracri, Guillermo Llanos, Alberto Placenti, Néstor Paolucci y José Nanni obtienen el 3º lugar en la Copa A.F.A de ajedrez XVII edición detrás de los equipos de San Lorenzo y Excursionistas. Para este año también se lanza la revista partidaria "El Porvenir 80" acercándole información al hincha y asociado junto al programa radial "Aquí El Porvenir" que para ese entonces ya contaba con cuatro años de vida conducido por Ulises Méndez a través de L.S.6 Radio del Pueblo, transmisión que se emitía los domingos a las 22:00 Hs. Finalmente antes de pasar al fútbol, se lanza una nueva campaña Pro Nuevos Asociados y de Amnistía General 1980-81. Sin embargo este fructífero y ambicioso proyecto se ve opacado ya que todas las expectativas puestas en el primer equipo no se habían correspondido en la realidad logrando una agónica salvación del descenso.

Una serie de malos resultados presagiaban nuevas angustias, para la 8º fecha Carlos Rico reemplazaba en la conducción del primer equipo a Jorge Pérez que había llegado proveniente de Español y era secundado por José Granados en la preparación física. Los candidatos a quedarse con el único descenso que tenía el troneo eran Banfield, Arsenal, Chacarita, Arg. de Quilmes, Deportivo Armenio, Talleres y El Porvenir que hacia la fecha 32 marchaba último con 23 unidades. Por eso el encuentro por la mencionada fecha que le ganamos 2 a 1 a Chacarita en Gerli cobraría una mayor relevancia hacia el final del torneo y sabiendo esto, hubo un final con escándalo con golpes entre jugadores de ambos equipo involucrando en los incidentes principalmente a Benítez en el local y a un tal "Pascutti" en el "funebrero". Para la fecha 34º , ya con Marcelo Juárez como DT, una derrota contra el líder Sarmiento nos deja al borde del descenso agravado por el empate con Español en la 35º. A tres fechas del final El Porve tenía 25 puntos contra 27 de Talleres, Chacarita y Armenio y 29 de Argentino de Quilmes y Banfield. En la 36º derrotamos 3 a 1 a Almirante Brown aprovechando el empate de Chacarita pero los triunfos de Talleres 2 a 1 a Dálmine y de Armenio 1 a 0 contra los "Mates" parecían condenarnos a pelear solo con Chacarita. En la anteúltima fecha otro triunfo ante Almagro 2 a 0 de visitante y la derrota de Chacarita ante Sarmiento dejan a nuestro equipo con 29 puntos contra 28 del funebrero, mientras Banfield también con 29 caía derrotado contra Español 1 a 0 y se complicaba. La ventaja de el "albinegro" y el "taladro" era que dependían de sus propios resultados. En la última fecha El Porvenir derrota a Arsenal 5 a 3 mientras que Banfield hace lo propio con Almirante Brown y Chacarita queda condenado . . . en San Martín pese al triunfo 3 a 1 a Español, llegan las noticias de otras canchas y se desata una batalla campal . . . definitivamente otro milagro se había concretado en Gerli y como hacía un año Lanús, Chacarita, otro grande, no podía contra el mito . . . El Porve ya se había ganado su lugar en la "B" y por nada del mundo lo pensaba dejar.

Para 1981, la historia se comenzó a escribir temprano ya que rápidamente El Porvenir se acomodó por abajo de la tabla. Hacia la fecha 14º el equipo conducido por Jorge Masalis ya estaba anteúltimo con 9 puntos junto a Almirante Brown superando al Villa Dálmine de Adolfo Vázquez que tenía 8. Sin embargo un "veranito" de tres victorias y tres empates le dieron aire como para escapar del fondo y hacer pensar en un final de torneo tranquilo. Gran error, tras la fecha 23º una serie de cinco derrotas seguidas nos dejan en la última colocación con 20 unidades junto a Villa Dálmine y Deportivo Armenio, detrás de Talleres con 22 y Almagro y Almirante Brown con 21. esta crisis había desencadenado la llegada de Jorge Ginarte a la dirección técnica para la fecha 28. Un empate en la 29 y un trascendental triunfo 2 a 0 ante Dálmine en la 30 ponen a nuestro equipo momenténeamente a salvo dos puntos sobre Almagro y tres sobre Dálmine a 12 fechas del final. Para la fecha 35º El Porvenir triunfa en el clásico 2 a 1 ante Talleres rival directo por el descenso aventajando por dos puntos a Dálmine y por cinco a Almagro. En la fecha 39º se juega el crucial encuentro contra Almagro llegando a esta cita con una ventaja de cuatro puntos para los de Gerli, con mas nervios que fútbol ganamos 1 a 0 con gol del recordado goleador José Espósito y la diferencia se estira a seis unidades mientras que Dálmine empata y queda dos puntos abajo. En la fecha 40º El Porvenir iguala en su incursión a Quilmes 1 a 1 al igual que los de Campana visitando al líder Nueva Chicago manteniéndose la diferencia de dos puntos a dos fechas del final. Pero las últimas dos fechas le tendrían reservado dos empates a nuestro equipo: 1 a 1 con Tigre y 2 a 2 con Morón, mientras que Dálmine supera a 4 a 2 a Arsenal y 2 a 1 a Los Andes forzando un partido desempate para dirimir el último descenso y saber quien militaría junto a Almagro durante 1982 en Primera "C". El partido de juega el martes 15 de diciembre en cancha de Atlanta alineando a Carlos López; Walter López, Rodolfo Domínguez, Carmelo Villalba y Edgardo Benedetti; Héctor Acevedo, Sergio Benet y Pedro Coronel; Oscar Benítez, José Espósito y Daneil Lalli.

Las crónicas comentan sobre 120´ soporíferos donde se vió a un Porvenir siempre yendo al frente ante el esquema especulativo del conjunto violeta que se aferraba a un empate y forzar así los penales. Un penal desperdiciado por Coronel y un violento remate de Benet en el travesaño cuando se jugaba el suplementario fue lo único rescatable de aquel partido memorable. Las parcialidades de Tigre y El Porvenir juntas que habían copado la cancha de Atlanta ser aprestaban a ver una definición para el infarto, es que con tres tiros por equipo Dálmine ya se imponía tres a uno demostrando que esta vez no habría milagro, no habría salvación . . . La gente agachó la cabeza, soltó alguna lágrima y se encaminó a la salida, toda la amargura marchaba para Gerli por eso nadie gritó el 3 a 2 de Domínguez ni observó la invasión del campo de juego previo al cuarto remate de Dálmine de la parcialidad llegada desde Campana. Reestablecido el oren remata Letanú y contiene Carlos López. En los últimos penales Coronel anota el 3 a 3 y ante remate de Pintos Carlos López vuelve a contener entrando en la historia grande del Club. Ahora sí, todos se emocionan, todos corren, todos vuelven a sus posiciones, todos vuelven a creer en el milagro llamado EL PORVENIR. Un penal por equipo, "Caniche" Cáceres pone el 4 a 3 y Contte se apresta a rematar para Dálmine, la figura de Carlos López se hace inmensa, el silencio dominaba todo, suena el silbato y la pelota se estrella en el travesaño !!! . . . siiiiii . . . el milagro estaba consumado . . . se desató una fiesta que se trasladó hasta Gerli, la vuelta olímpica con el arquero en andas, la dedicatoria a Lanús y el grito que volvía ser himno . . .EL PORVE NO SE VA !!!.


Club

En las elecciones celebradas el domingo 20 de diciembre de 1981 se impone la lista de el Ex Comisario Manuel Acero por 429 votos a 314 de la lista CIRCULO BLANCO Y NEGRO que postulaba como Presidente a Ricardo M. Petruzzello, secundado por Gildo Ghersinich como Vice 1º y Mario Pascualino como Vice 2º. Pero como veremos mas adelante, a pocos días de asumir su mandato presentaría la renuncia al mismo . . .

EL NACIMIENTO DE UN IDOLO

Los años siguientes no variaron demasiado en la producción futbolística excepto 1983 que fue una temporada que aún hoy muchos recuerdan con gran nostalgia. Atrás había quedado 1982 y el primer enfrentamiento ante uno de los cinco grandes en la era profesional, San Lorenzo de Almagro. Precisamente en la segunda rueda en la fecha 19, San Lorenzo logra el ansiado retorno a la Primera División A triunfando por 1 a 0 en cancha de Vélez Sarsfield. Una tarde que repartió algerías y tristezas, ya que cuando quedaba un minuto para el final del encuentro, y ante la falta de balones para proseguir, la gente del "Cuervo" invadió la cancha para comenzar los festejos lo que desencadenó una violenta represión policial dejando un saldo de 30 detenidos y 100 heridos ante la ausencia del equipo del Porve que a instancias de su técnico José Bernabé Leonardi había abandonado la cancha para evitar incidentes. Aquella tarde, El Porvenir alineó a Walter Scorza; Walter López, Rodolfo Domínguez, Hugp Abdala y Edgardo Benedetti; Alfredo Caicedo, Roberto Fernández y Miguel Molnar; Sergio Saturno, Pedro Coronel y José Palacios, ingresando luego Sergio Benet y José Espósito. En la fecha siguiente El Porvenir derrotó 4 a 0 a Morón y salvó la categoría una fecha antes del final, todo un avance que presagiaba un mejor ´83.

Efectivamente el año siguiente el equipo logró esa "mística" que lo hace perdurar en el tiempo, en la memoria de los hinchas. Si bien el técnico Leonardi cesaba en sus actividaes a la tercera fecha siendo reemplazado por Juan Carlos Merlo, la calidad de los nombres que componían el equipo ilusionaron a mas de uno por Gerli, ilusiones que se ratificaban en los hechos por ejemplo ganando el clásico frente a Lanús en calidad de visitante tras 19 años. La llegada del "veterano" pero siempre efectivo "Pinino" Más le daba una contundencia a la delantera reforzada por Nicolás Valdivia y Aldo González. Mientras que en la mitad de la cancha se hacía cada vez mas grande la imagen del "Beto" Pascutti hasta llegar a ser el jugador distinto, el ídolo y como tal desperataba amores y odios por igual. La hinchada del Porvenir lo erigía a categoría de semi Dios mientras que los rivales lo hacían blanco de todo su arsenal de insultos y maldiciones. ¿Habilidoso o displicente? ¿Sacrificado o tribunero? ¿Con oficio o poco profesional? Todas las comparaciones se hacían y todas se derrumbaban cuando comenzaba a jugar . . . Pascutti simplemente era el jugador "distinto" y sobre el precisamente se construían las esperanzas del equipo. Había llegado para reemplazar a Molnar, sobre quien alguna vez Oscar Más dijo: " . . es el Alonso de la B".

Victoria en Junín, goleada a Almirante, el equipo funcionaba . . . los socios del "Beto" en la media cancha se alternabam entre el "Chacho" López, Esquivel, el "Piojo" Caidedo y hasta el "Narigón" Benet hacía de ladero. Para la fecha 23º El Porvenir estaba a cuatro puntos de All Boys, el último de los clasificados al octogonal por el ascenso. Se habían instaurado los descensos por promedio pero la campaña ilusionaba con otras cosas y se pensaba en la clasificación, sin embargo el puntaje final no alcanzó, lamentablemente El Porvenir integraba la zona "B" mucho mas competitva que la "A" y este detalle lo marginó ya que con mas puntaje que Chacarita no pudo clasificar mientras que los "Funebreros" si lo hicieron por estar en la otra zona. El Club contaba por aquel entonces con 4000 socios según declaraba a un prestigioso medio del ascenso el directivo Enrique Accinelli que se desempeñaba como delegado suplente de A.F.A. En dicha nota se resaltaba la impotancia de los festivales que realizaba la institución y la construcción de vestuarios y baños que permitirían encarar la obra principal que erea la pileta de natación. Ya se comezaba a mencionar una frase que sería la regla de fuego para los años venideros . . . prometer solamente lo que se puede cumplir.

Esta temporada hizo que los directivos ratificarana a Merlo como DT para el ´84 pero los malos resultados crearon un clima insoportable en la gente que tras intento de agresión produjo la desvinculación del mismo siendo reemplazado por el "Vasco" Roberto Iturrieta cuando corría la fecha 13º. Curiosamente, tras un triunfo en el debut ante Armenio y cinco empates consecutivos, se desvinculó de común acuerdo con los dirigentes, ya que estos no se mostraban conformes. De esta manera se hizo cargo del primer equipo Ediberto Luis Righi. Sin embargo este tampoco duraría y para la fecha 30 Héctor Mario Bentrón sería el nuevo entrenador logrando buenos resultados en sus primera presentaciones, pero para la fecha 35º una agresión al juez Gelay de parte de los parciales "albinegros" en el entretiempo de El Porvenir 0 - Armenio 1 determina la suspensión de la cancha durante cinco fechas por parte del Tribunal de Disciplina. Esto produjo un bajón hacia el final del torneo llegando a la 42º fecha con un promedio de 38,66 junto a All Boys frente a los 38,00 de Arsenal que visitaba a Lanús. Los fantasmas sobrevolaban la cancha del "Granate" . . . un panfleto repartido con anterioridad al partido aludía al año ´78 pidiendole a Lanús que entregue los puntos y vengue aquella famosa tarde. El Porvenir enfrentaba a Racing Club y pese a perder 1 a 0 se salvaba del descenso ya que el "Arse" no podía con Lanús quedando condenado a la Primera División "C".

En el aspecto económico, se enfrentaban numerosos juicios que amenazaban el horizonte institucional, el Club volviendo a 1981 pasaba un momento delicado y como ya dijimos en diciembre de aquel año, el triunfador en las elecciones por la AGRUPACION APERTURA Manuel Acero, dejaba su cargo siendo sucedido por el Vice Presidente 1º José Pallares, pero éste también desiste ya que ante la futura reinstauración de la democracia es convocado por el caudillo Peronista Manuel Quindimil y se suma a las filas de éste presentando un pedido de licencia en el Club. De esta manera se dan las condiciones para que asuma la presidencia una nueva figura, su entonces yerno y Vice Presidente 2º Enrique Merelas, nacía una nueva etapa en nuestro Club y seguramente la mas importante a nivel dirigencial, para los adeptos y para los críticos de una persona que iría acrecentando su fama con el correr de los años. A todo esto ya corrían los inicios de 1982 y se presentaban el enorme desafío de salvar al Club y mantener la categoría tan costosamente ganada . . . y de a poco se fue remando en los dos frentes . . . hasta llegar a la ilusión de 1986 cuando parecía que se daba el gran golpe pero . . .


UN GRAN INICIO... UN MAGRO FINAL

La instauración de un torneo federal para la temporada 1986/87 junto a 12 equipos del interior del país elegidos a dedo creaba la necesidad de jugar un torneo corto de solo medio año para determinar las nuevas instituciones de dicho certamen que se llamaría Nacional B. El Porvenir tuvo un debut poco auspicioso perdiendo por la noche en la jornada inaugural 1 a 0 en su visita a Tigre pero una rápida reacción lo dejó peleando la punta de tal foma que para el inicio de la segunda rueda marchaba primero en su zona junto a los "amigos" de Victoria. Equipos como Banfiield, Quilmes y Colón no habían podido detener la marcha de los muchachos de Iturrieta, que sin grandes figuras pero una gran tarea de equipo se revelaba como la sorpresa del torneo. Sin ambrago un nuevo traspié ante Tigre, esta vez en Gerli inició una etapa de incertidumbres que no solo relegó al Porve a las posiciones de retaguardia sino que además lo marginó del naciente certamen y de esta manera sufríamos un descenso encubierto al permanecer en la que sería la tercera categoría del fútbol argentino. El sueño había sido hermoso pero solo un triunfo en la segunda rueda devolvieron al Porve a su realidad de equipo humilde, que siempre lucha y no puede soñar, que todo le cuesta, que debe compartir su realidad futbolística con sus penurias económicas, su humildad d ebarrio lo dejó volar un poco pero de apoco los grandes de la categoría truncaron el vuelo y le pusieron los pies en la tierra y esa realidad acompañaría al hincha incondicional en la tribuna hasta el fin de la década. Solo un sonrisa y un pequeño orgullo pudo sentir el hincha obteniendo un nuevo torneo de Tercera División dirigida por Silvio Sotelo en 1986 y el subcampeonato de la misma categoría de 1986/87 . . . pero el sueño grande debería esperar por una mejor oportunidad.

La dirigencia que seguía encabezada por Enrique Merelas, secundado en 1985 por el Vice Presidente 1º Oscar Pugliese y el Vice 2º José Lazzaro, tendría una serie de obras reservada para los años finales de la década, con la construcción e inauguración de cinco canchas de tenis, vestuarios en la zona de gimnasios, una playa de estacionamiento, la ansiada pileta de natación de 25 x 12,50 mts. inaugurada para la temporada de verano ´85/´86 y la parquización del área correspondiente a la misma y un comedor para el plantel profesional entre otras. Sin dudas el presente institucional se veía mas próspero que el futbolístico que entregó en la temporada ´88/´89 un último puesto en la tabla y el regreso de los fantasmas del descenso que hacía rato no merodeaban tan cerca por Gerli. Un nuevo paso de Alberto "Pascutti" por la institución para la temporada 1987/88 formando una potente dupla con el "Cañón" Carlos Landaburo era lo mas rescatable de este lustro final con aquel recordado octogonal ganado en cancha de Arsenal, cuando vencíamos 2 a 0 con goles de Vachet en el propio Viaducto. La frustración del Zonal Sureste, en la misma temporada, cuando las esperanzas murieron en Mendoza ante San Martín y el sueño del ascenso, esta vez al Nacional B, volvieron a despedazarse de la peor manera . . . una nueva elección el 24 de septiembre de 1989 ganada por Enrique Merelas . . . la adjudicación de parte de la Municipalidad del predio de Don Orione en el sector delimitado por las calles Newton, San Juan y Vélez Sarsfield en Gerli Este . . . fueron algunos de los hechos con que moría esta década, una más en la historia de quien sabiéndose chico se hace enorme en los corazones de sus hinchas. Que sin los grandes logros deportivos de otros clubes despierte las mas profundas pasiones . . . al fin y al cabo la misma historia de cada "Clú" de barrio, hecho por y para sus hinchas. Quedaba enfrentar el fin del milenio . . . el camino hacia el 2000 y los sueños intactos . .


LA TAREA DE VOLVER A SER AQUEL PORVE

La temporada 1990/91 tendría el sello que acompañó por siempre a nuestra historia de sufrir hasta el final, como ya era una costumbre las mas malas que buenas fueron escribiendo un final de temporada angustioso. Un variado grupo de jugadores juveniles provenientes de Argentinos Juniors fueron la base de los refuerzos para iniciar el torneo pero la campaña no pasó de la mitad de la tabla lo que produjo un débil promedio. Ya para la fecha 8º Ramón "Cacho" Heredia reemplazaba en la conducción del equipo a José Leonardi, dirigiendo en las últimas 5 fechas al equipo Salvadro Aurelio Passini que recibió una situación muy incómoda de cara al descenso. Un triunfo, un empate y dos derrotas trajeron una última fecha con el segundo descenso aún sin definir con cuatro involucrados junto al Porve: Chacarita, San Miguel, Ituzaingó y Berazategui. De los cinco el equipo naranja era el mas comprometido para acompañar a Armenio en la Primera C para la temporada 1991/92. El Porvenir empató 1 a 1 con Deportivo Merlo y al igual que Ituzaingó que igualó con Arsenal se pusieron a salvo. San Miguel ganó visitando a Argentino en la propia Rosario y también respiró condenando al descenso a Berazategui que perdió con Chicago 4 a 1 . . . nueva salvación angustiosa . . . nuevo "milagro" que ya se hacía costumbre en Gerli.

A fines del año 90, precisamente el miércoles 17 de octubre se lleva a cabo la Asamblea Anual Ordinaria del Club, en la sede social, a las 19:00 hs y posteriormente, el 27 de diciembre del mismo año se realiza una Asamblea Extraordinaria, donde se aprueba la modificación de los Estatutos, entre cuyas modificaciones figura la extensión del período presidencial de 2 a 3 años.

Para la temporada 1991/92 no se produjeron incorporaciones de gran renombre siendo los regresos de los volantes Gustavo Villa y Rodolfo “Pichón” Giménez desde Independiente de lo mas destacado a nivel pases. Pero en el transcurso del año aparecerían dos nombres que cobrarían relevancia en la historia posterior del club convirtiéndose en ídolos de la hinchada “albinegra”: Marcelo el “Cordobés” Placereano y Marcelo Blanco, provenientes de Racing de Córdoba y Berazategui respectivamente. Para la dirección técnica se confirmó a Salvador Passini, que había terminado de dirigir la campaña anterior, el promedio ya no apretaba como otros años por lo que al “Tano” no lo acechaba el “fantasma” del descenso. Sin ambargo, la campaña no fue buena, una primera rueda muy mala apenas tres puntos arriba de los colistas Luján y Deportivo Merlo y una mediocre segunda rueda le costaron el puesto que pasó en la fecha 28º a manos de Osvaldo Cortés, primero en forma interina y luego de algunos buenos resultados en forma definitiva.

A tres fechas del final, se había producido una sangría de 14 de los 36 profesionales con que se encaró el certamen, entre ellos, el inolvidable “Cañón” Landaburo que tras su tercer paso por nuestro equipo dejaba definitivamente la práctica del fútbol. En la última fecha, el Porve le frustró a Ituzaingó la posibilidad de consagrarse campeón empatándole de visitante 1 a 1 que combinado al triunfo de Los Andes 1 a 0 sobre All Boys forzó un encuentro desempate para dirimir el primer puesto entre el “León” del Oeste y “Los Milraytas” que a la postre quedó en manos de los verdes obteniendo así el ascenso al entonces llamado Nacional B.


eterno

La campaña del torneo 1992/93 comenzó de menor a mayor pero apenas si alcanzó el nivel de discreta, terminando por mitad de tabla pese al cambio de técnico ya que Osvaldo Cortés dejaba su lugar a Eduardo Lendoiro que tampoco le encontró la vuelta al equipo arribando a un final de torneo previsible ya que la política dirigencial de escasas incorporaciones que imperaba por aquellos años, no presagiaba un final campaña con nuestro “Porve” entreverado entre los protagonistas.

El torneo de la temporada 1993/94 cambiaría un poco las cosas y a la luz de los años siguientes podría considerarse un año bisagra en la historia “albinegra”. Sería el año en que la pelea cambió de objetivo y a partir de allí no se jugaría para “zafar” del descenso sino que ahora se pelearía mas arriba, hasta incluso clasificando para los reducidos finales. La temporada se organizó con Salvador Passini nuevamente como técnico y un plantel que tenía como referentes entre otros a los defensores Walter Encina, Gustavo Luque, Andrés Gaitán y Juan Volpe; los volantes Marcelo Placereano, Gustavo Villa, Juan Bautista Chumba y los delanteros Alberto Godoy, Enrique Colliard y Fabián Orellana; pero sin dudas quien comenzaría a ganarse el corazón de los hinchas del Porve, sería un número cinco que se grabaría a fuego entre los ídolos del club, el “Gaucho” Alfredo Almirón, un número cinco de enorme despliegue, corredor y que mordía en cada pelota, no era de los mas virtuosos a la hora de distribuir la pelota pero cada plantel lo tendría como referente hasta el año del consagratorio ascenso al Nacional.

Apenas arrancado el Clausura, Salvador Passini dejaba su puesto tras una abultada derrota ante Atlanta por 3 a 0, asumiendo Jorge Paolino como conductor, que obteniendo el 5º puesto del Clausura clasificaba al Porve para disputar el octogonal final. Sin embargo en esta instancia sería eliminado en la primera fase por el Deportivo Armenio en definición por penales, quedábamos en el camino pero el fútbol siempre da revancha, y El Porvenir la tendría ante el mismo rival pocos años después.


UNA NUEVA ILUSIÓN... UNA NUEVA FRUSTACIÓN

Pese a quedar rápidamente eliminado, la dirigencia le renovó la confianza al técnico y le delegó la responsabilidad de encarar la temporada de 1994/95, los hechos parecían darle la derecha cuando hacia la fecha 7 El Porve estaba a tiro de la punta producto de 4 triunfos, 2 empates y una sola derrota. Sin embargo, el equipo se desbarrancó de una manera drástica y tras cuatro derrotas de manera consecutiva ante Excursionistas, Armenio y los Argentinos de Rosario y Quilmes, “rodó” la cabeza del técnico recurriéndose nuevamente a los servicios del “Baby” Cortés. Este comenzó su actuación con un empate ante el Almagro de Pascutti por 1 a 1 y cerró la campaña del Apertura con 2 halagos, 2 empates y 2 caídas ubicándose en la posición 11 sobre 18 equipos.

En lo institucional. El Porvenir obtenía los derechos por 10 años del predio de Don Orione, que servía para Divisiones Inferiores Infantiles y se erigía en la barriada de Villa Modelo. En tanto en el aspecto edilicio, continuaban en forma intensiva los trabajos para terminar la tribuna que hoy da espaldas al Viaducto General Paz, sobre la Av. General Rodríguez que elevaría la capacidad del “Enrique De Roberts” a 15.000 espectadores. Paralelamente al proyecto mencionado, se seguía levantando la confitería de 800 metros cuadrados que tendría lugar sobre la Secretaría del Club y los vestuarios del solarium. Precisamente para diciembre de 1994, exactamente el día 1 comenzaba una nueva temporada de pileta y el día 18 del mismo mes, una nueva elección para renovación de autoridades tenía lugar, con la presentación de una lista única que llevaba como Presidente a Enrique Merelas, secundado en la Vice Presidencia por Gildo Ghersinich y José Carrabota; como Secretario Walter Pereira y como Prosecretario Juan Aloi..

Un día antes, el 17, nacía “El Porvenir, Una Pasión en Blanco y Negro”, revista dedicada a la vida futbolística e institucional del Club que sería el único medio gráfico partidario por espacio de largos 7 años y junto a “Porvemanía 2000”, que seguía en forma radial la campaña del Porve con los relatos de Mario Carboni, mantenían informado al Socio de todo el acontecer “albinegro” en cada una de sus presentaciones. Precisamente en dicha revista, Enrique Merelas, concedía una charla tras su vuelta de Qatar donde acompañaba al Seleccionado Juvenil Argentino que obtuviera el Título Sub 20, en donde expresaba que tenía como único objetivo el ascenso a la segunda categoría del fútbol argentino pero privilegiaba mantener el club saneado de deudas.

Como parte de este plan de austeridad, ya dijimos que El Porve estaba lejos de las contrataciones resonantes y mucho mas de las costosas pretemporadas, que se realizaban en las instalaciones del Club y en predios de Buenos Aires. Esta fue por mucho tiempo la bandera que blandía la dirigencia ante su masa societaria, pero esta la requería un ascenso lo antes posible, sobre todo ante el avance de otros clubes tradicionales del ascenso y viendo que El Porve se estancaba en lo que se parecía mas a una Primera C que a una Primera B por la historia y el nivel de sus rivales. Atlanta, Almagro, Tigre, Defensores de Belgrano y Estudiantes eran los únicos equipos que podían considerarse de “nombre”, siendo el resto de tradición escasa en la vieja Primera B que desapareciera en 1986 por la creación del Torneo Nacional B.

Pero El Porvenir estaba lejos de los primeros planos futbolísticos y apenas alcanzaba la 16º colocación en el Clausura apenas dos unidades arriba de Colegiales y Defensores de Cambaceres. Esto lo relega de la clasificación final lo que significa una frustración para la parcialidad gerliana, que no esperaba este retroceso tras la auspiciosa temporada ´93/´94. Esta clarom que la hinchada ya no se conformaba con salvarse holgadamente del descenso, sino que quería algo más . . nada mas y nada menos que volver a estar en la máxima categoría del fútbol sabatino.

Sabido es que El Porvenir era hacia 1995 y a lo largo de la mayor parte de su rica historia un club de fútbol, pero también merece que hagamos un alto para mecionar que entrando al último lustro del milenio en nuestra institución se podían practicar otras disciplinas como el paddle, tenis, patín artístico, gimnasia con apartos y gimnasia femenina, sin olvidarnos del boxeo que se llevaba a cabo en el mencionado Predio Don Orione,ca cargo de los profesores Pablo Villareal y Tomás Jiménez. Estos tenían a cargo a cuatro profesionales que representaban a la institución en las veladas pugilísticas de los sábados por la noche: eelos eran Luis Monges en categoría gallo; Patricio Díaz en livianos; Benjamín Franco en medio mediano liviano y el “Bomberdero” Sena en mediano liviano.

Volviendo al fútbol, la mala campaña, mostraba como único saldo positivo la aparición de vario juveniles que luego se proyectarían a mejores planos como el “Lorito” Walter Jiménez que trascendiera en Primera División y el fútbol mexicano; Juan Gómez, que también emigraría a tierras aztecas y el afianzamiento en la delantera de Enrique Colliard que luego jugara en Platense en el círculo mayor del fútbol argentino y disputando incluso una Copa Libertadores para el Maracaibo de Venezuela.

La temporada 1995/96 comenzó con la llegada de gran cantidad de jugadores juveniles de San Lorenzo y Vélez, que no teniendo lugar en sus respectivos clubes, eran cedidos para hacer sus primeras armas en clubes de ascenso. Así arribaron al club Claudio Campos, Jacinto Miguel Coronel, Fernando Dubra y Mariano Valentini desde San Lorenzo (mas tarde se incorporaría Diego Righetti); Eduardo Scalengue y Rodrigo Gauna de Vélez y José Zeballos de Unión. A estos se sumaba Fabián Orellana que retornaba de Tigre.


PRIMERA PARTE: http://www.taringa.net/posts/deportes/12475298/Club-El-Porvenir_-mi-amor-incondiconal-_1ra-Parte_.html

TERCERA PARTE: http://www.taringa.net/posts/deportes/12475343/Club-El-Porvenir_-mi-amor-incondicional-_3ra-Parte_.html

1 comentario - Club El Porvenir, mi amor incondiconal (2da Parte)