Fútbol 11 (Delantero)

Un delantero, también llamado atacante, es un jugador de un equipo de fútbol que se destaca en la posición de ataque, la más cercana a la portería del equipo rival, y es por ello el principal responsable de marcar los goles.
Esta posición tan adelantada y sus limitadas responsabilidades defensivas, concluyen en que los delanteros marquen muchos más goles que el resto de sus compañeros, y normalmente, estos jugadores son los más conocidos y queridos por el público, al igual que suelen ser los más caros de la plantilla.
Como en cualquier otra posición, los delanteros no tienen un número de dorsal asignado, no obstante, la numeración clásica para los delanteros es la del 9 para el delantero centro, 7 para el extremo derecho y el 11 para el extremo izquierdo. Con la aparición del llamado fútbol total y los sistemas 4-3-1-2 o 4-4-2, donde se juegan con sólo un extremo es frecuente que se les asigne en el dorsal el 7 o el 11, en algunos países se usan diversos números como el 8 o el 11, e incluso, en países anglosajones, el 10. Otros números comunes entre los delanteros, fuera de los 11 primeros, son el 18, 19, 20 y 21.

Formaciones

Las formaciones modernas usualmente emplean entre uno y tres delanteros, siendo lo más común que haya dos. Los entrenadores normalmente ubican a uno de estos dos delanteros en el medio del campo, enfrentado a la portería rival, mientras que el otro desempeña su juego por detrás del primero o por los costados del campo, buscando constantemente dar pases-gol a su compañero dentro del área. Al primer caso se lo llama Delantero Centro y al segundo extremo derecho o izquierdo,abreviado seria ed o id.
A continuación se exponen las maneras más usuales de alinear a los delanteros (en rojo).

4-4-1-1
Un punta y un media punta o segundo delantero. Esta posición requiere mucha dinámica desde el medio campo.



4-3-3
Esta formación se utiliza para dominar el centro del campo y aportar muchos jugadores en tareas ofensivas, de esa forma se logra ejercer una gran presión sobre la defensa rival.



4-2-3-1
El ataque por bandas adquiere gran relevancia, también se fortifica el aspecto defensivo al añadir dos Mediocentros Defensivos.



5-3-2
Los carrileros se sumarán al ataque tantas veces como puedan apoyándose en los dos Mediocentros Organizadores.

Categorías de delanteros

Punta neto
También conocidos como ariete en España eran los centro delanteros en el antiguo sistema 2-3-5. Estos jugadores son usualmente los encargados de anotar la mayoría de los goles de un equipo. Su función es la de meter la pelota dentro de la portería, por lo que la puntería, la potencia y el remate de cabeza son las características más buscadas en estos jugadores. Tanto los centrocampistas como los extremos deben constantemente facilitarle el balón. Su número clásico es el 9, aunque es frecuente para los delanteros suplentes ocupar el 18, 19 y 20. Juegan muy cómodos cuando esperan pelotazos o centros al área en una táctica de ataque estático como en el fútbol inglés.
Johan Cruyff puso de moda en el FC Barcelona de principios de los '90 prescindir de este tipo de jugador, con un juego diagonal en el que segundos puntas o extremos como Hristo Stoichkov o Aitor Begiristain iban de las bandas al centro. Este fue también el modelo de Josep Guardiola en el mismo equipo hasta la llegada de Zlatan Ibrahimovic.
El clásico ariete es aquel que juega en el área rival, creándose espacios y esperando que sus compañeros le cedan la pelota para poder anotar. Son jugadores con muy buena puntería, reflejos rápidos, típicamente altos y fuertes y que se destacan por su potente remate o su juego aéreo, siendo además capaces de capitalizar hasta la más mínima oportunidad para marcar. Algunos ejemplos destacables son Zlatan Ibrahimović, Fernando Llorente, Claudio Pizarro, Emmanuel Adebayor, Javier Hernández, Aldo de Nigris, David Villa, Wayne Rooney, Edinson Cavani, Peter Crouch, Radamel Falcao, Gabriel Batistuta, Enzo Fransescoli, Ronaldo y Martín Palermo.

Segunda punta
El segunda punta o segundo delantero se sitúa inmediatamente por detrás del centro delantero. Suelen ser jugadores muy técnicos, veloces y con una gran movilidad; No son necesariamente futbolistas altos y fuertes, ya que su labor no lo requiere. La labor principal de un segunda punta es la de abrir huecos en la defensa, finalizar con éxito las jugadas y proveer de asistencias de gol a sus compañeros. No es un delantero fijo de área, pues tiende a bajar unos metros para apoyar al mediocampo y participar en la creación de jugadas -aunque esa no sea su labor nominal-. Deben ser capaces de cambiar de flanco, moverse y mostrarse para repartir fútbol en el ataque. Se diferencia del media punta en cuanto no baja al medio campo con obligaciones defensivas y juega más suelto. Se diferencia del puntero en cuanto no se ubica en el costado de la cancha sino más bien a modo de satélite del punta neto. En si estos futbolistas juegan con mucha libertad en el ataque a diferencia del resto de los atacantes y tiene mayor responsabilidad de gol que los otros dos delanteros, el media punta y el puntero. Son futbolistas indispensables en formaciones como el 4-4-1-1 o el 4-3-1-2 o el 2-3-5. Ejemplos clásicos fueron: Ferenc Puskás, Emilio Butragueño, Julio César Romero, Bebeto o Kevin Keegan hoy en día destacan Neymar, David Villa, Francesco Totti, Wayne Rooney o Luis Alberto Suárez.

Extremo
Este tipo de futbolista también denominado alero o delantero exterior1 jugaba en el antiguo sistema 2-3-5. Ya en el posterior auge del sistema 4-4-2 (la famosa formación wingless sin alas en inglés) en los 60s, se privilegiaba jugar sin extremo, pero en los 70s con el auge de la naranja mecánica volvieron a aparecer en el sistema 4-3-3 a los costados del ataque. Su dorsal tradicional ha sido el 7 o el 11, dependiendo de en qué banda jueguen. Son jugadores que básicamente se mueven pegados a la banda, avanzando por ahí hasta el final de la cancha, desbordando y enviando centros al delantero o pases-gol, pase de la muerte. En cuanto a sus características como futbolistas, suelen ser muy veloces y precisos para mandar grandes centros de cualquier punto hacia el área y en velocidad. Tienden a ser los dueños de los tiros libres y si pueden rematan de distancia. Ejemplos claros fueron el gran Stanley Matthews quien podría considerarse como el mejor en su clase, Piet Keizer de Holanda en la época de la naranja mecánica, Oleg Blojín que a pesar de ser extremo, tenía la capacidad de disparar al arco rival desde una esquina del área grande a modo de centro mentiroso, engañando a los porteros y haciendo muchos goles. También destacaron Francisco Gento, George Best, Jairzinho, Helmut Rahn, Raimundo Orsi, Coen Moulijn. De los últimos extremos podemos contar a Ryan Giggs, Luís Figo, Mark González, Jefferson Farfán o Aaron Lennon que también jugaban de volantes por las bandas.

Puntero
Llamado puñal en España o winger en ingles, también denominado como delantero interior en el sistema 2-3-5 y actualmente juegan en el ataque a ambos costados de la formación 4-3-3 o 3-3-1-3. Su dorsal tradicional a sido el 7 y el 11, dependiendo de en qué banda jueguen. Suelen ser jugadores más veloces y con un mayor control del balón, al igual que algo más pequeños físicamente que los centrodelanteros. Los punteros se diferencian de los aleros porque no buscan la banda hasta el final de la cancha, sino que se mueven desde las bandas hacia el arco utilizando la jugada denominada la diagonal y encarando a la defensa y al arquero. Esto es una diferencia importante en el estilo y la forma de juego. Jugar con extremos significa un fútbol con un atáque más estático esperando el centro, jugar con punteros, implica mayor movilidad del balón. Otra cosa es que a los punteros se les pide más goles que a los extremos y suelen ser muy buenos para la gambeta y encarar a las defensas. Antiguos punteros destacables en esta posición fueron: Johan Cruyff, Pierre Littbarski, Carlos Caszely, René Houseman y Garrincha, hoy por hoy están de moda Lionel Messi, Arjen Robben, Pedro, David Villa, Alexis Sánchez, Cristiano Ronaldo y Nani.

Media punta
También llamado Volante de enlace o Mediocentro ofensivo. En el fútbol moderno juegan, básicamente en los sistemas 4-2-3-1. Tradicionalmente usan el 8 y ocasionalmente el 10 en la espalda. El media punta juega en una posición de ataque y tiene la tarea de marcar goles, pero también cuenta con obligaciones defensivas. Así mismo debe crear y repartir fútbol por el medio campo, por tanto también pasa por medio campista. Generalmente son futbolistas muy hábiles técnicamente y potentes para avanzar desde el mediocampo hacia el ataque. Si el segunda punta juega libremente por el centro a modo de satélite del ariete, el media punta juega más contenido, pensando en la ida y vuelta del ataque y la defensa, pero también en la creación. Este tipo de futbolistas es muy completo y se adapta muy bien en el fútbol europeo pues este fútbol es mucho más táctico-defensivo, por ejemplo, que el fútbol sudamericano. Por otro lado, la mayor diferencia entre este tipo de jugador y el volante de creación es que este último juega más suelto y tiene más visión del campo, pero el media punta siempre tendrá más gol. Para los entendidos el media punta es el clásico insider de antes que juega unos metros detrás del centrodelantero, tanto por derecha como por izquierda, el ejemplo más clásico fue Alfredo Di Stéfano y más reciente Ruud Gullit. Jugadores de hoy en día son Mesut Özil, Ronaldinho, Alessandro Del Piero, Wesley Sneijder o Kaká.

Sistemas de ataque

Pueden dividirse en estáticos, rotacionales, directos y de contraataque.2
El ataque estático es más sencillo de realizar; en ellos cada jugador adopta un rol y no varía su posición en la mayor parte del juego. Dado que es un sistema muy fácil de marcar, requiere un gran dominio de las acciones técnicas individuales y colectivas, así como de jugadas estratégicas. Esta forma de jugar es usada por países que sobre valoran el centro a la olla o los pases por el costado, pues solo se necesitan dos arietes buenos para cabecear.
Los ataques rotacionales son los más complejos, pues requieren del intercambio de posiciones entre jugadores, tratando de mantener un equilibrio en defensa mientras se crea una situación favorable en ataque. Las rotaciones buscan evitar los marcajes ferreos, así como buscan dar tiempo para estudiar la composición defensiva y los movimientos del equipo contrario. Provocan un gran desgaste físico, pero aportan una gran movilidad e intensidad. Ello implica un número constante de cambios y la racionalización de su uso. Hoy por hoy España usa esta forma de atacar y siempre se ha usado en sudamérica claramente con variantes.
Los ataque directos son aquellos es que se busca la mayor profundidad en el juego en el menor tiempo posible. La simple jugada en la que el ariete pasa al pivot, y este cede a la entrada del ala para que este finalice seria un buen ejemplo de ataque directo. Este estilo de ataque es usada magistralmente en el fútbol alemán.
Finalmente, tenemos los contraataques, que consisten en la rápida articulación de una jugada de finalización tras haber provocado un robo al equipo contrario, dejándole en posición desfavorable para defender el ataque posterior. Requiere una finalización rápida y directa, para evitar el repliegue del equipo contrario. Suelen ocurrir en superioridad numérica atacante o en igualdad. Esta forma de jugar se ha perfeccionado en Italia usando el catenaccio.


Espero que les sirva. Comenten y voten. Muchas gracias un abrazo.

0 comentarios - Fútbol 11 (Delantero)