El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Asociación Rosarina de Fútbol-Parte 1

Bueno, tengo pensado empezar a hacer post sobre las ligas de fútbol del interior de la Argentina que me encantan. No creo poner todas, pero iré buscando bastante información, compilando. Son muchas ligas. Si encuentro información bastante completita, perfecto (como la de este post) o sino iré compilando de diferentes lados. Lo que trato es de poner todos los clubes afiliados a cada liga, con su respectivo escudo, y foto de equipo más que nada. O sea, para que se los conozcan mejor(? en fin. Este post es, como dice el título, sobre la liga rosarina. Así que espero que les guste.
El post va a estar separado en 4 partes.
Esta primer parte incluye la historia de la liga y algunos equipos participantes de la Primera División "A".
Empecemos...

RESEÑA HISTÓRICA


A fines del siglo XIX, el deporte importado por los inmigrantes ingleses a esta tierra no gozaba del profesionalismo con el que hoy es masivamente conocido, aunque sí contaba con la amplia adhesión de parcialidades de disímiles orígenes económicos y sociales. En esta etapa de comienzos, la disciplina futbolística se recrea de manera constante en un escenario ligado a la cotidianeidad de los deportistas.
El barrio constituye uno de los primeros reductos desde donde se impulsa la práctica del deporte. Tal es así, que dentro de los límites que sugiere este territorio, cualquier lugar es apto para su desarrollo. Más allá de las características precarias de los primeros escenarios en los que se juega, un fenómeno se estaba gestando desde diferentes puntos geográficos de la ciudad.
El fútbol vino a satisfacer, a mediados de 1800, aquella necesidad latente de contar con una pasión propia, aglutinante, representativa de la diversidad cultural de la comunidad de ese entonces. Así fue como a medida que transcurrieron las décadas, y gracias al esfuerzo de sus curiosos promotores y seguidores, la escuela deportiva más importante del interior de Argentina fue tomando consistencia y una imagen cada vez más sólida. En aquellas épocas de amateurismo los jugadores no gozaban del confort ni los recursos de los que hoy disponen. Así lo recuerda Oscar Ongay en su libro "Rosario, fútbol y recuerdos": "Los adolescentes eran más organizados para las competencias que se improvisaban todos los días. Era así como se constituían los clubes que, sin sedes sociales, tenían su acervo patrimonial en las camisetas, inflador y pelota de cuero que se dejaban en el domicilio del depositario elegido por la barra".
Si bien el inicio del fútbol a nivel institucional data de 1867 – fecha en la que no sólo se funda el Rosario Cricket Club que luego dará origen al Rosario Atlético sino que también se juega en simultáneo en Buenos Aires y Rosario el primer partido oficial – hasta 1871 el juego es muy rudimentario dado que recién se adopta la formación de cinco delanteros, tres medios, dos defensas y un arquero. Primero fue la bola de cuero inflado, luego aquella pelotita colorada y saltarina a la que se accedía con los diez centavos de la moneda de la época. Pero una de las novedades que más sorprendió es la que introdujo, en 1874, el uso de las canilleras, objetos extraños hasta el momento, capaces de contrarrestar los golpes en las piernas de los deportistas. A medida que pasa el tiempo se ponen en vigencia nuevas reglamentaciones así como también se comienza a barajar, con más ímpetu, la idea de fundar clubes comprometidos de manera sistemática con la difusión de esta práctica.
Con una historia fuertemente ligada al desarrollo de los ferrocarriles, en 1889 inicia sus actividades el Club Atlético Rosario Central. Lo hizo bajo la denominación Central Argentine Railway Atlethic Club, enarbolando el rojo y el blanco. Sin dudas, Rosario Central, uno de los pioneros en la historia del fútbol local y animador permanente de los torneos competitivos más importantes, forjará también, a partir de su estilo e idiosincrasia particular, una identidad única e inalterable. Otro que comparte el rojo es el Club Atlético Provincial, fundado por Juan Cecchi el 25 de mayo de 1903. Cipriano Roldán, periodista y autor de "Anales del Fútbol Rosarino", reconstruye con una breve crónica los orígenes de otro histórico de la ciudad y apunta: "3 de noviembre. Dan sus frutos las clases de una original asignatura que dictara don Isaac Newell en su Colegio Inglés. Sus ex alumnos se reúnen en una de las aulas del establecimiento. De tan animada reunión surge la creación de un club. Lo constituyen los once integrantes del equipo. Llevará el nombre de Club Atlético Newell’s Old Boys".
Con este movimiento paulatino de proliferación de instituciones deportivas se conquistan los cuatro puntos cardinales de la ciudad. Proceso que se profundiza con la creación del Club Atlético Argentino, hoy Gimnasia y Esgrima y la concreción, el 29 de marzo de 1905, de un sueño diseñado por un grupo de muchachos encabezado por Cornejo, Recanzone, Curbier, Pardal, Rodríguez, Rossetti, Graziola y Arce entre otros, cuyo nombre es Club Atlético Tiro Federal.
Las raíces fundacionales de la Asociación Rosarina de Fútbol – A.R.F.-, considerada a nivel nacional e internacional como la mayor organización deportiva del interior de Argentina, se remontan a principios del 1900. Para ser precisos, el 30 de marzo de 1905, es fundada esta casa deportiva, denominada en sus inicios como Liga Rosarina de Fútbol. Este hecho, responde a una necesidad por parte de los representantes de los clubes Rosario Atlético, Rosario Central, Newell’s Old Boys y Club Atlético Argentino de organizar el deporte que, desde hacía años, asomaba en Rosario con una impronta deslumbrante.
Según datos aportados por documentos históricos de la época, la conformación de esta estructura se hace efectiva en dependencias del ex Hotel Britania, sito en calle San Martín entre San Lorenzo y Urquiza. Allí no sólo se labraría el acta fundacional, sino también se llevaría a cabo la elección de las primeras autoridades de la institución. Un mes y medio después de conformada la Liga se sumarían otros dos clubes entre los afiliados. Sus nombres, "Provincial" y "Córdoba y Rosario".
Si bien se puede precisar con exactitud la fecha de creación de la Liga – que ya lleva más de 107 años de historia en la ciudad de Rosario, y que en 1931 devino en Asociación – existen opiniones disímiles a la hora de determinar cuál fue el puntapié inicial que hizo rodar el esférico por estas latitudes. "No podrá saberse nunca el día y el lugar preciso donde en un sitio cualquiera de Rosario se dio el primer puntapié a una pelota de fútbol. Ni tampoco cuándo, en la ribera o el baldío, sonó la pitada inaugural del referí dando orden de iniciar un partido", relata Cipriano Roldán en aquel recordado primer tomo de "Anales del Fútbol Rosarino".
Con el paso del tiempo, las vitrinas de aquellos jóvenes clubes fundados por sus propios jugadores se fueron colmando de trofeos conseguidos tras reñidas disputas en campeonatos locales, los tradicionales enfrentamientos con seleccionados porteños y uruguayos, los partidos de caracter benéfico, las visitas de equipos extranjeros, entre otros encuentros que constituían un acontecimiento en sí para toda la ciudad.
Esta cosecha imbatible de triunfos y figuras posibilitó que el fútbol rosarino conquistara un lugar indiscutido tanto en la consideración popular de Rosario como de todo el país y el mundo. Cientos de nombres lo hicieron posible. Los hermanos Hayes, Ricardo Le Bas, Zenon Díaz, Daniel Green, Cataldo Spitale, Juan Hudson, José "Pinoto" Viale, el "Piojo" Franco, Julio Libonatti y el inolvidable Gabino Sosa, más una lista interminable de jugadores que también fueron dirigentes, y precedieron a los Batistuta, Pizzi, Balbo, Chamot, Sensini, Bonano, Gonzalez, Biagini, pasando por los Cantelli, Pontoni, Morosano, Ferreyra, los Gómez, Guzmán, Potro y García, los Sacchi, los Solari, Griffa, Menotti, Carnevali, Gallego, Poy, Martino, Bauza, Valdano, Palma. Dirigentes de la talla de Isaac Newell, de Colin Bolder, Bordabehere, Federico Flynn, Erland Ross, José Olaeta y tantos otros que contribuyeron a forjar esta Cuna de Campeones.
De aquellos primeros 8 equipos hasta los 700 de hoy, de los poco más de 150 jugadores de entonces hasta los 15.000 de la actualidad, mucho tiempo transcurrido y muchas transformaciones en los planos de la ciencia, la cultura, la tecnología, las artes y las comunicaciones. Sólo unas pocas cosas permanecen inalterables. La pasión por el fútbol es una de ellas.
La Asociación Rosarina de Fútbol, es hoy por mérito de todos, una entidad moderna, dinámica, funcional, relacionada e integrada a nivel institucional y deportivo. En América y Europa, los seleccionados y los equipos de sus clubes afiliados siguen ratificando, a través de sus conquistas, un fenómeno con más de cien años. Hoy el mejor futbolista del mundo, afirmación unánimemente pronunciada por periodistas, entrenadores y jugadores de todo el planeta, es Lionel Messi. Un jovencito surgido de esta Liga y estas canchas. El más perfecto exponente del fútbol nuestro, aunque no el único, ya que en simultáneo con él, brillan en Europa Ángel Di María, Ezequiel Lavezzi, Javier Mascherano, Ever Banega y Martín Demichelis entre tantos otros.
La rica trayectoria de goles y gambetas rosarinas que se pasea gustosa por el mundo sigue en permanente ascenso. La historia sigue. Estos hechos, relatados de manera fugaz, intentan reconstruir los esfuerzos denodados de una institución futbolística que logró trascender los límites geográficos de la ciudad que la vio nacer. Sin lugar a dudas, la Asociación Rosarina de Fútbol es, prácticamente desde el momento en que desembarca el deporte en la ciudad hasta estos días, la organización madre que representa y recrea de manera fiel el espíritu deportivo que caracterizó a aquellos años de esplendor futbolístico.
A través de estas páginas, en las cuales se conjuga pasado, presente y futuro, la idea es recuperar la historia enriquecedora de un juego en el que pasión y destreza se confunden para poder proyectar este patrimonio a las nuevas generaciones de deportistas. Creemos que rescatar la memoria y reconocer a todos aquellos forjadores de ilusiones y promotores de tantas hazañas y logros en este deporte es un homenaje más que merecido. Esperamos que usted también se sume a esta tarea. Deseamos fervorosamente encontrarlo en estas páginas para que sienta, junto a nosotros, la misma pasión que nos une desde siempre.... EL FUTBOL.


La liga rosarina se dividen en 3 categorías (hablando nomás de la 1ª división, y no infantiles, , de inferiores, de futsal, etc.
*La "Primera División A - Copa Gobernador Molinas"
*La "Primera División B - Copa Santiago Pinasco"
*La "Primera División C – Copa Mariano Reyna"

PRIMERA DIVISIÓN A - COPA GOBERNADOR MOLINAS

*Forma de disputa:
Se disputará un solo campeonato anual con los dieciséis (16) equipos participantes según lo determinado por las clasificaciones de la Temporada 2011.
Jugarán todos contra todos a dos (2) ruedas en partido y revancha, determinados por estricto sorteo y acumulando puntos en una tabla general. Total: 30 fechas.
Será consagrado Campeón Absoluto el equipo que al término de las treinta (30) fechas haya obtenido la mayor cantidad de puntos.
En caso de igualdad de dos o más equipos en el 1er. Puesto se determinará la clasificación mediante la disputa de partido/s definitorio/s.
El equipo de simple afiliación mejor clasificado será consagrado Campeón de Simple Afiliación. En caso de empate de dos o más equipos en el puntaje, se definirá de la misma forma que lo establecido en el punto anterior.
Descenderán de categoría en forma directa, los dos (2) equipos que acumulen menor puntaje en la sumatoria de las dos ruedas. En caso de igualdad de puntos entre dos ó más equipos en alguno de los puestos, se determinará mediante la disputa de partido/s definitorio/s.· Los torneos de Pre Décima y Décima División continuarán como preliminares de los equipos de Primera División y tendrán el mismo sistema de disputa y clasificación que los dispuestos para los mismos.

*Equipos participantes de la Primera División A:

CLUB ATLÉTICO NEWELL'S OLD BOYS


Asociación Rosarina de Fútbol-Parte 1

Fundado un Martes, 3 de Noviembre de 1903

Reseña

A esta altura son muy pocos los que desconocen que Isaac Newell, junto a su esposa, fue el fundador del club que hoy lleva su apellido. Este inmigrante nacido en el condado de Kent, Inglaterra, arribó a nuestro puerto en 1869 con 16 años recién cumplidos. El destino lo llevó a tocar la puerta de una mansión de calle Entre Ríos, a metros del río Paraná, donde vivía nada menos que Guillermo Wheelright, el precursor del puerto rosarino.
Newell, profesor de inglés, instaló en 1884 su propio colegio, el Anglo-Argentino. Lo dirigió hasta 1900, año en el que delegó el manejo a su hijo Claudio. En el establecimiento educativo, donde actualmente funciona el Colegio Nacional Número 2, se matizaban las jornadas con fenomenales “picados” futbolísticos, de los que no sólo tomaban parte alumnos, sino también algunos ex alumnos. Tal entusiasmo recibió el permanente estímulo de don Isaac y la fervorosa adhesión de Claudio, según parece un muy buen jugador.
Los partidos disputados en el patio del colegio originaban encendidas discusiones y llevaron a pensar a Víctor Heitz, primer presidente ñulista, que era necesario canalizar esa pasión de una forma más organizada. Así pues, el 3 de noviembre de 1903, se realizó en el patio del colegio una reunión en la que quedó simbólicamente fundada la nueva institución. El nombre de Club Atlético Newell’s Old Boys (Los viejos muchachos de Newell) era una obvia alusión al viejo maestro.
La entidad tomó forma legal dos años más tarde, y su rica y ascendente historia deportiva se empezó a escribir ese mismo año (1905), cuando el equipo integrado por José Caloso; José Hiriart, Deolindo Barcelone; Wallace Wheeler, Antonio Fradua, Agapito Balbiani; Víctor Heitz, Guillermo Moore, Faustino González, José Viale y A. Lyon Pats, conquistó el primer campeonato organizado por la Liga Rosarina, adjudicándose la Copa “Santiago Pinasco”, donada por el intendente de la ciudad. Ese título lo haría suyo nuevamente al año siguiente.
Los éxitos deportivos llevaron a las autoridades del club a pensar en adquirir una cancha propia. Primeramente se ocupó un terreno cercano al Tiro Federal Argentino, en Boulevar Avellaneda y Humberto 1º, como podrá advertirse pleno corazón de la zona en la que ya estaba asentado Rosario Central, detalle que constituye un factor importante (sino decisivo), del ancestral antagonismo entre las dos escuadras. Las escasas comodidades que allí había (apenas una casilla de madera de dimensiones reducidas), llevó a los jóvenes a buscar un nuevo sitio, trasladándose tiempo después a los terrenos de un tal Gauna, en el barrio Vila, donde se instaló, ampliada y reacondicionada, la vieja casilla de la cancha original. Enseguida se le agregó una tribuna, también de madera, que más tarde lució por mucho tiempo en la cancha de Provincial.
Ocurría esto por 1907. Allí estuvo Newell’s durante cuatro años, hasta que se logró por fin la concesión de los terrenos ubicados en el Parque Independencia. El estadio se inauguraría el 22 de julio de 1911 con un encuentro amistoso ante el Club Porteño de Buenos Aires. El buen momento institucional, se coronó meses después con la obtención del título en la Copa Vila. En cuanto a los colores de la camiseta cabe decir que fueron instaurados en reconocimiento a la pareja fundadora. Se tomó un color de la bandera inglesa, el rojo, y uno de la alemana, el negro, en honor a la nacionalidad de Doña Anna, esposa de Isaac.
Hasta el advenimiento del profesionalismo Newell’s obtuvo 9 veces la Copa Vila y 4 la Pinasco. En la Asociación Rosarina de Fútbol ganó el Torneo Molinas en 24 oportunidades, y el Ivancich en 13 ocasiones. En cuanto a su desempeño en los torneos de AFA (a los que se incorporó en 1939), es también muy destacado su desempeño. De hecho Newell’s se ha convertido en uno de los clubes más ganadores y exitosos del interior del país. Consiguió cinco títulos nacionales: el metro de 1974, el campeonato de 1988, el de 1991 (en una histórica final con Boca Juniors en la Bombonera), el Clausura de 1992 y el Apertura de 2004. Por si fuera poco, se coronó subcampeón de América en las Copas Libertadores de 1988 y 1992.
En sus casi 110 años de historia, “la lepra” se ha erigido en una de las mayores canteras de futbolistas del mundo. De sus canchas surgieron, entre otros, Américo Gallego, Ricardo Giusti, Jorge Valdano, Sergio Almirón, Gerardo Martino, Gabriel Batistuta, Abel Balbo, Roberto Sensini, Mauricio Pochettino, Eduardo Berizzo, Walter Samuel, Gabriel Heinze, Leonardo Biagini, Lionel Scaloni, Maximiliano Rodríguez, y quien hoy es, sin lugar a dudas, el mejor jugador del mundo: Lionel Andrés Messi.
Su máximo goleador es Víctor Rogelio Ramos, centrodelantero que se desempeñó durante la década del 80 y llegó a marcar 104 tantos. Además, es uno de los 6 clubes del mundo que tuvo el orgullo de tener entre sus filas a Diego Armando Maradona. Su estadio, bautizado con el nombre de “Marcelo Bielsa” en diciembre del 2009, logró alcanzar, tras numerosas reformas, una capacidad de 38.000 espectadores, y es uno de los más grandes del interior del país, que supo ser sede del Mundial Juvenil Sub-20, realizado en la Argentina en el año 2001.
* Reseña suministrada por la dirigencia del club.


liga

CLUB ATLÉTICO TIRO FEDERAL ARGENTINO

Central

Fundado un miercoles, 29 de Marzo de 190

Reseña

Tiro Federal Argentino fue fundado el 29 de marzo de 1905. No obstante, el equipo albiceleste no participó del primer torneo oficial rosarino. Recién se incorporó a la Liga a mediados de 1906, y lo hizo en tercera división. Al año siguiente participó del torneo de segunda pese a que fue invitado a integrar el de primera. Sus dirigentes creyeron que lo correcto era ganar ese privilegio en la cancha. Así fue como obtuvieron el ascenso en 1907 y en el año ocho ya se tuteaban con Newell’s y Central, clubes que por entonces empezaban a congregar la mayor cantidad de adeptos.
De hecho Tiro Federal fue el tercer equipo de la ciudad, desde entonces y hasta el año 30 aproximadamente. Su hinchada era numerosa y bastante pasional. Los tirolenses se coronaron campeones de la Copa Vila de Primera División (la más importante de Rosario durante aquellos años de amateurismo) en 1920, 1925 y 1926. Además, también se quedaron con la Copa Ibarguren del año 20. Por ese trofeo pugnaban los campeones de las Ligas más importantes del país, la Liga rosarina y la Liga porteña. Debido al nivel de los equipos que la disputaban equivalía al título de campeón Argentino. En aquella edición Tiro superó 4 a 0 a Boca Juniors y de ese modo se sumó a Central y Newell’s, únicos clubes rosarinos que habían obtenido aquel prestigioso galardón.
Sin embargo, Tiro Federal fue perdiendo aficionados a medida que otro equipo de la ciudad brindaba mejores espectáculos: Central Córdoba. Sabido es que durante las primeras décadas del siglo XX el público gustaba del buen fútbol y no concurría a los estadios tanto por los colores sino más bien por los cracks que había en uno u otro elenco. De modo que con la aparición de Gabino Sosa y toda su magia la parcialidad charrúa se acrecentó notoriamente.
Tiro Federal ingresó a los torneos de AFA en 1944. Lo hizo junto con Argentino en el campeonato de ascenso. En 1950 una reestructuración relegó a ambos (y también a Central Córdoba) a la categoría inmediata inferior, la Segunda de ascenso. No obstante, Tiro realizó una gran campaña en 1951 y volvió a Primera B. En esos años no se lo identificaba como el equipo de barrio Ludueña. Su cancha estaba ubicada en Moreno y 27 de Febrero, y se la conocía como la “cancha del tanque” por la proximidad que tenía con un tanque de Obras Sanitarias.
Recién en 1956 se instaló en su actual emplazamiento, el viejo estadio de tablones de Casilda y Matienzo. En AFA continuó participando hasta el 64, año en el cual jugó el Torneo de Primera C. En las últimas fechas de ese campeonato no se presentó y fue desafiliado por la Casa Madre del Fútbol Argentino. Más tarde, cuando jugó exclusivamente los torneos de la Asociación Rosarina de Fútbol, estuvo a punto de desaparecer. Su carencia de vida social lo dejó con pocos socios, y la polarización de las simpatías entre “canallas” y “leprosos” le impidió contar con hinchas verdaderos. El nuevo barrio no se identificó con su representativo y como no surgían de sus filas jugadores de renombre o equipos ilustres, el estadio de tablones se convirtió en un elemento decorativo en la escenografía de Ludueña.
A mediados de la década del 90, Tiro Federal sufría serias dificultades económicas y deambulaba en la segunda división de Rosarina. Las viejas glorias que habían vestido su camiseta (como Carlos Guidi, Roberto Cochrane, Atilio Badalini, Juan Francia, Antonio Miguel o Federico Sacchi), no eran ya muy recordadas. Sin embargo, fue allí cuando apareció una inversión privada que lo salvó de la ruina. Carlos Dávola, su actual presidente, llegó a la institución con bríos revolucionarios, comenzó a invertir en ella, y de la noche a la mañana consiguió que el club levantara cabeza.
Desde entonces Tiro ascendió a la primera división de Rosarina (en 1997), fue tetracampeón del Torneo Molinas (durante el período 1998-2001) y simultáneamente comenzó a participar del Torneo Argentino B, consiguiendo ascender al Argentino A. A mediados del 2003 consiguió el ansiado ascenso a la Primera B Nacional de la mano de Daniel Teglia, y dos temporadas más tarde, justo en el año de su centenario, obtuvo el histórico ascenso a la Primera División del Fútbol Argentino. Lo logró con José María Bianco como DT, y superando en las finales a Gimnasia y Esgrima de Jujuy.
La incursión de Tiro en primera división no fue todo lo buena que se hubiese querido. Perdió ocho partidos consecutivos de arranque, y aunque luego levantó ligeramente, volvió a caer promediando el Clausura y no podría evitar el descenso. Eso sí, se dio el gusto de golear a Central, vencer a Newell's, y conseguir otros cinco triunfos: ante Lanús, Quilmes, Estudiantes e Instituto en dos ocasiones. Además, tuvo al máximo artillero: Javier Cámpora, que marcó 13 goles. Actualmente, milita en el Argentino A, y aunque sus inferiores ya no juegan en AFA, si compiten y en buen modo en Rosarina. Además, no sólo posee un moderno y remozado estadio, sino también un predio sobre Avenida Circunvalación, en el que construyó numerosas canchas de once, y un amplísimo sector de vestuario.


Argentina

CLUB ATLÉTICO ROSARIO CENTRAL

cordoba

Fundado un Martes, 24 de Diciembre de 1889

Reseña

No han quedado testimonios rigurosos acerca del nacimiento exacto de Rosario Central. Como la ciudad que lo cobija, no hay acta de fundación que determine con exactitud el momento del feliz alumbramiento. Sin embargo se sabe (en parte por la tarea de don Federico Flynn, primero jugador, luego presidente, y finalmente historiador de la entidad) que allá sobre fines de 1800 un grupo de obreros del Ferrocarril Central Argentino se reunía, luego de la jornada laboral, a practicar un rudimentario fútbol en los terrenos baldíos de Villa Sanguinetti, a metros del nacimiento de Avenida Alberdi.
Los directivos de la empresa ferroviaria tampoco eran ajenos a aquellos “picados”. El ejemplo de Atlético del Rosario había encendido el fervor y no eran pocos los que querían practicar el deporte en un ámbito menos formal que el riguroso que existía en Plaza Jewell. Así las cosas, un grupo de entusiastas limpiaron un terreno del viejo barrio de Talleres, montaron un par de arcos con troncos de árboles y acondicionaron, a manera de vestuario, un vagón abandonado en las inmediaciones.
En la víspera de la navidad de 1889, cerca de setenta personas se congregaron en un desaparecido café de la Avenida Alberdi 23 bis (donde cien años después se levantaría el Colegio Talleres). Fue entonces un inglés, Thomas Mutton, el que propuso formalmente la creación de un club de fútbol, sugiriendo para el mismo el británico nombre de “Central Argentine Railway Club”. Los asistentes dieron su aprobación al proyecto por aclamación, y eligieron como presidente de la institución al más fogoso de los oradores, Mister Colin Bolin Calder, caballero inglés. Era el nacimiento de Central, club que ostenta en la actualidad, el título de ser el de mayor antigüedad en la práctica de este deporte entre aquellos que participan en torneos de A.F.A.
No fue fácil al principio conseguir rivales para el novel equipo. Mister Mulhall, integrante de Comisión Directiva, se fatigaba cada mañana en los muelles buscando algún barco cuya tripulación estuviese dispuesta a competir amistosamente con la flamante escuadra. Finalmente en 1890 un grupo de animosos marineros británicos aceptó el convite y en las inmediaciones de la que hoy es la bajada Sargento Cabral, se jugó el primer cotejo del que se tiene registro. Central alistó a M. Barton; Postell y Camp; J. Muskett, J. Barton y King; McLean, T. Muskett, Green, McIntock y Hooper.
La fusión entre las líneas ferroviarias Buenos Aires y Central Argentino marcó en 1903 un verdadero hito en la historia del club, ya que Rosario recibió una notable afluencia de operarios criollos provenientes de Campana y San Martín. Estos se sumaron de inmediato al fútbol aunque chocaron con frecuencia, por meras razones generacionales más que de otra índole, con los fundadores de la institución. Finalmente Miguel Green (centrodelantero del equipo) propuso que se permita el ingreso como socio a personas no pertenecientes a la empresa ferroviaria, y en la misma Asamblea sugirió “acriollar” el nombre de la entidad, idea muy festejada por los trabajadores.
Tras muchas gestiones ante el Consejo Deliberante, Central obtuvo la cesión de los terrenos ubicados en Bulevar Avellaneda, calle 31 (actual Cordiviola), y Avenida Central (hoy Génova). El 3 de diciembre de 1925 se inauguró el Estadio mundialista de Arroyito. Hoy en día, además del Gigante, se puede mencionar entre las instalaciones y patrimonio del club, a la Ciudad Deportiva de Granadero Baigorria (ambos sitios dotados de canchas de fútbol, balnearios y piletas), el Predio de Nuevo Alberdi denominado “Cosecha” (utilizado primordialmente para los planteles juveniles que juegan en los torneos de Rosarina), el micro Estadio Cubierto del Cruce Alberdi, y el recientemente adquirido Predio de Arroyo Seco, donde supo estar el club Real de esa localidad.
Rosario Central ostenta innumerable cantidad de títulos. Fue campeón de los Torneos Oficiales de AFA en cuatro oportunidades: Nacional 1971, 1973, 1980, y torneo 86-87. Ganó además la Copa Argentina de 1974, y la Copa Conmebol de 1995, logró que lo convirtió durante algún tiempo (hasta que Talleres consiguió años más tarde el mismo título) en el único equipo del interior del país que había ganado un certamen internacional.
En la Asociación Rosarina de Fútbol también fue multicampeón. Ganó 27 veces el Torneo Gobernador Molinas. El primero en 1937 y el último en el 2011. En los últimos años sus participaciones en Torneos Continentales han sido frecuentes. Disputó la Copa Mercosur, la Conmebol, y la Libertadores de América con formidables resultados. Actualmente atraviesa un momento que no es de los mejores en su historia. Está disputando el Torneo de la Primera B Nacional, aunque lo hace con cierto suceso, pues es uno de los principales protagonistas que pugna por conseguir el ascenso.
Algunos de los muchísimos jugadores del club que triunfaron y fueron transferidos al exterior son: Marcelo Pagani, Daniel Carnevali, Cristian Gonzalez, Horacio Carbonari, Edgardo Bauza, Omar Palma, José Chamot, Walter Gaitán, Juan Antonio Pizzi, Ezequiel Gonzalez, Patricio Graff, Pablo Sánchez, Eduardo Bustos Montoya, Federico Lusenhoff, Roberto Bonano, Marcelo Delgado, José María Buljubacich, César Delgado, Luciano Figueroa y Ángel Di María entre tantos otros.
Su máximo goleador es Mario Alberto Kempes, y el hombre con más presencias vistiendo la casaca auriazul “el negro” Jorge González. Por otra parte, Bauza es uno de los defensores más goleadores del mundo. Por último, cabe agregar que si bien el club es reconocido por sus conquistas futbolísticas también posee una activa vida social. En sus instalaciones es posible practicar deportes amateurs tales como básquet, natación, voley, judo, hockey, gimnasia deportiva, patín, canotaje, y fútbol femenino entre otros. Además, sólo en divisiones inferiores (entre AFA y ARF) el club de Arroyito tiene más de 600 jugadores inscriptos.


newell's

CLUB INFANTIL ORIENTAL


f��ttbol

Fundado un Viernes, 1 de Mayo de 1964

Reseña

El Club Infantil Oriental está próximo a cumplir 50 años de vida institucional, y desde el momento mismo de su fundación ha sido punto de encuentro ineludible para los vecinos de zona sur. Emplazado en el corazón de dicha barriada, los aurinegros han sabido convertirse en destacados animadores de los campeonatos de la Asociación Rosarina de Fútbol, y hoy por hoy se dan el gusto de tener, tanto a su primer equipo como a sus divisiones inferiores, en los máximos torneos que organiza nuestra Liga.
El progreso que ha experimentado la institución en los últimos años ha sido notable. Donde antes existía un precario alambrado rodeando el campo de juego, hoy se erige un muy bien mantenido cerco perimetral. Un tapial de tres metros de altura, con sus paneles en perfecto estado, y un “parapelotas” inmenso, de 70 metros de largo por 6 de alto. En la cancha de once también se invirtió para mejorar su estado, y las dos de fútbol infantil son un billar. Una de éstas, inaugurada en el año 2001, fue denominada con el nombre de “Juan Guillermo Voguet”, y se convirtió en escenario de los cotejos televisados de baby.
La historia de Oriental dice que Luis Hasen fundó “La Criolla”, un humilde equipo mediante el cual pudo conocer a Edmundo Flores, el por entonces técnico de Arijón. Ambos entablaron una buena amistad y decidieron fusionar sus planteles antes de emprender un viaje juntos a la República Oriental del Uruguay. Allá los esperaba un apretado itinerario de partidos amistosos. A su regreso, los chicos decidieron llamar a esta unión de clubes Oriental, en agradecimiento a la cordialidad y afecto que habían recibido en el país vecino. Además, adoptaron los colores amarillo y negro por Peñarol de Montevideo.
A comienzos de la década del 70 participaron también de los Campeonatos “Evita”, donde por dos años consecutivos obtuvieron el título del Departamento Rosario. Finalmente, la entidad ingresó a la Asociación Rosarina de Fútbol en el año 81, hecho fundamental que lo obligó a dar un salto de calidad y representó, en su momento, un enorme desafío para el club, ya que a partir de ahí comenzó a competir con los “grandes” del fútbol de nuestra ciudad.
De su seno han salido jugadores que llegaron al profesionalismo. Nombres reconocidos y con peso propio, tales como Ever Banega, ex Boca Juniors y actualmente en Valencia de España; Damián Manso, ex Newell's y actualmente volante de la Liga de Quito; y Rodolfo “chino” Aquino, ex Newell's y Colón de Santa Fe. Pero otros, quizás no de nombres tan resonantes, también han hecho pie en el fútbol de AFA. Sebastián Flores Coronel, Pedro Aguirrez, y Marcelo Maidana, son otros de los jugadores formados en el club.
Los títulos y trofeos que obtuvo el “aurinegro” en divisiones inferiores y divisiones infantiles son muchos. En el 2011, Oriental pudo coronarse campeón de dos torneos de Primera: el Hermenegildo Ivancich, y de simple afiliación en el Gobernador Molinas. En la Copa Pinasco de segunda división, fue campeón en dos oportunidades. En el año 1983 y en el 2008, ambos logros le significaron el ascenso.


Asociación Rosarina de Fútbol-Parte 1
liga
Central

CLUB RENATO CESARINI

Argentina

Fundado un Miercoles, 15 de Enero de 1975

Reseña

Renato Cesarini nace como una forma de homenajear a aquel brillante jugador y técnico que tuviera nuestro país. Fue fundado en 1975 por ex jugadores profesionales y de la Selección Nacional: Jorge Raúl Solari, su hermano Eduardo, Ermindo y Daniel Onega, y Luis Artime entre otros. Ellos, amparados en la lección de vida que les había legado el difunto Renato, especialista en forjar personas de bien a partir de sus innegables cualidades pedagógicas, debían asumir el desafío de mostrar y enseñar una línea de conducta.
Alguien tenía que recoger el guante legado por el viejo maestro, educando a través del deporte, forjando nuevas generaciones de hombres, que además de haber aprendido a querer desde niños a una pelota de fútbol, estén preparados para entender que la vida no termina en el accidente de llegar o no a ser un jugador profesional. Ya decía el querido Renato Cesarini: “Lo más parecido a la vida es una cancha de fútbol. Allí están todos los personajes”. Tales principios, y fundamentalmente el de educar y prevenir a través del deporte, lo hicieron merecedor del intento de perpetuar su nombre en una institución deportiva.
Renato Cesarini es en la actualidad el club amateur más importante de la Argentina. Cuenta con un campo de deportes de 35 hectáreas, en el cual conviven más de 50 canchas de fútbol con dimensiones reglamentarias. Algo inigualable en todo el país, récord que ni las más prestigiosas entidades profesionales pueden alcanzar. Asimismo, posee dos pensiones para albergar a los jugadores del interior del país, que juntas superan la capacidad de 200 personas. Una de ellas, ubicada en pleno macro-centro de la ciudad de Rosario, fue comprada recientemente, refaccionada de la mejor manera, y equipada con modernos artefactos tecnológicos.
Renato tiene 15 equipos que participan de los torneos oficiales de la Asociación Rosarina, y ha sido campeón de su máximo campeonato (el Molinas) en tres oportunidades (1978, 1995 y 2004). Es además, el club que mayor cantidad de jugadores por año promociona a los clubes profesionales de AFA (un promedio de 30 futbolistas por temporada). Para alcanzar semejante nivel de excelencia cuenta con una red de selección y detección de jugadores en todo el país.
Esto también lo ha convertido en el club amateur que más jugadores ha proveído a las Selecciones Nacionales. Ha sido sparring de la Selección Argentina en los Mundiales de México ’86, Italia ’90, USA ’94, y Francia ’98. Una costumbre que se inició de la mano del Dr. Bilardo, y que continuaron en el tiempo Alfio Basile y Daniel Passarella. Entre los jugadores más relevantes que han surgido de la cantera de Renato Cesarini y pueden ser mencionados en esta breve reseña, están: Roberto Sensini, Andrés Guglielminpietro, Santiago Solari, Fabián Cubero, Javier Mascherano y Martín Demichelis.
El conjunto aurirrojo acostumbra a realizar al menos una o dos giras internacionales por año. Su Escuela de Fútbol apunta primordialmente a una actividad interdiciplinaria para favorecer el desarrollo armónico del niño y sus cualidades físicas, psicológicas y sociales. En la edad de la escuela elemental el niño atraviesa un período en el cual se desarrollan al máximo sus capacidades de coordinación motora y por ende en esos años deben ser formados por adultos capaces que sepan transmitir sus conocimientos y experiencia de la mejor forma.
En Renato se busca favorecer el desarrollo integral del niño en sus aspectos psico-físico-social, respetando las etapas evolutivas del mismo. Promover la estructuración del esquema corporal, espacio, tiempo y ritmo a través de la mayor cantidad de experiencias posibles. Y revalorizar el juego como conducta totalizadora, libre, placentera y espontánea, a través de la cual el niño se contacta con el mundo, internaliza sensaciones, conocimientos, y pautas de vida social, que le permitirán la integración y adaptación paulatina a la realidad.
Pero los ya mencionados jugadores, la mayoría de ellos con extensas trayectorias en la Selección Nacional y el continente europeo, no han sido los únicos “formados” en Renato Cesarini que se desempeñan (o se han desempeñado) en los clubes profesionales de Argentina o el mundo. También fueron “aurirrojos” Leandro Gioda, Norberto Araujo, Guillermo “grillo” Larrosa, Guillermo “chirola” Romero, Hermes Aldo Desio, Javier Gandolfi, Alejandro Saccone, Martín Pautasso, Martín Vitali, Guillermo Israelevich, Marcos Aguirre, Esteban Solari, Miguel Torren e Iván Pillud.


cordoba

CLUB ATLÉTICO CENTRAL CÓRDOBA

newell's

Fundado el Sábado, 20 de Octubre de 1906

Reseña

El Club Atlético Central Córdoba se llamó en sus comienzos “The Córdoba And Rosario Railway Athletic Club”. Si bien en 1915 ya adoptaría su actual denominación, su desarrollo está indisolublemente ligado al ferrocarril, medio de movilización que generó un singular desarrollo del barrio de Tablada. Todo comenzó cuando en los terrenos cercanos a la Estación ferroviaria “Córdoba y Rosario” aparecieron cuatro palos plantados a modo de sendos arcos (sin travesaño) y fue suficiente para que la pasión futbolera se encendiera. El “viejo” Carman fue uno de los incansables propulsores que nucleó voluntades en allegados a la empresa ferroviaria, e instó para la creación de un club con “todas las de la ley”.
Emplazado en zona sur de la ciudad, se desarrollan actualmente en sus instalaciones diversas disciplinas deportivas. El estadio de fútbol, ubicado entre calles Juan Manuel de Rosas, Virasoro, 1° de Mayo y Gálvez, tiene capacidad para 17.000 espectadores y debe su nombre al gran Gabino Sosa, delantero de notables cualidades, que incluso ha sido señalado por muchos como uno de los mejores exponentes de todos los tiempos.
Esta merecida denominación la adquirió el 7 de noviembre de 1969 por unanimidad en una Asamblea de socios. Los arcos de la cancha, hasta 1957, tuvieron una orientación Norte-Sur. Luego, con el ascenso a Primera División, el estadio fue refaccionado y los arcos se ubicaron como están en la actualidad. La reinauguración fue en 1959 en un partido contra River Plate que el charrúa ganó 2 a 0. Más tarde se inaugurarían modernos vestuarios, una tribuna de cemento en la parte sur, y en noviembre del 95 un sistema lumínico apto para la televisación de encuentros nocturnos.
Los charrúas participan en los campeonatos de la Liga Rosarina desde la fundación de la misma en 1905, sin embargo su primer acta data de octubre de 1906, siendo su primer presidente el Sr. Juan de Bessere. En 1931, cuando la antigua Liga adoptó el nombre de Asociación, Córdoba continuó disputando sus torneos. El color de su divisa en sus orígenes fue borra de vino, pero en 1915 adoptó el tradicional azul con vivos rojos, y castellanizó además su británica denominación.
Uno de los trofeos que la entidad exhibe con mayor orgullo es la Copa Beccar Varela, obtenido allá por 1934 luego de una intensa definición ante Racing Club de Avellaneda, en la que se impusieron los rosarinos por goleada en el cuarto partido. Cabe resaltar que dicha Copa revestía muchísimo prestigio en esa época, y fue jugada por equipos de Argentina y Uruguay, siendo considerada por muchos, una suerte de antecesora de la actual Copa Libertadores, máximos premio continental hoy por hoy a nivel clubes.
Su cosecha de campeonatos es abundante. En 1932 ganó el primer campeonato local (primera edición del Torneo Gobernador Molinas), cuando todavía jugaban en él los primeros equipos de Central y Newell's. En 1956 ganó el Campeonato de Ascenso. En 1973 fue campeón de la “C”, así como también en 1986 y 1987. Gabino Sosa, Vicente “Capote” de la Mata, Dante Álvarez, Félix Ibarra, Luis Indaco, Indalecio López, Tomás Felipe Carlovich, Jorge Nelson Forgués, Oscar Santángelo, Claudio Ubeda, Cristian Domizzi, Horacio Ameli, Silvio Carrario, Miguel Ángel Ibáñez, Andrés Radice y Daniel Núñez, son apenas un puñado de la innumerable cantidad de nombres que siguen alimentando los buenos recuerdos de la parcialidad charrúa.
En cuanto al Torneo Gobernador Molinas, Central Córdoba es, después de Central y Newell’s, el que más lo ha ganado: nueve veces. Su actual presidente es el C.P.N. Jorge Cornú y entre sus objetivos inmediatos se encuentra retornar a la Primera B Metropolitana, divisional que lo tuvo como protagonista durante muchos años. Entre sus instalaciones se encuentran el Complejo Polideportivo de Gálvez, que tiene una extensión de 4 hectáreas y sirve como lugar de entrenamiento para todas las divisiones juveniles del club; y la Sede Social de calle San Martín al 3200, que posee tres gimnasios cubiertos y multidisciplinarios, un estadio cubierto de frontón, y un natatorio climatizado. La actividad es tan intensa en Central Córdoba, que diariamente practican deportes en él alrededor de 1.000 jóvenes. Asimismo, son más de 1.500 los jugadores que la entidad tiene fichados en la Asociación Rosarina de Fútbol.


f��ttbol

CLUB ATLÉTICO ALIANZA SPORT


Asociación Rosarina de Fútbol-Parte 1

Fundado el Sábado, 28 de Septiembre de 1963

Reseña

Alianza Sport se fundó el 28 de septiembre de 1963. En sus comienzos participó de ligas barriales, y posteriormente ingresó en LIFA, liga de Villa Gobernador Gálvez en la que permaneció varios años. Más tarde, entre los clubes de Rosario que jugaban en Lifa, se formó una nueva Liga llamada ADIRO. Finalmente, en 1996, la dirigencia del club se vio en condiciones de dar el gran salto. Padres, dirigentes y asociados consideraron que para seguir creciendo lo mejor era afiliarse a la Asociación Rosarina de Fútbol y así lo hicieron.
Con esfuerzo, pero sabiendo que tenían la estructura y los planteles suficientes para hacer frente a tan exigentes competencias, Alianza ingresó a Rosarina, y desde entonces prestigia sus torneos. Los colores que adoptó fueron, aparentemente, elegidos en concordancia con los de Alianza Lima de Perú. Originariamente la institución se ubicó en Dorrego y Presidente Quintana, en unos terrenos cercanos a la vía. A comienzos de la década del 70 se instaló en el predio de Moreno y Gutiérrez que ocupa hoy en día. En él conviven una cancha de fútbol once con tribuna, una de fútbol infantil, vestuarios, y un salón techado con buffet y mesas que sirve de permanente lugar de reunión.
De la cantera de Alianza Sport salieron un par de jugadores de enorme jerarquía. Hombres de Selección que incluso han llegado a ser campeones del mundo: “el tolo” Américo Rubén Gallego, en la Selección Mayor; y “el chelito” César Delgado, en la Sub-23 que jugó los Juegos Olímpicos de Sidney 2000. No obstante, el semillero del aurinegro vio crecer a otros cracks que alcanzaron el profesionalismo: Hernán Encina, Sebastián Cobelli y Eber Banega, actual jugador del Valencia de España. Sin dudas que cada uno de estos nombres constituyen todo un lujo para una institución tan humilde, y demuestran el talento y potencial que poseen los chicos de la zona.


liga
Central

[ASOCIACIÓN DEPORTIVA Y RECREATIVA B.A.N.C.O. (Barrio Alberdi Nuevo Centro Organizativo)

Argentina

Fundado el Lunes, 6 de Septiembre de 1999

Reseña

Con dos objetivos fundamentales como son la promoción del deporte y la formación integral de las personas que concurran a practicarlo, B.A.N.C.O, viene a sustituir al antiguo Club Banco Nación de Rosario, fundado el 10 de mayo de 1949 y reafiliado a los torneos de la Asociación Rosarina de Fútbol en el año 1998.
Banco Nación, sin embargo, ya había participado durante 25 años en nuestra Liga. Luego, y gracias a un permiso especial otorgado por la ARF, intervino en la Liga Sanlorencina. Allí obtuvo numerosos campeonatos en todas las categorías a lo largo de 20 años y finalmente, debido a situaciones anómalas suscitadas en dicha Liga, el club decidió reafiliarse a Rosarina.
En la Asamblea del 24 de junio de 1999 se tomó la decisión de constituir una Asociación Civil que funcionara con personería jurídica con el propósito de dividir la parte de fútbol y funcionar en forma independiente del club. El día 20 de octubre de ese año se obtuvo la personería jurídica definitiva, y a partir del primero de enero de 2000, la entidad participaría en nuestra Asociación bajo su nueva denominación. Barrio Alberdi Nuevo Centro Organizativo, o como lo conocerían todos desde entonces: B.A.N.C.O.
Con características de club social y deportivo, BANCO cuenta con comodidades dignas de ser destacadas. Entre ellas, el predio ubicado sobre Boulevar Rondeau al 2900, que concentra el mayor movimiento y en el cual se practican disciplinas tales como fútbol, paddle y tenis. En 1995 el club fue campeón del Torneo Apertura de 5ta. División B y en 1999 ganó el Apertura de 7ma. División B. Los tres jugadores más destacados, que surgieron de su semillero y llegaron al profesionalismo, son Ezequiel González, Mariano González y Leonardo Díaz.
Pese a ser uno de los clubes más jóvenes de la Rosarina, ya ha conseguido ascender al máximo torneo de la Liga: El Gobernador Molinas. Lo logró en la temporada 2011, por primera vez en su corta historia, tras coronarse subcampeón del torneo de la B. Además, puede jactarse de haber sido uno de los primeros clubes amateurs de la ciudad en poseer una página de Internet propia, como lo es www.clubbanco.com, sitio que sigue funcionando y brinda la más completa información referida, obviamente, al tricolor de zona norte.


cordoba

Parte 2: http://www.taringa.net/posts/deportes/15054787/Asociacion-Rosarina-de-Futbol-Parte-2.html
Parte 3:http://www.taringa.net/posts/deportes/15054793/Asociacion-Rosarina-de-Futbol-Parte-3.html
Parte 4:http://www.taringa.net/posts/deportes/15054800/Asociacion-Rosarina-de-Futbol-Parte-4.html

Anuncios

1 comentario - Asociación Rosarina de Fútbol-Parte 1