Grondona y la agresión a Arsenal: "cómansela doblada&

Cuenta el hijo, Julito Grondona:
"Para salir de Brasil tuve que pedirle perdón en nombre de Arsenal al hombre que me apuntó. Le tuve que pedirle disculpas al que me puso el arma en la nuca.... Y me gozaba. A Nervo y Marcone, también". Y más de una historia increíble: "Hubo probemas con la Policía militar. Una vez que pasó lo del campo de juego, que empezaban a sacar armas, en el vestuario nos hicieron un embudo. Y en ese embudo el último soy yo y venían 50 militares sacando revólveres y Itakas. Y empiezan a decirles a los jugadores que se tiraran al piso, cuerpo a tierra. Los muchachos se iban tirando, y veo cómo le ponen el arma en el pecho a Alfaro, mi primo Gustavo les dice que por favor no tiraran. Y a mí me pegaron de atrás, veo a un policía que cuando me agacho me pone la pistola en la nuca". Ojo que sigue: "Entraron por otra puerta del vestuario y nos agarron, no teníamos salida".

Y luego...
¿Qué le dijo su papá, Julio Grondona? "'No te hagas el gil y ahora te la tenés que comer doblada', me dijo cuando lo llamé por teléfono. Y admitiendo, la tuvimos que comer doblada, si no pagábamos la finanza íbamos a estar detenidos y cada vez iba a haber más penas".

0 comentarios - Grondona y la agresión a Arsenal: "cómansela doblada&