El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Historia del Futbol (Uruguay)

Anuncios

Hola amigos, espero que les interese y que les agrade y principalmente que les agrade a los Uruguayos. Primero les contaré la historia del futbol y despues la historia Uruguaya (AUF) en el Futbol mundial. Comenzemos...

Historia del Futbol (Uruguay)


HISTORIA DEL FUTBOL



El fútbol fue jugado por primera vez en Egipto, como parte de un rito por la fertilidad, durante el Siglo III antes de Cristo. La pelota de cuero fue inventada por los chinos en el Siglo IV antes de Cristo. Los chinos rellenaban estas pelotas con cerdas. Esto surgió, cuando uno de los cinco grandes gobernantes de China en la antigüedad, Fu-Hi, apasionado inventor, apelmasó varias raíces duras hasta formar una masa esférica a la que recubrió con pedazos de cuero crudo. Acababa de inventar la pelota. Lo primero que se hizo con ella fue sencillamente jugar a pasarla de mano en mano. No la utilizaron en campeonatos.

En la Edad Media hubo muchos caballeros obsesionados por los juegos con pelota, entre ellos Ricardo Corazón de León, quien llegó a proponer al caudillo musulmán Saladino, que dirimieran sus cuestiones sobre la propiedad de Jerusalem con un partido de pelota. Los Hindúes, los persas y los egipcios adoptaron este elemento para sus juegos, utilizándolo en una especie de handball o balonmano. Cuando llega a Grecia, es llamada esfaira (esfera). Los romanos la comienzan a denominar con el nombre de "pila" que con el tiempo se transformaría en pilotta, evolucionando el término a la denominación actual.
Los griegos y los romanos practicaron el fútbol, y estos últimos los llevaron a las islas británicas. El juego se convirtió en deporte nacional inglés, y a principios del Siglo XIX dio origen al rugby. El fútbol moderno tuvo su origen en Inglaterra en el Siglo XIX. Pero su nacimiento es muy anterior, puesto que los juegos de pelota practicados con el pie se jugaban en numerosos pueblos de la antigüedad. El Harpastum romano es el antecedente del fútbol moderno, y se inspiró en un juego griego que utilizaba una vejiga de buey como pelota. Los romanos, en época del imperio, llevaron a Britania este juego, donde -según datos legendarios- se practicaba una especie de fútbol nativo.

Durante la Edad Media el fútbol fue prohibido por su carácter violento, y recién en 1848 apareció el Primer Reglamento de Cambridge, destinado a unificar las distintas reglas que se utilizaban. En 1863 se crearon nuevas reglas y el fútbol se separó definitivamente del rugby. El 21 de mayo de 1904 se funda la FIFA (Federación Internacional del Fútbol Asociado) y por primera vez se establecen reglas mundiales.

La Copa Mundial
El 26 de Mayo de 1928, el Congreso de la Federación Internacional de Fútbol Asociado, ubicado en Amsterdam, decidió, organizar una competencia (la Copa Mundial) de todas las naciones afiliadas. En 1930 se realiza el Primer Campeonato Mundial de Fútbol en Uruguay. La Selección Uruguaya sale Primer Campeón Mundial de Fútbol, tras vencer a la Selección Argentina por 4 a 2.

De los puntos más resaltantes de la historia de la Copa Mundial tenemos como país que ha estado presente en todas las fases finales desde 1930, a Brasil, con un total de 15 veces. También cabe resaltar que los Brasileños han ganado 49 de los 73 partidos jugados.

Entre personajes destacados esta Fontaine, Francés quien tiene el récord de más goles marcados durante una fase final, obtenido en el mundial de Suecia en 1958. Y Edson Arantes do Nascimento, Brasileño, conocido en todo el mundo como Pelé, como el jugador que ha participado y ganado en tres Copas Mundiales, 1958, 1962 y 1970.

Uruguay

URUGUAY Y SU FUTBOL


Mundo



En Uruguay, hablar de Selección, es sin ningún tipo de duda o confusión, hablar, sentir, palpitar por una delegación futbolística ligada indisolublemente al país, que lo encarna, que lo representa y expresa. Selección es fútbol y es país. En su proceso de integración y preparación, en la disputa de un partido o torneo, significa de hecho e implícitamente confrontación internacional, que pone en juego el orgullo y el prestigio nacional. Con la misma pasión, única e indisoluble, tanto en un partido amistoso, en un torneo juvenil, en la Copa América o en la Copa del Mundo.

Ya desde su nacimiento, el fútbol uruguayo buscó de inmediato su proyección internacional. En el plano directriz, preámbulo organizador de la confrontación deportiva, y en esta misma, verdadera razón de ser y esencia definitoria de la actividad futbolística, la cual es necesariamente continua y debe ser permanentemente renovada. En el fútbol no hay tiempo de inactividad, oportunidad de evadir la defensa de lo conquistado o lo perdido, la revancha es omnipresente, sin limitaciones de tiempo o espacio.

Por esta razón antes, durante y después de creada la competición nacional, estuvo siempre presente la actividad internacional del fútbol uruguayo y la presencia y acción de su equipo representativo, cuya integración siempre fue discutida apasionadamente, dramáticamente, enconadamente incluso, a nivel nacional. Cada uruguayo por antonomasia es un seleccionador nato y desde la primer selección conformada sobre el apoyo de unos y la oposición de los que tenían una propuesta mejor, en cada equipo y en cada delegación estaba en juego la mejor representatividad del país. Quizás reflejando esa realidad política, social y económica del país, que innovaba en estos tres aspectos, donde el ser ciudadano estaba profundamente imbuído de una profunda conciencia social, libre, democrática, abierta a todas las corrientes ideológicas, con absoluta libertad de cultos, y que buscaba, afirmar esa profunda identidad nacional en el crecimiento ideológico, en el intercambio y en una concepción profunda de apertura hacia todo el mundo.

El fútbol y su síntesis: “el combinado” de los primeros tiempos, la selección de ayer, de hoy, la de mañana, siempre significó y significará una verdadera identificación con el ser social nacional, con sus tradiciones y valores intrínsecos, siendo a la vez embajada, representante y símbolo del Uruguay, como sublimación de todos sus valores ciudadanos. El equipo uruguayo en la disputa de la 2ª Copa América, en Río de Janeiro en 1919, defendiendo su título de campeón, ingresa al campo de juego, saludando al público portando la bandera de Brasil, el hurra lanzado por el adversario es un mensaje de paz y amistad del pueblo uruguayo a través de sus “futbollers” que lo representan. De igual forma los argonautas del 24, primera delegación futbolística sudamericana en pisar suelo europeo, representando de hecho al Uruguay, colocan una placa en la casa donde nació don Bruno Mauricio de Zabala, fundador de Montevideo, en Durango, o rinden homenaje a Concepción Arenal, o concurren a depositar una ofrenda floral a la tumba del soldado desconocido bajo la sombra del Arco de Triunfo. En la ciudad luz, en 1924 no están solo futbollers, se encuentran los representantes del pueblo uruguayo, los Campeones de América.

Esta constante, representación, confrontación e intercambio y afirmación de valores propios, jalona la historia de la selección nacional, que repetimos es a su vez, indisolublemente la historia del fútbol uruguayo y la de su proyección internacional. Primero se busca la confrontación deportiva con el fútbol argentino, ya fuera bonaerense o rosarino, recogiendo directas tradiciones históricas, la propia de la cuenca del “rio ancho como mar”, o la tradición de rivalidad de las empresas inglesas afincadas en ambas márgenes del Río de la Plata, o instaladas remontando un poco el curso del “río de los pájaros pintados”, que terminó dando su nombre al Uruguay. Después durante las primeras décadas del 900 se trata de competir, medir fuerzas, aprender, con cuanto equipo de fútbol arribase al Río de la Plata: tripulaciones de los buques de guerra o mercantes de la flota inglesa, clubes profesionales ingleses, vascos, españoles, italianos, húngaros, checoeslovacos, etc.

Siempre, quizás demostrando con la permanente constancia, el fracaso histórico de un destino común, se ejercita de ambos lados, la constante rivalidad Uruguay - Argentina, Argentina – Uruguay. Desde la disputa de las Copas “Caridad” y “Lipton”, la revancha de Octubre frente a los Olímpicos del 24, donde surgen para el fútbol rioplatense y del mundo nuevas realidades llamadas alambrado, gol y vuelta “olímpicas” y el abstracto concepto de “campeón moral”; hasta la doble final de Copa América para el Juego Olímpico de 1928, demostrando a todo el orbe la calidad y jerarquía indiscutibles del fútbol rioplatense.

Se disputó hasta los colores de la camiseta del combinado de las naciones unidas y separadas por el Río de la Plata.

Precisamente esta disputa por los colores emblemáticos y su resultado, significa a la postre, la identificación del fútbol uruguayo, con su estilo, con su manera de jugar al fútbol, significa la base de su propio futuro y a la vez anuda indisolublemente los lazos, el valor emotivo, pasional, y de profunda identificación con el país.

El 15 de agosto de 1910, como no podía ser de otra manera, en un partido contra la Selección Argentina nace la camiseta celeste. Hasta esa fecha, casaquillas blancas, azules, con o sin diagonal fueron usadas por el fútbol oriental, mientras que el argentino oscilaba entre el albiceleste o el propio celeste. Se define Argentina por el rayado albiceleste, mientras los orientales, disimulando la permanente emulación con los “hermanos argentinos”, comienzan insensiblemente a utilizar el rayado albiceleste con toques rojos –escudo o diagonal- correspondientes a los colores de la bandera de la en esos momentos Liga Uruguaya de Football, con la consecuente similitud de colores y reconvención amistosa de la Asociación Argentina de Football. Ante este estado de cosas y programado el citado encuentro por la Copa Lipton, Uruguay sale al campo de juego de Belvedere luciendo casaca celeste, recogiendo iniciativa del River Plate oriental triunfador con esa camiseta, ante el glorioso Alumni porteño, usada obligadamente por identidad de verticales blanqui-rojas de ambos clubes.

Rivalidad y triunfo son los númenes presentes en el nacimiento de una camiseta, que se convirtió en emblema nacional. Celeste define al Uruguay, a todo lo uruguayo y no sólo en cualquier competición deportiva. Todo Uruguay, sin distinción de sexo, raza, ideología o credo es “Celeste”, le guste o no el fútbol, le guste o no cualquier actividad deportiva a la que se incorporó, sin excepción, esta divisa. Lo es dentro y fuera de fronteras, tan celeste como el cielo de la Banda Oriental, siendo esto mérito del fútbol y de todos los que lo hicieron y lo hacen realidad. Celeste es competir, con lealtad, con integridad, con capacidad y valentía, dando lo mejor de sí, representando con honor, dignidad y entrega total al Uruguay, siendo esto una vocación, un sentimiento, una pasión, profundamente enraizada en el ser social oriental.

Este sentimiento ciudadano-deportivo o mejor dicho ciudadano-futbolístico es un aporte del fútbol rioplatense en general y del fútbol uruguayo en particular al mundo. Por más que en sus inicios fuera contemplado con cierta ironía y condescendencia, hoy que se ha universalizado “globalmente” y cada rincón de la tierra vibra y siente por la selección de su país, futbolísticamente de un modo similar a lo que lo hicieron aquellos pioneros uruguayos, es de justicia reivindicarlos como vanguardia. A los que llevaron en triunfo por Montevideo en 1906 al jugador Juan Pena, porque le había convertido un único y solitario gol al Nottinghan Forrest, el de “los profesionales ingleses”, no importando los seis goles que éste había marcado. A los que se volcaron a la calle en todo el país festejando los triunfos del 24, 28, 30 o 50 y que fueron considerados como incultos y fanáticos por manifestar su orgullo y alegría nacional. A los que, también como representantes de todo el país, sufrían abatidos, desconsolados y llorosos, ante el asombro de periodistas europeos y del público suizo, en la llovizna persistente del atardecer de Berna, porque la celeste, perdiendo un invicto internacional de 30 años, caía en el alargue, frente a los magos húngaros, resignando la Copa Jules Rimet y la posibilidad de conquistarla en propiedad.

Esta concepción nacional-internacional es definitoria del fútbol uruguayo, de sus Seleccionados, de la Celeste, de los “Uruguayos Campeones de América y el Mundo”, de un sentir, que por más que lo cuestione el presente, no puede ocultar el brillo de su historia, ni el derecho a la esperanza cierta de un futuro inmediato.

rey


Estilos de camisetas, desde la primera: Uruguay pasó por muchos tipos de camisetas en la seleccion, la primera en 1901 fue una roja y azul estilo la del Barcelona FC, la segunda fué azul con una franja blanca que cruzaba de lado a lado, la tercera fue blanca y sin ningun complemento que la indentificara, la cuarta fue con rayas celestes estilo la de Argentina (además con pantalones negros), la quinta fué igual a la cuarta pero las rayas eran azul oscuro y la cruzaba una franja roja, el sexto modelo fue de color verde claro (que identificaba a uruguay por sus ramas de laurel en su escudo) y la septima y ultima camiseta desde 1930 siempre fue celeste y con pantalones negros.

La selección Uruguaya también representó muchos proveedores los cuales fueron:

1978-1984 Adidas
1984-1987 Le Coq Sportif
1987-1991 Puma
1992-1998 NR
1998-2004 FUF
2004-2006 Uhlsport
2007-presente Puma


Local:
Desde el primer partido internacional, en 1901, hasta 1910, Uruguay no tuvo un uniforme oficial. El primer partido lo jugó con el uniforme del club montevideano Albion FC. Durante ese tiempo "experimentó" con una gran cantidad de uniformes, hasta que en 1910, con motivo de disputarse la VI Copa Lipton frente a la Selección nacional de fútbol de Argentina, ésta comunicó oficialmente que había adoptado el uniforme celeste y blanco. Ante esto el delegado del Montevideo Wanderers, Ricardo Le Bas, propuso que Uruguay adoptara asimismo un uniforme oficial, pero quien hizo suya la moción fue Héctor Rivadavia Gómez, quien en aquella época era el diregente de la Liga Uruguaya de Football. Por ese entonces el River Plate FC de Montevideo, tras obtener por segunda vez el Campeonato Uruguayo de Fútbol, venció al equipo porteño Alumni, jugando con su uniforme alternativo de color celeste. Debido a este logro, la Selección uruguaya adquirió su uniforme celeste en honor al River Plate FC.

Visitante:
La camiseta de alternativa de color rojo fue utilizada por primera vez durante el Campeonato Sudamericano de 1935, también conocido como el Sudamericano de Santa Beatriz. El último partido de dicho torneo fue disputado el 27 de enero de 1935 entre Argentina, que jugó con camiseta de color blanco; y Uruguay, con camiseta roja. Los charrúas lograron la victoria por 3 a 0 y el título sudamericano. La camiseta de alternativa roja fue adoptada formalmente en 1991. Anterior a 1991 en el mundial de 1970 contra Italia por ejemplo, se utilizó una camiseta de alternativa color blanco. Esta se utilizó también en el mundial de México 1986, en la Copa América 1987 en la victoria por la semifinal frente a la selección locataria, la Argentina de Maradona, neta favorita a adjudicarse este torneo, en la Copa América 1989, en el mundial de Italia en 1990 y en el mundial de Sudáfrica en 2010 en la victoria por 3 tantos contra 0 ante el país organizador durante la fase de grupos.

copas


Les dejo unos videos para que recuerden y disfruten de ellos



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=VDr2GTG9qew



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=KMghWR8O5dg




link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=1RqlyrXZ4KM




link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=KMghWR8O5dg




continente



Entrenadores:
Categoría principal: Entrenadores de la selección de fútbol de Uruguay
1916: Jorge Pacheco - Alfredo Foglino
1917 - 1918: Julián Bértola
1919 - 1920: Severino Castillo
1920 - 1922: Ernesto Fígoli
1922 - 1923: Pedro Olivieri
1923 - 1924: Leonardo De Lucca
1924 - 1926: Ernesto Meliante
1926: Andrés Mazzali - Ernesto Fígoli
1927 - 1928: Luis Grecco
1928 - 1932: Alberto Supicci
1932 - 1933: Raúl Blanco
1933 - 1941: Alberto Supicci
1941 - 1942: Pedro Cea
1942 - 1945: José Nasazzi
1945 - 1946: Aníbal Tejada
1946: Guzmán Vila Gomensoro
1946 - 1955: Juan López
1955: Juan Carlos Corazzo
1955 - 1957: Hugo Bagnulo
1957 - 1959: Juan López
1959: Héctor Castro
1959 - 1961: Juan Carlos Corazzo
1961 - 1962: Enrique Fernández
1962 - 1964: Juan Carlos Corazzo
1964 - 1965: Rafael Milans
1965 - 1967: Ondino Viera
1967 - 1969: Enrique Fernández
1969 - 1970: Juan Eduardo Hohberg
1970 - 1973: Hugo Bagnulo
1974 - 1974: Roberto Porta
1974 - 1975: Juan Alberto Schiaffino
1975 - 1977: José María Rodríguez
1977: Juan Eduardo Hohberg
1977 - 1979: Raúl Bentancor
1979 - 1982: Roque Gastón Máspoli
1982 - 1987: Omar Borrás
1987 - 1988: Roberto Fleitas
1988 - 1990: Oscar Washington Tabárez
1990 - 1993: Luis Cubilla
1993 - 1994: Ildo Maneiro
1994 - 1996: Héctor Núñez
1996 - 1997: Juan Ahuntchaín
1997 - 1998: Roque Gastón Máspoli
1998 - 2000: Víctor Púa
2000 - 2001: Daniel Passarella
2001 - 2003: Víctor Púa
2003 - 2004: Juan Ramón Carrasco
2004 - 2006: Jorge Fossati
Desde 2006: Oscar Washington Tabárez

Copa del Mundo:
1930 Campeón
1934 Sin participación
1938 Sin participación
1950 Campeón
1954 Semifinal - 4º lugar
1958 No clasificó
1962 Primera fase - 12º lugar
1966 Cuartos de final - 7º lugar
1970 Semifinal - 4º lugar
1974 Primera fase - 13º lugar
1978 No clasificó
1982 No clasificó
1986 Segunda fase - 16º lugar
1990 Segunda fase - 16º lugar
1994 No clasificó
1998 No clasificó
2002 Primera fase - 26º lugar
2006 No clasificó
2010 Semifinal 4° lugar
Tabla General: 8º puesto

Titulos de la Copa del Mundo:

Brasil 5
Italia 4
Alemania 3
Uruguay 2
Argentina 2
Inglaterra 1
Francia 1
España 1


Oficial


Copa America:

1916 Uruguay Campeon(Sede Argentina)
1917 Uruguay Campeon(Sede Uruguay)
1919 2º puesto
1920 Uruguay Campeon(Sede Chile)
1921 3º puesto(Sede Argentina)
1922 3º puesto(Sede Brasil)
1923 Uruguay Campeon(Sede Uruguay)
1924 Uruguay Campeon(Sede Uruguay)

1925 En este Torneo solo participaban 3 selecciones, Uruguay no estaba.
1926 Uruguay Campeon(Sede Chile)
1927 2º puesto(Sede Peru)
1929 3º puesto(Sede Argentina)
1935 Uruguay Campeon(Sede Peru)
1937 3º puesto(Sede Argentina)
1939 2º puesto(Sede Peru)
1941 2º puesto(Sede Chile)
1942 Uruguay Campeon(Sede Uruguay)
1945 4º puesto(Sede Chile)
1946 4º puesto(Sede Argentina)
1947 3º puesto(Sede Ecuador)
1949 6º puesto(Sede Brasil)
1953 3º puesto(Sede Peru)
1955 4º puesto(Sede Chile)
1956 Uruguay Campeon(Sede Uruguay)
1957 3º puesto(Sede Peru)
1959 7º puesto(Sede Argentina)
1959 Uruguay Campeon(Sede Ecuador)
1963 No participó(Sede Bolivia)
1967 Uruguay Campeon(Sede Uruguay)
1975 4º puesto(Sin Sede Fija)
1983 7º puesto(Sin Sede Fija)
1987 Uruguay Campeon(Sede Argentina)
1989 2º puesto(Sede Brasil)
1991 5º puesto(Sede Chile)
1993 5º puesto(Sede Ecuador)
1995 Uruguay Campeon(Sede Uruguay)
1997 6º puesto(Sede Bolivia)
1999 2º puesto(Sede Paraguay)
2001 4º puesto(Sede Colombia)
20043º puesto(Sede Peru)
2007 4º puesto(Sede Venezuela)
2011 Uruguay Campeon(Sede Argentina)

Titulos de la Copa America todas las selecciones

Uruguay 15
Argentina 14
Brasil 8
Paraguay 2
Perú 2
Colombia 1
Bolivia 1
Venezuela 0
Chile 0
Mexico 0
Honduras 0
Ecuador 0
Estados Unidos 0
Venezuela 0


de


Palmares Oficiales Totales de la Seleccion de Uruguay:
Copa Mundial de Futbol: 2 Titulos
Juegos Olimpicos: 2 Titulos(Copas Mundiales para la FIFA, ya que los Juegos Olimpicos eran la mayor competicion a nivel Selecciones de esa época)
Copa America: 15 Titulos(Record)
Copa de Oro de Campeones Mundiales: 1
Total Titulos de Uruguay: 20 Titulos Oficiales(Record)

Uruguay es el Rey de Copas Mundial a nivel Selecciones, con 20 titulos oficiales, Lo sigue Argentina con 19.


mundial


Bueno amigos eso fué un poco de historia Uruguaya en el futbol, espero que les haya gustado (si les gusto solo comenten para saber su opinion).

Anuncios

2 comentarios - Historia del Futbol (Uruguay)

@mcharamello +1
Somos 3 Millones y mira todo lo que ganamos !!!!! Tremendo Uruguay !