El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Tridente: de sueño a pesadilla de Florentino

Anuncios

El presidente blanco trató sin éxito de conseguir a Messi, Neymar y Suárez

Tridente: de sueño a pesadilla de Florentino

El tridente del Barça de Luis Enrique, que ya ha sumado el primero de tres posibles títulos, es también la gran pesadilla de Florentino Pérez. El presidente madridista intentó fichar en su día a Neymar y Suárez, y tanto uno como otro le dieron calabazas en cuanto surgió la posibilidad de jugar al lado de Messi. Y Leo ha sido el objeto del deseo de Pérez desde que, a través de la LFP, comenzó a torpedear su debut en Primera, siendo todavía menor de edad. Ha sido tal la obsesión de Pérez por el jugador que más daño ha hecho al Madrid en toda su historia que se llegó a especular con la intercesión de la marca que viste al Madrid y al propio Messi para lograr un cambio de aires. Nada. El poder del dinero no le ha servido a Pérez para tener ni a Messi ni a las otras dos puntas del tridente.

Pérez ha fabricado artificialmente competidores en cuanto ha visto que no podía tener el mejor futbolista de la historia. Toda la Caverna ha echado humo funcionando a toda máquina con campañas de difamación de Leo o de márketing para Cristiano Ronaldo, que tras la charlotada de Blatter llegó a recibir el regalo de un Balón de Oro sin haber ganado nada, en 2013, como resultado de presiones, mediáticas y de despacho, y de un bochornoso cambio en el plazo de la votación por el galardón.

Más grotesco incluso fue tratar de poner a Robben por encima de Messi, igual que habían hecho unos años antes con Robinho y Ronaldinho. Portadas ridículas atestiguan estas campañas para compensar la frustración de no tener ni a Ronnie, ni a Messi y, más tarde, no haber podido traer a Neymar o Suárez. Atrás quedan los años en que el Régimen intervino para perpetrar el hurto de Di Stéfano. Aunque probablemente a más de una institución gubernamental le habría gustado, en el globalizado siglo XXI no ha sido posible. Así, el tridente está en Barcelona.

Con Messi inamovible del Camp Nou, Pérez intentó lograr otras joyas para el Bernabéu. Primero fue Neymar, estrella brasileña que llegó a pasar revisión médica con el Madrid y que acabó optando por el Barça. El pasado verano fue Luis Suárez, que flirteó con el equipo blanco pero que no dudó ni medio segundo en cuanto supo que existía la posibilidad de aterrizar en el Camp Nou. El uruguayo es el último en sumarse a esta lista de pesadillas del presidente que históricamente lo ha fiado todo al talonario.

El dinero le sirvió para comprar la voluntad de un individuo como Luis Figo, pero no le bastó con Neymar, que eligió el Barça pese a la mejor oferta blanca. Ni con Suárez, que según confesó había acudido al Camp Nou como seguidor, camuflado entre la multitud, en jornadas tan señaladas como el día del 5-0 al Madrid de Mourinho. El pasado verano, el delantero había copado las portadas de los diarios madrileños, que proclamaban su inminente fichaje por el club blanco. Portadas que, en perspectiva, aportan un nuevo toque de humor a la presidencia de Pérez.

En las semanas previas al último Mundial, se daba por hecha la oferta blanca (un año antes, en 2013, el interés de Pérez ya había llegado a oídos del entorno del jugador), pero ni a Pérez, acostumbrado a tener todo lo que desea a base de dinero, ni a nadie del Madrid se le ocurrió pensar que el Barça, a instancias de Luis Enrique, podía asomar la nariz en el asunto. Y mucho menos podía sospechar Pérez, tan creyente en el poder del euro o el dólar, que los vínculos emocionales de Suárez con Barcelona podían desviar al uruguayo de su camino hacia el Bernabéu. Suárez no lo dudó en cuanto su representante le hizo llegar la opción de fichar por el Barça. Con familia en Castelldefels y enamorado del fútbol azulgrana desde hace años, Luis cambió de orientación y dejó descolocado a Pérez.

También Neymar, en su día, se dio por fichado por el Madrid en la prensa deportiva madrileña. Más momentos de humor. Su representante, Wagner Ribeiro, el mismo de Robinho, lo vistió prácticamente de blanco. Pero, igual que en el caso de Suárez confió demasiado en el poder del dinero (que tan bien le había ido para mercadear con Figo), en el caso de Neymar subestimó la admiración del jugador por Messi. Pérez mejoró la oferta en cada uno de los apartados de la operación, pero Neymar no se movió de su intención de jugar con Leo. Probablemente, si lo hubiese hecho a la Audiencia Nacional y a Hacienda le traería sin cuidado la ingeniería de su fichaje, que habría sido calcada (pero con más dólares en cada partida) a la de la operación del club azulgrana

Anuncios

3 comentarios - Tridente: de sueño a pesadilla de Florentino

@J_E_G +9
pero tiene a chichadios
@HlebOk +3
madrid
@J_E_G +3
@Sdrelito +2
el barcelona y el madrid jodieron el futbol a punta de dolares.
@gaucho2708 +5
naa, esos fueron chelsea y manchester city
@Sdrelito +2
@gaucho2708 chelsea de pronto, el city fue el ultimo en meterse en el asunto, igual que el psg
@AlexMercer17
El chelsea el psg y el city fueron.
@RodFlanders +11
El mejor del mundo y probablemente de la historia, el segundo mejor del mundo y el proximo mejor del mundo, probablemente el mejor tridente de la historia.
@EspelusnanteConq +2
El proximo es Luisito, Neymar la tiene adentro.