El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Vasco Olarticoechea “La final con Brasil sería un flash”

Vasco Olarticoechea “La final con Brasil sería un flash”


Olarticoechea: “La final con Brasil sería un flash”.



El Vasco disfruta de la oportunidad que le dio el destino y se anima a soñar con una medalla. Como no aspira a dirigir a la Selección mayor dice que irá a Río "con alegría y sin presiones".


seleccion argentina

El Vasco Olarticoechea posa con el buzo de DT y con la camiseta con la se consagró en el '86.


-¿Le tenés miedo al papelón?

-No, miedo no. Miedo le tengo a otras cosas. Puedo tener un poco de nerviosismo o de ansiedad, pero cagado no estoy. Como yo no aspiro a ser el técnico de la mayor no voy presionado por resultados. Si las cosas salen bien van a decir “mirá, es buen técnico el Vasco”. Y si sale mal, dirán “qué desastre que son los del '86”. Lo tengo bien claro.

Julio Jorge Olarticoechea estaba en el supermercado. En la zona de cajas. Un grupo de amigos lo esperaba en su departamento para cenar, como cada semana. Iba pasando los productos del changuito a la cinta transportadora. Hasta que llegó el momento de la lechuga. Y ahí, el clímax. La cajera menea la cabeza y le avisa que la etiqueta en lugar de lechuga decía chuleta. Al mismo tiempo, el celular empezó a vibrar en el bolsillo. Pero que lo cuente el Vasco, que ahora lo recuerda a las risas, arqueando las manos como si estuviera agarrando una pelota aunque lo que sostiene en su imaginación es una planta de lechuga. “Atendí el teléfono y me dijeron ‘Vasco, estate atento que hay novedades’. Te juro que no sabía qué hacer. Salí corriendo para el fondo entre toda la gente y fui hasta la verdulería para que me corrigieran el ticket. Claro, no era chuleta, ¡era lechuga! Se habían confundido. Y por dentro iba pensando en el llamado”. El llamado era lo que el Vasco intuía. Su ticket ya no diría director técnico del Sub-20.

-¿Y ahora, Vasco?

-Y ahora hay que empezar. Necesito saber primero quiénes están, con qué jugadores voy a contar y a partir de ahí tendremos charlas grupales e individuales. A varios chicos los tuve, como Giovanni Simeone o Cristian Espinoza. En la charla grupal vos marcás tu idea y el grupo te tiene que conocer. Muchos no me conocen y dicen “quién será este, cómo será su idea”. Yo no tengo miedo a perder y ése es un mensaje. Pero quiero juntar a todos y contarles dónde estamos parados.

-¿Dónde estamos parados?

-Estamos en un momento único e irrepetible. Nosotros caemos acá por las circunstancias, el destino quiso que estemos aquí. Y a los jugadores les pasa lo mismo, porque hay varios que no han venido… Y bueno, tendremos que estar todos a la altura de lo que significa vestir la camiseta argentina en un torneo que es espectacular. Yo creo que tenemos que ir con mucha alegría y sin presión. Es eso: con alegría y sin presión

-De la Selección femenina pasaste al Sub-23 del Ascenso, después al Sub-20 y ahora a la Selección olímpica. Sos el bombero de la AFA.

-Y, por algo será. Yo le decía siempre a la gente de la AFA que a mi me gusta que me controlen, que miren cómo trabajo. Que le pregunten a los jugadores. Ya lo dije: no soy Guardiola, ni Mourinho, ni Bilardo. Pero sí soy creíble. Y si vos sos creíble es mucho más fácil. Después es fútbol, puede pasar cualquier cosa. Pero que el equipo va a ser equilibrado y va a intentar atacar, eso seguro.


taringa


-¿Y en algún momento, en medio de tanto caos, se te cruzó por la cabeza no aceptar?

-No, no, no. Hay que dar una mano. Y a parte soy el único que está con contrato. No me pongo a pensar en la responsabilidad que tengo ni en nada. Es como ir a jugar una final del mundo: si te ponés a pensar capaz que te tiemblan las piernas. Es fútbol. Lo jodido es cuando te pasan cosas feas, cuando se te va alguien querido. Esto es un juego. Y hay que estar a la altura.

-Tenés muy poco tiempo para trabajar.

-Lo sabemos. Pero los jugadores están en alto nivel y tienen mucha experiencia. El objetivo es darles confianza. Yo en dos semanas no los voy a hacer cracks. Pero necesitás potenciar la parte mental, que el jugador juegue suelto. No vamos a poner excusas.

Debe ser el único hombre con ropa de Selección al que se lo ve contento. Está en el aire, el Vasco. En una burbuja. Su vida se transformó en un cumpleaños que durará un mes y pico. Mira uno de sus dos celulares y lo esperan 64 mensajes de WhatsApp que no va a leer. A su lado, Pablo Calderón, su fiel compañero y ayudante de campo, manejará hasta Saladillo, para alejarse del ruido. Y juntarse a pensar lo que viene.

-¿En serio irías a Río con 13 ó 14 jugadores?

-No, eso lo tiré en broma. Y para presionar. No creo que los dirigentes se pongan tan en contra y no manden a los jugadores. Espero que tomen conciencia de que no hay que poner más piedras en el camino.

-¿Para el jugador influye en algo todo lo que está pasando en la AFA?

-No, no. Pero para eso estamos los que conducimos que tenemos que tener las cosas claras. Pero si nosotros entramos en los líos, en comentar que falta esto o lo otro... Acá va estar todo bien y hay que meterle para adelante.

-¿Cómo querés que juegue tu equipo?

-Lo vamos a preparar para atacar.

-¿En qué soñaste desde que te confirmaron como DT?

-Y... a veces pensás qué lindo sería jugar la final con Brasil. Sería un flash. No me quiero adelantar. Paso a paso.

-Si tenés al plantel ideal, ¿a qué se puede aspirar?

-¿Si están todos? Hay que pelear arriba.

-¿Luchar por una medalla?

-Sí, claro. Y me hago responsable de lo que digo. Totalmente.

-¿Qué fue más difícil: poner la nuca para salvar el gol de Inglaterra o agarrar esta Selección?

-Uhhh. No, la nuca. Esa fue dificilísima. Ni sé cómo la saqué, fue muy brava. Estuve en el lugar justo y en el momento indicado. Aquella vez y ahora también. Espero que salga parecido.

EL MUNDIAL '86 SIEMPRE ESTÁ PRESENTE

-¿Esta situación en la AFA se parece a la previa del Mundial '86?

-Jé, ojalá. Después te cuento. Pero pasa algo parecido. Me acuerdo que nos fuimos lo antes posible porque nos pegaban de todos lados. Vamos a ver, dejalo ahí, en suspenso. Yo te digo: si vienen todos los jugadores que pedimos va a haber buen equipo. Nos tenemos fe.

-¿Qué te dijeron tus ex compañeros de la Selección?

-Me gastaban todos. Y me dijeron que querían venir como ayudantes. Pero los corté, no hay lugar. Hasta hicieron un brindis por mí, no lo podían creer. Bilardo, por ejemplo, me dijo que le firmara una camiseta porque en un mes capaz que vale un montón la firma. Y después me dijo que vaya a rezar todos los días a la iglesia.

FOTOS EN LA VILLA Y UNA ANÉCDOTA CON BECKER

La renuncia de Gerardo Martino fue la gota que rebasó el vaso en una AFA que sigue dando vueltas en un laberinto. Y en ese contexto, todos los planes que había hecho el Tata pensando en los Juegos Olímpicos se derrumbaron al compás del caos generalizado. Sin plata para gastar, se esfuma la posibilidad de conseguir un predio para hospedarse en Río de Janeiro (habían ofrecido el del Flamengo, pero era muy caro, y después estuvieron a punto de abrochar el de Fluminense, en las afueras de la ciudad) y asoma nuevamente la chance de instalarse en la Villa Olímpica. Algo que a Olarticoechea lo seduce.

“La Villa lo que te da es que convivís con todos los deportes. Ves la alegría y la tristeza a diario. Ves cómo se van los que quedan eliminados y cómo festejan los que van ganando. Es hermoso eso. Y creo que el hecho de estar ahí te saca un poco de presión porque ves que es un juego; se gana y se pierde. Nosotros vamos a tratar de ganar. Pero si perdemos no nos vamos a tirar al río. Aunque sabemos que Argentina es muy exitista y si no sos campeón no existís”.

-¿Con qué deportista te gustaría cruzarte en la Villa Olímpica?

-Y... me gustaría pedirle una foto a Ginóbili. Pero me va a dar vergüenza. La verdad es que no soy muy cholulo y además imaginate si alguno me dice “¿y vos quién sos? ¿A vos quién te conoce?”. Me acuerdo que en 2006, en Alemania, nos invitaron a todos los campeones del mundo a la fiesta de inauguración del Mundial. Y yo llevé una cámara, tengo todo grabado. En un momento voy al baño y me encuentro a Boris Becker. Le digo: “Ey, Boris, aryentina, aryentina, un saludo”. El tipo me miró con una cara... me quería matar. Se puso colorado y se plantó como para pegarme. “¡Nooo, tranquilo!”, le decía yo y me señalaba el escudito de Argentina del buzo.




Resumen Lvl 5: Se viene otra pecheada y no paramos hasta el PentaSubCampeonato? O acaso los pibes harán valer la rica historia del fútbol argentino con hambre de gol y sed de gloria?


Opinen gatos! Y mientras tanto...


futbol


Argentina



juegos olimpicos 2016

2 comentarios - Vasco Olarticoechea “La final con Brasil sería un flash”

tatengue17 +2
y cebolliarla...
Aegis78 +3
@DennisBergkampp Estos pibes se quedaron afuera en fase de grupos del mundial sub20
Si fueran los amigos de Messi al menos pechearian la final
DennisBergkampp
@Aegis78
¿En que momento nos convertimos en una seleccion que se conforma con llegar a la final y perderla?
mx0023
@Aegis78 la ultima medalla la ganamos con messi,igual es la sub-23 ahí hasta una selección sudafricana puede ganar la final
apolona +3
Mas alla de que al principio no me gusto la idea de que este sea el tecnico, ahora pienso que es un tipo humilde y que debe ser un orgullo estar donde esta, ojala le vaya bien