El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Menúes y comodidades para recibir al rugby mundial

Comidas pensadas según el requerimiento de los deportistas, habitaciones adaptadas para fisioterapia y salas especiales para uso de los planteles. Cómo se prepararon los hoteles para recibir a las delegaciones de la IRB.
Menúes y comodidades para recibir al rugby mundial

Con motivo del Mundial de Rugby Juvenil que tiene a Santa Fe como una de sus sedes (junto a Rosario y Paraná) cuatro seleccionados internacionales se alojan hoy en la ciudad: Nueva Zelanda, Samoa, Fiji y Gales. Esto obligó a que no sólo estadios y espacios de entrenamiento deban ser acondicionados para estar a la altura del evento, sino también los hoteles elegidos, que debieron adaptar instalaciones y servicios para la mejor atención de los deportistas.

Concretamente el Holiday Inn, que alberga a Nueva Zelanda, (último campeón) y a Samoa y Los Silos que hospeda a Fiji y Gales.

En cada uno de estos complejos, además de disponer pisos específicos para las delegaciones, debieron reservar y vaciar habitaciones para montar salas de fisioterapia. Por ejemplo, el de Nueva Zelanda “es prácticamente un hospital, es impresionante” explicó Javier Di Mattia, gerente comercial del Holiday Inn.

Además, algo que se repite en todas las delegaciones es que los jugadores utilizan habitaciones compartidas, mientras que entrenadores y directivos duermen en singles. Son “todas dobles, salvo la de los coach y algunas otras que son simples” explicó Rodolfo Alico, gerente comercial de Casino Santa Fe. En el caso del Holiday, un dato llamativo es que las habitaciones de Nueva Zelanda son un par de metros cuadrados más grandes que las de los otros pisos. Fue por “un requerimiento específico, aunque la característica de todas nuestras habitaciones es que son amplias” explicó Di Mattia.

Ambos hoteles se ocuparon también de disponer salas de uso exclusivo para los seleccionados. Alico explicó que estos espacios están dotados con “todo el equipamiento para poder hacer las reuniones, televisor, DVD, pantalla, proyector y WiFi de alta velocidad, todo lo necesario para las charlas técnicas”. “En las salas exclusivas que tiene cada equipo, hay una salita mucho más pequeña que es prácticamente un catering montado para ellos, para hacerse tostados especiales y licuados” explicó, por su parte, el gerente comercial del Holiday Inn.

Mucha fruta y licuados

Es claro que, en cuanto a comidas, la vida cotidiana de los jugadores de rugby requiere especial cuidado. Pero algo que sorprendió a Javier Di Mattia, fue que el nutricionista de Nueva Zelanda se haya contactado con el hotel meses antes de la llegada del equipo para elaborar un menú consensuado. “Con los estándares básicos que nos pasaron vía mail, se armó un proyecto gastronómico con especialidades típicas argentinas, porque ellos consideran también a la gastronomía una experiencia cultural” explicó. Esto obedece a que, además de lo estrictamente deportivo, buscan conocer la idiosincrasia del lugar donde concentran. El menú del seleccionado neocelandés también incluyó especialidades de su país. Sin embargo, más allá de lo imaginable, “no pidieron nada extraño” explicó Di Mattia. Sólo resaltó que no aceptaron pescado de río, sino únicamente de mar.

Otro aspecto curioso -al menos en los seleccionados que se hospedan en el Holiday- son los horarios de las comidas. “Pueden almorzar a las 11 de la mañana, desayunando bien temprano, y cenar a las 6 de la tarde” explicó Di Mattia. Y contó que, antes de irse a dormir, alrededor de las 10 de la noche consumen licuados con banana, leche y proteínas especiales.

Rodolfo Alico, gerente de Casino, comentó por su parte que el consumo de frutas (en especial bananas) es impresionante. “Tienen una dieta equilibrada en carbohidratos y calorías” explicó. “Ellos nos pasaron un requerimiento calórico y lo que es posible o no servir, y elaboramos una propuesta para los veinte días que dura el torneo” explicó. “No comen frituras de ningún tipo, ni chocolates” añadió y consideró que “teniendo en cuenta que son jóvenes y deportistas, la cantidad de alimentos es importante”.

Alto consumo de toallas

“Hay un consumo de toallas impresionante porque los jugadores tienen muchísima actividad y necesitan mucho recambio de amenities” destacó, en otro plano, Rodolfo Alico, respecto a la experiencia del Hotel Los Silos.

Por su parte, en el Holiday Inn la “lavandería está sin parar desde que llegaron y va a seguir sin parar” explicó Di Mattia. Es que el uso de sábanas y toallas es mucho más elevado en el caso de los rugbiers que en cualquier otro huésped, dado que están continuamente expuestos a actividades deportivas de alta exigencia.

Josh y Severo están encantados

¡Hermosas, muy lindas! dijeron Josh y Severo cuando se les preguntó por las chicas de la ciudad; fue lo único que dijeron en castellano, con alguna dificultad, entre carcajadas que dejaron contrastar los dientes blancos sobre su tez morena.

Los integrantes de la selección de rugby de Fiji se sienten cómodos en Santa Fe, “pasando un buen tiempo, como en casa” según dijeron, porque “la gente es muy amable y la comida es extraordinaria”. A pesar de no estar en su lugar de origen, la práctica del deporte y la competencia les exige mantener una dieta balanceada y estricta por lo que el dulce de leche y los alfajores típicos no están permitidos. Sólo Josh probó el encanto del dulce nacional en su residencia de Europa, “pero sólo una vez”, aclara por las dudas.

Su rutina comienza muy temprano con una reunión en la que rezan y cantan -son cristianos- y comen, más tarde desayunan. “Comen mucho más que nosotros”, señaló Facundo, la persona que los acompaña a todos lados como traductor.

De la ciudad en particular no conocían nada hasta que desembarcaron en el complejo hotelero del puerto y de nuestro país saben lo mismo que el resto del mundo: “ustedes son muy reconocidos por el fútbol, por Diego Maradona y también tenemos como referentes del rugby a Agustín Pichot y Juan Martín Hernández”.

A la rutina de gimnasio, pileta y práctica a la mañana o a la tarde le falta un poco de dispersión pero si todavía no salieron a conocer algún bar en nuestra ciudad fue por decisión del conjunto. “No salimos porque así lo decidimos con el manager, pero esperamos poder hacerlo”, dijeron.

No se olvidaron de destacar las instalaciones del Club Atlético Colón, una de las sedes del mundial.

Antes de terminar su encuentro con El Litoral mencionaron algunas percepciones interesantes sobre el comportamiento de los santafesinos en la calle: “la gente maneja los autos y hablan por celular, no respetan la senda peatonal, en las bicicletas y motos viajan hasta tres personas y sin casco”.

Conexión permanente

“Otro de los requerimientos fundamentales era un servicio de WiFi estable y fuerte para estar conectados permanentemente” recordó el gerente comercial del Holiday Inn. Por eso “tuvimos que hacer todo un trabajo tecnólogico para reforzar el ya excelente servicio que tenemos”, añadió.

Pintoresco

“Hay todo una mística respecto a las delegaciones de rugby pero no hemos tenido inconvenientes” reconoció Rodolfo Alico. No obstante, es destacable lo llamativa que resulta la presencia en la ciudad de deportistas provenientes de países culturalmente muy diferentes al nuestro. “Ha venido gente que aprovecha a almorzar o cenar en nuestro restaurante, para estar atentos, gente apasionada del rugby que no se quiere perder detalle”, explicó Di Mattia.

Un haka en el centro

A pesar del rigor que se les impone por los continuados entrenamientos, los jugadores de las cuatro selecciones que se hospedan en Santa Fe pudieron recorrer partes de la ciudad. “El segundo día ya salieron a pasear por el centro” comentó Javier Di Mattia. “Es más, sabemos que hicieron un un haka en un negocio de ropa” contó. Cabe recordar que así se denomina a la danza tribal maorí que identifica a la selección de rugby de ese país.

“Los días libres que han tenido, que hasta ahora han sido pocos, han visitado el centro, el casco histórico” explicó por su parte el gerente comercial de Casino Santa Fe, Rodolfo Alico. “En la medida de lo que les permite la práctica han podido disfrutar el cine y el shopping” explicó.

Para la mejor atención de las inquietudes de los jugadores, entrenadores y cuerpo técnico de cada país, ambos complejos hoteleros dispusieron el personal necesario. Por ejemplo, los enlaces, que “son jugadores de rugby de primera división o juveniles de los clubes que conviven con el equipo” explicó Alico.

Fuente

1 comentario - Menúes y comodidades para recibir al rugby mundial