El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Historia De River Plate

Anuncios

River Plate y Su Historia.


El Club Atlético River Plate fue fundado el 25 de mayo de 1901. Su primera participación futbolística fue en el año 1905. Comienza participando en tercera división, y en el primer partido oficial, jugado el 30/4/1905 pierde 3-2 frente a Facultad de Medicina. Posteriormente llegaría la primera victoria en la historia: el 7 de mayo del mismo año en su primer estadio en la Dársena Sur, River venció a Gral. Belgrano 'A' por 4 a 3. El 27 de Diciembre de 1908 y por la final de la Segunda División, River Plate golea a Rácing 7-0 y obtiene el ascenso a Primera División, donde se mantiene hasta la actualidad.

Como Se Eligio El Nombre

Tras varias idas y venidas se eligió River Plate como nombre mientras se construía el dique 3 de la Dársena Sur, un importante jugador vió a un par de Marineros dejar unos enormes cajones cerca de donde el trabajaba. Cerca de esa zona él junto con varios miembros del equipo solían ponerse a jugar a la pelota en momentos libres.
A este jugador le llamó poderosamente la atención la inscripcion que figuraba en esos cajones: "The River Plate".

La primera cancha se levanto del lado este de la Dársena Sud. Allí comenzó a jugar el primer equipo del club: Moltedo, Ratto, Cevallos, Peralta, Carrega, Bard (el presidente), Kitzler, Martínez, Flores, Zanni y Messina.

Primeros Partidos En Primera

El día 2/5/1909, River cumple su primera participación en el Círculo Superior, con una goleada a Argentino de Quilmes por 5 a 0 en la Dársena Sur.

El día 18/4/1915 River muda su estadio a Aristóbulo del Valle y Gaboto, y en el primer partido golea 5-0 a San Isidro. Un mes después, más exactamente el 16/5, se inaugura oficialmente ese estadio y River vuelve a golear por 5 a 0 esta vez a G.E.B.A.

El primer y único campeonato de la era amateur fue obtenido en el año 1921, cuando el 9 de enero River Plate vence a Quilmes por 2 a 0.

En el año 1923, River Plate muda nuevamente su estadio. Esta vez es en Alvear y Tagle y en su inauguración el 20 de mayo River supera a Peñarol 2-1.

En el año 1931 comienza la era profesional. En el primer partido River Plate vence a Atlanta como visitante por 1 a 0.

El Monumental

La popularidad del club fue creciendo de tal manera que hizo falta mudarse nuevamente a un estadio más grande. Fue así como allá por 1934, River ya levaba 33 años de vida. Ya había obtebido un título amateur y otro en el profesionalismo. Ya era identificado como los millonarios por sus espectaculares contrataciones. Ya era presidente Liberti, el primero de sus cuatro períodos. Ya la cancha de Alvear y tagle quedaba chica para semejante fervor popular.

El 31 de octubre de 1934 se firmó el boleto de compra de los terrenos (83.950 metros cuadrados, 35.000 de ellos cedidos por la Municipalidad, donde se iba a levantar el nuevo estadio en Nuñez. Como por allí debía pasar la avenida Centenario como camino nacional, River quedaba exento del pago del afirmado.
La obra para muchos una quimera en ese lugar inhóspito y despreciado, ya tenía escrito su primer capítulo.

El 25 de mayo de 1935 se colocó la piedra fundamental en el predio de avenida Centenario y Río de la Plata. El 1 de diciembre de ese año la Comisión Directiva presentó a los socios, en una Asamblea Extraordinaria, los planos aprobados y la reseña detallada de las obras a realizar. Se obtuvo un préstamo de $2.500.000 pesos del gobierno y el 27 de setiembre de 1936 se inició la cosntrucción, bajo la dirección de los arquitectos José Aslan y Héctor Ezcurra.
Y así se fue ganando la dura batalla al río. El costo inicial de la obra alcanzaba la cifra de 4.479.545,80, aunque se redujo unos 3 millones de pesos cuando la comisión resolvió suprimir en ese momento la edificación de la tribuna norte.

La Maquina (1941-1946)

La década del 40 es considerada una de las mejores épocas futbolísticas de River Plate, consagrándose campeón en 1941 con 44 puntos, partidos ganados 19, empatados 6 y perdido 5, 75 goles a favor y 35 en contra, 1942 con 46 puntos, partidos ganados 20, empatados 6 y perdido 4, 79 goles a favor y 37 en contra y 1945, y subcampeón en 1943 y 1944. Por esta época la delantera de River recibió el nombre de La Máquina. La misma estaba formada por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau. Dicho apodo ha sumado trascendencia a niveles más bien legendarios, ya aquellos jugadores todos juntos sólo jugaron 18 partidos por campeonatos oficiales. El desborde y centro atrás de Muñoz, los pases en cortada de Pedernera, las gambetas y el despliegue de Loustau y las diagonales de Labruna eran su sello. En 1945, después de ser dos veces subcampeón de Boca, River se convierte nuevamente en campeón, ya sin Moreno y destacándose Labruna (otra vez goleador del torneo con 25 tantos), el volante central Néstor Rossi, adquirido en 1944 y teniendo como capitán al peruano José Soriano. En 1947 River se consagra nuevamente campeón con 48 puntos en 30 partidos y 90 goles a favor y 37 en contra, 22 partidos ganados, 4 empatados y 4 perdidos destacándose el arquero Amadeo Carrizo y el delantero Alfredo Di Stéfano, surgido de las inferiores de club, que con sus 27 tantos se convierte en el goleador del torneo. Con este campeonato River cerró uno de sus mejores ciclos.

Los Años 50 Y Su Primer Tricampeonato

Tras una huelga de futbolistas en 1948 se produjo el éxodo a Colombia, donde grandes futbolistas argentinos fueron a enriquecer el fútbol del país caribeño. "Pipo" Rossi y Di Stéfano abandonaron River. Dos subcampeonatos en 1948 y 1949, una mala temporada en 1950 y tercero en 1951 son los siguientes resultados que obtiene River a nivel nacional, en este año Vernazza fue goleador de river con 22 goles. Tras una gira por Europa entre fines de 1951 y principios de 1952 armó un nuevo equipo para ser campeón con 40 puntos, 17 partidos ganados, 6 empatados y 7 perdidos, 65 goles a favor y 48 en contra: sería La Maquinita de Santiago Vernazza, Eliseo Prado, el uruguayo Walter Gómez, Labruna y Loustau, junto al arquero Carrizo. Repetiría el título en 1953 con la misma base, terminando con 43 puntos, 18 partidos ganados, 7 empatados y 5 perdidos, con 60 goles a favor y 36 en contra.
Enríque Omar Sívori en un partido frente a Chacarita Juniors. Su pase a la Juventus, le permitió a River cerrar el estadio que hasta allí poseía forma de herradura.

Con el regreso de "Pipo" Rossi, proveniente de Millonarios de Colombia, la incorporación de Federico Vairo, proveniente de Rosario Central, y el surgimiento de Enrique Omar Sívori River sale campeón en 1955, 1956 y 1957,en 1955 terminó con 45 puntos, 18 partidos ganados, 9 empatados y 3 perdidos, con un total de 53 goles a favor y 35 en contra, en 1956 terminó con 43 puntos, 17 partidos ganados, 9 empatados y 4 perdidos, con un total de 61 goles a favor y 32 en contra, en 1957 terminó con 46 puntos, 19 partidos ganados, 8 empatados y 3 perdidos, con un total de 75 goles a favor y 34 en contra logrando el primero de los tres tricampeonatos de su historia. Tras el Campeonato Sudamericano disputado en Lima, Perú, en 1957 Juventus de Italia pagó 10 millones de pesos por Sívori. Con ese dinero River construyó la tribuna Colonia (luego Almirante Brown y actualmente Enrique Omar Sívori), cerrándose así La Herradura (como era conocido el Monumental por entonces). El 12 de octubre de 1959 Ángel Labruna, máximo goleador de los Superclásicos con 16 goles que indefectiblemente sirvieron para ganarle o empatarle a Boca, uno de los más grandes ídolos riverplatenses, se retiró del fútbol profesional a los 41 años, con 293 goles en 514 partídos.

Del segundo tricampeonato a los fantasmas del descenso (1975 - 1983)

En 1975 asumió como director técnico Ángel Labruna, que con un gran equipo donde destacaban la zaga central conformada por el "Mariscal" Roberto Perfumo (proveniente del Cruzeiro de Brasil) y Daniel Passarella, Ubaldo Fillol en el arco, el mediocampo de Alonso, Reinaldo Merlo, Juan José López y los atacantes Carlos Morete, Pedro González y Oscar Más, logró que River ganara el torneo Metropolitano y el campeonato Nacional y cortar la racha de 18 años sin títulos. Un gol del juvenil Rubén Norberto Bruno ante Argentinos Juniors, en una fecha atípica por una huelga de futbolistas profesionales, le daría a River el título de campeón que terminaría con la sequía.
Norberto Alonso, Reinaldo Merlo y Juan José López integraron el mediocampo de River durante varios años.

En 1976 el estigma de la Copa Libertadores volvería a surgir, nuevamente el escenario fue el Estadio Nacional de Santiago, donde River perdió el partido de desempate por la final ante Cruzeiro por 3:2. En 1977 River se consagró campeón del Torneo Metropolitano, destacándose el defensor Daniel Passarella en un equipo integrado por Leopoldo Jacinto Luque, Oscar Alberto Ortiz, Fillol, Merlo, Perfumo y Pedro González. Como hecho notable, River logró la victoria decisiva en la cancha de su máximo rival, Boca Juniors, al imponerse 2:1, consagrándose campeón en la fecha siguiente derrotando por 4:2 al colista Ferro Carril Oeste, que descendió, en el Estadio de Huracán.

Durante 1978 River aportó 5 futbolistas (Ubaldo Fillol, Leopoldo Luque, Daniel Passarella, Oscar Ortiz y Norberto Alonso) al plantel de la selección nacional que ganó la Copa del Mundo que ese año se disputó en Argentina. También salió subcampeón del Torneo Nacional de ese año. En 1979 River salió campeón en los torneos Nacional y Metropolitano. En 1980 ganó el torneo Metropolitano, logrando así el segundo tricampeonato de la historia del club. Ramón Díaz, Luque, Fillol, Alberto Tarantini, Emilio Commisso, Alonso y José Luis Pavoni fueron algunos de los integrantes de los planteles.

En 1981 Alfredo Di Stéfano había reemplazado a Labruna, ganador de seis títulos como técnico. Para contrarrestar el impacto generado por Boca al adquirir a Diego Maradona, River contrató a Mario Alberto Kempes, Julio Olarticoechea y Américo Gallego, el Tolo. Basado en su sólida defensa, con Tarantini de baluarte, River sumó 31 puntos en 20 partidos y se consagraría campeón tras derrotar en las dos finales a Ferrocarril Oeste por 1:0 en ambos partidos, sin Alonso, marginado por Di Stéfano.

En 1982 hechos como la venta de Alonso a Vélez Sársfield por su pelea con Di Stéfano (“El técnico o yo”, planteó el Beto), la vuelta de Kempes al Valencia español por incumplimiento de pagos por parte de River y las transferencias de Ramón Díaz al Napoli y Passarella a Fiorentina crearon grandes huecos difíciles de compensar. Ese año es eliminado en el grupo de la semifinal de la Libertadores, ante el Flamengo de Brasil (campeón defensor) y el Club Atlético Peñarol, que se consagraría campeón. En 1983 Fillol dejó el club por conflictos económicos.

Hacia la cima del mundo (1984 - 1989)

En 1984, con la dirección técnica del "Bambino" Héctor Veira, River sería subcampeón Nacional ante Ferro. El año anterior había incorporado a la revelación uruguaya, Enzo Francescoli, El Príncipe, proveniente de Montevideo Wanderers; y en ese 1984 sumaría al arquero Nery Pumpido. Al año siguiente se inaugura un nuevo sistema para el campeonato de primera división, al estilo europeo, jugándose un sólo torneo que abarcó la segunda mitad de 1985 y la primera de 1986. River comenzó obteniendo el torneo de la temporada 1985/86, consagrándose campeón seis fechas antes del fin del torneo, superando por 10 puntos al subcampeón Newell’s, convirtiendo 74 goles en 36 partidos, con un saldo de 23 victorias, 10 empates y tan sólo 3 derrotas, destacándose las victorias por 5:4 ante Argentinos en el Monumental y el 2:0 a Boca en la Bombonera con dos goles del Beto Alonso, el primero de cabeza con una pelota naranja, tras el cual besó su camiseta de cara a la hinchada millonaria en uno de los últimos grandes momentos de su trayectoria, y el segundo de tiro libre. Jugadores como Pumpido, Oscar Ruggeri, Héctor Enrique, Jorge Gordillo, Claudio Morresi, Roque Alfaro, Gallego, Luis Amuchástegui y el goleador Francescoli (autor de 25 goles) le darían a River su vigésimo título de primera división.

En junio, con Pumpido, Ruggeri y Enrique en la columna central de la Selección, Argentina obtiene su segundo campeonato en el Mundial de México. Entre el 9 de julio y el 20 de agosto River disputa la primera ronda de la Copa Libertadores obteniendo un saldo de cinco victorias y tan sólo un empate, siendo sus rivales Boca Juniors, Peñarol y Montevideo Wanderers. Ya no estaba Francescoli, vendido meses antes al Racing Club de París. En septiembre el grupo semifinal de la Libertadores enfrenta a River contra Argentinos Juniors (campeón defensor) y el Barcelona de Guayaquil. Las dos goleadas ante el cuadro ecuatoriano serán decisivas para darle el pase a la final a River, por mayor diferencia de gol frente a Argentinos. El último rival era el América de Cali (Colombia) subcampeón en la edición anterior de la Copa. El 22 de octubre River vence en la primera final por 2:1, goles de Juan Gilberto Funes y Alonso, siendo el primer equipo extranjero en salir victorioso del Estadio Pascual Guerrero en siete años. Una semana después un gol de Funes le da el triunfo a River por 1:0. El 14 de diciembre de ese mismo año, en el Estadio Nacional de Tokio (Japón), venció al Steaua Bucarest de Rumania por 1:0, ganando la Copa Intercontinental. El puntero uruguayo Antonio Alzamendi, de cabeza tras un doble rebote en el palo y en las piernas del arquero, marcó el único gol del partido. Pumpido; Jorge Gordillo, Nelson Gutiérrez, Ruggeri y Alejandro Montenegro; Enrique, Gallego, Alfaro y Alonso; Funes y Alzamendi fueron participes de dicho triunfo.

En 1987, con la conducción de Carlos Timoteo Griguol, logró la Copa Interamericana ante la Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica (0:0 en Costa Rica y victoria 3:0 en el Monumental con goles del uruguayo Jorge Villazán, Funes y Enrique). La Libertadores de ese año sería para el Club Atlético Peñarol, River quedó eliminado en el grupo de la semifinal en el que enfrentó a Peñarol, y a Independiente. Frente al equipo de Avellaneda Funes hizo un gol, pero luego un remate suyo, sin arquero, pegó en un palo y River cayó 2:1. Los ’80 terminarían sin gloria. Con César Luis Menotti en el banco y la llegada de grandes nombres como Ángel Comizzo, Omar Palma, Claudio Borghi, Abel Balbo, el uruguayo Jorge Da Silva, Carlos Enrique y el regreso de Passarella, River conformaría un equipo que no supo rendir.

La década de 1990: la nueva conquista de América

En junio de 1989, de la mano del Beto Alonso, Reinaldo Merlo asumió la dirección técnica, y con un equipo donde militaban Comizzo, Fabián Basualdo, Jorge Higuaín, Gordillo, Sergio Batista, Ramón Centurión y Gabriel Batistuta alcanzó el segundo puesto al terminar la primera ronda del campeonato 89/90. Con la derrota de la lista oficialista de Osvaldo Di Carlo y la asunción de Alfredo Davicce a la presidencia del club Merlo decide renunciar; su lugar fue ocupado por Passarella, quien con la base de Merlo más jugadores como Ramón Medina Bello, Héctor Enrique, Rubén Da Silva, Hernán Díaz, Álvaro Monzani y los juveniles Leonardo Astrada, Gustavo Zapata y Juan José Borrelli obtiene un nuevo campeonato nacional, y alcanza las semifinales de la Libertadores 1990, siendo eliminado por penales ante el Barcelona de Guayaquil. La segunda mitad de 1990 lo vio pelear el torneo ante el Newell’s de Marcelo Bielsa, River cayó en la última fecha en el Monumental ante Vélez, el día del retiro de Fillol, quien se despidió con una actuación soberbia impidiendo una nueva consagración millonaria.

En 1991 comenzaría una nueva racha negativa ante Boca, 13 partidos seguidos sin victorias que incluyeron una derrota 4:3 tras ir ganando 3:1 en la Bombonera por la Libertadores de ese año, en la cual River no pudo superar la primera ronda. La segunda parte del año trajo el regreso de Ramón Díaz, proveniente del Mónaco francés. En el inicio del torneo Apertura River logró nueve victorias consecutivas, comienzo récord para el fútbol argentino. Sin embargo River no podría obtener el título de forma invicta. En el plano internacional, Cruzeiro volvió a ser el verdugo en otra final, esta vez por la Supercopa.

1993 fue el año de la partida de Ramón Díaz al Yokohama Marinos japonés. Con varios jugadores provenientes de sus divisiones inferiores, como Ariel Ortega, Marcelo Gallardo y Hernán Crespo, junto a Sergio Goycochea, Fernando Gamboa y Sergio Berti, River obtuvo nuevamente el Campeonato Apertura. En 1994, luego de la vuelta de Francescoli y con las adquisiciones de Roberto Fabián Ayala y Germán Burgos (ambos provenientes de Ferro), y con la dirección técnica de Américo Gallego, River ganó el Apertura de manera invicta (la única vez en su historial), con doce triunfos y siete empates. Se aseguró la conquista del título al derrotar a su rival de siempre en La Bombonera por 3:0, con goles de Francescoli, Ortega y Gallardo.

En 1995, tras el breve paso de Carlos Babington, Ramón Díaz tomó la conducción de River. Tuvo un mal torneo a nivel nacional, y en el plano internacional cayó por penales en semifinales en los dos torneos, ante Atlético Nacional de Medellín por la Libertadores en el Monumental (René Higuita le atajó un penal a Matías Almeyda) y ante Independiente por la Supercopa.

Comenzó el siguiente año disputando la primera fase de la Copa Libertadores con San Lorenzo, Minervén y Caracas FC, ambos de Venezuela. Cinco victorias y un empate pusieron a River en octavos de final, donde esperaba Sporting Cristal de Perú. La goleada 5:2 en la revancha en el Monumental, con un golazo de chilena de Crespo incluido, clasificó a River a cuartos de final. El siguiente paso fue San Lorenzo. En semifinales esperaba la Universidad de Chile de Marcelo Salas. Tras un empate 2:2 en la ida y una victoria por 1:0 con gol de Almeyda, River llegaba a su cuarta final de Copa Libertadores. Como diez años atrás, el rival era América de Cali. La ida se disputó en el Pascual Guerrero, con victoria para los colombianos por 1:0. En la revancha, dos goles de Hernán Crespo llevaron a River a su segunda Libertadores, la que Francescoli tanto había ansiado levantar. Germán Burgos, Hernán Díaz, Celso Ayala, Juan Gómez, Juan Pablo Sorín, Astrada, Almeyda, Ortega y Medina Bello integraban el plantel campeón.

Tras la consagración partieron Almeyda al Sevilla, Crespo al Parma y Gómez al Real Sociedad. Para reemplazarlos llegaron Eduardo Berizzo, Roberto Monserrat, Julio Cruz y el Matador Salas. Ese gran equipo ganó de punta a punta el Apertura, pero su mira estaba puesta en la Copa Intercontinental, frente a la Juventus de Zinedine Zidane, Alessandro Del Piero, Alen Bokšić y Ciro Ferrara. River llegó a Japón alentado por su buen desempeño en el plano local, pero en la final Intercontinental sólo una gran actuación del arquero Roberto Bonano evitó una goleada a favor del equipo italiano, que sobre el final consiguió ganar por 1:0 con gol de Alessandro Del Piero.

En 1997 la venta de Ortega al Valencia permitió la consolidación como titular de Gallardo. Poco después, el pase de Cruz al Feyenoord dejó el campo libre para que Salas compartiera el ataque con Francescoli. River inició la defensa de su título de la Libertadores en octavos de final, ante Racing, pero quedaría afuera en esa instancia por penales. Otro viaje a Japón, para disputar la Recopa Sudamericana ante Vélez, terminaría en derrota 4:2 por penales tras un empate en un gol en 120 minutos. Sin embargo, con figuras como Salas, Francescoli, Sorín, Gallardo, Ayala y Santiago Solari obtuvo el Clausura y el Apertura (logrando junto al Apertura 96 el tercer tricampeonato de su historia). La Supercopa de 1997 daría una revancha a nivel continental. River ganó su grupo ante Racing, Santos y Vasco da Gama, equipo al que goleó 5:1 en la ida en el Monumental y al que derrotó 2:0 en la revancha, siendo esta la primera victoria oficial de River en Brasil. Venció a Atlético Nacional de Medellín en semifinales, y tras un trabado empate en cero en la ida vence en la revancha en el Monumental al São Paulo FC de Brasil, por 2:1 con dos goles de Marcelo Salas, convirtiéndose así en el primer equipo de su país en ganar en forma simultánea un título nacional y otro sudamericano. El empate en uno ante Argentinos en cancha de Vélez por la última fecha del Apertura marcaría la despedida de Francescoli.

Tras el Mundial de Francia 98 se produce la venta de Salas a la Lazio. En su lugar llegan Juan Antonio Pizzi y el colombiano Juan Pablo Ángel, y River alcanza la semifinal de la Libertadores. Cae 1:0 en Brasil ante Vasco da Gama, pero en la revancha el empate en uno en el Monumental es el punto más bajo para un año decepcionante.

En 1999, todavía con la conducción de Ramón Díaz, y con nuevas figuras como Pablo Aimar, Javier Saviola y Diego Placente, River ganó el torneo Apertura, impidiendo que Boca consiguiera el tricampeonato. River gana el Superclásico de ese torneo por 2:0, goles de Aimar y Ángel, siendo el primer triunfo ante Boca en el Monumental desde 1990. Saviola se consagra goleador con 15 tantos, siendo el segundo jugador más joven en ser goleador de un torneo de primera división, récord que posee Diego Maradona.

Década del 2000: Nuevos títulos y crisis institucional

A principios del 2000 Ramón Díaz renuncia tras una derrota en el Torneo de Verano, ante los juveniles de Boca Juniors. Su lugar lo ocupó Américo Gallego que con Ángel, Aimar y Saviola como figuras, encaró la Libertadores, donde se cruzó en cuartos de final con Boca. Tras la victoria por 2:1 como local en la ida, River esperó confiado la revancha. Una derrota 3:0 en el partido de vuelta en La Bombonera, con un gol de Martín Palermo en su regreso tras una grave lesión, dejó a River una vez más fuera de la Copa. Sin embargo logró recuperarse para obtener un nuevo bicampeonato al ganar el torneo Clausura.
River jugando de local contra Independiente, durante el Apertura 07.

El 25 de mayo de 2001 River Plate festejó sus 100 años de existencia con una marcha, llamada "Caravana Monumental", y un amistoso ante Peñarol de Uruguay. Este sería un año sin títulos para River, que traería otra caída 3:0 ante Boca en La Bombonera por el Clausura, y la eliminación en cuartos de final de la Libertadores ante el Cruz Azul de México. Ese año se produjeron las transferencias de Aimar al Valencia y de Saviola al Barcelona

En el 2002, con Ramón Díaz en reemplazo de Gallego, la vuelta de Ortega y con figuras juveniles como Andrés D'Alessandro y Fernando Cavenaghi, River Plate logró el torneo Clausura, consiguiendo Ramón Díaz su séptimo título como técnico de River, que incluyó una victoria 3:0 ante Boca en la Bombonera. Sin embargo el presidente José María Aguilar declaró que "en River ha llegado la hora de conocer otros rumbos"[cita requerida], y Ramón Díaz deja su cargo al finalizar ese año.

En 2003 ganó el torneo Clausura, dirigido por el chileno Manuel Pellegrini y con un equipo integrado por jugadores como Leonardo Astrada (el jugador más ganador del club y que se retiró al finalizar el torneo), D'Alessandro, Cavenaghi, Javier Mascherano, y Martín Demichelis. En ese mismo año, sin Cavenaghi ni Mascherano que disputaban el Mundial Sub–20, River eliminó en semifinales de la Copa Sudamericana al San Pablo, pero en la final, tras un empate 3:3 en el partido de ida en el Monumental, perdió la revancha 1:0 frente al Cienciano de Perú.

En el 2004, con Leonardo Astrada como técnico, logró de nuevo el torneo Clausura, en lo que fue su trigésimo segundo campeonato local en el profesionalismo. Vuelve a alcanzar las semifinales de la Libertadores enfrentando a Boca Juniors. Pierde 1:0 de visitante, en un encuentro donde se registraron incidentes entre los jugadores de ambos clubes, y gana 2:1 en el Monumental con goles de Luis González y de Cristian Nasuti y queda afuera en la definición por penales. Tras la eliminación y la disputa de la Copa América y de los Juegos Olímpicos de Atenas (donde Argentina conseguiría su primera medalla de oro en fútbol con Mascherano y Lucho González en el plantel), el equipo se desarma, siendo vendidos Cavenaghi al fútbol ruso, Lucho González al Porto y Mascherano al Corinthians brasileño.

En 2005 tuvo una campaña regular en los campeonatos locales, pero llegó una vez más a semifinales de la Libertadores, donde sería eliminado esta vez por San Pablo, de Brasil, quien sería el campeón del torneo. Astrada presentó la dimisión debido a una supuesta interna del plantel provocada luego de una pelea entre Eduardo Tuzzio y Horacio Ameli, y lo reemplazó Reinaldo Merlo, que renunció por problemas con el plantel en enero de 2006 en medio de un escándalo mediático entre el capitán Marcelo Gallardo y el Director técnico. Se hace cargo de la dirección técnica Daniel Passarella, que con figuras juveniles como Gonzalo Higuaín y veteranos como Marcelo Gallardo y Ariel Ortega, logró el 3º puesto en los dos torneos y llegó a los cuartos de final de la Libertadores, siendo eliminado por Libertad de Paraguay.

El 2007 acabó 4º en el torneo Clausura y 14º en el Apertura, consiguiendo el triste "récord" de ser el primer equipo que pierde con los cuatro recién ascendidos de Segunda División desde la disputa de los torneos cortos en Argentina. Además, fue eliminado en primera fase de la Copa Libertadores tras 14 años, luego de perder los dos partidos contra el Caracas, lo que convirtió a este último en el primer equipo venezolano en conseguir una victoria en Argentina. También ese año llegó a las semifinales de la Copa Sudamericana, siendo eliminado por Arsenal de Sarandí, al empatar los dos partidos sin goles y perder 4:2 por penales en el Monumental, motivando la reuncia de Passarella.

En 2008 Diego Simeone asumió el cargo de director técnico. River llegó hasta los octavos de final de la Copa Libertadores, instancia en la que fue eliminado en el Monumental por San Lorenzo, equipo que consiguió empatar 2:2 con nueve jugadores tras dos expulsiones. Un mes después, consiguió su trigésimo tercer título local, al consagrarse ganador del Torneo Clausura 2008 una fecha antes de su finalización y con el juvenil Diego Buonanotte como goleador del equipo con 9 tantos.

En el torneo siguiente los malos resultados (se registró una racha de más de diez partidos sin ganar) sumada la eliminación en cuartos de final de la Copa Sudamericana derivaron en la salida de Simeone del club antes de la finalización el torneo, y en que el equipo termine por primera vez en su historia en el último lugar de la clasificación, con 14 puntos sobre 19 encuentros jugados. Un dato curioso es que en la tabla de recaudaciones terminó primero habiendo salido en la última posición por encima de Boca Juniors, que se consagró campeón.

En 2009 Néstor Gorosito asumió la dirección técnica. Con él llegaron las incorporaciones de Mariano Barbosa, el retorno de Marcelo Gallardo y la incorporación de Cristian Fabbiani. A lo largo del campeonato el equipo decayó en su nivel. En la Copa Libertadores perdió los tres partidos disputados como visitante y no consiguió superar la fase de grupos. El técnico renunció luego de perder con San Lorenzo en la 7ma fecha del Torneo Apertura jaqueado por las internas del plantel, la eliminación temprana de la Copa Sudaméricana, la falta de refuerzos de jerarquía y la presión de la hinchada por los flojos desempeños del plantel en especial de Cristian Fabbiani. Pese a los regresos de Matias Almeyda al fútbol profesional luego de estar tres años retirado, y la vuelta de Ortega después del préstamo a Independiente Rivadavia, el equipo no encontró un rumbo. Recién luego de la 9na fecha con la contratación de Leonardo Astrada como DT del equipo se empezaron a ver vestigios de mejoras, pero no alcanzó para terminar la campaña en el 14to puesto.

El 5 de diciembre de 2009 hubo elecciones para elegir a un nuevo presidente de la institución, luego de ocho años bajo la administración de José María Aguilar. Daniel Pasarella fue el ganador, superando por seis votos al candidato Rodolfo D'Onofrio.

Actualidad

Para el mercado de pases de cara al Torneo Clausura 2010, Pasarella apuntó a satisfacer las necesidades del técnico Leonardo Astrada; se contrató a Rodrigo Rojas, proveniente de Olimpia de Paraguay, a Juan Manuel Díaz, ex lateral de Estudiantes de La Plata y Alexis Ferrero, jugador de Colón de Santa Fe. Dado los malos resultados, Astrada renunció a la dirección técnica del primer equipo y asumió el cargo Ángel Cappa. Luego de la llegada del nuevo entrenador, River volvió a la victoria, venciendo a Godoy Cruz, Vélez Sársfield y Racing en las últimas fechas del Torneo Clausura de ese año.

La comprometida situación en cuanto al promedio encuentra al plantel en medio de un recambio importante. A la institución millonaria llegaron para disputar el Torneo Apertura 2010 jugadores como Juan Pablo Carrizo, Mariano Pavone, Leandro Caruso, Carlos Arano, Josepmir Ballón, Jonathan Maidana, Walter Acevedo, Adalberto Román y Luciano Abecasis, y la salida de jugadores como Facundo Quiroga, Martín Galmarini y Gustavo Cabral, cuestionados fuertemente por los seguidores.

El 9 de noviembre de 2010, Daniel Passarella desvinculó a Ángel Cappa como Director Técnico del equipo[17] y nombró a Juan José López (J.J. López) como entrenador interino. Junto con J.J. llegaron los buenos resultados: se obtuvieron 13 de 18 puntos, con victorias ante Olimpo, Colón, Lanús y la más importante, contra Boca.

Como cierre, un dato que demuestra la fidelidad de su hinchada, según las estadísticas la mas seguidora del país: a pesar de los magros resultados desde el último título en 2008 hasta hoy, River es el club que mas gente llevó a la cancha en los últimos 5 años. Inclusive en el campeonato donde terminó en el último puesto.

El Superclásico

El Superclásico del fútbol argentino es el partido que enfrenta a los dos equipos de fútbol más populares del país:[19] Boca Juniors y River Plate

Este espectáculo deportivo concentra la atención de las grandes masas no sólo en Argentina, sino en muchos países del mundo. Es reconocido por muchos por la pasión expresada por parte de los aficionados tanto durante el partido como en la previa. Según periódico inglés The Observer el Superclásico se encuentra entre los 50 espectáculos deportivos que hay que ver antes de morir, mientras que para el también británico The Sun es la "experiencia deportiva más intensa del mundo". Asmimsmo, en España es tal la importancia que se le otorga que, aprovechando la ausencia de fútbol local, el clásico del 8 de octubre de 2006 (finalizado con un marcador de 3 a 1 a favor de River Plate) fue transmitido en vivo y en directo a través de "Radio Marca", una de las radios deportivas más importante de ese país.

Esta rivalidad comenzó a principios del siglo XX, cuando dichos clubes compartían el barrio de la Ribera. Ha sobrevivido a numerosos capítulos que quedaron en la historia del deporte argentino, tanto positivos como negativos.

Apodos

En el fútbol argentino existe una tradición de apodar a los equipos por sus rasgos característicos. En el caso del Club Atlético River Plate, su apodo es Millonarios, mote que tiene sus orígenes en los altísimos precios que se pagaron por las compras de Carlos Peucelle y Bernabé Ferreyra, en 1931 y 1932 respectivamente.

Anuncios

Fuentes de Información - Historia De River Plate

¿Te gustó lo que viste?

Inscríbete en el newsletter de Taringa! para recibir más artículos como este.

¡Gracias por suscribirte al newsletter!

Periódicamente recibirás en tu correo más artículos de Taringa!

5 comentarios - Historia De River Plate

@lucca13
buen post pero ponele imagenes
@jorge_2203
Este miserable de ANGELASERO91 publico un post en contra de Agustin Fierro una persona que tiene un problema, este miserable no solo insulto y ofendió a Agustin sino que se trato de boicotear la buena fe de los familiares de Agustin., por favor taringueros denucien a este usuario ANGELASERO91.

angelasero91 dijo:
chimangonegro dijo:te olvidas comentar de sus padres

RIVER JUNIORS JAJA