El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Influencia de la Luna en los cultivos + plantas aromáticas!

HORTICULTURA


- Luna llena: Es el período más propicio para cosechar, voltear el compost, cortar caña, o sembrar plantas de fruto.

- Luna menguante: No sólo es el mejor momento para continuar las actividades iniciadas en luna llena, sino que también es el momento más propicio para sembrar raíces y tubérculos, tales como rábanos, remolachas o patatas.

- Luna nueva: No es una etapa muy propicia para actividades que no sean el desherbado de adventicias.

- Luna creciente: Es la responsable de la estimulación de las plantas de gran crecimiento vegetativo, abonos verdes, lechugas..., además de ser muy propicia para la fertilidad, por lo que resulta el mejor momento para sembrar todas las plantas que crecen en altura y dan frutos, como tomates, porotos, arvejas... Como regla general, es recomendable realizar la siembra de todas las plantas en luna creciente, (preferentemente dos o tres días antes de luna llena) a excepción de aquellas que puedan subir a flor prematuramente, como es el caso de las lechugas, que deberán sembrarse en fase de luna menguante.

- En vísperas de cualquier solsticio, ya sea el de invierno (21 ó 22 de junio) o el de verano (21 ó 22 de diciembre), las especies que se planten van a resultar muy sensibles a la subida a flor.

AGRICULTURA, HORTICULTURA Y JARDINERÍA

- Los trabajos de campo, tales como labrar, plantar, trasplantar, abonar, etc., suelen ser más efectivos si los realizamos en luna descendente.

- Si la labor que deseamos realizar es la de limpieza de hierbas competentes lo haremos mejor a partir de la luna llena, es decir cuando la luna empiece a menguar preferiblemente a partir de la media luna menguante. Así mismo si se desea labrar y evitar la germinación de hierbas silvestres será preferible realizar tal labor en las noches sin luna, ya que la luz desencadena el proceso de germinación.

- Para evitar que nazcan enredaderas y cardos debemos trabajar la tierra cuando está seca.

- Para sembrar y plantar, además de las lunas apropiadas debemos tener en cuenta que es preferible sembrar por la mañana y plantar por la tarde.

- Cuando deseemos abonar las tierra lo haremos preferiblemente en luna creciente y a ser posible en luna descendente y en signo de tierra evitando signos de fuego. Si añadimos algas y fosfatos naturales lo haremos así mismo en luna creciente. Los abonos minerales mejor efectuarlos en luna menguante y por las mañanas. Si añadimos estiércol de vaca lo haremos en luna menguante.

- Para el maíz y el girasol sembrar preferentemente en luna menguante y a ser posible ascendente y cosechar en luna ascendente.

- Las lechugas sembrarlas en luna menguante con el fín de que no se espiguen de forma rápida y en otoño las podemos sembrar en luna creciente.

- Los champiñones salen algunos días después de luna nueva y es en luna creciente cuando hay más cosecha.

- El césped lo cortaremos mejor en luna menguante si deseamos que no crezca muy rápido y en luna creciente si deseamos lo contrario.

- Los bulbos de flores es preferible plantarlos cuando la luna está en la constelación de Libra.

- Cuando realicemos maceraciones o preparados de plantas lo haremos siempre en recipientes de madera o barro pero nunca metálico y en luna creciente.

ESQUEJES

- Es aconsejable cortarlos el último día de la luna ascendente y ponerlos en tierra el primer día de la luna descendente.

COSECHAS

- Muchas de las cosechas se conservarían mucho mejor si tenemos en cuenta la luna y otros signos estelares. A modo general podemos decir por ejemplo que se consiguen mejores resultados cosechando en luna ascendente las hortalizas que crecen por encima del suelo y en luna descendente para los que crecen bajo tierra como las raíces, papas, boniatos, rabanitos, nabos, etc., evitando siempre el mal tiempo.

- Las frutas y verduras que por lo general no se conservan tan bien se estropearán menos si no son cosechadas en los signos y constelaciones de agua.

- Los frutos cosechados en luna ascendente son más jugosos y ricos en energía y si se recolectan en luna ascendente el proceso de maduración se acelerará más.

- Las calabazas y calabacines es preferible recolectarlos en luna creciente.

- Las plantas de raíz es preferible recolectarlas en luna menguante a excepción de los ajos, cebollas y escalonias que prefieren la luna creciente.

- Con respecto al momento cabe destacar que la primera hora del día es la más recomendable en casi todas las cosechas.

CONSERVAS, TRABAJOS, ROPA, BELLEZA, ALIMENTACIÓN, PLANTAS MEDICINALES

Las conservas y confituras o mermeladas será preferible elaborarlas en luna menguante para así obtener una mejor conservación.

- Los trabajos de limpieza y conservación o mantenimiento se realizará mejor en luna menguante

- Para corte de cabellos fáciles de peinar luna creciente.

- Para hacerse permanentes en luna menguante

- Para teñirse el pelo escoger luna ascendente con luna creciente

- Si se desea que el pelo crezca más rápido cortar en luna ascendente y luna creciente y si se desea lo contrario hacerlo en luna descendente con luna menguante

- Cuando existe problemas de puntas quebradizas cortarlo en luna menguante por la tarde

- Para depilarse el vello hacerlo en luna ascendente con luna menguante.

- Limpieza de cutis de impurezas o espinillas en luna descendente

- Para nutrir la piel seca o mixtas hacerlo en luna creciente evitando signos de Aries, Cáncer y Capricornio.

- Para nutrir la piel grasa hacerlo en luna menguante.

- Si se desea eliminar verrugas con cualquiera de los procedimientos adecuados con jugos de plantas como celidonia, higos, caléndula, etc...Empezar las aplicaciones en luna menguante

- Las manicuras en luna menguante

- Los alimentos se asimilan mejor en luna creciente y la digestión requiere menos energía en luna creciente con luna ascendente
La recolección de plantas medicinales será preferible en luna llena si queremos que tengan más vitalidad aunque sus propiedades medicinales serán menos perceptibles que si las recogemos en luna menguante. Cuando más nos acercamos a la luna nueva, las plantas medicinales tienen más tendencia a secarse y al mismo tiempo afinan sus aromas. Las plantas deben recolectarse por las mañanas antes de las 12h siendo preferible que la luna sea ascendente. Las raíces es mejor recolectarlas por la tarde y en luna descendente.

- En la salud la luna nueva renueva las energías físicas, es ideal para abandonar viejos hábitos, eliminar toxinas, ponerse a dieta, etc. En luna creciente se exterioriza más fácilmente y nuestro cuerpo saca partido al máximo de aquello que recibe para su desarrollo. Si se tiene tendencia a engordar hay que estar alerta esos días. También es buena luna para aprender nuevas cosas o iniciar nuevos proyectos. En luna llena la energía física está en su punto más alto así como la excitación y la euforia. Con la iluminación de la noche por parte de la luna completa se favorece el estado de vigilia y es fácil esos día tener insomnio. El exceso de agitación provocado por la luna llena es preferible encauzarlo hacia trabajos creativos o actividades físicas, siendo un buen momento para iniciar nuevos proyectos. En luna menguante se favorece la interiorización, la reflexión y la espiritualidad y es un buen periodo para la desintoxicación de algún órgano del cuerpo.

EL CULTIVO DE HIERBAS AROMÁTICAS.


ALBAHACA.
Necesita un suelo seco, ligero y bien drenado. Prefiere los lugares soleados pero resguardados. Se da en casi todos los climas, pero es sensible a las heladas. Las hojas se arrancan en cuanto que se despliegan.

ANIS.

Prefiere un suelo cálido y muy bien drenado en lugares soleados. Se recolecta cuando las cabezuelas se han vuelto de color pardo grisáceo. Se cortan los tallos se atan en manojos y se cuelgan para que se sequen.

ENELDO.
Acepta cualquier tipo de suelo siempre que esté bien drenado. Debe disponer de sol pero no debe dejarse secar. Se inicia el corte de las hojas cuando la planta tiene 20 cms
De altura, para las destinadas a secado el mejor momento de corte es antes de que la planta florezca.

HINOJO.
Crece en cualquier suelo siempre que no sea ácido ni demasiado pesado, prefiere el suelo cretoso y rico en un lugar soleado. Las hojas se cortan en verano y las semillas se cortan verdes y se secan al sol.

LAUREL.
Prospera en cualquier suelo normal, necesita algo de sol pero tiene que estar protegido contra los vientos fuertes, es muy vulnerable a las heladas. Las hojas se arrancan durante todo el año y hay que secarlas antes de utilizarlas.

ORÉGANO.
Prefiere el suelo cretoso o de gravilla en un lugar cálido y seco, lo ideal son las laderas de una colina. Se recogen las hojas y los tallos y se pueden utilizar frescas o secas.

ROMERO.
Prefiere el suelo ligero, arenoso y bastante seco. Necesita cal abundante. Los ramilletes se arrancan en cantidades pequeñas desde el segundo año en adelante.

SALVIA.
Prefiere el suelo gredoso y bien drenado y si es ácido habrá que encalarlo, no tolera los terrenos empapados ni el exceso de agua. Para conseguir hojas ricas en esencias aromáticas vale la pena esperar al segundo año. Hay que cortar las hojas antes de que se vuelva demasiado leñosas.

Espero que les sirva esta info y la puedan poner en práctica! EXITOS






Fuente: ecoaldea.com

Anuncios

5 comentarios - Influencia de la Luna en los cultivos + plantas aromáticas!

@chechuc +1
esta bueno, lo voy a tener en cuenta!
@demianvan +1
Buen post, un gran dato eso del tipo de tierra, acaban de regalarme unas ramitas de romero y yo pensaba ponerlas con mucha humedad...
@Sistematic_kilombo
Muy bueno!!!!! en argentina cuando es el último día de la luna ascendente y el primer día de la luna descendente. Eso si mal no recuerdo es geografía de primaria , ups!.
Van puntines . Éxitos