El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Las 10 carreteras más solitarias del planeta

Anuncios

Las 10 carreteras más solitarias del planeta

Cuando normalmente subirse al coche significa atascos, semáforos, humos y, muchas veces, mal humor. Esa clase de conducción de la que se disfruta especialmente en carreteras con poco tráfico, donde cruzarse con otro viajero se celebra casi como un acontecimiento. Hoy, en la cuenta del Pancracio Noob, las carreteras más solitarias de la Tierra. Abróchense sus cinturones, enciendan motores y relájense porque no veremos mucha civilización por estos lares y comenzamos.

Desierto

10.- La carretera de Ulan Bator, Mongolia.

Mongolia es la nación independiente con menor densidad de población de toda la Tierra. Poco más de dos millones y medio de personas (un 30% de ellas nómadas) se reparten una extensión de millón y medio largo de milómetros cuadrados. En todo el país sólo hay 2.500 kilómetros de carreteras asfaltadas, y todas ellas salen o llegan a la capital del país, que concentra un tercio de la población. La segunda ciudad más grande del país, Erdenet, apenas alcanza los ochenta mil habitantes. Mongolia está formado casi en su totalidad por terrenos desérticos, estepas o zonas montañosas. Con semejantes mimbres no es de extrañar que las escasas carreteras asfaltadas no estén demasiado transitadas, ni siquiera durante los cortos veranos mongoles. En todo el país hay ciento cuarenta mil vehículos; más de la mitad de ellos están en la capital. En esas condiciones viajar por las carreteras mongolas es una aventura. Sólo las cuatro o cinco ciudades más grandes del país están conectadas a través de una carretera asfaltada. La más importante de todas, de hecho, une las fronteras china y rusa, pasando por la capital. Pero nada, o apenas nada más. No hay gasolineras, servicios ni tampoco prácticamente pueblos. Tampoco hay vehículos de tracción a motor. Sólo algunos moteros se aventuran a cruzar semejante desierto (el del Gobi, concretamente), sin más ayuda que la que puedan procurarse ellos mismos, y tratando de esquivar el ganado que frecuentemente invade la calzada. Las carreteras están tan vacías como el propio país.

carreteras
Sobre estas líneas, arco a la salida de Arvaikheer, en la que según dicen, es la única carretera decente del país

nieve
Debajo, la lengua de asfalto en mitad del campo. Las condiciones de la carretera no animan a grandes recorridos

9.- La carretera del desierto, China.

Al noroeste de China se encuentra el Desierto de Taklamakan, un gigantesco Sáhara de 270 mil kilómetros cuadrados de superficie (el tamaño del Reino Unido), un lugar árido, extremadamente deshabitado y cuyo subsuelo posee megatoneladas de petróleo. En 1993 comenzó la extracción del oro negro, lo que hizo necesaria una carretera que permitiera comunicar las extracciones petrolíferas con el mundo civilizado. Construir carreteras en mitad de un desierto de arena no es precisamente tarea fácil, por la fea costumbre de moverse que tienen las dunas. El asunto se resolvió instalando millones de plantas a los lados de la carretera y poniendo a un par de paisanos cada cuatro kilómetros a cuidar la línea verde que impide al desierto tragarse la carretera. En total son más de 550 km. de carretera con una única gasolinera en medio; nueve décimas partes de ella discurren por lugares únicamente habitados por los peones de la cuneta.

carreteras solitarias
vegetación en las cunetas de la carretera

Las 10 carreteras más solitarias del planeta
una de las casitas azules en las que viven los encargados de mantenimiento. El tiempo máximo que se les permite estar allí es de dos años.

8.- La Carretera Transahariana, Argelia.
La red de carreteras africana nunca ha destacado ni por su extensión ni por su calidad; pero existe un proyecto en marcha, auspiciado por la ONU, para conseguir unir a la práctica totalidad de los países del continente por carretera. Uno de los ramales más antiguos es el que une Argel y Lagos, la capital de Nigeria. Más de cuatro mil kilómetros, pavimentados en más de un 85%. El sur de Argelia es una zona muy poco habitada; la provincia de Tamanghasset, por ejemplo, con su medio millón de kilómetros cuadrados, apenas llega a los doscientos mil habitantes. Esa es la zona que cruza la Transahariana, más de mil quinientos kilómetros de desierto sin instalaciones en la carretera, sólo en los pueblos cercanos a ésta. Toda la carretera está asfaltada hasta la frontera con Níger, donde comienzan los únicos 200 kilómetros de tramo sin asfaltar de todo el recorrido. La zona es tan remota que el puesto fronterizo de Níger está a más de treinta kilómetros de la frontera real.

Desierto

carreteras
Dos imágenes de la Transahariana a su paso por Argelia

7.- La Carretera del desierto de Atacama, Chile.

El desierto de Atacama es el más seco del mundo. El algunos puntos la media anual de precipitaciones es cero. Durante siglos. Hay zonas donde lleva sin llover desde el siglo XVI. Aunque el desierto se extiende por Bolivia, Perú y Argentina, la parte central le corresponde a Chile. Una carretera nacional, la Ruta nº 5, cruza el desierto de norte a sur, con gasolineras cada 200 kilómetros. El principal enemigo del conductor es la monotonía; cientos de kilómetros a través de interminables rectas provocan numerosos accidentes. Las cunetas de la carretera, que forma parte de la famosa Panamericana, guardan sorpresas: decenas de animitas de carretera, pequeños mausoleos en memoria de los que se dejaron la vida en la cuneta.

nieve
imagen de la carretera en el Desierto de Atacama.

6.- La carretera del oleoducto, Alaska, Estados Unidos.

El 17 de octubre de 1973 la OPEP decidió iniciar un embargo petrolífero contra EE.UU. y sus aliados por su apoyo a Israel en la guerra del Yom Kippur. Fue el inicio de la crisis del petróleo; al dispararse el precio del crudo EE.UU. comenzó a sacarle partido a los campos petrolíferos de Proudhoe Bay, en el norte de Alaska. Para transportar el petróleo extraído de allí se construyó el larguísimo oleoducto de Alaska, una tubería de metro veinte de diámetro y 1.300 kilómetros de largo que recorre todo el estado hasta Valdez, en el sur. Paralela al oleoducto está la conocida como Dalton Highway, una carretera de 666 kilómetros de longitud construida para que los camiones pudieran alcanzar la costa ártica y para el mantenimiento de la larguísima infraestructura. A lo largo de toda la extensión del asfalto sólo tres pueblos permiten un breve descanso al viajero: Coldfoot (13 habitantes, kilómetro 281), Wiseman (22 habitantes, kilómetro 302) y finalmente Deadhorse, en el kilómetro 666. Durante gran parte del camino se está a más de cien kilómetros de cualquier cosa. Pese a ello, los chicos de Google se la han recorrido entera, y fotografiado en toda su arrolladoramente enorme extensión.

carreteras solitarias

5.- La carretera Transamazónica, Brasil.

Canadá tiene su Norte, Australia su Outback y Brasil (que es el quinto país más grande del mundo), su Amazonas. La Rodovía Transamazónica, su nombre en portugués, discurre desde la ciudad de Joao Pessoa, en la costa brasileira, hasta el pueblo de Lábrea, en las profundidades del gigantesco estado de Amazonas, a lo largo de más de cuatro mil kilómetros de asfalto, barro y jungla. Ideada en los años setenta como una carretera completamente asfaltada, los enormes costes de construcción y lo remoto de su trazado llevaron a abandonar la idea original y a construir la BR-230 (su nombre oficial) en forma de camino de tierra en casi toda su extensión. Posteriormente gran parte de ella ha sido pavimentada, y actualmente hay tramos de cientos de kilómetros en proceso de conversión en carretera asfaltada. Algunos de los estados que recorre (Amazonas, Pará, Tocantins) se encuentran entre los menos densamente poblados de Brasil, por lo que se encuentran franjas de carretera de cientos de kilómetros sin apenas pueblos o infraestructuras, sólo selva. La parte final de la vía (los últimos mil y pico kilómetros) permanece totalmente sin asfaltar, lo que dificulta o incluso impide la circulación en la época de lluvias (de octubre a marzo) y convierte la carretera en un circuito de resistencia plagado de baches, hoyos y agujeros capaz de desguazar los amortiguadores de cualquier vehículo. La carretera se completará con un último tramo hasta de casi mil kilómetros hasta el pueblo de Benjamin Constant, en la frontera con Perú.

Las 10 carreteras más solitarias del planeta

Desierto

4.- La carretera de los Huesos, Rusia.

Es con toda probabilidad una de las carreteras más siniestras del mundo. Si en las pelis de miedo norteamericanas suceden cosas horrendas a quienes se alojan en una casa construída sobre un (música inquietante) cementerio indio (fin de la música inquietante), circular sobre esta carretera sería garantía de fallecimiento horrendo para cualquier osado viajero. Y es que bajo el barro y el asfalto de los 2.300 kilómetros de longitud de la M56 (su nombre oficial) se esconden los huesos de decenas de miles de prisioneros del Gulag soviético que fallecieron construyendo la ruta en condiciones de pura esclavitud, en la época más dura del estalinismo. El camino, que discurre a través de la gélida región de Kolymá, une las ciudades de Yakutsk y Magadán. Sólo los 200 km. más cercanos a Magadán están asfaltados, el resto no pasa de ser una pista forestal, completamente intransitable hasta hace un par de años. Aún existen puentes en estado lamentable, y zonas que es mejor no recorrer en días de lluvia si uno no quiere acabar atascado en el barro. Dos de los pueblos de la ruta (Oimiakón y Tomtor) reclaman para sí un récord glacial: el lugar más frío de la Tierra fuera de la Antártida. La temperatura media de cualquiera de ellos en enero está por debajo de los cuarenta bajo cero. En verano, se recomienda no acampar al aire libre, por los osos pardos. La ruta también atraviesa la ciudad fantasma de Kadykchan. Una joya entre las carreteras.

carreteras
Imagen de una expedición checa de 2009, a más de 1.500 kilómetros de Magadán.

nieve
la carretera en invierno.

carreteras solitarias
otra expedición tanteando el deplorable estado de los puentes.

3.- La carretera de Ann Beadell, Australia.

De entre todas las carreteras y pistas solitarias de Australia, se hace difícil escoger una que sea la más solitaria, la menos transitada o la más remota. La carretera de Anne Beadell (llamada así por la esposa del constructor, Len Beadell) cumple de sobra cualquier requisito para estar en esta lista. Su longitud es de 1.350 kilómetros, todos ellos sin asfaltar, que discurren entre los pueblos de Laverton y Coober Pedy, sin ningún otro pueblo entre medias. Una gasolinera gestionada por aborígenes (Ilkulka) es el único contacto con algo remotamente parecido a la civilización que el viajero podrá encontrar en toda la interminable extensión de la pista, que, por cierto, tardará seis días en recorrer.

Las 10 carreteras más solitarias del planeta
Mapa de la ruta de Anne Beadell.

Desierto
un avión estrellado en mitad del camino (no murió nadie en el accidente).

2.- La Ruta Nacional 40, Argentina.

La Ruta 40 es el equivalente argentino de la Ruta 66 americana. Recorre más de cinco mil kilómetros de norte a sur, atravesando hasta once provincias, desde la frontera con Bolivia hasta casi la Tierra del Fuego. El gobierno argentino, a lo largo de la pasada década, realizó una importante inversión en la infraestructura y también en promoción, con el objetivo de convertir la ruta en un destino turístico importante en el país. A lo largo de su inmensa extensión recorre desiertos y ciudades, maravillas naturales, varios parques nacionales y, sobre todo en su tránsito por la Patagonia, desmesuradas extensiones vacías. La carretera está pavimentada en gran parte de su longitud, excepto en la parte sur, donde atraviesa regiones despobladas y pueden encontrarse tramos de más de doscientos kilómetros completamente vacíos salvo por la propia carretera.

carreteras
la Ruta 40 a su paso por la Patagonia

nieve
el kilómetro 4406 de la carretera, en la provincia de Salta

carreteras solitarias
el kilómetro el remoto pueblo de Bajo Caracoles, 33 habitantes, en la provincia de Santa Cruz

1.- La carretera Trans Taiga, Canadá.

La Trans Taiga es una carretera tan extremadamente aislada que sólo para empezar a recorrerla hay que atravesar otra igual de aislada que ella. La ruta que encabeza nuestra particular clasificación de quintopinismo sobre ruedas comienza en el kilómetro 540 de la James Bay Road, una carretera de más de 600 kilómetros de largo con una única estación de servicio en todo su recorrido. Desde ese punto hasta el territorio deshabitado de Caniapiscau hay 666 kilómetros de nada en absoluto, excepto vastísimos bosques boreales. La carretera fue construida por Hydro Quebec como vía de mantenimiento para el gigantesco James Bay Project, una serie de estaciones hidroeléctricas situadas al norte de la provincia de Quebec. Una única gasolinera, a nada menos que 380 kilómetros de distancia desde el inicio, sirve de refugio para el viajero. La gasolina allí, es fácil de imaginar, es salvajemente cara.

Las 10 carreteras más solitarias del planeta
Aterradora señal en la James Bay Road cerca de la intersección con la Trans Taiga

Desierto
El precio de la gasolina en la única gasolinera del recorrido: 1,80 dólares canadienses, un 80% más de lo que costaba de media en Canadá un litro de sin plomo en agosto de 2010, fecha de la foto

Unos pocos campamentos de empleados de Hydro Quebec y algún que otro refugio de cazadores son los hitos de la interminable carretera. No hay cobertura de móvil en todo el recorrido (al igual que en la James Bay), y apenas media docena de teléfonos de emergencia sirven a los 666 kilómetros de grava, por lo que un simple pinchazo puede suponer la ruina en el mejor de los casos (¿cuánto cuesta fletar una avioneta con neumáticos nuevos para llevarlos al medio de la nada? Mucho) y poco menos que la muerte en el peor. En invierno se alcanzan temperaturas de cuarenta bajo cero, y pueden pasar no horas, sino días hasta que otro vehículo aparezca por el lugar. Una vez alcanzado el final de la carretera lo único que se puede hacer es volver. La carretera termina en mitad de ninguna parte, a más de setecientos kilómetros del pueblo más cercano, Radisson, que, dicho sea de paso, no es más que un campamento de la compañía eléctrica de poco más de doscientos habitantes. Para llegar al final del recorrido (y volver) hace falta conducir más de seiscientos kilómetros sin repostar y sin ver nada remotamente parecido a la civilización. Lo que más se disfruta en la Trans Taiga es, sin duda alguna, el silencio.


carreteras

Anuncios

Comentarios Destacados

@yosoyEspartaco +23
Es hermosa la ruta 40 de argentina; pude hacer el trayecto desde la rioja a jujuy hace unos meses. Totalmente recomendable (y a pesar del ripio en gran parte, puede hacerse en auto sin problemas ya que su estado es bueno).

aprovecho para dejar una foto de la recta del tin tin, sobre la ruta 33 (que se une con la 40)... hermoso paisaje...

nieve
@yosoyEspartaco
@-EdesurOficial- es solo un efecto de la foto, viendolo ahí no es tan oscuro el pavimento.
@-EdesurOficial-
@yosoyEspartaco me ilusione al pedo , quedaba hermosa u.u
@ZobamelTrozo
@-EdesurOficial- porque tienen mucha brea, antes la hacian con mas cal y otros compuestos, de todas formas con el tiempo ese "asfalto de color negro" se pone medio grisaceo
@Metal-Argento +9
carreteras solitarias

Que lindo que se te rompa el coche en ese lugar..

20 comentarios - Las 10 carreteras más solitarias del planeta

@Pota77
Interesante +5
@ElTeJaMF +2
Interezante. Te dejo una caja y +10
Las 10 carreteras más solitarias del planeta
@Clanlec
¿Qué podrá contener ésta caja? Me pregunto
@ElTeJaMF
@Clanlec La idea era que hace 24 día me hubieses preguntado y yo te decía : ¡Una denuncia!
@RECL_26 +3
Desierto

@yosoyEspartaco +1
tengo una foto en el mismo lugar, increible lo hermoso del paisaje.
@Distasio
¿Respeto por la naturaleza?
@yosoyEspartaco +23
Es hermosa la ruta 40 de argentina; pude hacer el trayecto desde la rioja a jujuy hace unos meses. Totalmente recomendable (y a pesar del ripio en gran parte, puede hacerse en auto sin problemas ya que su estado es bueno).

aprovecho para dejar una foto de la recta del tin tin, sobre la ruta 33 (que se une con la 40)... hermoso paisaje...

nieve
@yosoyEspartaco
@-EdesurOficial- es solo un efecto de la foto, viendolo ahí no es tan oscuro el pavimento.
@-EdesurOficial-
@yosoyEspartaco me ilusione al pedo , quedaba hermosa u.u
@ZobamelTrozo
@-EdesurOficial- porque tienen mucha brea, antes la hacian con mas cal y otros compuestos, de todas formas con el tiempo ese "asfalto de color negro" se pone medio grisaceo
@Richard-Parker +2
che, me leí el post de las islas, y ahora el de las carreteras.. interesantes máquina.. otro día dejo puntos (manda mp si me olvido)
@Metal-Argento +9
carreteras solitarias

Que lindo que se te rompa el coche en ese lugar..
@Troll_erotico
Se nota que no anduvieron por la ruta 20 (L.P.) con fiaca
@errant3s
lindo post papu.. me encantaria manejar por alguno de esos caminos.
@American_Magic
Buen post!
Te dejo puntos aunque se me demoraron mucho en cargar las imágenes.
@eps02a
genial... algunas estan perfectirijillas para hacer downhill con bike o skate
@edfa
Mundial para recorrerlas en un R12 con problemas en el radiador
@Sparr0w
+10.una de las casitas azules en las que viven los encargados de mantenimiento. El tiempo máximo que se les permite estar allí es de dos años. ¿Por qué?
@Clanlec
Tú ya sabes que los chinos son raros
@nicoale777 +3
me imagino el Australiano cuando le contó a la esposa
- Amor construi una carretera en tu honor
- de veras?
-si, queda en la mitad de la anda y no pasa ni un puto carro
-quiero el divorcio >
@Clanlec
Jajajajajajajajaj
@bovain -1
aguante la ruta 40 vieja no me importa nada !!