El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Ambientalistas a favor de la minería

Edición matutina |Panorama Provincial18/03/2010
[b]Ambientalistas a favor de la minería [/b]Por Juan Carlos Andrada
12

“Tenemos que reconocer que la minería es necesaria”, dijo Héctor Nieva en el programa “Argentina para armar” que conduce la periodista Maria Laura Santillán por la señal TN y que se emitió el pasado domingo (hace un año más o menos).

Definitivamente Nieva se salió del libreto y en un rapto de cordura dijo lo que nadie en el programa quería escuchar. Pero lamentablemente para los presentes era sólo el principio de una serie de afirmaciones que incluso tuvieron que ser reflejados en las conclusiones finales del programa.

La opinión de Nieva causó estupor de entrada nomás entre los otros invitados al programa, que, desconcertados por los dichos del ingeniero, especialista en temas de ambiente, desesperadamente se apresuraban a contarle a la conductora la insufrible situación que significa convivir con la minería.

Héctor Nieva, que es ingeniero en Minas con un master realizado en Francia, y que fue inspector de calidad ambiental hasta 2002 en la provincia, durante la emisión del programa, luego de escuchar a otros ambientalistas retrucó diciendo que “no se imagina vivir sin los metales” y molesto por la negativa extrema hacia la actividad minera se permitió la ironía de recordarle a uno de los entrevistados que justamente debía tomar un vuelo, que “los aviones no son de papel”. Toda tecnología se hace “en torno a metales y con metales” , sostuvo el ingeniero en medio de microsilencios televisivos de la conductora y sus entrevistados, que parecían estar en otro programa cuando el ingeniero tomaba la palabra.

Las opiniones del profesional sacudieron incluso al incontinente Pino Solanas que, por más que quería, no podía acomodar el discurso al de Nieva, que teniendo menos minutos para expresarse que el cineasta logró ponerle un poco de juicio razonable a una discusión que ordinariamente se mueve de extremo a extremo.

Lo curioso de esta historia es que el propio Nieva, quien en diversas oportunidades ofició de oráculo para los grupos ambientalistas, en un programa armado para rechazar la actividad minera, fue quien le puso límites a las desmesuradas opiniones de los ahí presentes sobre el tema minero.

¿Es Nieva un ambientalista pro minero?. El punto es que, se reconozca así o no como tal, afirmó que la minería es necesaria pero que debe desarrollarse bajo un estricto marco legal y un fuerte control por parte del Estado. En otras palabras habló de minería responsable.

Desconcertante ¿no?¿Será esta la evolución de todo ambientalista? ¿Necesitarán un tiempo para morigerar su fanatismo? ¿Pueden todos los ambientalistas volver de sus excesos como lo hizo Nieva?

En principio, emerge como una nueva posición intermedia: quiere la minería pero con fuertes controles ambientales. Y en este punto, se parece mucho a quienes nunca pensaron la minería sin los controles correspondientes En este sentido, no hay novedad alguna en su postura, sino simple y sencillamente un acto de sinceridad intelectual por parte de Nieva, quien no encontró otro momento más oportuno y conveniente para expresar su pensamiento que un programa de TV para todo el país.

¿Se arrepintió en público? Es lo más probable. El hecho es que mientras se desarrollaba el programa y Nieva hablaba, nadie entendía nada, excepto el ingeniero, que no se dejó llevar por el clima electoralista ni por la exaltación y el apasionamiento desmedido de los demás entrevistados.

¿Que pasó? Nieva había sido presentado como un prestigioso experto en la materia con estudios de grado en el exterior y un profundo conocedor de la minería en Catamarca que incluso, merito aparte, denunció contaminación (cambios en los valores del agua) en el río Vis Vis por la actividad minera. Por consiguiente, cuidado como un tesoro nacional dentro del programa. A su turno, Nieva dijo lo inesperado para el auditorio y dejó ver su convicción profesional de que “la minería es posible bajo un marco legal y un fuerte y estricto control del Estado”, según sus propias palabras. “No quiero demonizar la actividad minera, yo soy ingeniero en Minas y quiero a la minería”, repitió Nieva ante un público encolerizado que, ante la invitación de alejarse de los excesos para encontrar un punto medio entre la minería y el medio ambiente, no podía creer lo que estaba escuchando.

Nieva fue casi escandaloso para los ambientalistas no mineros, cuando declaró: “No me imagino vivir sin los metales”, y sugirió en medio de una exacerbada embestida mediática a la actividad, que “el Estado debe hacer sociedades mixtas con otras empresas manteniendo la mayoría societaria para asegurar el control en la actividad minera”.

Evidentemente, al ingeniero no lo marean las cámaras ni las luces. No le gustan que le dicten el libreto y al parecer está muy lejos del cine que produce Pino Solanas y de la política minera al estilo del gobernador riojano Beder Herrera (que dicho sea de paso, algunos pícaros en Catamarca pretenden imitar, para salvarse, creyendo que engañan a alguien, sin medir las consecuencias).

Nieva tomó distancia del fanatismo y propuso una tercera franja. Una suerte de ecologismo productivo o de producción minera, en menor escala, con preeminencia medioambiental, si es que existe en estos términos el concepto que el técnico dejó entrever en el programa Argentina para armar.

En limpio, el ingeniero aseguró que en las condiciones descriptas técnicamente es posible controlar la actividad minera aunque esto seguramente será desoído por los ambientalistas extremos que paradójicamente antes lo consultaban prácticamente casi todos los días.


Por: Redacción launiondigital.com.ar

Fuente: http://www.launiondigital.com.ar/diario/2010/03/18/nota_1347.html

Anuncios

3 comentarios - Ambientalistas a favor de la minería