Economia Domestica...La Oferta y la Demanda

Economía Doméstica...La Oferta y la Demanda

Cuando nosotros hablamos de demanda, nos estamos refiriendo a la cantidad de bienes que el individuo necesita, para satisfacer sus necesidades.

Pero ¿qué sucede en nuestra familia y en la actualidad? Teniendo en cuenta que anteriormente habíamos dicho que vivimos en una época de consumismo y que somos objeto de los bombardeos publicitarios de todos los productos que se encuentran en el mercado.

Entonces, ¿qué debe de hacer el padre administrador para poder saciar esta demanda?

Muy sencillo: debemos planear la comida para la siguiente semana, si se cobra por semana o la de la siguiente quincena. Hay que documentarnos cuales son los alimentos que en esa temporada están más económicos por ser de demanda inmediata, y realizar con ellos un sin fin de recetas que nos pueden sacar de apuros.

Pongamos un ejemplo: en Semana Santa es característico consumir pescado, pero si tenemos otros productos que son igual de ricos y que son propios de la temporada, como las calabazas, coliflor, espárragos, acelgas, etc. y son productos que no son cambiantes en su precio, podemos echar mano de ellos en esta época en que los peces y mariscos están precisamente muy elevados en su precio porque la gente lo exige.

Es aquí donde interviene la palabra oferta: la mayoría de la gente cree que oferta es una reducción en el precio, lo que puede ser parcialmente cierto desde un punto de vista mercadologico.

Pero si lo estudiamos desde la economía, oferta es la cantidad de productos que se fabrican o se venden y a los que no necesariamente se les redujo el precio.

Cuando los comerciantes saben que un producto se va a consumir excesivamente no le baja el precio, y por el contrario se lo sube. Por eso en la época navideña se gasta tanto porque la mayoría de los comerciantes saben que con tal de estar contentos de comer lo que no se comió en todo un año y de regalar a nuestros seres queridos no nos va importar el precio.

Pero ya a estas alturas debemos administrar tanto nuestro tiempo como nuestro dinero y podemos ir realizando las compras, sobre todo los regalos de fin de año, en la época de agosto, y así cuando llegue diciembre ya habremos comprado todos los obsequios que necesitábamos.

Lo mismo podemos hacer con nuestra cena de Navidad o de fin de año, ir comprando todos aquellos productos que no pueden echarse a perder y que vienen envasados al vacío, y así cuando lleguen esas fechas decembrinas solamente adquiriremos los productos que no se podían almacenar pero no gastaremos tanto.

Podemos hacer lo mismo con los Reyes Magos, o Papá Noel: ir adquiriendo poquito a poco desde junio o julio los regalos para los chicos y así nunca dejaran de llegar -que triste es ver una carita de un niño sin un regalo esas fechas y todo debido a una falta de previsión-.

Y lo mismo pasa con los recuerdos: adquirir rollos de películas cuando existan rebajas -casi siempre se dan cuando terminan las vacaciones de verano y empiezan las clases-.

De este modo no nos haremos participes del juego de la oferta y la demanda y trataremos de cuidar un poco mas nuestro dinero. Es algo que les digo continuamente a mis alumnos: uno nace, crece, se reproduce y muere con inflación, que es la subida o el alza en los precios de los productos y esto es debido a muchos motivos tanto nacionales como internacionales. POr citar unos ejemplos: la deuda externa, las tasas de interés, el incremento del precio de un insumo como podría ser el Petroleo -sube la gasolina y todos los productos porque todo se transporta-, si sube el azúcar subirán todos aquellos productos que lleven hasta la mínima cantidad de azúcar y así sucesivamente podemos citar muchos ejemplos de esta inflación en espiral como se le conoce porque arrasa no solamente con un producto sino con muchos.

Y ustedes amigos dirán "ni modo que almacenemos azúcar para toda la vida o gasolina -lo que seria un peligro-", para este tipo de situaciones es cuando es preciso emplear la flexibilidad, ver en realidad si es necesario sacar el automóvil a diario o solamente para ir unas cuantas cuadras, adquirir productos cuando estén en oferta y como las hormiguitas ir guardando para cuando lo necesitemos -tomando en cuenta, las adecuadas medidas de desinfectar las áreas para que no se vayan almacenar bichos indeseables y regularmente fumigar-.

En este momento de crisis que vive el mundo es muy necesario acostumbrar a nuestros hijos a comer de todo porque en un futuro no sabemos, y así ellos no sufrirán, aparte de que obtendrán todos los nutrientes que tanto los vegetales como las frutas nos dan. Hay que abrazarlos a diario y a cada rato besarlos y apoyarlos, pero también enseñarles la importancia del dinero y, como decíamos, hacer cultura de ahorro para un futuro.









FUENTE

Economia Domestica...La Oferta y la Demanda


Mis otros posts: TONYJAGGER63

Post que llegaron al Top:




ESPERO SUS COMENTARIOS.


Powered by BBcoder

Anuncios

Fuentes de Información - Economia Domestica...La Oferta y la Demanda

Dar puntos
1 Puntos
Votos: 0 - T!score: 0/10
  • 0 Seguidores
  • 2.813 Visitas
  • 2 Favoritos

1 comentario - Economia Domestica...La Oferta y la Demanda

@Kayser Soze Hace más de 5 años
jaja