El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Aumentá la velocidad de tu Wi-Fi

Anuncios

La conexión Wi-Fi es cómoda: permite conectarse desde cualquier lugar, sin cables ni configuraciones complicadas. Pero ¿es la opción más rápida?
Fabrizio Ferri-Benedetti - Softonic


La pregunta del millón lamentablemente tiene respuesta negativa. La conectividad inalámbrica puede llegar a ser hasta un 30% más lenta que el cable.

Hay muchas cosas que provocan que una conexión Wi-Fi sea más lenta o menos fiable que una conexión por cable de red tradicional. Afortunadamente, también hay soluciones y trucos para exprimir toda la velocidad de una conexión inalámbrica.

La posición es importante

La señal del punto de acceso Wi-Fi se expande en todas direcciones como una burbuja invisible. Por el camino, va perdiendo intensidad. En consecuencia, la velocidad de transmisión de datos se ve perjudicada.

Las habitaciones más alejadas reciben una señal de poca calidad (en rojo). Paredes, aparatos electrónicos y objetos metálicos interfieren.

Aunque no haya una receta perfecta para posicionar el punto de acceso Wi-Fi en casa, se puede probar lo siguiente:

- Colocar el punto de acceso en el centro del área desde la que el usuario se conectará más a menudo (teniendo en cuenta que el cable de conexión digital a la línea telefónica llegue sin inconvenientes al Router). En una casa con más de una planta, conviene colocar el Router en una estantería elevada. En definitiva: se debe pensar en 3D.

- Alejar el router de aparatos que interfieren, como radios, teléfonos inalámbricos, móviles, mandos de consola Bluetooth, etc. Los hornos de microondas son lo peor para una señal Wi-Fi.

- Eliminar obstáculos que se interponen entre el punto de acceso y los dispositivos WiFi.

Evidentemente, no se pueden tirar las paredes de la casa, pero quizá sí se pueda quitar archivadores metálicos, espejos o estanterías pequeñas.

- No hay que conformarse con una posición ni del Router ni de sus antenas. Es recomendable probar con modificar la orientación del Router y su posición hasta dar con una señal óptima.

Es recomendable hacer mediciones de los cambios con una herramienta de descubrimiento y análisis de redes Wi-Fi tales como Ekahau HeatMapper, que dibuja un mapa de calor de la conexión superpuesto al plano de la casa (o un bosquejo, si se dispone del mismo). En caso de distancia excesiva, es recomendable añadir un repetidor de la señal (otro Access Point).

Ajustar parámetros del Router

El Router o punto de acceso Wi-Fi es el encargado de propagar la señal inalámbrica. Por razones de conveniencia, hoy en día suelen distribuirse ya configurados y con un tipo de cifrado elemental, de manera que cualquier dispositivo antiguo puede encontrar la señal y conectar. Pero esto no quiere decir que su configuración sea la óptima para cada caso.

Hay cuatro estándares Wi-Fi: 802.11a, b, g y n, el más reciente. Existen configuraciones del Router que pueden modificarse para mejorar la velocidad y calidad de conexión Wi-Fi. Para acceder al menú de configuración del Router, se abre en el navegador la dirección de la puerta de enlace (que es la dirección IP del Router); normalmente es 192.168.1.1 (se puede corroborar desde Inicio-Ejecutar-Escribir cmd y aceptar, y en la línea de comandos escribir ipconfig y presionar la tecla Enter).

-Tipo de cifrado: si el Router usa un cifrado WEP o TKIP, no se podrán obtener las altas velocidades del protocolo 802.11n, pues estos cifrados son muy antiguos y el protocolo demasiado moderno para ellos. La solución, es cambiar el cifrado de seguridad de la clave Wi-Fi a WPA2.

- Cuellos de botella: Solo el estándar Wi-Fi IEEE 802.11n evita cuellos de botella con conexiones de banda ancha. Se recomienda activarlo en el Router si los dispositivos son compatibles con él.

- Canal Wi-Fi: se puede usar cualquier canal del 1 al 13. Los más recomendables para evitar interferencias entre redes son el 1, el 7 y el 13. El 10 y el 11, en cambio, suelen estar saturados por ser los más comunes.

- Firmware del Router: Es el sistema operativo del equipo, es decir, el software que lo controla y permite al usuario configurarlo vía Web. Actualizarlo es una buena idea, puesto que mejora el rendimiento y a menudo habilita nuevas tecnologías. El usuario debe consultar en la web de cada fabricante, pero siempre hacer antes una copia de seguridad de la configuración.

-Antena: algunos modelos de Routers incluyen antenas desmontables que pueden cambiarse por tipos más potentes. En el mercado las hay de hasta 9dbi por unos 100 pesos.

Hay quien dice que usar puntos de acceso y antenas Wi-Fi del mismo fabricante mejora el rendimiento. Esto conviene cuando deban interconectarse varios puntos de acceso.

La configuración Wi-Fi de la computadora

Ahora que se ha optimizado la posición del punto de acceso y mejorado la configuración del Router, el único punto en el que pueden darse cuellos de botella es la computadora. Suponiendo que tiene una buena antena Wi-Fi y energía suficiente, el paso siguiente es mejorar su configuración.

Pueden cambiarse algunos parámetros de la placa inalámbrica. Esto se logra desde el Panel de Control - Centro de Redes y Recursos Compartidos- Cambiar la Configuración del Adaptador-Clic derecho sobre el adaptador Wi-Fi-Propiedades-Configurar.

-Potencia de transmisión: alta

-Administración de energía: máximo o ruidoso

-Protección de modo mixto: CTS

-WMM: activado

- Agresividad de itinerancia: bajo (si se está siempre en casa)

- Modo 802.11n: activado

Otra buena medida es actualizar los controladores del adaptador Wi-Fi periódicamente para aumentar el rendimiento y fiabilidad del mismo, accediendo con el modelo a la página del fabricante.

En algunos casos, los usuarios de portátiles con Bluetooth han afirmado obtener un mejor rendimiento tras desactivar Bluetooth a mano. Ciertos adaptadores usan ambas tecnologías, disminuyendo la cantidad de energía disponible para uno u otro tipo de red sin hilos.

Un truco más consiste en usar el programa WLAN-Optimizer, que desactiva el escaneo de redes en segundo plano y activa el modo streaming. Ambas operaciones aseguran una mayor velocidad de transmisión a través de redes Wi-Fi.

Cuidado con los intrusos

No debe olvidarse que, además del uso que le haga uno a la red, alguien puede estar aprovechando la conexión para descargar cosas. Las siguientes son contramedidas para evitarlo:

- Cifrado: WPA2/AES

- Contraseñas: Cambiar periódicamente la contraseña de administración del Router y la clave Wi-Fi de la red desde la configuración Web del mismo, accediendo como se explicó anteriormente.

- Asignación de direcciones: Limitar el número de IPs asignables por DHCP en el Router a las computadoras que existan en casa, más una o dos direcciones para PCs nuevas o invitados.

- Firmare: Actualizarlo periódicamente al más reciente desde el sitio del fabricante del Router.

Anuncios

5 comentarios - Aumentá la velocidad de tu Wi-Fi

@juliensera -4
Queres una página donde realmente valoren tus post?
donde no haya karma y toda esta mierda ni te puteen ni te discriminen?

Vení, recien empesamos.
tenemos lugar para vos, y hasta podes llegar a ser moderador con el tiempo!


http://xtremepost.com.ar
@ceylhan
+10 amigo buena información.
@0hoel
mas uno es bueno recordarlo XD
@DROGOTOMON
Aumentá la velocidad de tu Wi-Fi

yo me compre este lo vi pro...., pero todavia no se como explotarlo realmente....., me gustaria un tutorial.....