El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Cuál es tu signo zodiacal?

Anuncios

Cuál es tu signo zodiacal?




Aries: 21 de marzo a 20 de abril
Tauro: 21 de abril a 21 de mayo
Géminis: 22 de mayo a 21 de junio
Cáncer: 22 de junio a 23 de julio
Leo: 24 de julio a 23 de agosto
Virgo: 24 de agosto a 23 de septiembre
Libra: 24 de septiembre a 23 de octubre
Escorpio: 24 de octubre a 22 de noviembre
Sagitario: 23 de noviembre a 21 de diciembre
Capricornio: 22 de diciembre a 20 de enero
Acuario: 21 de enero a 19 de febrero
Piscis: 20 de febrero a 20 de marzo




Muchas páginas y publicaciones no están de acuerdo a la hora de establecer los límites de comienzo y final entre un signo y otro; puede haber variaciones de 1, 2 días o hasta 3.
Por eso, si estás en la frontera entre un signo y otro, es mejor que leas ambos. En tu personalidad puede que predomine uno sobre otro o, quizás, que tengas aspectos de los dos.







Aries



Si has nacido entre el 21 de marzo y el 20 de abril, efectivamente, eres Aries. El primer signo del Zodíaco, un signo cardinal y de fuego regido por el planeta Marte. Estás en oposición directa con Libra y recibes tu nombre de la constelación Aries (el carnero).
Reconocerte no es difícil, tienes una energía incansable y eres muy amistoso, muestras confianza en los demás en seguida y casi siempre estás sonriendo. Aparentemente, no hay problemas en tu vida. Eres de esas personas que necesita hacerse notar, lo sabes y los demás, también. Es divertido tenerte cerca porque tus conversaciones no son aburridas y siempre estás aportando cosas nuevas al grupo.
Algo muy característico de ti es que luchas siempre ante cualquier tipo de injusticia. Es propio de cualquier Aries.Jamás te avergüenzas de expresar lo que sientes y lo que piensas. Da igual que estés frente al mayor capo de la mafia o frente al frutero de la esquina, responderás de la misma manera si algo no te parece bien. En muchas ocasiones acabas arrepintiéndote, pero tus impulsos vas siempre primero en tu vida, como signo de fuego que eres. Tu planeta Marte se encarga de que seas así de arrebatado.
Eres el primer signo del zodiaco y representas el nacimiento, el origen, el comienzo. Un niño en cuerpo de adulto, pero al fin y al cabo un niño. Te encanta jugar con fuego, arriesgar y llevar al límite las cosas. Eres intrépido y hasta que no te quemas no aprendes las lecciones y, cuando la cicatriz ha sanado, vuelves otra vez a la carga.
Cuando quieres algo, lo quieres ya, inmediatamente, y lo buscas, y si no, lo pides, y si no, lo exiges, y si, a veces puedes ser un poco egoísta porque no te das cuenta de que otros pueden tener asuntos más importantes en su vida que complacerte en el momento de tu antojo. Pero como buen Aries que eres, tienes que intentarlo siempre.
No eres mentiroso, no porque no quieras serlo de vez en cuando, si no porque no puedes. Si te conocen un poco, sabrán que tu expresión te delata al más mínimo embuste que quieras soltar. Quizás intentes formular una mentira pequeña, y te crean, pero si empiezas a alargarte te acaban pillando siempre.
En el fondo eres delicado y vulnerable, y te afectan mucho las cosas. Cuando otras personas intentan imponerse a ti o causarte algún tipo de daño te defiendes de la única manera que sabes hacerlo, gritando y pataleando hasta que el otro cede y acaba dándose por vencido, aunque sólo sea por tener paz y tranquilidad. Te sales con la tuya montando un show siempre. Y lo sabes.
También en tu vida hay decepciones, claro que si, pero no te muestras débil ante nadie. Nunca. Prefieres no sacar tus decepciones a la luz y cuando lloras delante de alguien, es porque lo que ha pasado te ha roto el alma y no puedes aguantar más.
Te distraes con demasiada frecuencia. Pueden hablarte y de repente tu mirada se pierde en algo más interesante y te olvidas de todo lo que te estaban diciendo. No lo haces a maldad ni por ser mal educado, sólo es algo típico de ti, no hay que tenerlo en cuenta ni enfadarse por ello.
Normalmente estarás siempre en los primeros puestos de lo que decidas hacer, tu pasión por llegar el primero y ganar es lo que hace que te mantengas siempre en lo alto, aunque eres muy impaciente y a veces dejes de lado los proyectos que empiezas cuando no ves resultados rápidos.
Eres directo, muy directo. No te gusta adornar comentarios y a veces, puedes llegar a herir con tus frases rotundas y sin tacto. Es raro que te enfades con las personas, no te gusta el rencor y de hecho, no malgastas tu tiempo en tenerlo, estás más distraído haciendo otras cosas, aunque si reabren un asunto que te hizo daño vuelves a acordarte y entras en estado de rabia unos minutos. Eres capaz de pedir perdón a tu peor enemigo si sabes que hiciste algo mal pero esperas lo mismo de los demás.








Tauro


Si has nacido entre el 21 de abril y el 21 de mayoTauro es tu signo. Eres un signo de tierra, y fijo regido por el planeta Venus. Eres el segundo signo de la rueda del zodiaco y tu opuesto es Escorpio. Recibes tu nombre de la constelación Taurus (el toro).
No eres muy nervioso, ni mental ni físicamente. Para ti, el estado de paz y de tranquilidad es necesario al cien por cien, y la verdad te gusta ser así. Pocas son las cosas que te irritan o te molestan y cuando alguien te provoca tienes aguante y fortaleza para no enfurecerte a la primera. ¿Paciencia? Quizás a veces, pero no lo llamaría paciencia, es más bien pereza de entrar en discusión. Pueden gritarte que levantes tu trasero del sofá o que recojas la mesa y tú, no te moverás ni un sólo centímetro. Parece que nada te desespera, pero sólo lo parece.
Es extraño que tú seas el que provoque enfrentamientos o disputas, lo único que deseas es que te dejen solo y en paz, si no te molestan, no hay ningún problema con nada. Si te imponen algo empezarás a encenderte poco a poco y si te incomodan demasiado, hasta el punto de que se agote tu paciencia, entonces si, tienen que prepararse para un ataque violento seguro. Cuando has enfurecido eres capaz de destruir todo lo que se encuentra a tu alrededor, y te dan igual las consecuencias porque no tendrás cuidado ni compasión con nada. Además, tardarás en volver a tu estado habitual de relax un tiempo. La gente se queda con la boca abierta cuando te ven actuar de esa manera, nadie lo esperaba, claro. Pero tú, también tienes tus límites.
En tu vida, te gusta la estabilidad por encima de todo. Puedes llegar a ser materialista, ¿y quien no? pero sólo es porque en realidad disfrutas estando cómodo, en tu hogar, con tu pareja, en el trabajo…
Tu cerebro actúa muy rápido y capta las cosas a la primera pero las decisiones las tomas con calma, prefieres hacerlo despacio y que salga bien. El ruido, la prisa o la presión te acaban por estresar mucho.
Tienes fama de ser una persona bastante terca y obstinada, pero tú lo ves como constante y resistente.Nadie cambia tu opinión acerca de algo y a veces, gracias a eso acabas muchas cosas de las que empiezas.
Tienes una lealtad a la familia y a los amigos excesiva y eres capaz de aguantar cargas y errores de los demás durante años. Tu resistencia es clave en tu vida.
El dinero es fundamental para ti, y no vas a separarte de esos billetes nunca. No significa que seas millonario pero tampoco eres de los que no consigue nada en la vida. Tú vas levantando poco a poco tu imperio, con seguridad y paso firme y, una vez que lo consigues, dejas que otros trabajen para ti. Lo importante es que es tuyo, y que todo el mundo lo sabe. El dinero que llega a tu bolsillo, se queda en él, tienes un don especial para atraerlo. Valoras lo que te pertenece, ya sea dinero, tu ordenador o tu teléfono, como valoras a tu familia y amigos. Si, eres posesivo, se nota ¿verdad? Pero hay que decir también a tu favor que sabes ayudar al que lo necesita, eso si, tiene que estar dentro de tu círculo de amigos íntimos o familiares de primer grado.








Géminis
Si has nacido entre el 22 de mayo y el 21 de junio, si, tú, eres Géminis. Eres el tercer signo de la rueda del zodiaco y estás regido por el planeta Mercurio, ocupas el lado opuesto a Sagitario y recibes tu nombre de la constelación Géminis (los gemelos).
Tu personalidad es cambiante, mucho, demasiado, y además los dos lados están muy bien diferenciados. Odio y amor o alegría y tristeza, quizás todo esto se manifiesta en ti en una media hora, más o menos. Lo sabes.
No sueles acabar casi nunca lo que empiezas, te aburres pronto de las cosas y te distraes con mucha facilidad. Cambias constantemente de ropa, de pareja, de trabajo, de lugar de residencia, de gustos y de opinión y si aún no lo has hecho, no tardarás mucho, tu instinto de transformación es incesante. Si tienes que leer una instrucciones sobre algo, no te paras a leer más de medio minuto. En tu vida no hay paciencia y, eso, unido a tu déficit de atención hace que una mosca sea suficiente para desviar tu mirada de algún asunto tedioso.
Haces las cosas deprisa, tus movimientos son ágiles y rápidos, eres nervioso y tu mente no para de crear ni de idear cosas nuevas. Eres bueno para la venta y para las relaciones públicas, se te da bien crear, hablar y convencer. Tienes un don para saber decir lo que otros quieren escuchar y normalmente caes bastante bien a la gente, sabes llevar al mundo, aunque el mundo no te sepa llevar a ti. Puede desesperarte un poco la gente que hace las cosas muy despacio o que tardan en decidirse. Bueno, un poco bastante, no tienes aguante con esas personas. A veces actúas con ansia, es decir, lo que quieres lo quieres aquí, ahora y ya. Para ti, en el mundo hay dos clases de personas, las que están dormidas y las que están despiertas y, créeme, tú eres de las del segundo grupo.
Es muy difícil que puedan inmovilizarte en algún lugar, atarte, anudarte o sujetarte. Tú no quieres una vida de rutina ni ver siempre las mismas cosas. No eres de esos.
Puedes ser extremadamente irónico y sarcástico, tienes mucho ingenio y no sueles dudar cuando hablas. Al ser rápido en contestaciones haces reír a muchos cuando sueltas por tu boca algún comentario no exento de tu humor “perverso”.
Tu signo tiene mucha más facilidad de hacer más de dos cosas a la vez y bien hechas que el resto de los signos. Cualquier tipo de rutina o de repetición en tu vida te hace sentir como un pájaro enjaulado y triste. No lo soportas. Los trabajos monótonos no te duran ni tres días.
Eres experto en cambiar la opinión de la gente, sabes convencer y persuadir como nadie, al principio pueden negarse, incluso puedes resultar un poco molesto, porque, si, eres un poco cargante cuando quieres, pero te acabas saliendo con la tuya, y, hasta el que parecía más estricto con su opinión, al hablar contigo empieza a pensar que quizás llevas razón. Eres capaz de vender hielo a un esquimal. Y ese poder lo utilizas bastante bien. Esa tendencia a saber embaucar a todo el mundo puede llevarte a que cometas actos deshonestos.
Cuantas más cosas conoces, más te cuesta encontrar tu lugar en el mundo pero siempre tienes algo claro y es que quieres más, superarte a ti mismo, encontrar nuevos rumbos, nuevas personas, nuevos lugares, nunca nada para ti es suficiente. Eres capaz de deshacerte de cosas viejas por cosas nuevas sin pensarlo, sólo por probar, aunque después pases algún tiempo lamentándote por ello.
Tu elemento es aire y por eso, tener los pies en la tierra no va contigo, prefieres volar y soñar. Tienes habilidad y destreza para casi todo pero te falta constancia y paciencia, aún así, y hasta que encuentres lo que realmente llevas buscando y probablemente buscarás toda la vida, intentas ser feliz.








Cáncer
Si has nacido entre el 22 de junio y el 22 de julio, eres Cáncer. Eres el cuarto signo de la rueda zodiacal y estás en oposición directa con Capricornio, eres un signo de agua regido por la Luna y recibes tu nombre de la constelación Cáncer (el cangrejo).
De ti, hay que empezar diciendo que la posición de la Luna y su forma afectan a tu estado de ánimo enormemente, y tu actitud cambia como las mareas, aún siendo la misma persona (cómo la Luna, que sigue siendo igual aunque con otra apariencia). Tus estados, en muchas ocasiones, se contagian, es decir, si estás sumido en la depresión más profunda, las personas de tu alrededor posiblemente se sentirán igual cuando estén contigo, y si estás en un momento feliz, transmitirás tu felicidad a los demás.

Eres sensible, pero no débil y por eso es fácil que te hieran rápido
, basta con una mala contestación o con una mirada, te sentirás mal, y si realmente llegas al extremo de llorar, tienen que saber que tus lágrimas nunca son falsas. Cuando te has sentido herido es difícil que vuelvas a la normalidad de un día para otro. Si te han hecho daño, lo van a saber. Pueden estar días llamándote al teléfono o intentando que contestes a los mensajes pero tú no lo harás. Cuando estás triste, afligido o desesperado, no buscas estar con nadie, necesitas la soledad para regenerarte poco a poco.
Algo muy típico de ti es tu mal humor y tu antipatía, pero es sólo momentáneo. Puedes dar contestaciones frías y si, quizás a veces, fuera de lugar. Así eres tú, pero no hay que tenerlo en cuenta porque en cuanto cambie la Luna, todo vuelve a su lugar. Es solamente un ciclo y saber eso es vital para poder llevarte y no desesperar en el intento.
Tu cara es el reflejo del alma, y tienes mil y una expresiones para mostrar, se te nota demasiado cuando algo te ha sentado mal o bien, cuando tienes odio o paz en tu cuerpo, cuando estás dolido o cuando estás alegre, cuando tienes miedo…tus formas son incontrolables, tanto en tu rostro como en tus acciones.
Eres curioso e imaginativo, es exceso, a veces puedes mezclar realidad y sueño, quitar importancia a algo que es necesario o poner importancia a cosas que son tonterías. Cualquier experiencia en la vida la guardas como un tesoro. Recuerdas, con mucha precisión los viajes vividos, las aventuras que has pasado, los amantes que has tenido, todo lo que ha marcado tu vida de alguna forma u otra.
Normalmente la gente, al conocerte, te suele confiar sus secretos más íntimos, se fían en seguida de ti,tienes una dulzura especial que hace que los demás se desahoguen contigo muchas veces. Tú, pocas veces haces lo mismo. No te suele gustar hablar mucho sobre tu vida, prefieres escuchar las historias de las vidas de los demás, y además, no te gusta juzgar si no aprender, entender y estudiar al otro. Todo lo que te aporten es bueno para ti, y para comprender los puntos de vista y las reacciones de otros.
Es difícil verte venir, porque nada parece estar claro contigo, es decir, no eres de los que dice algo y se hace si o si, que va, puedes decir algo y al rato cambiar de opinión y querer hacerlo de manera diferente o directamente ni siquiera hacerlo. ¿Un poco caótico y difícil de entender? Si, y ese eres tú.
Casi todos los Cáncer poseen un fuerte instinto maternal o paternal, no tienen porque tener o querer hijos, pero si cuidan a los suyos como nadie. Siempre querrán que se sientan cómodos, que no escasee comida ni que les falte nada de lo que pidan. Son buenos anfitriones y protegen a los suyos. Mucho.
La Luna siempre te dará ese toque lunático  y de locura pero sólo es temporal. Observar tus cambios de humor repentinos y analizarte hacen que cada día los demás descubran nuevas cosas sobre ti, a medida que empiezas a abrir tu caparazón y a mostrarte tal cual eres.








Leo
Si has nacido entre el 23 de julio y el 22 de agosto, efectivamente eres Leo. Eres un signo fijo y de fuego regido por el Sol, el quinto signo del zodiaco con oposición directa con Acuario y recibes tu nombre de la constelación Leo (el león).
Hay que saberlo y reconocerlo, al igual que el león es por excelencia el Rey de los animales, tú, Leo, eres el que dirige a todas las personas.Siempre te sales con la tuya, sólo tienes que hacerlo poniendo esa sonrisa que te caracteriza y una pequeña dosis de tu orgullo para que nadie sea capaz de darte un No por respuesta.
Lo mejor para que no rujas es tenerte contento siempre. Te encanta que te digan lo bien que los haces todo y que nadie es capaz de superarte, si, lo amas y ¿qué hay de malo?.
No existe ningún Leo que no sea sociable ni tenga don de gentes. Quizás puedes ser un poco retraído al principio pero en seguida te sueltas y vuelves a ser el típico Leo, que tiene amigos por todos lados del mundo y al que le encanta conocer a gente nueva cada día.
Eres arrebatado, para lo bueno y para lo malo. Odias que te den órdenes o que no te muestren respeto, por no decir cómo reaccionas cuando intentan atacar tu orgullo. Eres fiero, y lo sabes.
Un Leo no pasa desapercibido durante mucho tiempo. Sabes que acabas siendo uno de los centros de atención de todas las reuniones o fiestas. La gente, por algún extraño motivo te admira, y demasiado, algunos incluso querrían ser y vivir como lo haces tú. Tienes un carisma especial. Puedes atraer lo que quieras hacia ti o repelerlo. Por lo habitual, a ti o se te ama o se te odia, pero nunca estarás en medio. De hecho, es algo que detestas, la mediocridad en cualquier circunstancia no está hecha para ti. En realidad el león no puede dejar de sentirse superior, aunque suene mal.
Eres astuto, demasiado, y tus órdenes son casi siempre productivas. No malgastas tu tiempo en hacer cosas que realmente no van a ser rentables o convenientes para ti, para nada. Eres un perfecto organizador y sabes distribuir las tareas de los demás. La actitud de líder y de ser el primero en todo la llevas prácticamente desde que naciste así que en eso, eres un maestro. Puedes ordenar y mandar y que tus comentarios suenen un poco groseros y ordinarios a veces, pero también sabes establecer tu ley con un discurso simple y directo, dejando a todos con la boca abierta y con ganas de hacer lo que tu dices sin cuestionar nada.
Puedes perdonar y quizás hasta olvidar un altercado con alguien, pero siempre después de verlo arrepentido y por supuesto que su ego esté a la altura de la suela de tu zapato, entonces ahí, tu orgullo se aplacará y tu corazón se ablandará, acabarás perdonando.
No eres una persona que te guste apoyarte en los demás, eso quizás hace parecerte débil y tu puedes ser de todo menos débil. Jamás. Así que prefieres que los demás se apoyen en ti. Es muy frecuente que hagas comentarios del tipo: “si no es por mi, nada de esto saldría bien…” o “¿es que tengo que hacerlo todo yo o que pasa?”. Te encanta tener el mando y ser el cabecilla pero a la vez también vas a quejarte y estás en tu derecho, como no. Cuando alguien, tras uno de esos comentarios intenta ayudarte, te mostrarás rebelde y probablemente contestes con un: “está bien, deja, ya lo acabo yo”.
Normalmente las personas buscan que les den consejos o recomendaciones personas “superiores” a ellos, pero para ti, Leo, ¿quién es superior?. Es por eso por lo que jamás vas a pedir opinión a nadie acerca de alguno de tus comportamientos. Nunca. Tú sabes lo que haces.
Como signo fijo que eres, es difícil que otros puedan apartarte del camino y de las metas que te has fijado, aunque tú, por el contrario, seas el más hábil para apartar a los demás de los suyos. Que no se olvide nadie. Tú eres el Rey, le pese a a quien le pese.








Virgo
Si has nacido entre el 23 de agosto y el 22 de septiembre, eres Virgo, un signo femenino, mutable y de tierra regido por el planeta Mercurio. Eres el sexto signo del zodiaco, opuesto a Piscis y recibes tu nombre de la constelación Virgo (la Virgen).
Eres más bien callado, sobretodo al principio y con la gente que no está habitualmente dentro de tu círculo más íntimo. No destacas por hablar a gritos o por intentar llamar la atención constantemente, de hecho, no te gusta ese tipo de actitud en los demás, y por lo general se te ve una persona más bien calmada, aunque sólo sea al principio.
Puedes disfrutar con pequeñas dosis de locura pero lo normal es que tu vida sea más tranquila y ordenada que la del resto. Quizás en algún momento has podido excederte o sobrepasarte pero no es tu estado habitual y, cuando lo has hecho, no te has sentido del todo cómodo.
Te gustan las reuniones sociales y la fiesta como a todo el mundo pero también eres responsable y la llamada del deber te hace que abandones otras cosas.
Eres realista y no te gusta soñar despierto. Las cosas son como son y nadie las puede cambiar. Intentas ser efectivo en la mayoría de las cosas que haces, aunque no todas te salgan, la verdad. Pocas veces se te verá perdiendo el tiempo o con ideas absurdas en tu cabeza.
Siempre pareces preocupado por algo, en realidad, es un estado habitual en ti, y parece que estás buscando las 24 horas la solución a tus dilemas. Tu mente es muy activa y también hay que decirlo,prefieres pensar mal y equivocarte a pensar bien y que acabes siendo engañado o traicionado por cualquiera.
No haces lo que no te apetece hacer, y si, quizás no seas tan rotundo como otros signos para evadir alguna cita pero ya te inventarás algo para no asistir como sea.
Todo hay que decirlo, siempre miras a ambos lados de cualquier asunto, las dos caras, para ti, ni todo es tan bueno ni todo es tan malo. Puedes ser algo impulsivo en ocasiones pero, al ser un signo de tierra, analizas, diseccionas y examinas todo, aunque te lleve tiempo. Separas lo positivo y lo negativo de algo y después tomas decisiones. Normalmente le pones inconvenientes a casi todo. Cuando empiezas alguna relación, cuando entras en un trabajo nuevo… Todo lo que decides tiene un lado negativo siempre, no puedes evitarlo. Lo sabes.
Cuando te enfadas, te vuelves gruñón  e irritable con todo el mundo. Normalmente, cualquier tipo de problema que tengas lo llevas siempre a cuestas así que, si discutiste con tu pareja y te encuentras mal, los demás lo notarán rápido, ya sea en el trabajo, en el instituto o en cualquier otro lugar. A veces es un problema no saber separar, pero como ya sabes, eres el rey de las preocupaciones.
Sabes criticar los comentarios de los demás con argumentos rebuscados y complicados de entender, a veces las personas no entienden ni una sola palabra de lo que has dicho pero a ti te da igual. Lo sueltas, aunque nadie se entere de nada.
No eres un signo que reconoce sus errores fácilmente, te cuesta y mucho, y quizás tienes que verte acorralado para hacerlo. Aunque el mundo entero te diga que eres criticón, maniático y perfeccionista hasta el final tu dirás que no, que claro que no eres así. Pero a su vez, eres capaz de ver los defectos de cada uno a la mínima, y obvio, no dudarás en criticarlos.

No derrochas y sueles ser prudente con casi todo. La desconfianza es una de tus características más comunes, ya sabes, y además te preocupas mucho por el futuro, tanto que, a veces no disfrutas del todo tu presente. Odias depender de los demás, por eso intentas evitarlo a toda costa, tú organizas tu dinero, tus salidas, tus viajes y tu vida. Tú, y nadie más.








Libra
Si has nacido entre el 23 de septiembre y el 22 de octubre, claro que si, eres Libra. Eres un signo cardinal y de aire regido por el planeta Venus y ocupas la séptima posición en la rueda zodiacal, en oposición directa con Aries. Recibes tu nombre de la constelación Libra (la balanza).
Te encanta solucionar problemas ajenos, lo sabes, siempre andas de aquí para allá dando consejos de lo que te parece que es o no es justo (aunque los demás tengan opiniones diferentes), y también te gusta discutir. Discutir todo.
Eres inteligente pero a la vez puedes llegar a cometer los mismos errores una y otra vez, y también puedes pasarte horas hablando o ser de repente el más callado del mundo. Tienes el don de saber escuchar muy bien , por eso, los demás signos se acercan a ti cuando necesitan dosis de desahogo.
A pesar de que Libra representa la balanza y el equilibrio no es cierto que todos seáis armónicos o prudentes. Para nada. El equilibrio es el final, lo que en realidad buscas pero que puedes tardar en encontrar.Te cuesta enormemente tomar decisiones y, cuando de repente las tomas, te quitas un gran peso de encima. La duda te quita el sueño y no te deja avanzar muchas de las veces. Por un lado, eres dulce, gracioso y encantador, todo hay que decirlo, pero cuando te hallas encontrando ese equilibrio eres confuso, muy inquieto y si, te enfadas a la mínima. Arriba y abajo hasta que encuentras tu camino.
Has nacido para ser sociable y ocioso, pero a veces, tienes grandes excesos en tu vida lo que te lleva a, de repente un día, intentar frenar tu vida caótica encerrándote en casa o meditando sobre qué opción elegir y si lo que has echo está bien o mal. Te dura poco, porque al rato vuelves a salir y a abusar de los placeres.Estás en búsqueda constante de algo, lo que tu llamas estabilidad, y para eso, tienes que probarlo todo.
Tu carácter se compone de varios factores de igual porcentaje como la bondad, el gusto por discutir, la honestidad, la lógica y la indecisión. El placer por discutir es natural en ti. No te gusta nada que la gente hable por hablar, sin datos puntuales o que generalicen. Necesitas que argumenten y si no son capaces de hacerlo ya estarás tú para contradecirles, obviamente con estadísticas y referencias. Te encanta llevar la contraria a los demás, si a alguien le parece algo bien, ya estarás tú explicando e lado negativo que tiene y si le parece algo mal, te encargarás de aclarar que también tiene una cara positiva. Ahí es cuando aparece tu talento para contradecir todo.
Tienes una gran capacidad para tranquilizar al nervioso. Para ti la vida se basa en posibilidades infinitas por lo que siempre tienes varias respuestas para todo. La gente que va en busca de un consejo tuyo termina abriendo los ojos y descubriendo que existen un sinfín de caminos o de medios a escoger. Tener tantas opciones a veces, te vuelve loco hasta a ti mismo. No sabes qué vas a comer hoy o cómo vas a vestirte, no sabes que zapatos elegir porque hay cinco para elegir, o no sabes de que sabor quieres e helado porque hay quince sabores. Si, eso te pasa muy a menudo. Además, algo que detestas es que te presionen cuando estás pensando cual será tu decisión. Te bloquean aún mas. Pero todo tiene su final, y cuando, por fin, has tomado el camino que crees correcto, irás hasta el final y te aferrarás a él. Sea para bien o sea para mal.
Prefieres tomarte tu tiempo al hacer las cosas, prefieres hacerlas bien a hacerlas mal y tener que empezar de nuevo, otra vez, aunque ya te ha pasado varias veces. Odias a la gente que se enfada rápidamente por cualquier tontería pero a la vez puedes llegar a tener ese comportamiento si te presionan más de lo debido.
En definitiva eres un signo fácil de llevar, con altibajos normales y que busca por encima de todo la paz y la tranquilidad en su mente y en su alma.








Escorpio
Si has nacido entre el 23 de octubre y el 22 de noviembre, definitivamente, eres Escorpio, un signo femenino, fijo y de agua regido por el planeta Plutón. Eres el octavo signo de la rueda zodiacal, en oposición directa con Tauro y recibes tu nombre de la constelación Escorpio (el escorpión).
Tienes una personalidad marcada, y todos los que conocen a un Escorpio lo saben. Todos.
Con cualquier Escorpio, hay que estar siempre en guardia, eso no quiere decir que no seas bueno pero si que no eres blando ni ingenuo. Lo normal en ti es que generes un tipo de energía superior siempre, incluso cuando no quieres ni siquiera llamar la atención (casi nunca quieres ser el centro de nada, pero inevitablemente lo eres en muchas ocasiones). Tienes un magnetismo estremecedor que hace que puedas atraer y controlar todo aquello que quieras.
Sabes dominar tu personalidad, y por lo general, controlas tus emociones casi siempre. Sabes ordenar a tus rasgos que permanezcan inmóviles cuando quieres. Una mirada tuya lo dice todo, y si estás enfadado mucho más.
Pocas cosas te sorprenden en la vida, y si, aunque a veces dudes, lo normal es que tengas confianza en ti mismo y, si en algún momento no la tienes, jamás se lo harás notar a nadie.
No te gusta agradar falsamente a los demás así que, aunque sepas que puedes conseguir algo beneficioso para ti no vas a hacerlo. Si lo sientes lo harás, pero las adulaciones fingidas no van contigo. Cuando abres la boca para decir algo, es sincero. No te gustan los adornos ni nada que se le parezca, así que si comentas algo positivo sobre alguien que tenga en cuenta que lo harás sinceramente y tiene que guardar tu opinión como si guardara un tesoro porque no es habitual que lo vuelvas a pronunciar.
Nunca olvidas un buen gesto o una bondad de alguien, y es más, sabes que estás en deuda con esa persona. Si alguien se portó bien contigo en algún momento de su vida, tú lo agradecerás tarde o temprano de igual forma. Eres fiel a los que son fieles contigo, y eres leal con los que son leales. Al igual que las buenas actitudes no se te olvidan, tampoco salen de tu cabeza las heridas o los daños que te han podido causar. Así que lo habitual en ti es que prepares la venganza cuidadosamente hasta que tu aguijón pique, y después volverá a picar una y otra vez, porque en realidad no quieres igualdad, quieres supremacía.
Tienes la capacidad de destruir algo y volver a construirlo a tu antojo. A veces, te puedes hundir y levantar en pocas horas. Cuando consideras que algo es tuyo te vuelves extraordinariamente posesivo, y claro que eres ambicioso, pero jamás lo harás notar como otros signos. Tú vas controlando poco a poco, no te precipitas pero no cesas de avanzar. Un Escorpio puede conseguir prácticamente todo lo que se proponga. Conviertes en realidad tus deseos con decisiones firmes, cuidadas y con cabeza fría.
Por lo general eres protector de los tuyos, los amas y los cuidas como el que más, y, a pesar de que puedes ser extremadamente hiriente cuando quieres, llegas a sentirte muy mal cuando te das cuenta el dolor tan grande que has podido causar.
Te atrae todo lo que tenga que ver con la muerte, el universo y los temas sin respuesta porque eres un signo que necesita encontrar soluciones siempre. Conoces todo lo que te rodea como la palma de tu mano, las vidas de los demás, las de su familia…toda la información que recopilas es buena, aunque no la utilices después para nada.
Eres astuto y desconfiado por naturaleza y logras superar a cualquier competidor. Es más te encanta superarlos sólo por el hecho de que sepan que puedes llegar a ser mejor, aunque realmente no te interese nada lo que está haciendo.
La cuestión aquí es quien es el amo. Y el amo, eres tú.








Sagitario
Si has nacido entre el 23 de noviembre y el 21 de diciembre, eres Sagitario, un signo masculino, mutable y de fuego regido por el planeta Júpiter. Ocupas el número 9 en la rueda zodiacal y estás en oposición directa con Géminis. Recibes tu nombre de la constelación Sagitario (el arquero).
Lo primero que hay que decir de ti es que eres de esas personas que, sin querer, hace comentarios que dejan a más de uno helado. A veces no te das cuenta y otras veces lo haces con esa intención maligna que puedes llegar a tener. Utilizas la ironía y el sarcasmo cada día de tu vida (si, en eso te pareces a tu opuesto Géminis) y si, para que negarlo, a veces, metes la pata constantemente. Y bueno, después está tu forma de arreglarlo que es, sin querer, estropearlo más.
Cualquier mentira o fraude te sienta profundamente mal,tienes valores como la honestidad o la dignidad bien marcados y no te gusta hacer daño gratuitamente a los demás, por eso, cuando lo haces, tus remordimientos te persiguen y hasta que no lo has arreglado eres incapaz de volver a estar bien. Muchas veces, no te das cuenta del daño que pueden hacer tus palabras debido a tu “integridad” tan marcada.
Eres incapaz de estar sin hacer nada, la verdad es que no te gusta estar quieto y no aguantas nada que sea aburrido, rutinario o que se repita cada poco tiempo. Eres inquieto y tu mente va deprisa.
Das confianza a los demás y la gente no tarda en saberlo. Cuando juras, lo haces de corazón y siempre intentas no traicionar a un amigo o a tu gente de confianza.
Te atrae todo lo que tenga que ver con el riesgo o el peligro. Eres de los que está de acuerdo con el lema de “ahora o nunca” y si, muy a menudo actúas bajo esa consigna. A veces, puede ser peligroso, y lo sabes, porque no te paras a pensar más de una vez las cosas. Tu impulsividad hace el resto en cualquier decisión que tomas.
Al ser un signo de fuego eres directo, extrovertido y hablador pero también hay algunos Sagitario que se pueden mostrar cohibidos y tímidos, pero sólo al principio. Por lo general, aunque tu boca esté callada, tu mente no para de pensar y dar vueltas a todo. No sueles explotar tan rápido como otros signos hasta el momento en que intentan pasarse de confianza contigo, eso te enciende, y no tardarás en dejar claro que las confianzas se dan precisamente cuando hay confianza, ni antes, ni después.
Tienes tendencia a que te guste el juego, por eso, si no estás centrado o estás en una época baja en tu vida, puedes apostarte todo a una carta si es necesario. En el momento no te asusta perder aunque luego puedas lamentarte. Por lo general si mantienes bajo control esto, pero de vez en cuando te entra tu instinto de jugador y si te apuestas algunos billetes para divertirte un rato.
A pesar de que te gusta la honradez y la sinceridad y te sientes afligido cuando te traicionan, a menudo se te escapan los secretos que te han contado los demás. No secretos que deben de estar guardados hasta la muerte, no, pero si alguno al que tú no le has dado tanta importancia. Si, a veces, tu lengua tiene alguna fuga, pero por lo normal, lo sabes arreglar rápido.
Tu mente es extraordinaria, puedes recordar que estabas haciendo el año pasado a esta misma hora pero a la vez te olvidas de dónde dejaste tu cartera o tu teléfono hace diez minutos.
Jamás tendrás éxito como mentiroso, aunque lo intentes. En cuanto te conocen saben perfectamente cuando estás haciendo un intento de mentir. Se ve en tu cara y nadie te creerá ni media palabra. Se te descubre demasiado rápido así que, sientes que lo mejor es decir la verdad aunque tengas que pagar las consecuencias. Lo sabes. Lo sé.






Capricornio
Si has nacido entre el 22 de diciembre y el 20 de enero, eres Capricornio, un signo cardinal, femenino y de tierra regido por el planeta Saturno. Eres el décimo signo del zodiaco y estás en oposición directa con Cáncer, recibes tu nombre de la constelación Capricornio (la cabra).
Puedes ser de todo, menos típico. No eres muy bullicioso ni ruidoso, caminas lentamente pero con paso firme y eres de esas personas que pase lo que pase siempre gana. Eres un gran estratega y esperas el triunfo sin precipitarte, solito llegará a ti. Y lo sabes.
Te gusta estar rodeado de gente, pero no de tontos, así que, si ves a alguno, rápido los echas de tu entorno. Quizás porque te gusta aprender y empaparte de otros intelectos prefieres a la gente inteligente, a las personas que pueden aportarte cosas nuevas.
Tu aspecto es tranquilo al principio, transmites demasiada seguridad y los demás siempre creen que sabes lo que haces y lo que quieres. Aunque por dentro puedas ser algo inseguro en ocasiones (muy pocas la verdad) no lo vas a sacar a la luz. Nadie va a notarlo, excepto las personas de mucha confianza que ya te conocen.
Odias aceptar órdenes, eres constante y bueno en las cosas que haces por eso no aguantas que nadie te diga cómo o cuándo tienes que hacer algo. Admiras a los que son “superiores” a ti, y solamente con ellos puedes comportarte, al fin y al cabo, saben más y puedes aprender cosas nuevas.
Intentas superarte día tras día, escalar poco a poco, sabes que tarde o temprano tu trabajo será reconocido y sueñas con eso bastante. Tu orgullo hace que muy pocas veces caigas y eres de los que prefiere equivocarse antes que no haber hecho algo que deseaba.
De nada sirve pelear contigo, al final el resultado siempre es el mismo, ganas, y eso irrita a muchos. Tú lo sabes y te encanta.
Algunos creen que pueden engañarte, confundirte o embaucarte, tienen mucho que aprender porque es difícil hacerlo. Puedes parecer inofensivo pero eres duro y resistente. Avanzas persistentemente, sin prisa pero sin pausa y te las arreglas para asimilar presiones, obligaciones y decepciones con calma, aunque por dentro estés que echas fuego.
A pesar de que a veces parece que te desvías en tu camino, es sólo una apariencia, porque no te mueves ni un centímetro de él. Siempre vas hacia arriba, hacia delante, hasta conseguir tu meta. Es por eso por lo que sueles llegar el primero, aunque otros te adelanten en algún momento de ese camino.
Eres ambicioso, ¿se nota verdad?, aunque es algo que sueles tener bastante escondido en ti, pero a veces, esa ambición hace que quieras empezar desde arriba, en el lugar que te pertenece. Si eres de esas personas, todo puede acabar muy mal. Terminarás convirtiéndote en alguien frío, egoísta y pesimista que no se logra satisfacer con nada.
Normalmente tus decisiones tienen que estar siempre bien tomadas, te gusta sentirte seguro y eso lo aplicas en tus relaciones y en tu economía. Cuando algo no va bien en alguno de esos dos ámbitos te agobias demasiado y puedes volverte un ser sin sentimiento alguno, sientes estrés y muchas de las veces por esto, no avanzas y te estancas.
Cuando hay una oportunidad a la vista, tú la agarras sin pensarlo dos veces, da igual quien se quede en el camino, tienes claro que en la vida hay trenes que sólo pasan una vez y que lo tomas o lo dejas. Así de sencillo.
Te gusta el dinero pero prefieres la gloria, no te interesa ser la imagen de nada porque para ti, esas personas son simples muñecos de los que están detrás manejando los hilos. Tú sabes que te interesa mil veces más pasar desapercibido ante los demás sin que sepan que, probablemente seas tú, quien manipula esos hilos desde el otro lado.








Acuario
Si has nacido entre el 21 de enero y el 19 de febrero, efectivamente, eres Acuario, un signo masculino, fijo y de aire regido por Urano, ocupas el lugar nº 11 en la rueda zodiacal y estás en oposición directa con Leo. Recibes tu nombre de la constelación Aquarius (el aguador).
Eres de naturaleza extremadamente realista. Necesitas entender y comprender todo para creer, así que si no hay nadie que sepas explicártelo, lo investigarás tú sólo.
Por lo general eres tranquilo y tienes buen corazón pero te encanta desafiar y enfrentarte al sistema y a los que creen que tienen poder para hacer todo lo que les de la gana. Si la opinión pública dice que algo está bien o mal y la masa les sigue, tú no tardarás en retarlos oponiéndote a ellos. Amas ser así, siempre vas a contracorriente, cuando todos nadan en una dirección, probablemente ciegos, tú nadas hacia la otra, sabiendo que tu mente está despierta ante un mundo que parece sumiso ante la opinión del más fuerte.
Eres educado y cortés, pero a veces puedes dejar a todos muy sorprendidos con alguna reacción en el momento más inesperado y actuando o declarando algo extraordinario.
No te gusta nada que la gente se ría de ti así que, le das la vuelta a todo y, sin saber bien cómo lo haces, acabas riéndote tú de los demás.
Tu actitud y tus formas son anticonformistas y no entiendes como las personas pueden adaptarse a lo que la sociedad les brinda aguantando y sin quejarse. Jamás podrías ser como los demás.
En ocasiones pareces una persona aislada y que está en otro planeta. Cuando conversas con alguien tu mente puede estar en a millones de años luz o, por el contrario puedes estar atento a cada una de sus palabras y de sus gestos, analizando y estudiando al individuo para comprender su psicología.
Tu curiosidad es increíble, todo te parece interesante, desde la vida del frutero de tu barrio hasta la velocidad que puede alcanzar el coche más veloz. Quieres saber todo porque, a través del conocimiento, maduras mejor.
Amas la libertad y a pesar de que a veces puedas ser perverso y engreído, en tu rostro siempre aparece la palabra “nobleza” escrita.
Percibes más rápido que cualquiera las cosas, eres agudo en eso. Hay muchos signos que también son capaces de hacerlo, pero tú eres el más veloz.
La rebeldía corre por tus venas y desde pequeño sabes que hay costumbres injustas que no merecen ser olvidadas, si no que deben pagarse. Para ti, la revolución en muchas ocasiones, es orden.
Cuando un asunto te interesa indagas hasta el final. A veces puedes ser muy cortante haciendo preguntas ilimitadas mientras el otro se intimida, pero tú lo quieres saber todo. En el momento en que el otro te lo cuenta, si al final no era lo que te esperabas, te aburres e incluso te decepcionas. ¿Tanto tiempo hablando para nada? ¡Tú lo que querías era acción!
Por lo general, tienes muchos más conocidos que amigos, que puedes contarlos con los dedos de una mano.La gente te aprecia por lo habitual pero tú no siempre aprecias a todos, aunque si te muestres correcto. Es difícil que alguien llegue a tu corazón deprisa pero si alguien lo consigue, sabes que darás todo de ti.
Miras hacia el futuro siempre, y en ocasiones te olvidas del presente, de disfrutarlo como viene, por eso, tiendes a la soledad muchas de las veces. Pero a ti no te importa. Cuando pides estar sólo es porque realmente lo necesitas. No buscas que los demás vayan detrás de ti ni tienes esa necesidad de que te busquen. Tú eres el que quiere buscarse a si mismo.
Eres franco y tus opiniones son sinceras y, a pesar de que te angustie a manera de vivir de muchos, no eres de los que intentará hacerles cambiar de opinión, eres de los que piensa que cada cual debe despertar sólo, si realmente quiere hacerlo. No te gustan los enfrentamientos directo pero si piensas que a veces son necesarios aunque no serás tú quien combatirá. No estás hecho para la lucha física.
Contigo, la gente tiene el presentimiento de estar siendo estudiada minuciosamente y si, eres Acuario, así que examinarás hasta haberte quedado satisfecho. Llegarás al alma de cada uno de ellos.








Piscis
Si has nacido entre el 20 de febrero y el 20 de marzo, eres Piscis, un signo femenino, mutable y de agua regido por Neptuno. Ocupas el duodécimo lugar en la rueda zodiacal, así que eres el último signo. Estás en oposición directa con Virgo y recibes tu nombre de la constelación Piscis (el pez).
Eres el último signo del zodiaco y por eso quizás, el más complejo de todos. Tu signo está representado por dos peces que nadan en direcciones opuestas. Si aplicas eso a cualquier aspecto de tu vida, ¿qué sacas en claro?. Obvio, vida caótica al cien por cien.
Eres espiritual y nadie puede negarlo. Buscas en lo místico lo que no puedes encontrar en la realidad así que, cualquier sitio esotérico, misterioso o creativo te atrae demasiado.
Parece que el futuro te despreocupa, intentas concentrarte en el presente y sacas su máximo partido, pero sin embargo el pasado te persigue con frecuencia.
No eres codicioso y cuantas más penurias ves en el mundo, más odias a la gente que desea tener todo, a los avariciosos y mezquinos. Tampoco es que el dinero no sea bienvenido a tu vida, claro que no, pero no eres de las personas que lo buscan sin cesar para hacerse ricos. La cuestión para ti no es que seas rico, si no vivir como rico, buscando alternativas para ello.
Tus modales son buenos, tienes un encanto especial y te dan un poco igual los insultos o los desafíos. No tienes tanto nervio como para encenderte a la primera aunque, eso si, también sacas a la luz tu genio cuando te han provocado demasiado y ahí, eres mordaz y sarcástico y demuestras a todos que también puedes llegar a ser dañino como el que más. Sueles estallar en un momento dado pero las aguas pronto vuelven a su cauce porque no te gusta estar molesto. Tu sensibilidad puede hacer que derrames algunas lágrimas pero te recuperarás rápido.
A veces, a pesar de que sabes que el mundo está lleno de crueldad y malicia, prefieres verlo a tu manera, auto engañando a tu cerebro para que no sufra con lo que observa. Cuando alguna situación te resulta difícil de afrontar, sueles huir lejos de ella para volver a enfrentarla con fuerza en otro momento. Cuando regresas, si las cosas no han salido como deseabas, te aferras a las falsas esperanzas y le das la espalda a otros caminos que serán probablemente, los que podrían hacerte mucho más feliz.
Tienes una intuición por encima de lo normal para ver las intenciones de los demás, y a pesar de que las sientes, sueles dar oportunidades y te empeñas en que quizás has podido equivocarte, pero casi nunca estás en lo cierto así que, haz caso a las señales que sólo tú ves. Si ya observaste algún comportamiento extraño en alguien, sigue tus instintos, que en el noventa por ciento de las veces no te fallarán. Cuando tienes la sensación de que va a suceder algo, generalmente sucede.
Tienes una memoria excelente para recordar el pasado pero a la vez eres incapaz de acordarte de dónde pusiste por última vez las llaves de casa.
La opinión de los otros puede afectarte demasiado a veces, necesitas apoyo de los demás y si alguien al que aprecias te trata mal, con crueldad o te da la espalda lo sentirás en el alma. Tu sensibilidad está siempre a flor de piel.
Al ser el último signo del zodiaco, tu personalidad está compuesta por pedacitos de todos los otros signos, es por eso por lo que es difícil entenderte. Posees rasgos marcados muy típicos del pez pero a su vez otros muchos de los otros once signos. Tienes cambios radicales de humor como Cáncer, la generosidad de Sagitario, el instinto de saber lo que otros ocultan de Escorpio o la extroversión de Leo, te mueves con la rapidez de un Géminis y puedes ser irónico y mordaz como ellos. En tus días buenos, tienes energía para hacer todo lo que se te venga a la mente, como Aries, y analizas todo lo que hay a tu alrededor como Acuario. Odias la injusticias como las odia Libra y quieres vivir en estado de paz sin conflictos y sin que te busquen y te provoquen. Aunque no eres muy constante, en ocasiones si quieres acabar lo que empezaste y conseguir avanzar en lo que te has propuesto, como Capricornio.





fin.

Anuncios

Comentarios Destacados

19 comentarios - Cuál es tu signo zodiacal?

@lennoff3 +1
de Leo, esto es una democracia y se hace lo que yo digo..
@Fakulyn
yo soy de acuario. Por que te contradecís? Que te motiva a escribir eso? Realmente lo pensas? eh? eh?! Contestame!!
@Maccu1 +5
Totalmente acertado acuario
@Dblckrd1198 +1
Odio cuando me describen tal cual soy... pero acertaron.
@karlastyles5245
Que signo??
@Dblckrd1198 +1
@karlastyles5245 Sagitario, y creeme que eso de decir lo que pienso me ha causado grandes problemas con amigos y familiares. Por eso me sentí realmente identificado con eso y más...
@Metafunken +4
zodiaco

Algunas cosas son ciertas...



Saludos.
@Metafunken +1
Recomendado, favoritos y MIS DIEZ

Saludos chamacota.
@karlastyles5245 +1
@Metafunken Ay, muchísimas gracias Saludos!!!
@Metafunken +1
@marinfx05 +1
Escorpión y tal cual soy
@JorrB
mi vida es caótica al cien por cien
@Monad_Proxy +3
Te dejo +10 porque es cierto lo que dice, soy geminis y todavia no me decido que camino seguir en mi vida...