El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Los Peores Demos

Anuncios



En este espacio vamos a analizar a aquellos artistas emergentes que, en vez de haber nacido con estrella, nacieron estrellados. Esta sacrificada sección se irá ampliando a medida que recibamos más material pérfido emanado de lo peor de nuestro semillero vernáculo.

LA GOLOSA - Rocanrolocura

Los Peores Demos


Comenzamos, como no podía ser de otra manera, con una bandurria del Oeste del Gran Buenos Aires. Como su nombre lo indica, estos recalcitrantes púberes, oriundos de Haedo, hacen un escatológico rock barrial con claras influencias de los Rolling Stones, Viejas Locas, el peor AC/DC y algo de los Redondos (¿cuándo no?). Guitarras previsibles, bajos desafinados, una horrenda voz de típico botellero con megáfono "en corto", ritmos sub-oligofrénicos y remanidas letras suburbanas -que mayormente versan sobre cómo conseguir "pala" en tiempos de escasez- que no agregan nada a lo ya escuchado mil veces en este tipo de géneros vacíos de arte, conforman un demo ("Rocanrolocura" ) de 6 temuchos, en el que el dinero invertido hubiese sido mejor destinarlo a obras de caridad. Su corte de difusión es "No me das diverción" (con "c", se los juro), o podríamos llamarlo "I can't get no (Satisfucktion)", versión "plan social". ¡Y lo peor es que estos hijos de frula sueñan con llenar Vélez algún día!

GRACIAS GLAM - Aplastando a los aristócratas

musica


De Pergamino -la tierra de los Pomar- nos llega este grasiento CD-rom, con etiqueta impresa en ink-jet, al igual que su espantosa tapa. La banda, a pesar de su denominación ambigua (gracias = grasas), hace una música que no está ni en un millón de años a la altura de su imagen, mal calcada de The New York Dolls. Todo lo contrario a los quintetos de jazz, que hacen decorosa música académica detrás de nombres de mierda, estos micos de quinta juegan a ser una mezcla indigesta entre Bon Jovi, Sweet y La Mancha de Ro(b)ando. Pegajosas baladas y feísimos hard rocks a medio tiempo que cortan la digestión peor que una sandía con vino patero.
Nada se salva aquí, créanme. Si sólo pudieran imaginar a la Hiena Barrios cantando junto a unos Nocheros borrachos, maquillados y pasados por un pedal de distorsión económico, entenderían hasta donde llega el mal gusto de estos hórridos bonaerenses. Una lástima: ese nombre daba para mucho más que esta cursilería para arrojar al cesto más cercano. Una buena idea: utilicen este compacto como excéntrico "posapava". ¡Y mejor vayan a aplastar las hormigas que pululan por el patio de su abuela!

RICTUS - Más allá del mar de las penurias

electronica


Pretenden ser metaleros, pretenden ser celtas, pero nada de eso se vuelve realidad cuando tratan indructuosamente de fusionar ambas corrientes, produciendo un pálido metal sinfónico que no conmueve ni a sus propias madres, y no consiguen fusionar una olla con tallarines y su respectiva salsa bolognesa. El castillerío ridículo y pasado de moda de estos mendocinos aburre a los cuatro minutos de escucha pasiva. Las fórmulas se repiten constantemente en este demo -"Más allá del mar de las penurias"-, por lo que, en lugar de imaginarse uno subido a un brioso corcel de fuego combatiendo a dragones infernales, se ve montando un manso pony de plaza y espantando a vendedores de pirulines. Lo peor de todo: en el tema épico "El tormento de Ligeia", la guitarra de Nahuel Garderes demuestra, por demás, todo lo que aprendió en el conservatorio (¿y a quién le importa?), pero sin transmitir nada de sentimiento. ¡No estás rindiendo examen, chabón! En cambio, Pablo Hermida sí que produce efectos con su voz chirriante: unas enormes ganas de tirarle por la cabeza esta obra maloliente. Señores de Rictus: antes de alucinar con ser caballeros amables, aprendan a ser escuderos pasables.

CARIATIDE - Bifurcación clorox

metal


Tengo los testículos que me los piso de escuchar a adolescentes de Zona Norte (más precisamente de Olivos) que creen que con un Sonar y un Reason se puede hacer electrónica decente. No hacen dream-pop, ni ambient, ni trance, ni chill-out, ni retro-house siquiera. Es sólo gente que, aburrida de jugar con la Playstation 3, pensó que podía hacer algo más con sus vidas que llenar sus Fotologs, decidiéndose a difundir este minestrón flogger previsible, lleno de ritmitos y loopitos que ya escuchamos hasta la saciedad en verdaderos artistas como 2 Many DJ's, Daft Punk y Soulwax. No me conmueven con un buen nombre y una buena tapa, porque el resultado de este "Bifurcación clorox" excede el cliché. Los nombres de las canciones, la imagen y el sonido general es una invitación con alfombra roja a decirles: "Basta. Pónganse a estudiar una carrera, porque sus papis (alguno de ellos trabaja seguramente en la multinacional homónima) están que arden con tanto aparatito al cuete en sus habitaciones sin ordenar, producto de sus envidiables mesadas". Yo les sugiero que antes de intentar una producción independiente, se pongan a escuchar música electrónica en serio, en vez de grabar pendejadas que únicamente cautivan a sus noviecitas del colegio Northlands.

COMENTEN!

Anuncios

1 comentario - Los Peores Demos