El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La historia de José "Pepe" Lotudo

Anuncios


La historia de José "Pepe" Lotudo


José "Pepe" Lotudo era un joven ocupa de tan solo 40 años de edad. Su vida era una calesita que no dejaba de girar hasta que le cortaban la luz por falta de pago.
Pepe, como le decían en su pueblo, quería salir de esa vida tan aburrida que llevaba, dedicada simplemente a vivir en casas ajenas y a escupirle a la gente que lo miraba al pasar. Por su sangre corría el deseo de la aventura junto a una decena de enfermedades venéreas más. Y así fue como una tarde mientras hacia la cola para cobrar el cheque del plan "Argentina es una Joda", decidió salir de esa rutina y cambiar su vida de manera estúpidamente drástica y radical. Pasaron 4 meses y sin pensarlo 6 veces, se aferro a lo poco que tenia (una bolsa del súper, un Rolex robado, un huérfano que luego llego a escapar en un descuido de su captor y una docena de pelotas de golf) y emprendió el viaje.
En el primer día de su expedición de auto-descubrimiento, Pepe trato de negociar con un pastor de una iglesia de las de "PARE DE SUFRIR" para que le diera un par de chelines para comprar un tetra. En vista de que el “Hermano” no soltaba una moneda, decidió instalarse en su santa sede. 15 minutos después ya era conocido como el Padre Lotudo por todos los plebeyos de esa ciudad.
Tres semanas pasaron y el sacerdote cansado de sus malas jergas y su pésimo canto cristiano (el cual incluía fragmentos que sugerían alentar a Racing valla a donde valla) decidió “sacrificarlo en nombre del señor”.

Padre: Pepe! podes venir aquí afuera? Mientras apuntaba en dirección a la puerta principal con un rifle.
Pepe: No jodas! una vez yo salí de una casa a ayudar al dueño con unas bolsas y no me dejo volver a entrar el muy carnero.
Su santidad: Pepe que tengo que hacer para que te retires de mi iglesia y me dejes seguir con mi farsa? Mientras bajaba el arma.
Pepe: Quiero que me des 21 sacrificios humanos en mi nombre.
Párroco: Mejor veni a la puerta. Mientras se preparaba para disparar ante la primera señal de movimiento.
Pepe: Bue... ya voy. Mientras guardaba dentro de su bolsa una cruz de oro de 18 quilates, entre otras varias cosas que ya había “adoptado” como propias.

Mientras salía al exterior, Pepe, sintió una fuerza interna que lo obligaba a empujar a la mujer del “hombre de dios” por la puerta y saltar por la ventana y correr en dirección opuesta a la salida, una sensación que solo puede sentirla una persona a la cual le están por apuntar con un arma. Luego de sentir un fuerte estruendo (BANG!) y dando un salto casi mortal, contra un ventanal sin rejas, instalado hacia menos de una hora, cayó al otro lado y corrió como nunca un humano corrió escapando de una iglesia, no sin antes recibir varios cortes por los fragmentos vidrios, y un par de corchasos en el hombro de parte del cura quien lo perseguía con el grito en los labios de
"HIJO DE PUTA!!! LE CALCE UN CORCHASO A MI MUJER!!! Y ESE VIDRIO ME COSTO UN HUEVO".

Llegada la noche Pepe se tomo un descanso y luego de recuperar el aire, prendió un cigarrillo y fue a la casa de empeño más cercana. Ahí entrego todo lo que pudo sustraer a la iglesia, consiguiendo un poco mas de $121 ($121,5 en efecto), que luego se convertirían en solo $52 por culpa de una mala racha en el casino.
Con sus $52 decidió invertirlos en la apuesta más segura y compro 13 cajas de vino Uvita.
Luego de varios días de caminar totalmente ebrio en zig y algunas veces en zag, Pepe llego a las oficinas de una empresa. En su puerta totalmente vidriada aparecía un cartel

"Se busca empleados para empresa multinacional, buen sueldo".

Pepe luego de pensar en las posibles recompensas económicas por pocas horas de trabajo (es decir, la cantidad de vino que puede comprar un empresario) decidió pedir un trabajo. Debido a un error de administración, Pepe fue puesto en el cargo de vicepresidente.
Pocos minutos después de este terrible error para la empresa, un incendio feroz se desato en las instalaciones, ¿Pero qué podía hacer alguien tan pequeño como Pepe en tan compleja situación? Se dice que solo en situaciones extremas nacen los héroes. Pepe hizo lo que cualquier otro hombre de buena fe hubiera hecho: robarse todo lo que no esté clavado al suelo y escapar con el botín en medio del caos.
Al día siguiente, el aire era rojo y olía a sulfuro. Lagrimas de dolor corrían por las mejillas de los sobrevivientes.
Uno de los bomberos encontró a Pepe jugando al solitario en una notebook y fumando un cigarrillo, en una oficina que por alguna razón estaba intacta...
Luego de varias horas de análisis los peritos determinaron que el fuego se había producido por un cigarrito prendido sobre las alfombras, cerca de unas cajas de vino en la oficina del vicepresidente. Para ese momento, Pepe ya estaba a varios kilómetros del lugar. Y nadie sabía dónde encontrarle.
José "Pepe" Lotudo, juzgo que ya había vivido suficientes aventuras para un rato largo. También se dio cuenta que extrañaba horrores escupir a la gente y la adrenalina de instalarse en casas ajenas. Y fue así como esta historia llega a su fin. Se dice que una tarde de primavera salió con su vara de bambú a buscar nuevas aventuras y más cosas que robar, pero esa es otra historia.

Fuente: Yo! (ACLARO: No estoy drogado o en estado de ebriedad)

Anuncios

9 comentarios - La historia de José "Pepe" Lotudo

@Ronny72
humor escrito.... no, no, no,no...