El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Que ver en La Habana en cuatro días (JD)

Que ver en La Habana en cuatro días (JD)



La paloma es una canción compuesta y escrita por el compositor español Sebastián de Iradier y Salaverri hacia 1863. Es una de las canciones más populares que se han escrito, ya que ha sido producida e interpretada en diversas culturas, escenarios, arreglos y grabaciones durante los últimos 140 años.

Que ver en La Habana en cuatro días (tras un congreso de Nefrología).

Capital de Cuba, La habana es sin duda su centro neurálgico donde historia y revolución se mezclan con sus fortalezas, castillos y coches antiguos. Formando parte del Patrimonio de la Unesco por méritos propios, bien merece 4 días para visitar La Habana Vieja y su casco antiguo, con la oportunidad de contemplar el cañonazo desde San Carlos y disfrutar de un estupendo mojito en La Bodeguita del Medio.

Cuba

No nos podíamos imaginar que el famoso Congreso Internacional de Nefrología de Cuba aceptaría nuestro trabajo de investigación y nos invitaría a exponerlo en una conferencia. Y fue así como nuestro rumbo viajero se encaminó a La Habana, pocas semanas después de nuestra luna de miel en China.

Para conocer un lugar muchas veces se marcan los sitios imprescindibles que por su historia, arquitectura o belleza deberían de ser incluidos en una visita. En nuestro caso, pudimos ver sólo algunos de los lugares emblemáticos de La Habana en los cuatro días que estuvimos allí, ya que la mayor parte del tiempo estábamos en el Congreso.

A favor de no disponer de más tiempo para callejear, nos trajimos la experiencia de conocer a los excepcionales profesionales sanitarios cubanos que con escasos recursos, consiguen atender eficientemente todas las necesidades de la población.



HOTEL MELIÁ HABANA

Tras valorar varias opciones de vuelos y hoteles para ir al Congreso, elegimos un paquete combinado de vacaciones en La Habana-Varadero ya que nos resultaba más económica que sólo vuelo + hotel en La Habana.

El hotel incluido fue el Meliá Habana. Ubicado en el centro financiero, era necesario hacer uso del taxi para desplazarse a cualquier lugar de interés turístico de La Habana. A disposición de los clientes, el hotel ponía un autobús que varias veces al día llevaba a La Habana Vieja y por la noche a la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña para presenciar el famoso cañonazo.

El hotel tenía habitaciones cómodas, con vistas al mar y un buffet muy variado para los desayunos. Nos impresionó ver gambas y salmón entre más pescado fresco para desayunar.

En su puerta siempre era fácil encontrar taxis para los desplazamientos. Sin estar céntrico, fue una estancia muy agradable.

La Habana



EL CONGRESO DE NEFROLOGÍA CELEBRADO EN LA HABANA

Tras la aceptación de nuestro trabajo y con un tiempo de preparación llego el esperado día en el que comenzó el Congreso llamado Nefrocimeq.

Llegamos al Hospital Miguel Enriquez, lugar donde se desarrollarían las jornadas, y nos inscribimos pagando los correspondientes 120 $ CUC. Los asistentes locales pagaban 120 pesos cubanos, es decir, que haciendo el cambio nosotros abonábamos por nuestra inscripción 3180 pesos cubanos a diferencia de sus 120.

Antes del comienzo de la primera sesión, nos invitaron a sentarnos en primera fila. Tras estar el público acomodado, todo el mundo se puso de pie cuando comenzó La Bayamesa (Himno Oficial de Cuba). Mencionar que éramos los únicos que desconocíamos la letra.

La Bodeguita del Medio


Sesiones, ponencias y pósters iban sucediendo a lo largo del día. Allí pudimos conocer mediante los trabajos expuestos como Cuba es capaz de fabricar su propia Eritropoyetina y su Estreptoquinasa ahorrándose con ello comprarlo a las farmacéuticas extranjeras. También conocimos cómo con muy limitados medios consiguen casi los mismos resultados que se logran en nuestra sanidad.

Al día siguiente fue nuestra ponencia. Aunque algo nerviosos nos sentimos encantados con la acogida que tuvimos por parte de los profesionales cubanos. Hablamos con varios enfermeros que trabajaban en las unidades de Hemodiálisis sobre los procedimientos y técnicas que realizábamos e intercambiamos impresiones sobre nuestra labor diaria.

El ultimo día se realizó un acto de clausura y cuál fue nuestra sorpresa que tras él, un autobús nos condujo a un restaurante al aire libre donde degustamos un delicioso pollo con arroz criollo. Al finalizar el almuerzo se dió el pistoletazo de salida a una fiesta cubana en toda regla: salsa y mojito circulaban por las venas de casi todos los asistentes.

Hotel Melia Habana


QUE VER EN LA HABANA EN CUATRO DIAS

En los ratos libres nos escapábamos para visitar La Habana Vieja. Sin marcar rumbo, paseábamos por el malecón y nos perdíamos en sus calles. Estos son algunos de los lugares que vimos en la capital cubana:

Catedral de La Habana

Situada en el corazón de La Habana Vieja, la Catedral ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad. Se encuentra en la Plaza de la catedral, sin duda, la plaza más bonita de toda Cuba.

Fortaleza de San Carlos de la Cabana

Que ver en La Habana en cuatro días (JD)



La Bodeguita del Medio

En un callejón próximo a la Catedral se encuentra otro tipo de templo de igual devoción que el anterior, aquel erigido en torno al famoso Mojito habananero. La Bodeguita del Medio es el lugar turístico por excelencia de La Habana, nadie es capaz de resistirse a probar sus finos combinados. Se cuenta, que Ernest Hemingway pasaba largos ratos allí bebiendo para fomentar su creatividad. No sólo entramos sino que catamos el motivo que lo encumbró a la fama: un mojito realizado con un exquisito ron y agua de sifón acompañado de hierbabuena y azúcar de caña. En sus paredes, todo aquél que lo desee puede dejar su firma.

Cuba

La Habana



Hotel Nacional de Cuba

Clásico hotel donde hoy en día se mantiene ese aire lujoso que lo distinguió en el pasado. En él, por las noches tiene lugar su famoso Cabaret.

El Malecón

Con una extensión de más de 8 kms, el famoso Malecón de La Habana ha adquirido en estos últimos años mala reputación. Un paseo durante el día ofrece unas preciosas vistas de toda la bahía de La Habana y del Castillo de los Tres Reyes del Morro. Durante la noche, los cubanos y turistas acuden a reunirse.

Castillo de la Real Fuerza

Cerca de la Catedral se encuentra esta fortaleza con sus torres y fosos casi intactos. Debido a su situación alejada de la bahía, no protegía a La Habana de los ataques de piratas y corsarios. Aun así, consiguió resistir a un ataque inglés. Cerca de sus murallas se sitúa actualmente un animado mercadillo de souvenires.

La Bodeguita del Medio

Hotel Melia Habana




Bahía de La Habana y Castillo de los Tres Reyes del Morro

El Castillo de los Tres Reyes del Morro era el primer bastión de defensa de La Habana. Levantado a imagen de las murallas de Cádiz, es imposible contemplarlo y no reconocer en su silueta a su hermana gaditana.

Fortaleza de San Carlos de la Cabana



Fortaleza de San Carlos de La Cabaña

Complejo militar que unido al Castillo de la Real fuerza y al de los Tres Reyes servían de defensa de La Habana frente a los frecuentes ataques ingleses.

Rememorando su época más colonial donde dos veces al día se disparaba un cañonazo, se ha instaurado una ceremonia conocida como El Cañonazo todos los días a las 9 de la noche. Se realiza una representación completa con soldados vestidos con sus trajes ante un público expectante.

Que ver en La Habana en cuatro días (JD)

Cuba



COCHES ANTIGUOS DE CUBA, COCO-TAXIS Y AUTOBUSES HEREDADOS

COCHES ANTIGUOS DE CUBA

Si existe un lugar de Cuba donde se pueden ver coches clásicos es en La Habana. Un sinfín de autos de los 60 recorren las calles de La Habana vieja. Algunos han sido reconvertidos a taxis que pasean a felices turistas, otros aún tienen labores propias de transportes y casi todos tienen en común un mantenimiento cuidado y lustroso que los convierte en un auténtico museo on the road.

La Habana

La Bodeguita del Medio



COCO TAXIS

Un método de transporte original y único en el mundo es el famoso Coco-Taxi cubano, hermano de los tuk tuk asiáticos, cumple su cometido de escabullirse de los atascos consiguiendo llegar rápido al destino.

Hotel Melia Habana





AUTOBUSES HEREDADOS

Paseando por la Habana, no sólo los coches antiguos tienen historia, primero nos encontramos con un autobús extraño, de color gris y con algunas franjas de colores….pero al proseguir la ruta nos llevamos una gran sorpresa al ver un autobús mitad naranja y mitad blanco. Uno como otro cualquiera a vistas de un viajero si no eres de Málaga capital. Y es que este autobús ha recorrido las calles malacitanas durante varias décadas llevándonos desde el Barrio de Nueva Málaga hasta el centro entre otros recorridos.

Fortaleza de San Carlos de la Cabana


Tras el viaje a Cuba nos informamos de los motivos de encontrárnoslos tras cruzar el charco y parece ser que la Empresa Malagueña de Transportes, cuando cambió su flota de autobuses blancos/naranjas por los verdes, regaló a Cuba las unidades que habían entrado en desuso.

Que ver en La Habana en cuatro días (JD)

Sin duda un momento que conduce a la desorientación de ¿dónde estoy? ¿En Málaga o en La Habana? Algo más que tiene en común la capital cubana con Andalucía.

Y esto es un poco nuestros recuerdos de los cuatro días de viaje, visitando a ratos La Habana Vieja y sobre todo, disfrutando con sus gentes.



Cuba
Saludos de JD

Anuncios

0 comentarios - Que ver en La Habana en cuatro días (JD)

Los comentarios se encuentran cerrados