El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Me Gusta la Fotografía Digital... ¿Por Dónde Empiezo?

Anuncios

Me Gusta la Fotografía Digital... ¿Por Dónde Empiezo?

Sabes que te gusta la fotografía y desde hace algún tiempo buscas la manera de aprender a hacer mejores fotos. De vez en cuando lees artículos en blogs especializados, pero no acabas de entender todo lo que dicen, porque te faltan algunos conceptos básicos. Y realmente no sabes por dónde empezar... Si es así, tenes que saber que no estás solo. Como vos muchos piden una pequeña orientación que les ayude a dar los primeros pasos en fotografía. Así que me he decidido a editar esta guía de iniciación a la fotografía digital. Espero que te resulte útil.

Fuente: http://www.dzoom.org.es



Eligiendo una Cámara Digital

Si ya tenes una, podes saltearte este apartado. Si no, antes de empezar a hablar de tales o cuales características, me gustaría compartir uno de los primeros consejos que me dieron y que más me ayudaron: “la cámara no hace al fotógrafo”. O dicho de otra manera: con la mejor de las cámaras se pueden tomar malas fotos. El encuadre, el ángulo, la ocasión, el instante preciso... son algunos de los elementos más decisivos a la hora de tomar una fotografía espectacular, y ninguno de ellos depende de la cámara. Con esto no quiero decirte que dé igual la cámara que elijas: en absoluto. Solamente te digo que hay cosas que pone la cámara y otras que debe poner el fotógrafo.
Dicho esto, ¿qué camara digital elegir? ¿cuál es la que más me conviene?
Si ya tienes una cámara digital y crees que para empezar a profundizar en la afición deberías comprarte otra, mi consejo es que esperes un poco. Empieza a dar los primeros pasos. Experimenta y date cuenta de las limitaciones que tiene tu cámara actual y cuáles son las características que más vas a usar. Y una vez que lo tengas claro, empezá la búsqueda de tu futura cámara: tendrás más garantías de que lo que te compras es lo que realmente necesitas.



Reglas de Composición

Comencemos entonces, la composición de la fotografía es uno de los elementos que más influyen en la belleza de una instantánea. Es sorprendente lo que puede llegar a ganar una fotografía realizando sencillamente un reencuadre de la misma. Composición no significa tanto elegir qué motivos introducir en una foto, sino dónde colocar cada uno de los que hay. Existen un buen puñado de reglas que nos ayudarán a componer en fotografía. Estas son algunas de ellas:


• Algunas reglas clave de Composición Fotográfica


1. Identifica el centro de interés
Cada fotografía tiene (o debería tener) un centro de interés. ¿De qué es la foto? ¿Es una fotografía de tu novia? ¿Es una fotografía de las pirámides de Egipto? Debería ser obvio para cualquiera que mire una fotografía saber de qué es la foto. Es lo que se denomina el centro de interés. Aunque se denomine centro, el centro de interés no tiene que ser necesariamente el objeto que esté en en el centro de la foto ni ser el objeto que ocupa la mayor parte de la imagen.
Es la primera regla de una buena composición, ya que es la más importante. Simplemente decide antes de disparar el motivo sobre el que quieres tomar la fotografía. Todo lo que hay que hacer a partir de ahí es enfocar el elemento sobre el que queremos centrar el interés.

2. Rellena el encuadre (Fill the frame)
Esta regla puede parecer bastante obvia, pero lo cierto es que muchas veces fallamos al aplicarla. Si queremos contar algo en una foto, ocupemos la mayor parte con ese "algo", asegurándonos que se convierte de este modo en el centro de atención. Además, de este modo eliminamos posibles elementos que resten atención.
Es un fallo demasiado común el querer sacar demasiadas cosas en una única foto. Al final, lo que conseguimos es que no quede demasiado claro qué es lo que queríamos enseñar. Ante la duda de si algo debe salir o no en la foto, sacalo del cuadro.

3. El flujo
Crea la ilusión de movimiento (o ausencia de movimiento si se desea). Las líneas diagonales se consideran generalmente más "dinámicas", mientras que las líneas horizontales y verticales se consideran más "estáticas". Un equilibrio cuidadoso de elementos estáticos y dinámicos dará un sentido global de movimiento a tus fotografías.

4. Los colores siempre dicen algo
Existen dos tipos de colores, los cálidos y los fríos. Los rojos, naranjas y amarillos forman parte de la gama de colores cálidos. Los azules, verdes y violetas forman parte de la banda de colores fríos.
Existen muchos elementos psicológicos ligados a los colores. Por poner un ejemplo, los azules se consideran colores tranquilos, mientras que lo rojos son más temperamentales. Existe mucha literatura al respecto de la psicología del color, por lo simplemente resumiremos que el color tiene una importancia determinante en la composición.
En materia de colores hay que prestar atención también al contraste. El contraste se define como la diferencia de luminosidad entre las partes más claras y más oscuras de nuesta foto.

5. El interés de los grupos de tres
Parece existir una percepción especial de los números impares en fotografía, y en especial de los grupos de tres elementos. Un único elemento puede transmitir soledad o aislamiento, con dos elementos una foto puede quedar demasiado bien equilibrada y estática, y cuatro elementos pueden resultar demasiados para distribuir. Por algún motivo que no se explicar, a las personas nos gusta el número 3. En fotografía suele funcionar la agrupación de tres elementos como centro de interés.

6. La regla de los tercios
Si nos fijamos en obras de arte en cualquier museo, podremos comprobar que si dividimos un cuadro en cuadrículas de igual tamaño de 3x3, las cuatro intersecciones de las cuadrículas dentro del cuadro marcan los puntos de interés. Trazando esta cuadrícula imaginaria sobre la mayoría de las obras nos daremos cuenta de que elementos fundamentales del cuadro recaen sobre esas intersecciones: ventanas y puertas, ojos, líneas de horizonte, picos de montañas. Está comprobado que llevando nuestro punto de interés a uno de esos cuatro puntos conseguimos una imagen mucho más interesante.
En este sentido, es necesario decir que existen cámaras que permiten visualizar en su LCD una rejilla (grid en inglés) para trabajar con los tercios, por lo que pido revises el manual de tu cámara si considerás que te puede ayudar a la hora de mejorar la composición.

Me Gusta la Fotografía Digital... ¿Por Dónde Empiezo?


7. Trabajando las tres dimensiones: frente y fondo
El contenido del frente y del fondo de una foto es importante. Tanto en el fondo como en el frente tienen aplicación otros elementos compositivos como los colores o las líneas. Lo importante en el frente y en el fondo es que no haya demasiados detalles que puedan distraer la vista del espectador del centro de interés. La mejor herramienta con la que contamos para marcar la diferencia entre el frente y el fondo de nuestras fotos es la profundidad de campo. Gracias a la apertura del diafragma que utilicemos a la hora de hacer fotografías, conseguiremos mayor o menor nitidez en el fondo.


• La Regla de la Mirada

Esta sencilla regla afirma que toda persona o animal dentro de la foto debe de tener más espacio libre hacia su parte delantera que lo que ocupa su parte trasera, al margen de la amplitud de lo abarcado en el encuadre de la toma.
En este ejemplo no se ha respetado la regla de la mirada, ya que existe más espacio en la parte posterior al sujeto fotografiado que en su parte delantera.
fotografia


Sin embargo, en este ejemplo si que se ha respetado la ley de la mirada, al quedar más espacio libre en su parte delantera que en la trasera.
Camara


• La Regla del Horizonte

La ley del horizonte indica que en la fotografía deben trazarse tres líneas horizontales imaginarias de igual altura. Al realizar la composición de la fotografía, utilizaremos dos bandas (dos tercios) para recoger el motivo principal. Esta regla se aplica no solo en fotografía de paisajes, sino que tiene aplicación en cualquier foto que disponga de un fondo que muestre información, en la que aparezca alguna línea más o menos horizontal que divida la composición en dos partes diferenciadas.
Ejemplo, hemos tomado una foto en la que la línea del horizonte y vamos a centrar la atención en el mar, dándole dos tercios a la fotografía, dejando el tercio restante para el cielo.

foto


• La Regla del Movimiento

La regla del movimiento es muy sencilla, y nunca debemos perderla de vista. Para aquellas fotos que deseen transmitir movimiento de objetos, los elementos en movimiento deben "entrar" en la fotografía, es decir, deben estar a uno de los lados de la fotografía, dejando mayor espacio en la dirección del movimiento.

imagen

Con este reencuadre aplicado a la foto, sin embargo, conseguimos transmitir al espectador una mejor información sobre el movimiento de los coches, que es al fin y al cabo el objetivo buscado.

Digital

En el siguiente ejemplo, los coches de la fotografía están "saliendo" de la misma. Sería un encuadre mejorable de una fotografía en movimiento.


• La Belleza Secreta que Esconde la Regla de los Impares

No es tan popular ni comúnmente aceptada como la Regla de los Tercios o la Regla del Horizonte en composición. De hecho, he de reconocer que yo me mostraba bastante escéptico al respecto cuando la descubrí. Pero lo cierto es que, conforme pasa el tiempo, me voy dando cuenta de que existe un factor de belleza especial asociado a las composiciones con un número impar de elementos. Tal vez sea la sensación de desequilibrio. No lo sé. Pero lo cierto es que funciona. El objetivo principal es que reflexiones por tu cuenta y extraigas tus propias conclusiones. ¿Qué opinas?. ¿Existe un punto de belleza adicional en imágenes con elementos impares?. Me encantaría conocer tu opinión.

empezar


• Potencia tu Composición con las Líneas Convergentes

Cuando estamos haciendo fotografía de paisajes, uno de los elementos que más utilizamos a la hora de componer nuestra foto, muchas veces sin darnos cuenta, son las líneas convergentes.
Y es que las líneas son uno de los elementos visuales más fuertes de los que disponemos en la naturaleza para ayudarnos a dar más interés a nuestra foto. Y si además contamos con varias líneas que conducen al mismo punto, dispondremos de una herramienta infalible para conducir la atención del espectador.
Para que entiendas el concepto de líneas convergentes utilizaré el que probablemente sea ejemplo más recurrente para esta técnica: las vías del tren. Si te colocas sobre las vías del tren (comprobando antes que no venga ningún tren en ninguna dirección) y miras en la dirección de las vías, comprobarás como las dos vías tienden a juntarse según se alejan en el horizonte, hasta perderse en el infinito, donde se unen en un punto.
Realmente sabemos que las vías trascurren paralelas, pero el efecto óptico que se produce es que las líneas convergen en un punto. Acabas de entender el significado de líneas convergentes. Si haces una foto a las vías del tren y se la enseñas a alguien, la reacción natural de cualquiera que vea la foto será siempre la misma: seguir con la vista las vías en la dirección que convergen. Este efecto se va a producir siempre con cualquier ejemplo de líneas que transcurran paralelas hasta converger en un punto en la lejanía: carreteras, peldaños de escaleras, vallas...


• Mejora Drásticamente tus Fotografías Gracias a la Composición

El problema no está en la cámara, sino en cómo ves por ella. Independientemente de aspectos poco o nada controlables en cámaras digitales más simples como la apertura del diafragma, que nos permite controlar la profundidad de campo; y la velocidad de obturación, con lo que registramos el movimiento en la escena, existen una serie de principios básicos de composición que determinarán el éxito o fracaso de nuestras fotos.
Piensa bien qué es lo que quieres enseñar. Muchas veces es mejor cuanto más cerca. Al acercarte al elemento que nos quieres enseñar, eliminas posibles elementos de distracción. Cuando estés mirando a través de la cámara, piensa en si quieres enseñar todo lo que se ve ahí, o por el contrario puedes cambiar tu posición para sacar de la foto algún elemento no deseado. Tené en cuenta que estos elementos distraerán al espectador cuando contemplen tu trabajo.

Horizontes rectos.
En la mayoría de las ocasiones, cuando estés haciendo fotos, y salvo que se trate de paisajes, no se verá la línea del horizonte. Pero ten en cuenta que esta siempre ahí, aunque sea invisible. Independientemente de los accidentes geográficos, hay una línea imaginaria que marca el horizonte. Has que esta línea esté recta (horizontal).
Si cuando pases la foto al ordenador te das cuenta de que el horizonte no está recto, recuerda que se puede solucionar de modo muy sencillo: Por software…

El punto de vista.
Habitualmente hacemos nuestras fotos siempre desde la misma posición. De pie, a la altura que vemos las cosas, mirando hacia delante, paralelos al suelo. Cambiando el punto de vista conseguimos dar una visión completamente diferente del mundo que nos rodea. Tirarnos al suelo, agacharnos mirando hacia arriba, desde un punto elevado mirando hacia abajo... Tan solo haz la prueba y verás cómo cambia una foto con cambiar el punto de vista.

El fondo.
El fondo de una foto es fundamental. Salvo que estemos haciendo fotografía de estudio, es complicado elegir el fondo de nuestras fotos, pero no imposible. Buscar fondos sencillos, sin demasiadas alteraciones de luz o de color, nos ayudarán a eliminar los elementos de distracción y que el espectador centre la atención donde realmente queremos.

La simplicidad.
Posiblemente la simplicidad sea la más importante de todas las reglas. Un único centro de atención es siempre mejor que dos. Si estás viendo una escena en la que te interesan varios centros de interés, piensa si no es mejor hacer varias fotos, cada una de ellas con un único centro de interés. Intentar enseñar muchas cosas a la vez raramente consigue su objetivo. Es mucho más probable que no consigas enseñar ninguno.

La fotografía no es ciencia, sino arte. Podrás ver que, en ocasiones, hay grandes fotografías muy bellas en las que no se cumplen algunas de las reglas de la composición. Pero para los principiantes, como yo, no cabe duda de que son de gran ayuda.

En cualquier caso, nunca debemos tomar estas reglas como algo obligatorio que haya que aplicar al pie de la letra, sino que siempre debemos atenderlas con cierta libertad.


Tu Cámara y Sus Controles

Todo en fotografía gira alrededor de la luz. Y tu cámara cuenta con diferentes controles para determinar el modo en que dicha luz se recoge. Una vez que tenemos decidido el encuadre de una foto, existen una serie de controles que podemos utilizar para jugar con los niveles de enfoque, intensidad, colorido, etc con que queremos que cada uno de los elementos y planos de nuestra instantánea aparezcan. ¿Cuáles son esos controles? ¿De qué modo y con qué propósito podemos jugar con ellos?. Si no lo tienes del todo claro, seguí leyendo:


• La abertura es uno de esos controles mágicos. Permite controlar la profundidad de campo que tiene nuestra foto. La abertura se mide en valores F.

La profundidad de campo va a influir de forma decisiva en la atención a la hora de contemplar una fotografía, ya que inconscientemente dirigimos nuestros ojos a aquellas zonas de la imagen que se encuentran más enfocadas frente a aquellas otras que no lo están.
La profundidad de campo obtenida va a depender de varios factores, entre ellos:

1. La apertura del objetivo
La profundidad de campo de nuestra foto será mayor cuanto más cerrado esté el objetivo, o lo que es lo mismo, tenga un número f mayor. Así, una fotografía tomada desde un punto a f16 tendrá mayor profundidad de campo que otra tomada desde el mismo punto con una apertura de f4.

2. La distancia al elemento fotografiado
Cuanto más cerca nos encontremos del elemento que estemos fotografiando, menor será la profundidad de campo.
Cuanto más lejos nos encontremos del objeto a fotografiar, la profundidad de campo será mayor. Esto significa que si, con una misma abertura del diafragma, hacemos una fotografía a un objeto que tengamos cerca nuestro, la profundidad de campo será menor que si hacemos una foto con esa misma abertura a algo que se encuentre más alejado.

3. La distancia focal
Cuanto menor es la distancia focal de nuestro objetivo (o la que tengamos seleccionada en un momento dado, si es un objetivo zoom de focal variable), mayor será la profundidad de campo obtenida.

El misterioso significado del numero F
Los números F suelen tener apriori valores un tanto extraños: 2.8, 3.5, 4.6, ... No parece que guarden relación entre ellos.
El número f es una referencia al tamaño de la apertura de la lente. Muchas veces utilizamos indistintamente los términos apertura del diafragma y número f. La apertura se refiere a la abertura física del diafragma, mientras que el número F es una representación de esa abertura.

Me Gusta la Fotografía Digital... ¿Por Dónde Empiezo?


La apertura es el tamaño del orificio que permite a la luz pasar a través del objetivo para exponer el sensor de la cámara o la película si no se trata de una cámara digital. Para controlar la cantidad de luz que pasa podemos variar el tamaño del orificio, el área de apertura.


• Las cámaras digitales realizan multitud de ajustes de modo automático por nosotros. Miden la cantidad de luz que tiene una escena para poder ajustar el nivel de exposición de cada uno de los elementos de nuestra foto (si están muy claros (sobreexpuestos) u oscuros (infraexpuestos). Tu cámara te permite decidir el modo en que debe medir la luz, mediante lo que se llaman los modos de medición (metering).

Si no leiste las instrucciones de tu cámara (no te sientas mal, más del 95% de los usuarios no lo hacen nunca) seguro que has vuelto a pulsar el botón varias veces hasta que ha aparecido en la pantalla el valor por defecto. Si, por el contrario, eres del 5% que se lee las instrucciones de la cámara (buenisimo, sos un valiente; sobre todo si tienes el manual de usuario de la cámara traducido al español; las traducciones suelen ser bastante malas), sabrás que el significado de esos símbolos son los distintos modos de medición de la luz que hace la cámara. Suelen tener nombres como medición puntual, medición promediada al centro, o medición mediante matriz de puntos. Aun sabiendo esto, es probable que no tengas claro lo que significa cada uno de ellos.

Medición Puntual de la Luz
fotografia

Lo que hace la cámara es medir la cantidad de luz que incide en una región muy pequeña del sensor. Coincide aproximadamente con el cuadrado que suele indicar el enfoque en el sensor, pero sólo aproximadamente.
La superficie sobre la que se mide depende de cada modelo concreto de cámara. Estos datos en cualquier caso son orientativos. Sólo te tienes que quedar con que es el método que permite un mayor control por lo ajustada de la medición de la luz. Es importante recalcar que sólo realiza la medición de la luz sobre esa zona, descartando cualquier valor de la luz en el resto del sensor. Pero cuidado. Esto no quiere decir ni muchísimo menos que sea el mejor. De hecho, normalmente será el peor si no tenemos cuidado. Éste es el sistema que normalmente utilizan (o utilizaban) los profesionales para medir la luz cuando tienen mucho tiempo y conocimiento de su equipo para poder hacer las fotos.

Medición Ponderada al Centro
Camara

Con este método, también conocido como promediado al centro, lo que hace la cámara es equilibrar algo más los valores de medición. Da mucho más peso a la luz que mide en el centro (con el sistema puntual), pero también tiene en cuenta los valores que recoge de la zona externa a esa superficie más interior. Como referencia, mi cámara toma un 75% del valor final de la región central, mientras que el 25% restante lo toma de fuera. La diferencia fundamental sobre el método de medición central es que con este modo sí que se tiene en cuenta la luz que llega a toda la superficie del sensor, aunque tiene un mayor peso en el cálculo la luz de la zona central. Podríamos decir que se trata de una medición puntual en la que se incluye cierto margen de error (para bien).

Medición Matricial
foto

Es el sistema de medición más complejo de los tres, y el que funciona bien en el 90% de las situaciones. De hecho, es más que probable que sea el ajuste que traiga tu cámara por defecto. Lo que hace este método de medición es, a través de una matriz más o menos compleja de puntos, recoger los distintos valores de luz para cada uno de esos puntos. Para cada toma recogida asigna un peso, y a partir de esos valores y esos pesos calculan el valor de exposición de la luz final.

¿Cuándo Utilizar cada Método de Medición?
La recomendación es que uses la medición matricial, pero cuando lo hará algo peor será en situaciones de fuerte contraluz. En estos casos, entendiendo que no contamos con ninguna fuente de iluminación adicional tal como un flash, tendremos que elegir qué queremos que salga correctamente expuesto, o el fondo o el objeto que tenemos delante. Y es ahí donde la medición puntual y ponderada nos permitirán medir la luz con mayor efectividad.


• Existen ocasiones en que una foto queda con un tono amarillento o azulón no deseado. Se debe a que en la escena original existía una dominante en la luz que nuestro cerebro neutralizaba cuando estábamos allí, pero que la cámara digital registró. Para poder equilibrar el efecto de dichas dominantes (tonalidad y color de la luz principal) las cámaras cuentan con un control que recibe el nombre de balance de blancos.

El balance de blancos (White Balance, WB) es un control de la cámara que sirve para ajustar el brillo de los colores básicos rojo, verde y azul (RGB) con el objeto de que la parte más brillante de la imagen aparezca como color blanco, y la menos brillante como negro. Este control, dependiendo de las cámaras, puede ser automático o manual.

Por Qué Necesitamos el Balance de Blancos?
Los colores registrados por la cámara digital dependen de la iluminación. La luz que entra por el diafragma y registra el CCD no es siempre la misma. Puede ser natural o artificial, existiendo subtipos que dependientes de una serie de características diferenciadoras. Una de ellas es precisamente la temperatura de color, que expresa la dominante de color de una fuente de luz determinada, que varía según la distribución espectral de la energía.
En condiciones de luz natural, la energía lumínica está distribuida de forma equilibrada en las tres componentes de color Rojo-Verde-Azul (RGB). Sin embargo, con iluminación artificial una de las componentes de color suele prevalecer sobre las otras. Por ejemplo, en iluminación basada en bombillas incandescentes (tungsteno) el color rojo es predominante.
Una cámara no tiene la capacidad de procesar la luz como lo hace nuestro cerebro, ya que está calibrada de forma que el sensor identifica como luz blanca una luz con la temperatura del color de la luz del Sol. Para compensar los efectos de la iluminación en la foto debemos ajustar en la cámara la ganancia de cada una de las componentes de color.

Los Modos del Balance de Blancos
imagen

Algunas cámaras digitales disponen de configuraciones del balance de blancos con valores por defecto que se pueden seleccionar en sus menús. Estas configuraciones de balance de blancos suelen ser las siguientes:

• Interiores o tungsteno: Se ajusta el balance de blancos asumiendo que se encuentra en un espacio iluminado por luz incandescente (bombillas) o halógena.

• Soleado: Se ajusta asumiendo que se encuentra en el exterior con un tiempo soleado o nublado de gran luminosidad.

• Nublado: Se ajusta asumiendo que se encuentra en el exterior en condiciones de sombra o de cielo muy cubierto.

• Fluorescente: Se ajusta asumiendo que se encuentra en un espacio iluminado por luz fluorescente.
Estas opciones son mejores que el uso automático, pero todavía tendremos problemas con los términos medios, durante el amanecer o el atardecer, en que la luz del sol debe atravesar una mayor longitud en las capas de la atmósfera que envuelven la tierra. Esto modifica la coloración de la luz, la cual pocas veces notamos ya que nos es demasiado cotidiano. En estos casos es muy útil disponer de un modo de ajuste manual del balance de blancos.


• Otro de esos controles típicos con que nos encontramos es la sensibilidad ISO. Se trata de una función con que cuentan las cámaras digitales y que permiten emular el comportamiento de las cámaras tradicionales cuando funcionaban con película química de diferente sensibilidad.

La sensibilidad ISO marca la cantidad de luz que necesita nuestra cámara para hacer una fotografía. La mayor calidad de imagen con una cámara digital se obtendrá usándola a su menor sensibilidad ISO equivalente. El uso de sensibilidades ISO mayores se traducirá en un aumento de pixeles distribuidos al azar, principalmente en las zonas de sombra de la imagen. El ruido, a diferencia del grano, no será proporcional en toda la imagen, sino que se manifestará de forma más evidente en las zonas oscuras. El ruido se manifiesta más en alguno canales que en otros. Normalmente el canal azul suele ser el que contiene más ruido. Se puede editar este canal posteriormente con algún programa de edición para reducir el ruido mediante una aplicación de filtros. Pero cuidado: es fundamental realizar una correcta exposición en nuestra foto independientemente del ISO que tengamos seleccionado, ya que utilizar ISOs bajos a costa de subexponer en exceso una foto puede dar como resultado fotos de peor calidad que las equivalentes bien expuestas con ISOS más altos.
Tres son los elementos que permiten ajustar la exposición en fotografía: apertura del diafragma, velocidad de obturación y sensibilidad ISO. Una vez repasada la apertura y la velocidad, nos queda el tercero: la sensibilidad ISO.
Como norma, deberíamos trabajar con el valor ISO más bajo que tenga nuestra cámara que nos garantice que la foto sale correctamente expuesta para los valores de velocidad de obturación y apertura de diafragma deseados.
Y es que, mientras que el uso de la velocidad y la apertura permiten añadir elementos compositivos a una foto capturando el movimiento o permitiendo definir la zona nítida en la escena, el valor ISO únicamente va a aportar mayor o menor ruído.

Digital

empezar

Me Gusta la Fotografía Digital... ¿Por Dónde Empiezo?


Nota completamente al margen de la información que encontré en esta extraordinaria página, quería contar mi experiencia con el uso del modo Macro (el símbolo de la florcita). Es altamente recomendable usarlo para planos cortos, pero eso si, usa ISO lo mas bajo posible y date la oportunidad de hacer primeros planos con fondos difusos sin olvidar tu trípode. Algunos consejos al respecto:
1. Establecer el modo Macro (símbolo flor – Ver Manual). Una obviedad pero no esta de más decirlo.
2. Utilice un trípode y/o el modo de auto disparo: en macro fotografía un trípode puede ser particularmente útil, incluso si estás disparando con una cámara compacta. Mantener la cámara sobre una superficie fija o trípode no sólo mejora sus capturas (al deshacerse de la vibración de la cámara), además le permite experimentar con las diferentes configuraciones sin perder su composición. También sabemos que las cámaras compactas tienen una molesta vibración al presionar el obturador, una forma sencilla de evitar esto es utilizar su cámara en el modo de auto disparo.
3. Apertura: una vez en modo macro algunas cámaras no le permitirán hacer muchos otros ajustes, pero si su cámara le brinda la posibilidad de realizar ajustes de aperturas vale la pena hacerlos. Lo principal que debe saber es que la apertura que elija influirá directamente sobre la profundidad de campo de sus imágenes. Elija una pequeña apertura (número grande) si desea una gran profundidad de campo o si sólo quiere su objeto principal en el enfoque.



Errores Típicos y los Mejores Consejos

A menudo, una de las mejores formas de dar los primeros pasos en una afición es siguiendo una serie de recetas básicas. Con la fotografía no sucede de modo diferente, de manera que sirve de gran ayuda conocer cuáles son los errores más frecuentes y los mejores consejos para contrarrestarlos, independientemente del control que tengas sobre las funciones de tu cámara y tu capacidad compositiva a la hora de hacer fotos Seguro que conoces algunos de ellos, pero puede que otros no los conozcas, o simplemente no sepas a qué se deben o cómo evitarlos. Así que no deberías perderte el repaso a estos errores:

• No leer el manual de instrucciones que acompaña la cámara
. Si no sabes cómo funciona no podrás usarla convenientemente.

• Reducir la resolución de las fotos para que quepan más en la tarjeta
. Compra una tarjeta de mayor tamaño: merece la pena.

• Pensar que el flash que incorpora la cámara alcanza más allá de 4 metros
. No pierdas el tiempo: no se va a ver nada más allá en condiciones de oscuridad.

• No hacer copia de seguridad de las fotos
. Conviene ser muy organizado. No te arriesgues a perder el recuerdo de momentos inolvidables.

• Manipular las fotos y no guardar copia del original
. A veces puedes querer sacar más de una foto del original. Otras... te has pasado con los retoques y es necesario volver atrás.

• Colocar el dedo sobre el flash cuando éste es necesario
. En el momento es posible que no te des cuenta, pero después...

• Usar el zoom digital
. No merece la pena: para aplicar zoom digital siempre hay tiempo después (aunque no es recomendable más que un puñado de casos).

• Tapar el sensor de enfoque con el dedo
. El resultado será desastroso y es posible que no lo aprecies hasta ver la foto en el ordenador.

• No recargar las baterías antes de salir con la cámara
. Llega el momento clave y... ¡plaf!... ¡adios batería!

• No vaciar la tarjeta de memoria antes de salir con la cámara
. Llega el momento clave y... ¡plaf!... Imposible realizar la fotografía: memoria llena.

• Hay veces que utilizamos el flash de la cámara sin darnos cuenta de que por detrás del objeto que estamos fotografiando hay una superficie que refleja la luz del flash. El caso más obvio es el de un espejo, pero existen otro tipo de superficies que pueden reflejar la luz. Estos reflejos producen, desde una mala medición de la luz del flash, oscureciendo toda la foto en el peor de los casos, hasta la aparición de una zona en la foto quemada por la exposición de luz muy fuerte como el menor de los problemas. Por eso, es muy importante observar el tipo de fondo que nos encontramos a la hora de hacer una fotografía con flash.

Borrosa O dicho de otro modo, movida.
La razón en este caso suelen ser los movimientos bruscos - o no tan bruscos - en el momento del disparo. Suelen pasar más frecuentemente cuando hay poca luz: para que las fotos estén convenientemente expuestas, se reduce la velocidad de obturación, con lo que ciertos movimientos leves pueden quedar registrados. Para evitar este molesto efecto, coge la cámara con firmeza, procura no moverte y, si es necesario, ayúdate de un trípode.

Infraexpuesta
Son fotos demasiado oscuras y con pocos detalles. Con la cámara digital en modo automático suele producirse cuando hay un punto de luz muy luminoso en la escena. La cámara decide el promedio de exposición teniendo en cuenta dicho punto con lo que pretendés capturar y queda infraexpuesta. Para estos casos, busca una escena próxima a la de interés que contenga elementos de iluminación homogénea. Realiza el enfoque y los ajustes sobre dicha escena, y con el botón de disparo a mitad - manteniendo los ajustes - reencuadra la imagen que pretendes capturar. Otro consejo: si prevés que la exposición va a ser un problema en tu captura y tu cámara digital lo soporta, realiza un multidisparo con diferentes niveles de exposición. Después, siempre podrás quedarte con la toma que mejor exposición haya logrado. Por último, y si puedes hacerlo, usa el modo manual y consigue el nivel de exposición que desees.

Sobreexpuesta
Es el efecto contrario. Las fotos aparecen demasiado claras o quemadas. Las causas son análogas a la infraexposición, y las posibles soluciones son similares.

Ojos rojos
Es un molesto efecto que sucede en fotografía nocturna y debido al cual los rostros aparecen con ojos rojos. El rojo que se ve se debe a la retina, zona del ojo de gran densidad de capilares sanguíneos. Aparece por el reflejo de la luz del flash al estar la pupila completamente dilatada. Posibles consejos: utilizar el flash en modo reducción de ojos rojos (si la cámara lo incorpora), pedir a las personas que vayan a aparecer en la foto que miren directamente a un foco de luz unos segundos antes de tomar la fotografía (con el objeto de contraer las pupilas), procurar que el flash no incida perpendicularmente en los ojos sino formando un cierto ángulo... y si fuera inevitable, siempre puedes eliminar los ojos rojos con software.

Siluetas en contraluz
Sucede cuando el foco fundamental de luz que ilumina la escena está a la espalda del objeto central de tu fotografía. Si es una persona, sucede que la foto final consta de un fondo convenientemente iluminado y una silueta humana oscura. En la medida de lo posible, trata de evitar que la luz proceda de la espalda, pero, si es inevitable, fuerza el disparo del flash para iluminar el elemento central y proporcionarle el mismo nivel de iluminación que al resto de la foto.

Fotos Movidas (trepidación)
El efecto de trepidación es un recurso muy útil en fotografía. El problema es cuando aparece de modo no deseado en tus fotos. ¿Qué hacer? agarrá fírmemente la cámara y evitá movimientos bruscos. Parece obvio, pero no deberías perderlo nunca de vista. Siempre que puedas, usa el trípode. Reduce la velocidad de obturación. Existe la creencia de que en velocidades 1/80 o superiores no existe el riesgo de tomar fotos movidas. Y esto es cierto siempre y cuando trabajes a focales típicas: piensa que si tiras de zoom, los requisitos sobre la velocidad de disparo aumentan: a más aumentos, mayor deberá ser la velocidad de obturación. La velocidad mínima deberá ser 1 / [la focal].

Problemas de Iluminación
Todo gira alrededor de capturar luces y sombras con sus matices más bellos. Tener una iluminación adecuada y saber capturarla es un elemento clave en fotografía. No te olvides que...

La luz más intensa no es siempre la mejor.
De hecho no suele serlo. En fotografía en exteriores, los mejores momentos para la fotografía suelen ser al amanecer y en las puestas de sol. Evita los extremos: ni mucha, ni poca.

• Evita, en la medida de lo posible las fuentes de luz artificiales. En interiores, si tienes ventanas cerca, corre las cortinas y sube las persianas antes de tirar de flash.

Cuidado con los contraluces:
busca el ángulo adecuado para evitar que tu elemento de interés esté de espaldas a la luz. Y si es imposible, usa flash para evitar que la luz posterior se lo coma.

• Juega con todas las opciones que te permita tu cámara (sensibilidad, velocidad de obturación, etc) para conseguir una adecuada exposición.


Es posible que hayan quedado otros muchos en el tintero de igual o mayor relvancia aún. Pero de lo que no cabe duda es que, si no cometes estos, la calidad de tus instantáneas te lo agradecerá.

Bueno, muchachos/as espero que les haya sido de utilidad y haya motivado su ingenio para iniciarse en la fotografia. Muchas gracias de antemano para quienes dejen puntos y/o comentarios!!!

Atte

Hernan!!!

Anuncios

22 comentarios - Me Gusta la Fotografía Digital... ¿Por Dónde Empiezo?

MIKI22
Para tener en cuenta. Gracias
Feastian
Muy bueno.
Gracias por Compartir
fuegoplateado +1
EXELENTE ! GRACIAS LA PUTA MADRE! (ADICTO A LAS PUTEADAS)
tucan_jamon
En realidad todos estos consejos son para las cámaras analógicas. Luego se aplicaron a las cámaras digitales. Simplificando el tema lo que cambia es el soporte donde se guardan las imágenes. En análogo el soporte son los negativos y en digital el soporte es un sensor que transforma la luz en información. Lo demas, ya sea composicion, diafragma, velocidad, etc lo podes utilizar en cualquier camara que tenga los controles. Igualmente la informacion esta buena!!!
PDCARG
Muy buena info che!! paso apenas me renueven los puntos y te dejo!! me lo lei todo siendo las 3 de la mañana!! jaaj groso! salu2
PDCARG
Lo prometido es deuda... aca van +10
611a7x
te vas al carajo en groso te felicito

soy un fanatico de la fotografia y me encanta aprender a sacar mejores fotos
611a7x
se me olvidaba vas a favoritos
cmartinezv
aqui van 10 mas para ayudar a ser full
vicebeto
buen post ahi van +10
Juampix_F22
muy bueno..me re sirvio..ya voy a leer el manual.
felipe007
Excelente aporte para tener en cuenta.
Gracias por compartir.
extindal -3
fotografia a favoritos algun dia lo leere