El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Entablar una conversacion competente

Anuncios

Bueno, me encontre con este texto que encontre en un antiguo curso de seduccion y me parecio bueno y queria compartirlo.



¿Te has encontrado alguna vez en una situación social en la
que no sabías que decir, en la que no sabías como
participar en la conversación? ¿Has notado ese sudor frío
de pura incomodidad? ¿O te has encontrado con la mujer de
tus sueños y a los 5 minutos tu conversación ya se había
acabado?
Si tu respuesta es que sí, no te asustes porque no eres muy
diferente al resto. El saber qué decir en una conversación
es uno de los grandes desafíos del ser humano.
Pues bien, en estas líneas te voy a enseñar como puedes
escuchar y animar conversaciones, de forma que nunca más te
faltarán temas de conversación y podrás participar en
cualquier reunión social.
Recuerda que estamos tratando un problema de nerviosismo y
no de genética.
Cuando no sabes que decir te pones nervioso, y entonces,
ningún tema sale de tu mente. No es porque no estés
preparado genéticamente para la conversación, es que estás
nervioso.
La mente humana tiene una capacidad limitada, y si la
tienes ocupada con tus preocupaciones, tus miedos, tus
vergüenzas propias y ajenas, no podrá ocuparse de ofrecerte
temas de conversación.
Las conversaciones no son más que cadenas en las que los
comentarios que cada persona realiza son los eslabones.
Los conversadores aficionados rompen la cadena con
comentarios que, o bien no están relacionados con el
eslabón anterior, o bien no continúan la cadena en el mismo
sentido. Al acabar de leer estos párrafos, tú serás un
conversador profesional y sabrás como actuar.
Pongamos un ejemplo. Imagínate que un amigo tuyo viene de
unas vacaciones en la Feria de Abril de Sevilla y te dice:
“Acabamos de regresar de unas vacaciones en la Feria de
Sevilla”.
Un conversador sin preparación diría: “¿De verdad?”, o
“Debe de haber estado bien”.
Con esas respuestas se rompe la cadena. Tu amigo ya no
tiene nada que añadir, no has dejado conexión abierta para
que un nuevo eslabón se una a la cadena.
Mal hecho.
Para saber lo que tienes que decir, te tienes que fijar en
los NUDOS CONVERSACIONALES de la frase original, esto es,
cualquier palabra o frase de un comentario del que se puede
sacar algo sustancioso de lo que discutir.
Regresemos a la frase de tu amigo: “Acabamos de regresar de
unas vacaciones en la Feria de Sevilla”.
¿Cuáles son los nudos de esta frase?
Acabamos (1ª persona del plural), vacaciones, Feria y
Sevilla.
Por tanto, tu próximo comentario debería fijarse en
cualquiera de estos nudos y provocar la continuación de la
cadena.
Veámoslo con ejemplos:
- Acabamos (1ª persona del plural)
 Acabamos de regresar de unas vacaciones en la Feria
de Sevilla.
 ¿Habéis ido solos u os habéis llevado a los niños?
 Solos, solos. Los niños se han quedado con mis
suegros.
- Vacaciones
 Acabamos de regresar de unas vacaciones en la Feria
de Sevilla.
 ¡Vacaciones! Ya no recuerdo la última vez que tuve
unas. ¿Os habéis relajado?
 Bueno, no mucho, la Feria es una auténtica locura,
pero, claro, de vacaciones siempre se descansa.
- Feria
 Acabamos de regresar de unas vacaciones en la Feria
de Sevilla.
 Supongo que habréis visto a un montón de gente
famosa por allí.
 No te creas, se ve más que nada a famosillos.
- Sevilla
 Acabamos de regresar de unas vacaciones en la Feria
de Sevilla.
 ¡Sevilla! ¿Ha hecho mucho calor?
 Por el día sí, pero luego por la noche refrescaba.
¿Ves como todos los comentarios que siguen un nudo
conversacional provocan un nuevo comentario de la otra
parte, es decir, siguen la cadena?
Sencillo, ¿verdad?
Y lo mejor de todo es que es una fuente inagotable de temas
de conversación. Unos eslabones llevan a otros, y estos a
otros nuevos, y así hasta que tú decidas acabar.
Además, la gran ventaja de actuar de esta forma es que
siempre podrás dirigir la conversación hacia los temas que
te interesen. ¿Cómo?
Muy sencillo, céntrate en aquellos nudos que generan
conversaciones cómodas para ti, conversaciones que te
interesan.
Por ejemplo, imagínate que de todos los nudos que habíamos
detectado en la frase de tu amigo, solo te interesa
Sevilla.
Ningún problema, tu siguiente comentario irá en esa
dirección para continuar la cadena hacia el punto que a ti
te interesa.
Sin embargo, para poder detectar los nudos conversacionales
de una manera clara es necesaria la práctica y el
entrenamiento, así que a partir de ahora tendrás que
esforzarte.
Presta atención a las frases de la gente con la que
conversas. Escúchalas y detecta los nudos, y, después crea
comentarios que sigan cada uno de los nudos, y así una,
dos, y mil veces, hasta que hayas alcanzado suficiente
nivel para que te salga de manera natural.
Así que practica, practica y practica. En el siguiente
boletín te enseñaré como utilizar tu entorno para encontrar
conversaciones.

Anuncios

1 comentario - Entablar una conversacion competente