El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

GUÍA COMPLETA II, Objetivos, 4 engaños de la fotografía

Los 3 mejores objetivos DSLR, para una experiencia fotográfica decente

GUÍA COMPLETA II, Objetivos, 4 engaños de la fotografía

Una vez finalizada la primera parte del especial sobre réflex digitales, donde hemos visto qué es una cámara réflex, qué partes la componen (I, II y III) y que tecnologías nos ofrecen (I, II y III) nos metemos de lleno con nuevos artículos donde veremos los objetivos y los accesorios más importantes, que todo buen aficionado a la fotografía debe tener.

En este artículo empezaremos hablando de los diferentes tipos de objetivos que hay en el mercado, para así poder elegir el que más nos convenga o más se adapte a nuestro tipo de fotografía. Comenzamos:

Cuando tenemos que elegir un objetivo para nuestra cámara, normalmente, lo primero que tenemos que ver es que tipo de focal queremos. Es muy diferente buscar un objetivo para fotografía de paisaje o para fotografía de retrato, por ejemplo. Por cierto, ojo al factor de multiplicación, no es lo mismo un 25mm en un sistema 4/3 (factor de multiplicación 2X) que en una cámara con sensor APS-C (1,5X)

También es importante decidir si queremos que esa focal sea una focal fija, o por contra sea un objetivo con zoom (evidentemente óptico), donde podemos variar esa distancia focal. Hay que tener en cuenta, que mientra los primeros, suelen ser objetivos más luminosos y de mayor calidad óptica, los segundos destacan por su comodidad, ya que se consigue evitar el cambio de objetivo en determinadas situaciones o escenas.

Por último, y antes de lanzarnos a elegir el objetivo, también tenemos que tener en cuenta la mínima distancia a la que nos permite enfocar un objeto (distancia mínima de enfoque), sobre todo si andamos buscando un objetivo para fotografía de acercamiento (fotografía macro). En contra de lo que muchos piensan, NO todos los objetivos te permiten acercarte lo suficiente como para poder practicar esta modalidad (habitual en todas las compactas).

Objetivo

Por tanto, teniendo en cuenta todos estos condicionantes, nos encontramos con la siguiente clasificación de los objetivos:

-Objetivos “ojo de pez” (o fisheye)
-Angulares y grandes angulares
-Objetivos “estándar”
-Teleobjetivos
-Objetivos Macro
-Objetivos con corrección de perspectiva

1. Objetivos “ojo de pez” (o fisheye):

Con una clara vocación creativa, los ojo de pez son objetivos con un angulo de visión extremadamente amplio, llegando hasta los 180º. La diferencia frente a los grandes angulares es que las imágenes se ven muy distorsionadas, como si estuvieran reflejadas en una esfera.

Camara

calidad

2. Angulares y grandes angulares:

Son objetivos con un gran ángulo de visión, aproximadamente entre 60º y 180º. Proporcionan una gran profundidad de campo y son los objetivos ideales para fotografía de paisajes. Hay que tener en cuenta que a mayor angular, más posibilidad de que el objetivo distorsione las lineas, sobre todo en objetivos de poca calidad.

distancia

megapixeles

3. Objetivo “estándar”:

Suelen denominarse objetivos normales, o estándar, a aquellos con un ángulo de visión similar al del ojo humano (entre 40 y 65º). Además, estos objetivos suelen tener una gran luminosidad. El 50mm de focal fija, es uno de los objetivos clásicos por antonomasia y siempre debe formar parte del equipo fotográfico de un buen aficionado a la fotografía. Son los más luminosos pudiendo llegar a una apertura de 1.4f

tipos de objetivos

4.Teleobjetivos:

El ángulo de visión es menor que el del objetivo normal (generalmente menor de 30º), pero permiten acercarse mucho a objetos que están a gran distancia. Por contra su profundidad de campo es reducida, lo cual en determinado tipo de fotografía, como la de retrato o la fotografía de naturaleza puede ser una ventaja.

GUÍA COMPLETA II, Objetivos, 4 engaños de la fotografía

5. Objetivos macro: Son objetivos que, independientemente de su focal, permiten el enfoque a muy corta distancia del objeto, por lo que son ideales para la fotografía de acercamiento. Macro permiten el enfoque hasta a un centímetro del objetivo, consiguiendo fotografíar objetos realmente pequeños. Estos son muy usados en la fotografía de naturaleza.

Objetivo

Camara

calidad

6. Objetivos con corrección de la perspectiva (Tilt and Shift):

Son objetivos que permiten girar sobre su eje corrigiendo la perspectiva que todo angular produce. Es el objetivo ideal para la fotografía de arquitectura.

distancia

Debemos saber que existen tanto focales fijas como variables o zoom. Las focales fijas sólo nos permiten disparar con una distancia focal, como puede ser un objetivo normal de 50mm, éstos suelen dar muy buena calidad. Mientras que las focales zoom nos permiten variar la distancia focal, por ejemplo un 24-120mm, sin necesidad de andar cambiando de objetivo, aunque pueden no darnos la misma calidad que uno de focal fija por norma general. Pero esto de la calidad depende de cada objetivo y de su gama.

megapixeles

Y por último, y no menos importante, debemos tener en cuenta siempre el factor de multiplicación. Esta clasificación que hemos visto está realizada en terminos de fotografía analógica o para un sensor con tamaño de 35mm(full-frame), que es el tamaño que siempre han tenido las películas de carrete. Pero claro, en fotografía digital no todos los sensores tienen el mismo tamaño, y para conocer a cuanto equivale nuestra distancia focal en terminos de 35mm debemos llevar a cabo una simple operación. Si por ejemplo en nuestra cámara digital tenemos montado un objetivo 12-60mm y el factor de multiplicación para nuestro sensor es de 2, lo que hacemos en multiplicar la distancia focal por ese factor, por lo tanto en realidad estamos disparando con un 24-120mm en terminos de 35mm. Esto nos ayudará a conocer el angulo de visión real de nuestro objetivo.
Esto nos ayudará a entenderlo mejor:http://www.harlos-mfg.de/e-1/brennw/brennw.htm


tipos de objetivos

¿Qué tipos de objetivos/lentes existen en el mercado?

Se pueden clasificar de varias maneras: por marca, por distancia focal, por estabilizador de imagen, por diafragma. Veámoslos pues

Objetivos/lentes por marcas:

Muy fácil, aquí no me voy a explayar mucho. Pues eso, que para comprar un objetivo adicional para tu cámara réflex normalmente siempre tienes una generosa oferta por parte del fabricante de la cámara, sea Canon, Nikon, Péntax, Sony, o la que sea. Ahora bien, que sepas que también existen marcas que fabrican objetivos para ser utilizados con otras marcas. Aquí me refiero básicamente a dos: Sigma y Tamron.
Estas dos marcas fabrican objetivos para prácticamente todas las cámaras. Eso sí, a la hora de comprar un objetivo Tamron por ejemplo para tu cámara Nikon supongamos, asegúrate de que esté hecho para Nikon y no para Canon.
Estos objetivos Sigma y Tamron suelen ser ligeramente más baratos que si lo compras del mismo fabricante de tu cámara, y la calidad no tiene por qué ser forzosamente menor.

Objetivos por distancia focal

A la ahora de querer comprarte un objetivo una de las preguntas más decisivas que tendrás que hacerte es el alcance de la distancia focal que quieres. Esto marcará notablemente el precio del objetivo. La distancia focal de los objetivos es un valor que se mide en milímetros, y como ya sabrás los objetivos cuya distancia focal es larga (llegando a 200 ó 300mm) son ideales para fotografiar retratos, rostros, viandantes, ya que ofrecen un zoom bastante considerable. En cambio, si queremos enfocarnos más a la fotografía de paisaje, con amplios panoramas abarcando la mayor parte posible de la escena, en ese caso no nos queda más remedio que buscar un objetivo cuya distancia focal sea menor, lo más pequeña posible (18mm genial, 16mm mejor, 14mm aún mucho mejor, y así…).
Por si te sirve de ayuda en mi caso particular tengo 2 objetivos: uno de 18-55mm y otro de 55-200 milímetros. Esto me permite captar fotografías de paisajes naturales y urbanos con el de 18-55, mientras que el de 55-200 lo reservo para cuando salgo a la calle con intención de fotografiar personas anónimas, gente en la calle, escenas de vendedores,…

Si buscas bien te darás cuenta de que existen también objetivos con una muy amplia distancia focal, por ejemplo que van de 18 a 200mm. A primera vista podría parecer interesante, pues así no necesitas estar cambiando de objetivo cada poco tiempo. Y es verdad, es mucho más cómodo llevar un sólo objetivo puesto que te cubra todo el rango de distancias que quieras. Ahora bien, este tipo de objetivos tienen la pequeña desventaja de ofrecer más aberraciones ópticas.

Digamos que un objetivo está compuesto de lentes y cristales que funcionan mejor en una distancia focal determinada, por eso existen objetivos de distancia focal fija, por ejemplo de 35mm, y se conoce que esos objetivos son los mejores porque están especializados en esa distancia focal. Cuanto más grande sea el rango de distancia focal que objetivo abarca (por ejemplo no sólo 35mm sino que va desde 18 hasta 55mm) menor calidad tendremos en cuanto a lentes y mayor posibilidad habrá de que la foto tenga alguna aberraciones óptica. Aun así, un objetivo de 18-55mm ó 70-300mm está bien, pero imaginaros un sólo objetivo con distancia focal 10-500mm. Evidentemente este objetivo estará mucho MENOS especializado y por lo tanto nos dará una calidad óptica mediocre/normal en todos los casos.

Mi consejo: si prefieres comodidad cómprate un sólo objetivo con un amplio rango de distancia focal. En cambio, si como yo lo que más te importa es la calidad de la fotografía, su nitidez etc., entonces mejor que te hagas con 2 ó más objetivos, tantos como distancias focales necesites.

Objetivos por estabilizador de imagen

Muy simple: algunas cámaras réflex tienen estabilizador de imagen integrado en el propio cuerpo de la cámara, en cuyo caso esta distinción no aplica. Ahora bien, en el caso de algunas marcas las cámaras réflex no llevan el estabilizador de imagen, y éste ha de encontrarse en el objetivo.
Si este es tu caso, todavía podrás utilizar el objetivo para capturar fotos espléndidas, pero en muchos casos te darás cuenta de que la foto sale borrosa y movida. Cuando el objetivo lleva estabilizador de imagen la tarea se vuelve mucho más fácil: activas el estabilizador y te lías a echar fotos, generalmente sin trípode, y te das cuenta de que no salen movidas.
El estabilizador de imagen en Nikon se llama VR y en Canon se le conoce bajo las siglas IS.
Antes de comprar un objetivo te recomiendo encarecidamente que consideres la posibilidad de comprarlo con estabilizador de imagen, especialmente para objetivos de una larga distancia focal (200 ó 300mm). Generalmente la diferencia económica es pequeña pero lo que ganas en calidad fotográfica no tiene precio. Conozco gente que intentó ahorrarse unos pocos euros comprándose un objetivo sin estabilizador de imagen y al final terminaron frustrados.

Objetivos por diafragma

Ya sabemos qué es un diafragma. Los diafragmas son una parte importantísima de los objetivos ya que son el pequeño (o gran) agujero del que entra la luz que nos permite capturar nuestra imagen. Los diafragmas pueden ser pequeños o grandes. Un diafragma pequeño permitirá que entre una cantidad de luz limitada mientras que uno grande ayudará a que no falte luz. Como todos sabemos la luz es un elemento imprenscindible para el éxito de nuestra fotografía: si tenemos mucha luz la foto saldrá nítida, no necesitaremos llenarla de ruido innecesario del ISO, y se hará muy rápidamente lo que ayudará a evitar cualquier temblor o movimiento durante el disparo.
Cuando compres un objetivo para tu cámara réflex procura que éste tenga un diafragma lo más grande posible. Recuerda que cuanto más grande y amplio sea el diafragma más pequeño será el valor f/. Por ejemplo un objetivo con diafragma f/1.8 será mucho mejor que uno de f/5.6 y naturalmente mucho más caro. Esto no quita que el de f/5.6 también nos puede valer y funcionar sin mayor inconveniente.

Objetivos por Autoenfoque

Aunque es difícil encontrar ahora objetivos nuevos que sean únicamente de enfoque manual, conviene también señalar que todos los objetivos tienen un modo de enfoque manual pero no todos necesariamente tienen el modo de autoenfoque, muy importante si queremos hacer muchas fotos con mucha rapidez dejando que la cámara tome la medida y enfoque por sí sola. A la hora de comprar un objetivo para tu réflex asegúrate de que éste tenga un modo de autoenfoque.

Si has aguantado la lectura hasta este punto entonces enhorabuena, ahora ya deberías poder escoger un objetivo por ti mismo y saber elegir uno que sea adecuado a tus necesidades así como a tus posibilidades económicas. Puedes encontrar una extensa oferta de objetivos para cámaras réflex en las tiendas online de Fnac y PC City.

GUÍA COMPLETA II, Objetivos, 4 engaños de la fotografía

Los 3 mejores objetivos, imprescindibles para todo fotógrafo
No voy a citar marcas, sino simplemente tipos de objetivos. Tampoco me voy a referir a extras que puedan tener (por ejemplo estabilizador, etc.) sino al objetivo en sí.

Objetivo 18-55mm, el amigo de siempre

Imprescindible, y es el que la mayoría tendréis seguramente. La mayoría de las cámaras réflex traen uno de serie. Lo pongo el primero porque es el que más utilizamos: su distancia focal permite abarcar todo tipo de paisajes y monumentos, siempre con un zoom decente de hasta 50 ó 55mm, lo que no está mal. Aquí lo más importante es que tenga una buena apertura máxima (un f/2.8 no estaría mal) lo que le permite a uno jugar con la profundidad de campo a sus anchas.

Teleobjetivo 55-200mm, el espía

Y es “el espía” porque donde el 18-55mm se queda corto, el 55-200mm cubre sin problema sujetos lejanos o no muy cercanos. Es el objetivo ideal para hacer fotografías casuales a personas desconocidas por la calle (candid photography).
Aquí también es importante hacerse con uno que tenga una buena apertura máxima, aunque con un f/4 ya sería suficiente. Lo digo porque la velocidad de disparo se ve muchas veces afectada por la cantidad de luz que el diafragma deja entrar. A mayor apertura (f/3 ó f/4) mayor luz entra, y más rápido es el disparo

Objetivo Macro

Si alguna vez habéis intentado enfocar a distancias muy cortas con un objetivo 18-55mm normal, os habréis dado de cuenta de que hasta ahí no llegaba. Para eso tenemos los objetivos macro, que se caracterizan básicamente por la capacidad de enfocar a distancias muy cortas. Su distancia focal suele ser normalmente de 50 hasta 200 milímetros, y éste es el objetivo ideal para fotografíar flores, insectos, o detalles minúsculos de cualquier objeto.

Como veis, en mi Top-3 no he incluido objetivos ojo de pez (que me encantan), ni teleobjetivos de 300 ó 400mm, sino estos tres que vengo de describir, ya que para mí son los más imprescindibles y los que cubren mayor rango de posibilidades fotográficas.

Por último unos consejillos para diferenciar la calidad de los objetivos:

-Comprueba la marca. Como en todo, las buenas marcas de ópticas son garantía de calidad, casi siempre.
-La montura, mejor si es metálica, son mas resistentes y presentarán menos holguras con el tiempo.
-Un mayor peso suele indicar mejores materiales en su construcción y mayor número de lentes.
-Mira que contenga lentes asféricas y de baja dispersión, evitará aberraciones en las imágenes.
-Elige objetivos con gran nitidez y contraste, se reflejará en la calidad de las imágenes.

Cuatro grandes engaños de la fotografía

Objetivo

Muchos me preguntan a la hora de querer comprarse una cámara de fotos qué funciones o características deberían tener en cuenta a la hora de comparar la cámara. La gente se pierde con la terminología complicada de las cámaras y lo que buscan es una cámara que les ayude a conseguir buenas fotos y que esté bien de precio.

Sin embargo, en las cámaras existen algunas características/funciones que en mi opinión NO SIRVEN DE NADA y lo único que consiguen es que paguemos UN PRECIO MÁS CARO cuando en realidad esas funciones son inútiles.
¿Quieres averiguar qué son?

4 grandes engaños de los fabricantes de cámaras digitales:

El engaño de los megapíxeles

Muchos megapíxeles no significan necesariamente mejor calidad. Los megapíxeles sirven para que la foto conserve una buena calidad aunque sea impresa en un formato grande. Por ello, es verdad que cuanto mayor sea el tamaño en el que vayamos a imprimir la foto, mayor número de megapíxeles tendremos que tener. Pero a decir verdad, la mayoría de las cámaras digitales hoy en día tienen un número de megapíxeles más que decente para el uso y la impresión que una persona particular pudiera hacer de ello. Por ejemplo 8 megapíxeles son más que suficientes, 10 megapíxeles cumplen con la función de sobra. ¿Para qué voy a querer una cámara de 18 megapíxeles? ¿A caso vamos a imprimir la foto en un poster gigante que colgaremos en enormes paneles publicitarios? Si fuera ése el caso, sí, conviene tener muchos megapíxeles, pero como no es el caso seguramente 8 megapíxeles, 10 ó 12 sean más que suficientes.

Lo de los megapíxeles por lo tanto no es más que una bobada que los fabricantes utilizan para hacernos pagar más. Siempre que tengáis entre manos una cámara de 8 megapíxeles, os serán suficientes. Nunca paguéis un precio más caro sólo por tener mayor número de píxeles.

Los megapíxeles “interpolados”

Éste es otro engaño de los fabricantes de las cámaras fotográficas. En esta ocasión el engaño es peor. Se trata de los megapíxeles interpolados, quiere decir que la cámara tenga unos megapíxeles “reales”, por ejemplo 10MP, pero además de eso que la cámara sea capaz de “forzar” los megapíxeles para que parezcan más. Esto es otra tontería porque lo que realmente interesa con respecto a los megapíxeles es cuántos megapíxeles “REALES” tenemos, y como hemos visto en el punto anterior incluso esto no es tan relevante a partir de un momento dado, pero megapíxeles forzados o “interpolados” eso sí que NO SIRVE ABSOLUTAMENTE DE NADA, porque ahí la cámara lo único que hace es agrandar la foto “imaginándose” más megapíxeles y por lo tanto se pierde la calidad.

El zoom digital

En fotografía, el único zoom que importa es el óptico, o sea el zoom de verdad. A parte del zoom óptico, existe lo que se llama zoom digital, que NO SIRVE DE NADA. A lo sumo el zoom digital lo único que hace es agrandar la imagen, haciendo que ésta pierda nitidez y calidad. Para eso es mejor hacer la foto y posteriormente agrandarla en el ordenador por ejemplo.
Los que vayáis a comprar una cámara digital réflex no tendréis este problema nunca porque en las cámaras réflex el único zoom que hay es el del objetivo y éste es totalmente óptico.

Sensibilidad ISO

En principio la sensibilidad ISO de una cámara ayuda a captar fotos en condiciones de poca luz (por ejemplo un atardecer, o una esquina con muy poca luz). En este tipo de casos se recomienda subir el valor ISO de la cámara y normalmente veríamos, como por arte de magia, cómo la foto sale más iluminada.

Cuando tenemos suficiente luz, normalmente dejamos el ISO en un valor bajo (como 100 por ejemplo) o automático. Cuando vemos que hay menos luz, lo subimos a un valor ligeramente superior, por ejemplo 200.. Si las condiciones son muy oscuras, tal vez lo tengamos que subir un poco más, 400 por ejemplo.

El problema surge debido a que, cuanto más subamos el valor ISO, más ruido sale en la foto. Esto es así. Ninguna cámara ha conseguido hoy en día ofrecer altos valores ISO sin que éstos estén acompañados de un ruido que estropea totalmente la foto.
Por lo tanto, pasa como con los megapíxeles: necesitamos tener un mínimo de ISO en la cámara, pero no es imprescindible llegar a cifras muy altas de ISO, básicamente porque no las usaremos nunca, ya que el usarlas hará que nuestra foto salga llena de ruido.
Por otro lado, por algo tenemos flash en la cámara. Éste se encargará siempre de iluminar nuestros encuadres y hacer que no necesitemos recurrir al ISO prácticamente nunca.

Anuncios

5 comentarios - GUÍA COMPLETA II, Objetivos, 4 engaños de la fotografía

@Flechagorda +1
Muy bueno, espero la 3era parte
@TrigTuday
una pregunta 70-300 APO DG Macro tiene VR? :/