El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La historia de BOCA JUNIORS

Bienvenidos a mi post,ACA LES VOY A EXPLICAR LA VIDA DE BOCA
Santiago Sana, Alfredo Scarpatti, Esteban Baglietto y los hermanos Juan y Teodoro Farenga, cinco jóvenes que integraban un equipo de amigos del barrio de inmigrantes italianos de La Boca llamado Independencia Sud, decidieron constituir algo mucho más formal que eso. El sábado 1° de abril de 1905 se reunieron en la Plaza Solís para darle forma al proyecto, y al día siguiente lo hicieron en la casa de Baglietto. Las discusiones sobre el color de la camiseta fueron subiendo de tono y la madre del anfitrión, quien estaba tomando el té con otros matrimonios amigos, les solicitó amablemente que se retiraran del lugar. Los muchachos volvieron a la plaza ubicada en las calles Olavarría, Suárez, Gaboto y Ministro Brin para seguir deliberando. Descartados los nombres de Hijos de Italia y Estrellas de La Boca, Santiago Pedro Sana tuvo el honor de denominar al nuevo club que estaba naciendo como Boca, y le agregó el Juniors con ese toque inglés típico de la época. Pero fue el lunes 3 de abril de 1905 cuando se designó la primera comisión directiva en la casa de los Farenga. Nacía una historia de pasión popular pocas veces vista que perdura y perdurará eternamente en los corazones de una legión de simpatizantes que ya están diseminados por todos los rincones del mundo.

El primer presidente de Boca, elegido ese mismo día, fue Esteban Miguel Baglietto. La Secretaría tomó domicilio transitorio en Pinzón 267 (la casa de los Farenga) pero pocos meses después se trasladó a Suárez 531, y el primer campo de juego fue el mismo que utilizaba Independencia Sud, en Pedro de Mendoza y Colorado (hoy Benito Pérez Galdós). La primera camiseta fue de color rosa pero las cargadas de los otros equipos del barrio hicieron que rápidamente se la cambiara por una blanca con rayas azules verticales que no tuvo gran consenso. Fue así que en 1907 y ya con muchos adeptos y socios del club, Juan Brichetto, que trabajaba en el puente dos de La Boca, vio los colores de la bandera de un barco sueco que entraba al puerto de Buenos Aires (el Drottning Sophia). Así fue como se le ocurrió adoptar el azul y el oro para siempre. Al principio, la camiseta era de fondo azul y el amarillo en una franja diagonal, pero en 1913 se modificó para cruzar el pecho de modo horizontal.

Ya había club, cancha, presidente, camiseta y sede pero había que empezar a jugar. El 21 de abril de 1905, Boca disputó su primer partido de la historia. El rival fue Mariano Moreno, al que goleó por 4 a 0, y el equipo formó con Esteban Baglietto; José Farenga y Santiago Sana; Vicente Oñate, Guillermo Tyler y Luis De Harenne; Alfredo Scarpatti, Pedro Moltedo, Amadeo Gelsi, Alberto Talent y Juan Farenga, quien tuvo el honor de haber convertido el primer gol del club. Sin embargo, recién en 1908 se inscribió en la Liga Oficial (en Segunda División) de la Argentine Football Association, y el 3 de mayo jugó oficialmente por vez primera ante Belgrano, a quien derrotó por 3 a 1. El primer gol lo marcó Rafael Pratt. El debut internacional había sido el 8 de diciembre de 1907 contra Universal de Montevideo, en Buenos Aires, y la primera salida del país fue para jugar la revancha, en la capital uruguaya, el 4 de octubre del año siguiente.

El club fue creciendo a pasos agigantados y la cancha quedó chica. Comenzaba un peregrinar de campos de juego hasta que se decidió alquilar un terreno detrás de las carboneras Wilson, en Wilde. Pero esto no hizo más que alejar a los hinchas y 1200 socios dejaron de pagar. Recién en 1916 Boca volvió al barrio de origen. Anteriormente, en 1913 logró el Ascenso a Primera División, lugar del cual no salió nunca más. Los resultados deportivos comenzaron a darse de manera exitosa y en 1919 se consagró campeón por primera vez. Los títulos se repitieron en 1920, 1923, 1924, 1926 y 1930, pero en 1925 se le otorgó el de Campeón de Honor luego de aquella histórica Gira por Europa. El 4 de febrero de ese año el plantel compuesto por 17 jugadores se embarcó en el Vapor de la Carrera rumbo a Montevideo en donde el transatlántico Formosa los trasladó hasta el Viejo Continente, arribando 23 días después. Bastaron 19 partidos, la mayoría en España, con 15 triunfos para que fuera escrita la primera página de las tantas gloriosas que tiene el club.

En 1931 comenzó la era profesional y Boca ganó el primer campeonato disputado. Luego obtendría el primer bicampeonato de nuestro fútbol al ganar los títulos de 1934 y 1935. En la década del cuarenta conquistó los títulos de 1940, 1943 y 1944, estos últimos dos con un equipo plagado de estrellas como Ernesto Lazzatti, Mario Boyé o Natalio Pescia, entre otros. Además, el 25 de mayo de 1940 se inauguró la Bombonera. Sin embargo, en 1949 Boca se salvó milagrosamente del descenso, cuando en la última fecha consiguió igualar los puntos de Lanús, con quien tuvo que jugar un partido de desempate. El 5 a 1 final lo mantuvo en la categoría.



Los 50’ no fueron muy buenos y solamente se logró el campeonato de 1954 con "Pepino" Borello como mayor exponente futbolístico. Pero la década del sesenta se vistió de azul y oro. El 9 de diciembre de 1962 fue una tarde mágica. Boca le ganaba 1 a 0 a River en nuestro estadio, cuando Antonio Roma le atajó el famoso penal a Delem y con ese marcador final logró superarlo en la tabla para, una semana más tarde, dar la vuelta olímpica. En 1963 disputó por primera vez la Copa Libertadores y llegó hasta la final, pero el Santos de Pelé pudo más y lo dejó en las puertas de la consagración. En 1964 ganó el torneo local y en 1965 repitió -otra vez ganándole a River en la anteúltima fecha cuando éste le llevaba un punto de ventaja-. En 1969 empató con el equipo de Núñez 2 a 2, con los recordados goles de Norberto Madurga y dio la vuelta olímpica en el Monumental. Ese año, además, se quedó con la Copa Argentina. El Nacional del 70’, ganado por Boca otra vez en el estadio de River al vencer a Rosario Central en la final, se podría incluir en esa década privilegiada.

El primer lustro de los setenta no fue nada auspicioso en cuanto a resultados, aunque sí lo fue por la aparición de jugadores surgidos de la cantera con un nivel futbolístico extraordinario. Osvaldo Potente, Marcelo Trobbiani, Alberto Tarantini y Enzo Ferrero, entre tantos otros, fueron descubiertos por el ojo avizor del "Nano" Gandulla. Pero lo mejor estaba por llegar. Con el arribo de Juan Carlos Lorenzo se inició un ciclo brillante e inolvidable. El bicampeonato del 1976 fue el prólogo de los primeros títulos internacionales del club, cuando en 1977 y 1978 se consiguió la Copa Libertadores. El broche de oro fue la Intercontinental ganada en Alemania el 1° de agosto de ese año.

A pesar de la llegada de Diego Armando Maradona, quien colaboró para obtener el Metropolitano del 81’, la década de los ochenta fue bastante pobre, no sólo a nivel deportivo sino en cuanto a lo institucional. En 1984, el club fue intervenido y el estadio clausurado. Antonio Alegre y Carlos Heller fueron designados presidente y vice por el interventor Federico Polak, en enero del 1986, y salvaron a Boca de la quiebra económica. En 1989 se despidió la década ganando la Supercopa.

A comienzos de los 90’ se logró la Recopa, la Copa Master –en 1992-, el Apertura de ese mismo año y la Copa Nicolás Leoz en el 1993, pero hubo que esperar hasta 1998 para que Boca ingresara en una etapa gloriosa que perdura hasta el presente. Carlos Bianchi, quien fue contratado por Mauricio Macri, el presidente de ese entonces, comenzó una nueva era de títulos. Dieciocho en diez años -11 internacionales y 7 locales- hablan a las claras de un Boca ganador.

Pedro Pompilio, el último Presidente electo, colaboró desinteresadamente con la continuidad de esta época brillante. Desgraciadamente, el 30 de octubre de 2008 su corazón Xeneize dijo basta y fue el único Presidente en ejercicio que falleció. Jorge Ameal, su compañero de fórmula, y también electo, continúa la obra.

Muchas páginas en blanco de la historia de Boca esperan seguir siendo escritas. Se conquistarán más campeonatos pero también se sumarán algunas decepciones, habrán alegrías y tristezas, se sumarán jugadores que pasarán a formar el Olimpo de los ídolos xeneizes y otros que pasarán sin ser tan recordados. Pero la marca indeleble de la pasión y del amor incondicional de sus hinchas y de los que vendrán, marcarán a fuego esta historia que nunca se detendrá. La misma que Esteban Baglietto, Alfredo Scarpatti, los hermanos Farenga y Santiago Sana soñaron en aquellos lejanos días de abril de 1905 en un humilde banco de la Plaza Solís.


El escudo, como la bandera y la camiseta, son los símbolos más importantes de nuestro club. Son la identidad y el nombre propio de una historia que ya lleva más de cien años flameando sus colores por todos los rincones del planeta.

A lo largo de toda la historia, el Club Atlético Boca Juniors tuvo cinco diseños de escudos diferentes. El primero se instauró en 1922 y se utilizó hasta 1955. Era de fondo blanco con las iniciales CABJ en amarillo y azul, y una franja también amarilla en forma horizontal.

Luego, con motivo de la celebración del 50º aniversario, pasó a ser azul marino con la franja amarilla en el medio y las iniciales en color negro. Se agregaron en ambos costados una hebra de laureles.

En la década del sesenta desaparecieron los laureles, se agregó un contorno negro y se modificó la sigla CABJ por la palabra Boca Juniors.

En 1970 se regresó al modelo del ’55 (pero sin los laureles): se mantuvo el contorno de color, retornaron las cuatro iniciales y aparecieron las estrellas, en representación de los 20 títulos obtenidos hasta ese momento. Las estrellas debieron haberse incluido en 1932 cuando Boca, en la Reunión de Comisión Directiva del 18 de octubre de ese año, decidió “la inclusión en la Bandera y el Escudo, en carácter oficial y de forma permanente, sobre la franja central, una estrella por cada campeonato obtenido por la institución y por acontecimientos deportivos que por su significación puedan equipararse”.

Además, el estatuto del Club indica que debe aprobarse por la Asamblea de Representantes la inclusión de cada nueva estrella para ser incorporada al escudo.

En el segundo semestre de 1996 se produjo la última modificación, que estuvo a cargo del estudio de diseño Shakespear.Se suprimió la franja amarilla y la sigla CABJ se estableció en tipografía College, que se adaptó como institucional del club.

Primer Escudo:
Los siete títulos del Amateurismo: 1919 | 1920 | 1923 | 1924 | Copa de Honor 1925 | 1926 | 1930. En el Profesionalismo: 1931 | 1934 | 1935 | 1940 | 1943 | 1944 | 1954.

Segundo Escudo:
Ningún Título

Tercer Escudo:
1962 | 1964 | 1965 | Nacional 1969 | Copa Argentina 1969 | Nacional 1970.

Cuarto Escudo:
Metropolitano 1976 | Nacional 1976 | Libertadores 1977 | Libertadores 1978 | Intercontinental 1978 | Metropolitano 1981 | Supercopa 1989 | Recopa 1990 | Clausura 1991 | Copa Master 1992 | Apertura 1992 | Copa Nicolás Leoz 1993.

Quinto Escudo:
Apertura 1998 | Clausura 1999 | Libertadores 2000 | Apertura 2000 | Intercontinental 2000 | Libertadores 2001 | Libertadores 2003 | Apertura 2003 | Intercontinental 2003 | Sudamericana 2004 | Recopa 2005 | Sudamericana 2005 | Apertura 2005 | Clausura 2006 | Recopa 2006 | Libertadores 2007 | Recopa 2008 | Apertura 2008. Este fue el Escudo con mayor cantidad de Estrellas.

Esta es la historia del escudo de nuestro club. Una historia que podrá modificarse con el paso del tiempo, pero lo que siempre quedará incólume en el corazón Xeneize es su significado. Es nuestro estandarte, viva insignia de una gloriosa historia sin final.




Remeras a lo largo de la historia xeneize.




La camiseta de Boca es más que una simple indumentaria deportiva. Es el tesoro de cada hincha que pide a sus jugadores que la transpiren hasta la última gota de sudor. Es el manto sagrado, ese por el cual se han creado cientos de canciones venerándola. Es el símbolo que une a todos los Xeneizes diseminados por el mundo. Es la sangre, el alma y el corazón de una hinchada que la ama incondicionalmente. Esa que lucieron tantos ídolos durante más de un siglo con fervor y pasión, esa es la Camiseta de Boca.

La camiseta de Boca ha sufrido una incesante modificación en sus modelos a lo largo de la historia. Sus colores, en cambio, sólo variaron en los dos primeros años de vida pero, a partir de 1907, el azul y oro quedó impregnado en la piel de los Xeneizes hasta estos días.

Cuenta la historia que en abril de 1905, apenas fundado el club, la primera camiseta fue de color rosa pero las cargadas de los rivales fueron tales que tuvieron que sacarla de circulación rápidamente. Los hermanos Farenga, dos de los cinco iniciadores de esta pasión, le encargaron a su hermana Manuela que confeccionara, entonces, un nuevo modelo. Cosida a mano, fue de color blanco con tres anchos bastones verticales negros. Pero como tampoco tuvo demasiado consenso entre los integrantes del club, duró bastante poco. Antes de finalizar el año, Boca tenía una nueva casaca, esta vez de color celeste en su totalidad. Sin embargo, al año siguiente jugaron un partido contra Nottingham de Almagro, que utilizaba una tan similar que en ese encuentro se puso en juego la continuidad de la camiseta. Boca perdió y volvió a lucir los colores blanco y negro, pero esta vez las franjas verticales eran múltiples y finitas con una pechera a rayas horizontales, y con la novedad del cuello y los botones.

En 1907 se tomó la decisión de volver a elegir nuevos colores pero lejos estuvieron en ponerse de acuerdo. Entonces, Juan Brichetto tuvo la idea de ir al Puerto y esperar que pasara el primer barco para tomar los colores de la bandera de navegación del mismo. Todos aceptaron y se dirigieron al Puente dos. El primer buque que apareció fue el Drottning Sophia, y los suecos colores azul y amarillo terminaron en el corazón de los Xeneizes.

La primera camiseta con los actuales colores no fue como la que se conoce habitualmente y que marcó tantos años de gloria. Era de fondo azul y con una banda dorada en diagonal, de derecha a izquierda. Recién en 1913, cuando Boca jugó en Primera División, utilizó la camiseta que lo viene acompañando hasta ahora aunque con diversas variaciones en las tonalidades, fundamentalmente en el azul, a lo largo del tiempo.

Desde 1922 y hasta 1935, usó un color celeste fuerte, casi azul, con la solapa acordonada y el amarillo tradicional. En 1936 vuelve al azul oscuro y con cuello cerrado hasta 1981. Siempre, por supuesto, con la franja oro en forma horizontal. En esos 45 años las únicas variaciones fueron en 1940, cuando usó la camisa abotonada y, en 1955, cuando lució el escudo de la AFA por haber sido campeón el año anterior.

A partir de 1981, los diseños de las camisetas fueron variando. En ese año, tuvo cuatro estrellas amarillas en el lado del corazón con las siglas del club en cada una de ellas. Además, por primera vez, colocó en las mangas dos rayas oro desde el hombro hasta el puño. En 1983 utiliza publicidad en el pecho por primera vez en la historia: Vinos Maravilla fue su primer sponsor.

Luego, año a año fue cambiando de marca. En el 1995, la camiseta agregó un nuevo color: el blanco. Eran dos líneas finitas horizontales que dividían el azul del amarillo. Ante la férrea oposición de los socios que adujeron que en el Estatuto del club figura que la camiseta "será azul con una franja horizontal de color oro", al año siguiente se la eliminó definitivamente. De allí en más, muchos diseños fueron surgiendo pero siempre manteniendo la cromática y la letra estatutaria.

Las medias y el pantalón también conocieron diferentes modelos a lo largo de la historia. Aquellas fueron todas azules, todas amarillas y combinadas, y estos nunca dejaron el azul pero el color oro fue mutando en tamaño y en sus apariciones. Un pantalón muy curioso fue el que usó a principios de los años setenta: adelante todo amarillo y detrás todo azul.

Pasarán más modelos y diferentes diseños pero la camiseta de Boca siempre quedará grabada a fuego en la piel de los Xeneizes, en la de los jugadores que la defienden domingo a domingo, y también en la de los hinchas que soñaron ser como aquellos y la llevan en el corazón.


TÍTULOS NACIONALES

Amateurismo
1919 | 1920 | 1923 | 1924 | 1925 | 1926 | 1930

Profesionalismo
1931 | 1934 | 1935 | 1940 | 1943 | 1944 | 1954 | 1962 | 1964 | 1965
1969 Copa Argentina | 1969 Nacional | 1970 Nacional | 1976 Metropolitano | 1976 Nacional |
1981 Metropolitano | 1991 Clausura | 1992 Apertura | 1998 Apertura | 1999 Clausura | 2000 Apertura | 2003 Apertura | 2005 Apertura | 2006 Clausura | 2008 Apertura

Boca se adjudicó el Clausura '91, pero perdió la final unificadora de la temporada ante Newell's Old Boys de Rosario.

TÍTULOS INTERNACIONALES

Copa Libertadores
1977 | 1978 | 2000 | 2001 | 2003 | 2007

Copa Intercontinental
1977 | 2000 | 2003

Supercopa
1989

Copa Sudamericana
2004 | 2005

Recopa Sudamericana
1990 | 2005 | 2006 | 2008

Copa Master
1992

Copa Nicolás Leoz
1993

OTROS TÍTULOS OBTENIDOS POR EL CLUB

Copa Competencia 1919 | Tie Cup 1919 | Campeonato Argentino 1919 | Copa de Honor 1920 | Campeonato Argentino 1923 | Campeonato Argentino 1924 | Copa Competencia 1925 | Torneo Estímulo 1926 | Campeonato Argentino – Copa Ibarguren 1940 | Campeonato Argentino – Copa Ibarguren 1944 | Competencia Copa George VI 1946 | Confraternidad Copa Escobar-Gerona 1946

Esta es la larga lista de trofeos que se exhiben en las vitrinas del club más ganador de la Argentina. Allá arriba, brillan sonrientes las cincuenta estrellas del firmamento Xeneize. Cincuenta estrellas, una por campeonato. Cincuenta estrellas... Por ahora.

Corría el año 1924 cuando Boca, luego de haber jugado como local en diferentes campos de juego cuyos terrenos alquilaba, se estableció definitivamente en el predio que posee en la actualidad ubicado entre las calles Brandsen, Del Crucero (ahora Del Valle Iberlucea), Aristóbulo del Valle y las vías del tren. El estadio era típico de la época, de estilo inglés. Es decir, mucha madera, columnas altas y finas, y techado en el Sector de Honor. En 1931 se decidió comprar los 21.471 metros cuadrados de dicho terreno a 2.200.000 pesos de aquellos tiempos. Sin embargo, pocos años después, el presidente del Club Camilo Cichero creó una Comisión Pro Estadio y le asignó al Ingeniero José Luis Delpini la dirección de la obra para tener, por primera vez, una cancha de cemento con capacidad para 100.000 personas. El 18 de febrero de 1938 se colocó la piedra fundamental, que en la actualidad se encuentra en exhibición en el Museo de la Pasión Xeneize, y el 30 de agosto de ese mismo año empezó la construcción del nuevo estadio.

El sábado 25 de mayo de 1940, Buenos Aires amaneció a pleno sol. Esa tarde, Boca iba a recibir a San Lorenzo en un partido amistoso que serviría para presentar la nueva casa Xeneize: La Bombonera. Dos bandejas en la platea y en la tribuna que da al Riachuelo, y una en la que da a lo que hoy es la Casa Amarilla, más el piso en donde se encontraban los palcos, le dieron forma al templo del barrio de La Boca. El sueño de la casa propia con estructura de cemento pasaba a ser una realidad. Tras una emotiva ceremonia, Boca derrotó por dos a cero a su invitado y Ricardo Alarcón, a los 12 minutos del primer tiempo, quedó en la historia por haber convertido el primer gol en nuestro estadio. Y fue él, también, quien el 2 de junio señaló la primera conquista oficial cuando los xeneizes se impusieron a Newell's con el mismo marcador.
Las obras continuaron y el 16 de noviembre de 1941 se inauguró la segunda bandeja en la tribuna que hoy lleva el nombre de Natalio Pescia (en homenaje al gran jugador de las décadas del cuarenta y cincuenta), y entre 1951 y 1953 se construyó todo el tercer piso del estadio y se instaló el sistema de iluminación artificial. La capacidad total llegaba a los sesenta mil espectadores, bastante menos de los cien mil proyectados originalmente, pero con mucho lugar para la irrefrenable pasión del fiel seguidor boquense.

Hubo que esperar cuarenta y tres años para una nueva modificación. El 5 de mayo de 1996, y bajo la presidencia del Ingeniero Mauricio Macri, se cerró el paso de una tribuna social a la otra (en el anillo inferior) para darle lugar a un nuevo sector con asientos a lo largo del campo de juego, y se inauguraron las plateas preferenciales en donde antes estaban los viejos palcos amarillos. Además, comenzó la construcción de los Palcos Vip, que en la semana previa se habían subastado. Dos de ellos fueron comprados por Carlos Bilardo y por Diego Maradona, entrenador y capitán respectivamente, del primer equipo de fútbol profesional en aquel entonces. Los mismos fueron inaugurados el 1° de agosto de ese año en un amistoso contra la Universidad Católica de Chile. También, se convocó a los artistas plásticos Pérez Célis y Romulo Macció para la realización de varios murales que quedaron inmortalizados en la fachada externa que da sobre esos Palcos. Para la conmemoración del Xentenario, al mejor estilo Hollywood, las 100 mayores glorias xeneizes dejaron la marca de sus pies sobre la vereda de la calle Brandsen.

La Bombonera, apodo curioso. ¿Por qué La Bombonera? La leyenda cuenta que al arquitecto que diseñó el estadio, el yugoslavo Victorio Sulsic, le regalaron una caja de bombones y cuando la abrió se sorprendió al ver la similitud con lo que él estaba diseñando. De todos modos, la primera vez que el estadio tuvo un nombre oficial, fue el 20 de abril de 1986 cuando recibió el de Camilo Cichero, en la tarde en la que Boca derrotó por cuatro a dos a Talleres de Córdoba. El 27 de diciembre de 2000, un mes después de haberse consagrado campeón del mundo en Japón, la Comisión Directiva le cambió el nombre y lo rebautizó con el de Alberto J. Armando, exactamente 13 años después del fallecimiento del recordado presidente que dirigió la Institución en las décadas del sesenta y setenta.

Han pasado muchos años y muchos jugadores por el césped de La Bombonera. Por sus tribunas se sucedieron no menos de tres generaciones de feligreses boquenses. Una mística ganada en muy buena ley, tanto que los turistas que vienen a Buenos Aires no se van sin antes conocer nuestro estadio. La Bombonera no tiembla, late. Late al compás de los corazones azul y oro que todos los domingos sufren, ríen y lloran por esa pasión inigualable.

La historia del Jugador Número 12 comenzó a escribirse en el año 1925.
En ese año Boca viajaba para realizar la primera gira de su historia y del fútbol argentino. Pero sucedió algo raro, viajaban los jugadores, cuerpo técnico y un hincha. A este se lo trató como uno mas del grupo de jugadores, por eso se lo denominó Jugador Número Doce.
En el año 1969, cuando Boca logró los títulos de la Copa Argentina y el Nacional, se formó una barra, la cual se llamó "La Barra de Cocusa", en esta banda se destacaron como capos el "Negro Bombon", "Jorge Corea" y por supuesto Cocusa.
Ya en los ' 70, mas precisamente en 1973, aparece Quique, a quien apodaban como "El Carnicero". Este tenía como mano derecha al Alemán y al "Viejo" Carrascosa. Quique fue el capo de la Barra durante casi toda la década.
En 1979 empezaron los problemas internos en la 12 que duraron hasta los ' 80.
Quique se quedó sin apoyo y en el ' 81 José Barrita comenzó su reinado en la Barra de Boca. Luego de esto Quique en la doce no siguió más y se dedicó a la glorieta siempre lejos de la barra.
En 1988-1989 "el Cuervo", y gente del Barrio de La Boca se le plantan a la 12 del Abuelo (así se lo llamó a José por su color de pelo blanco) porque decían que se llevaba la plata de los viajes y que acostaba a los pibes.
En 1990 los barrios de Lugano, Lomas, Caballito, Ballester y otros más apoyaron al Abuelo. Pero nuevamente se intentó tirarlo a bajo.
Fue en 1991, "El Chueco" quiso apoyar a Eloy pero el Abuelo decidió no hacerlo, en ese momento se terminó la amistad con el "Chueco". Por eso en un partido contra Rosario Central hubo combate entre los pibes del Chueco y los que apoyaban al Abuelo (Lugano, Caballito, Lomas). Luego en un Club de Barrio la gente del Chueco junto con el Cuervo y algunos pibes que habían sido echados en 1988, decidieron atacar al Abuelo dándole 10 puñaladas. José se recuperó rápido y volvió al fierro de la 12 en pocos días.
En el año 1994, luego de una emboscada a unos hinchas de River, en donde murieron dos, fueron encarcelados varios barras de Boca entre ellos el Abuelo y otros quedaron prófugos. José quedó preso por asociación ilícita y alguien tenía que manejar a la 12, no podía quedar sin jefe.
En 1995, hubo una reunión entre pibes de Lugano, Lomas y La Boca en donde se decidió que Rafael Di Zeo era el mas capacitado para conducir a la barra. Rafa iba a la cancha desde los comienzos del Reinado del Abuelo y por ser uno de los más capos fue el elegido.
En 1999, Boca jugó un partido amistoso con Chacarita Juniors y hubo un fuerte enfrentamiento entre algunos hinchas del funebrero y algunos capos de La 12. Los de Chacarita cantaban que la 12 no existía más y de pronto aparecieron Miguel Cedrón, Rafa y Fernando Di zeo y otros más del barrio y le dieron una paliza terrible. Luego de este enfrentamiento fueron condenados algunos barras a seis meses de cárcel y seis más sin concurrir a la cancha.
En el 2003 la doce demostró ser defensora de todo hincha de Boca. Los hinchas de Chaca tiraban proyectiles a la bandeja inferior. La 12 cruzó todo el estadio para enfrentarse con los funebreros y defender a los hinchas de Boca. Hubo muchos heridos pero ninguna detención. Luego de este incidente, hubieron varios capos de la Barra que no pudieron ir por el resto del Apertura 2003.
Pero en 2004 La 12 volvió a estar unida como siempre. La doce de Rafa va a todas partes, juegue donde juegue Boca las banderas de palo y las clásicas "La 12 vive" y "Jugador Nro. 12 PTE" siempre están.
Ante la entrega de Rafael Di Zeo –quien deberá cumplir una pena de cuatro años y tres meses en prisión- son varios los nombres que se anotan para sucederlo en el liderazgo de la barra brava de Boca. Prófugo, y acorralado por la Justicia, tomó la posta Alejandro Javier Falcigno, la mano derecha y compañero incondicional del mediático jefe de La 12. ¿Quién es este personaje?
En la hinchada se lo conoce simplemente como Ale. En el pasado su seudónimo era Bebote, pero como así también se apoda a uno de los líderes de la barra de Independiente, decidieron rebautizarlo con su verdadero nombre.
Falcigno, junto a Roberto Tyson Ibáñez y el Melli Fernández, integra el grupo más fiel a Di Zeo. "Es como su sombra", define un allegado. Además, tiene otra condena en suspenso por robo y también está imputado por asociación ilícita en la causa que había llevado adelante en un principio el ex juez de instrucción Mariano Bergés.

Super Clásico

Para conformar también a aquellos burócratas del sentimiento, aquí están los números que confirman una tendencia que no tiene fin: mientras existan los viejos colores contrapuestos, habrá una celebrada paternidad sobre nuestro eterno rival.
De todas formas las estadísticas aquí expuestas no reemplazan lo que se siente cada vez que les ganamos un partido.
La totalidad de los súperclásicos registrados desde 1913 hasta la actualidad arroja los siguientes resultados:

Totales de partidos entre Bpca Jrs. y River Plate:

PARTIDOS JUGADOS: 326
PARTIDOS GANADOS: 120
PARTIDOS PERDIDOS: 106
EMPATES: 100

Etapa amateur (1913-1930)
Jugaron 13 partidos, de los cuales 5 fueron victorias de River (marcó 17 goles), 3 triunfos para Boca (con 17 goles) y 5 empates.

Etapa profesional (desde 1931)
Se enfrentaron 188 veces. Boca ganó 69 partidos, marcando 256 goles, River venció en 62 ocasiones con 242 tantos. Hubo 57 empates.

Partidos internacionales (desde 1966)
Hubo 24 enfrentamientos, con 10 victorias de Boca (28 goles), 6 de River (18 goles) y 8 empates.

Partidos Amistosos (desde 1913)
Hubo 102 enfrentamientos, con 38 victorias de Boca, 33 de River y 31 empates.




link: http://www.youtube.com/watch?v=NMr4hRbkAok





link: http://www.youtube.com/watch?v=0EKy8x0R1HU





link: http://www.youtube.com/watch?v=wVOVok8UdMs





link: http://www.youtube.com/watch?v=dCnzw3jfbcw







link: http://www.youtube.com/watch?v=D0kJjMJgGxA&feature=fvst





link: http://www.youtube.com/watch?v=R4cdcWswY8g&feature=fvst





link: http://www.youtube.com/watch?v=WwHGQYse9_k





link: http://www.youtube.com/watch?v=1tibt3ZjnFA





link: http://www.youtube.com/watch?v=ys4WK3SD-LQ










Boca Juniors, Boca Juniors,
¡Gran campeón del balompié,
que despierta en nuestro pecho entusiasmo, amor y fe!
Tu bandera azul y oro en Europa tremoló
como enseña vencedora donde quiera que luchó.

ESTRIBILLO
Boca es nuestro grito de amor.
Boca nunca teme luchar.
Boca es entusiasmo y valor.
Boca Juniors... a triunfar.

Con tu enseña vistoriosa que es de fuego y cielo azul,
en la cancha se entusiasma nuestra fuerte juventud...
Electrizan tus colores,
viejo Boca vencedor y en los campos de combate es glorioso tu pendón.

ESTRIBILLO
Boca es nuestro grito de amor.
Boca nunca teme luchar.
Boca es entusiasmo y valor.
Boca Juniors... a triunfar.
Espero que les haya gustado, gracias por el tiempo que le dedicaron al post, y pido que lo recomienden para que muchos xeneizes tengan la posibilidad de mirar este emotivo post, gracias y saludos taringueros! Vamos Boca Juniors!!!.
4 Nuevos refuerzos para el torneo que arranca en agosto:

FRANCO SOSA

DARIO CVITANICH

ROLANDO SCHIAVI

AGUSTÍN ORIÓN

El "xeneize" viajará a Londres en julio para participar en la Copa Emirates, torneo organizado por el Arsenal durante la pretemporada de los clubes europeos en el que este año jugarán también el París Saint-Germain y el New York Red Bulls.

El Boca Juniors se enfrentará al Arsenal el 30 de julio, sábado, y con el París Saint-Germain al día siguiente, según informó hoy la entidad de la Premier League en un comunicado.

Los equipos recibirán tres puntos por victoria y uno por empate. El concurso también premia el juego de ataque, con la adjudicación de un punto por cada gol que anotan. Además, los tiros en el blanco serán contados y se utilizará para decidir los ganadores del torneo si los equipos están igualados en puntos y diferencia de goles.

"Tres equipos internacionales de renombre acompañaran aL Arsenal en el torneo de pre-temporada en el Estadio Emirates. En el Torneo Emirates 2011 se podrá ver al Arsenal junto a los MLS side New York Red Bull (con el legendario Thierry Henry en su equipo), al club parisino Saint-Germain y al Club Atlético Boca Juniors, el club más exitoso de Argentina y Latinoamerica de todos los tiempos", indica el sitio oficial del conjunto inglés.

El director ejecutivo del Arsenal, Ivan Gazidis, aseguró hoy que los Red Bulls, el Boca Juniors y el Paris Saint-Germain son "tres clubes con grandes jugadores y un enorme futuro que, seguro, harán de la Copa Emirates 2011 un emocionante fin de semana futbolístico".

Anuncios

0 comentarios - La historia de BOCA JUNIORS