El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Máquinas virtuales: Su utilidad

Anuncios

QUE UTILIDAD PRACTICA PUEDE TENER UNA MAQUINA VIRTUAL.

En el tutorial Qué es y cómo usar una Maquina Virtual hemos visto qué es una Maquina virtual y cómo podemos configurarla y utilizarla. En este tutorial vamos a ver qué utilidad tiene el crear una maquina virtual y qué uso le podemos dar en la práctica.

Para empezar, he de confesar que yo no soy muy partidario de las maquinas virtuales, pero reconozco que tienen una gran utilidad en determinados casos, sobre todo si se utilizan con lógica y respondiendo a unas necesidades reales.

Con el tema de las compatibilidades de Windows Vista con programas antiguos ha surgido un tema relacionado con el asunto que nos ocupa. El tema es ¿qué hacemos cuando tenemos un determinado programa que tan sólo funciona bajo XP?

La respuesta que con más frecuencia se escucha es la de cambiar Windows Vista por Windows XP, pero esta respuesta muchas veces se basa más en un desconocimiento real de Windows Vista y sus posibilidades que en una cuestión meditada.

Una segunda opción es instalar ambos sistemas en diferentes particiones o discos, pero esta solución tiene un ''pequeño'' inconveniente, y es la falta de retroactividad en la instalación de sistemas operativos. Esto quiere decir que no suele haber mayores problemas si teniendo Windows XP instalamos en otra partición Windows Vista, pero sí que tenemos problemas si el caso es el contrario, es decir, si teniendo Windows Vista queremos instalar Windows XP en otra partición o en otro disco duro.

Pero no solo es este el problema, es que el problema se acentúa si lo que necesitamos instalar es un sistema operativo anterior incluso a Windows XP (por ejemplo, si nos encontramos en la necesidad de ejecutar programas diseñados en DOS puro, con comandos DOS, que ni tan siquiera en Windows XP es posible ejecutar.

Pues bien, la solución a este problema puede venir de la mano de las Unidades virtuales.

Como ya hemos podido ver en el tutorial Qué es y cómo usar una Maquina Virtual, podemos crear una maquina virtual que nos simule un tipo determinado de ordenador, pero no solo esto, sino que podemos simular un ordenador con un determinado sistema operativo, lo que para el caso que nos ocupa es de una gran utilidad.

Y llegados a este punto podemos preguntarnos ¿pero cuál es la ventaja que tengo al crear una Maquina virtual? ¿no es mejor simplemente instalar al sistema operativo que necesito en otra partición?

Bueno, vamos a ver esta cuestión detenidamente. Tanto en una solución como en la otra tenemos que definir una porción de disco y destinarla para la ejecución de un segundo sistema operativo, pero mientras que en una maquina virtual no es necesario crear una partición independiente, si vamos a instalar un segundo sistema operativo por el sistema digamos ''tradicional'' si que vamos a necesitar crear esta nueva partición. Y no nos engañemos, por mucho que algunos se lo tomen a la ligera, trabajar con las particiones del disco duro SIEMPRE supone un alto riesgo de pérdida de datos y una ralentización del sistema.

Pues bien, en el caso de crear una Maquina virtual es cierto que asignamos un determinado espacio del disco para esta unidad, pero no alteramos para nada la estructura del disco, por lo que los riesgos son mínimos.

Por otro lado, debemos recordar que lo que estamos realmente haciendo es ejecutando un programa que nos simula un ordenador, por lo que cualquier problema que nos surja en este entorno es un simple problema de software, fácil de solucionar y que además nos permite una libertad total de movimientos dentro de esta Maquina virtual.

Ya en el citado tutorial sobre qué es una Maquina virtual hemos visto como funciona, y hemos visto que tenemos que instalar el sistema operativo que queremos virtualizar. Esto en esencia significa que tenemos que tener la licencia del sistema operativo que vamos a instalar es esta Maquina virtual, así como de todos los programas que vamos a instalar en ella, pero esto no debe ser mayor problema, ya que de todos modos si vamos a instalar el sistema operativo en cuestión en otra partición también tenemos que tener su correspondiente licencia, y además se supone que si vamos a virtualizar una maquina es para ejecutar unos pocos programas que no nos funcionan con el sistema operativo que tenemos instalado. Y es aquí donde vuelvo a lo que dije en un principio: Las unidades virtuales son muy útiles si se utilizan para ejecutar aplicaciones concretas, y siempre dentro de unos límites. No es nada útil ni lógico tener una maquina virtual que nos ocupe la mayor parte de nuestro disco y en la que vamos a ejecutar la gran mayoría de nuestras aplicaciones.

Una ventaja aun mayor si cabe es cuando el programa en cuestión es realmente antiguo, tanto que trabaja bajo MS-DOS o, como máximo, Windows 98.

En este caso, y sobre todo con equipos de última generación, podemos tener problemas, ya que muy probablemente ni tan siquiera vamos a poder instalar correctamente nuestro sistema operativo.

Pues bien, para solucionar este problema podemos virtualizar un equipo de inferiores características en el que sí que se pueda ejecutar sin problemas tanto MS-DOS (puro) como Windows 95 o 98, y por lo tanto, el programa que necesitamos hacer correr.

Y no debemos perder de vista que no es posible instalar un sistema operativo de rango inferior (más antiguo o una versión inferior) en un ordenador con un sistema operativo de rango superior (más moderno o una versión superior), salvo que lo hagamos en una maquina virtual.

De lo interesante que es esta opción tenemos dos claros ejemplos:

Por un lado tenemos la JAVA Virtual Machine o Máquina virtual JAVA, que prácticamente todos tenemos instalada en nuestro ordenador para la ejecución de programas JAVA.

Por otro lado tenemos la apuesta que hace Microsoft en este sentido, sobre todo a nivel profesional. En la versión Enterprise de Windows Vista (la profesional, que está sólo a la venta para empresas a través de Microsoft), y precisamente para paliar los problemas de incompatibilidades con algún software que estas empresas pudieran tener, se ofreces dos licencias gratuitas de Virtual PC, en las que o bien se puede ejecutar otro sistema operativo o bien el mismo Windows Vista en un diferente idioma.

Hay que recordar que TODO lo que se haga en estas máquinas virtuales es a nivel de software, por lo que no existe riesgo para nuestro sistema operativo o equipo, ni tampoco la necesidad de reiniciar o cambiar de sesión para ejecutar un determinado programa que tenga que utilizar esta máquina virtual.

Anuncios

1 comentario - Máquinas virtuales: Su utilidad