El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Homosexualidad

Pido POR FAVOR leer todo. Ante preguntas e idioteces, antes que nada quiero aclarar que NO SOY HOMOSEXUAL. Sé que me habrá quedado muy largo. Es un tema importante para tratar y lo intentaré desarrollar desde mi punto de vista tal que les sea algo llevadero; quizá no entretenido, pero no creo que se aburran tanto.

Como algunos quizá saben me tocó ganar en 2009 y 2010 un concurso. El viaje era viajar a los lugares sobre los cuales habíamos hecho una investigación escrita histórica: en el primer caso me tocó ir a Minas Gerais (Brasil) y en el segundo ir a Jujuy (Argentina). Fueron experiencias únicas, que cambiaron mi vida. Conocí, además de paisajes y lugares hermosos, gente de diversos países de la región sudamericana que también habían ganado el mismo concurso, pero en sus países.

El primer año había un paraguayo con el casi no tuve trato que luego al llegar de nuevo a casa y vía face me enteré que era gay. Me sorprendió un poco, pero no tanto. No conocía gente directa que sea homosexual, él era el primero. Hace poco me enteré que un compañero de liceo (escuela), que tenía un año más que yo y que lo conocía sólo de vista, también era gay. Me chocó un poco más aún, pero tampoco tanto, pues nunca había hablado mucho. Sin embargo, ayer me enteré que un argentino bastante amigo mío en el viaje y que nuestra relación continuó por face y con quien había compartido cuarto (eran armados por los organizadores), también era homosexual. Esto sí que me chocó muchísimo.

Lo sospeché recién ayer por un comentario que hizo que no recuerdo cuál fue. Luego, se lo pregunté discretamente. Me lo negó. Me preguntó, si lo fuera, qué diría yo, pero aclarando que no lo era. Le dije que nada, que me sería indiferente. Minutos más tarde, se mandó otro comentario similar. Le pregunté de nuevo. Mientras que él respondía, yo leía Historia. Vi la pantalla del chat y decía en el primer mensaje que no. En el segundo, sin que medie palabra mía, decía que sí, que lo admitía. Fue un enorme choque. Quedé pensando y meditando. Me preguntó si sería igualmente su amigo. Con él y otra chica estaba planeando para hacer en enero un viaje. Él iba a venir a Uruguay y yo lo iba a llevar a conocer. Teníamos todo armado. Llegó eso como una bomba.

Mi posición hasta ayer era un poco indecisa. En Uruguay no está permitido el casamiento homosexual, pero sí está permitido el concubinado homosexual con los mismos efectos que el matrimonio (en los bienes, en las adopciones...). Es decir, no está permitido por la sociedad, simplemente. Por ello, mi posición era un SÍ rotundo al matrimonio homosexual. Pero con los gays no tenía opinión fija. No sabía si aceptarlos o no, no sabía si estaba mal o no que los hubiera. Vale aclarar que soy Católico, pero tenía leve tendencia a aceptarlos, aunque es cierto que siempre me causó cierto rechazo imposible de contener.

Ayer cambié. Esa pregunta "¿Vas a seguir siendo mi amigo?", me mató. Yo había estado ocho, nueve meses sin darme cuenta que era homosexual. OCHO MESES. Tenía todos los signos a la vista: amaba face, posteaba todo el momento, era sensible... y claro, amaba el rugby, bah, no amaba el rugby sino a los rugbistas que poseen esos músculos prominentes jeje Volviendo a lo serio, me mató esa pregunta. Me hundió. Yo estaba aceptando a un tipo como "normal" (cabe preguntarse qué es eso, pero no iría acá sino los aburriría mucho más), cuando no era "normal", sino que era ese bicho raro que a la gente NO le gusta que es el homosexual. Al bicho lo tenía por normal, y yo no me daba cuenta que era bicho. ¿Me tenía que reprender, decir "qué idiota, cómo no te diste cuenta", y dejarlo apartado y no hablarle más? ¿O le tenía que decir que estuve 9 meses sin darme cuenta que no era "normal" y que, por lo tanto y mientras no lo manifestara frente a mí, para mí seguiría siendo "normal"?

Elegí la segunda opción. Le dije algo así como que mientras que no hable de nada de eso conmigo, él seguiría siendo mi amigo. Le hablé sobre mil cosas y me contó cosas espantosas. Decidí aceptar a los bichos raros, como normales.

Algunos se preguntarán por qué, siendo católico, acepto algo que la Iglesia no lo hace. Y esto es porque yo creo varias cosas desde la misma religión.

1) Dios nos quiere siendo felices y, si una persona es feliz siendo homosexual, que lo sea. Don Bosco, Sacerdote italiano genio durante la Revolución Industrial, le decía a sus alumnos que ser santo no era hacer todo lo que dicen las escrituras, sino ser feliz: "La Santidad consiste en ser feliz". Si alguien es feliz así, que lo sea. Tampoco creo que la homosexualidad sea una enfermedad, pues, los enfermos no suelen ser personas muy felices y, sin embargo, estos enfermos sí lo son! Así que dudo que sea una enfermedad.

2) Se dice que Dios creó a un hombre y a una mujer y por ello está diciendo que los hombres deben seguir siendo así, procreando de hombres a mujeres. En primer lugar, Jesús NUNCA dijo nada acerca de la homosexualidad hablando en sentido estricto. Por lo tanto, todo lo que se harán serán meras interpretaciones de sus enseñanzas. En segundo lugar, esos primeros hombres eran africanos, según la ciencia se ha pronunciado. ¿Será entonces que todos los blancos son enfermos? ¿Soy un enfermo porque no soy igual a las criaturas que Dios creó? Esos primeros hombres comieron del árbol de la sabiduría, pese a que Dios les dijo que no. ¿Entonces debemos contrariar todas las cosas que Dios nos haya dicho? ¿Debemos matar, mentir, robar?

3) Me parece injusto que se regule jurídicamente (pues todo lo que no está permitido, está prohibido) al matrimonio homosexual cuando es algo que, si me equivocara en los planteamientos de allí arriba, ni siquiera Dios lo prohibió. Es decir, Dios prohibió la mentira, prohibió que la infidelidad y, sin embargo, nada de eso está prohibido en el Derecho de mi país. ¿Qué es lo que sucede entonces? ¿Por qué antes de moverse por el matrimonio homosexual no se mueven por las anteriores cosas?

Desde mi punto de vista, la religión tampoco debería prohibir al matrimonio homosexual. Pero no es eso lo que más me preocupa: me preocupa que sea la gente misma la que lo rechace. Me preocupa que seamos nosotros los que lo prohibamos. ¿Qué nos pasa? Y no lo prohibimos diciendo todos que está mal, sino que lo prohibimos simplemente con el "Te la comés doblada" como si fuera algo malo, un insulto, u otros comentarios de similar índole. Y yo siempre los he hecho, y son cómicos para nosotros. Pero de haber un homosexual que lo escuche, lo estaríamos ofendiendo simplemente por tener otros gustos. ¿Por qué no me discriminan porque no me gusta la mayonesa? Tampoco me gusta la ketchup, ni me gustan las gordas, ni las muy mayores. Vamos, discrimínenme! A estas personas en vez de gustarle las mujeres para hacer el amor y para amar en su vida diaria como pareja, les gustan los hombres. Y fin de las diferencias. Son esas. ¿No lo podemos aceptar? ¿Somos tan cortos de mente que eso no nos va? Espero que a partir de ahora empiece en mi vida privada a hacer un cambio en el trato a los demás siendo un poco más tolerante. CUIDEMOS NUESTROS COMENTARIOS, NO SANCIONEMOS NI CENSUREMOS POR LO BAJO.

En fin, quería que supieran mi opinión sobre este tema tan controvertido y me gustaría saber la de ustedes y si este post sirvió para abrir un poco más las mentes suyas.

Muchas gracias por leer todo y disculpen la longitud de mi mensaje.

Saludos.

2 comentarios - Homosexualidad

DeathHawk55 +3
Bien por vos, por abrir los ojos y dejar de discriminar personas por el solo hecho de ser un poco diferentes...
Los comentarios se encuentran cerrados