El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

obtener un bonsai

Anuncios

OBTENER UN BONSÁI


(Primero les dejo este pequeño comentario)


EL BONSAI Y LA FILOSOFIA ZEN


obtener un bonsai


En cierta ocasión se quejaba su discípulo al maestro: "Siempre nos cuentas historias, pero nunca nos revelas su significado".

El Maestro le replicó: "¿Te gustaría que alguien te ofreciera fruta y la masticara antes de dártela? Nadie puede descubrir tu propio significado en tu lugar. Ni siquiera tu maestro". (Extraído del libro "El canto del pájaro" de Anthony de Mello).

Este cuento nos muestra la esencia del Zen. En esta filosofía nada se enseña, todo se sugiere.
El artista aprende una técnica a fuerza de repetición y cuando llega al "Satori" (iluminación) se desprende de la técnica, ya no es el artista dirigiendo conscientemente sus manos, sino por el contrario, se desprende de todo pensamiento y aparece la creación. El Zen asegura que la iluminación se manifiesta en las actividades diarias de la vida tradicional de Japón. Estas incluyen el arte de la pintura, el diseño de jardines, la ceremonia del té. Cada una de estas actividades es conocida como "Undo" esto es, una vía o camino hacia la iluminación.

El arte es expresión de espontaneidad, simplicidad, asimetría y vacío en toda su creación. Así es como el arte del Bonsái refleja los principios de esta filosofía Zen difundida al mundo occidental.


bonsai



OBTENCIÓN



SEMILLAS


¿Cómo iniciar nuestro trabajo?


Necesitamos preparar todos los elementos necesarios para empezar el cultivo de nuestro primer Bonsái.
Ante todo es conveniente fijar un lugar para poder trabajar tranquilamente, basta con un espacio cerca de una ventana o en cualquier otro lugar donde la planta reciba aire y luz.
En cuanto a los lugares de germinación y crecimiento de la planta, puede ser en pequeñas macetas o simplemente en latas pequeñas o recipientes de plástico duro. Los cajones de madera de poca profundidad también son útiles para la germinación de varias semillas al mismo tiempo.


¿Cómo conseguimos las semillas?


Una manera sencilla de conseguir semillas es comprarlas en cualquier negocio especializado, pero la manera más divertida y apasionante es conseguirlas tu mismo.
Seguramente, cerca de tu casa o de tu escuela tienes una gran cantidad de árboles de distintas especies, todo es cuestión de observar y detenerte a descubrir cuáles son las semillas de los árboles que tienes a la mano. De esta manera puedes escoger qué tipo de árbol te gustaría sembrar, ya sea un pirul, una jacarandá, un sauce, un fresno, un ahuehuete etc.
Si son semillas muy duras conviene ayudar a la germinación, una forma es introducirlas en una taza de agua hirviendo, cuando se enfríe la semilla ya se habrá ablandado lo suficiente. En otros casos conviene hacer una pequeña ranura en la semilla con una navaja muy delgada, cuidando de no dañar el embrión vegetal que se encuentra adentro, esto facilitará la salida de la radícula y con ello se acelerará el proceso germinativo.


Manos a la obra


Antes de sembrar se prepara la tierra (Puedes conseguirla ya preparada en viveros o tiendas especializadas). Se siembran las semillas en un recipiente de poca profundidad (de 5 a 8 cm.), haciendo agujeros con un palito y colocando una semilla en cada hoyo, según el tamaño de la semilla.
Debes cubrir el recipiente con un vidrio envuelto con papel para evitar que pasen los rayos del sol, y debes mantener la tierra siempre húmeda hasta que aparezcan las primeras plantitas. Lo más conveniente es que siembres varias semillas a la vez, pues es mejor trabajar con varias plantas al mismo tiempo.


Ya nació tu Bonsái



Cuando ya la planta ha dado sus primeras hojas y el tallo ha alcanzado la altura de unos 6 a 8 cm., es el momento en que debes practicar la primera poda de sus raíces.
Ahora lo que debes hacer es remover la planta de donde se encuentra, quitar con mucho cuidado el exceso de tierra hasta dejar libres las raíces, sin dejar que se sequen, para lo cual puedes mojarlas las veces que sea necesario. Entonces se procede a cortar con unas tijeras bien afiladas la raíz principal y las pequeñas raicitas o pelos absorbentes. Esto dará como resultado el detenimiento del crecimiento de las raíces, lo que ocasiona que la planta crezca hacia los costados, y que la raíz se desarrolle proporcionalmente al tamaño final del arbolito.
Ahora se debe colocar en una maceta un poco más grande, por lo menos debe tener la misma profundidad que la altura del arbolito. La maceta debe tener un buen drenaje o sea que debe tener por lo menos dos agujeros que permitan el paso del agua pero que no dejen escapar la tierra.
Cuando el árbol haya llegado la altura que tú deseas para el Bonsái final debes cortar la yema terminal del tallo, de este modo el tallo no crecerá más en cuanto a altura y permitirá que se desarrollen las ramas laterales. Debes ir pensando qué forma le vas a dar, para lo cual se deben orientar las ramas con alambres retorcidos.
Cuando el arbolito ya haya cumplido un año de vida debes hacerle una segunda poda de sus raíces, siguiendo las instrucciones de la primera.


¿Cuánto tiempo debes esperar?


Alrededor de dos años es el tiempo que debe tomar tu Bonsái para poderlo apreciar ya maduro y enteramente proporcionado. Ahora es cuando se debe realizar la tercera poda de las raíces y trasladarlo a su recipiente o maceta definitiva, donde va a permanecer y a crecer hasta alcanzar el tamaño y la forma que tú hayas planeado.
Es muy importante que al elegir esta última maceta sea de poca profundidad y la capacidad de tierra debe ser menor a la que había en el recipiente de crecimiento.
Recuerda siempre que estás trabajando con una miniatura, por lo que debes tener mucho cuidado al cortarlo, trasplantarlo, regarlo o moverlo de lugar. El riego siempre lo debes hacer en forma pulverizada, es decir con un rociador.
No pienses que dos años son mucho tiempo, pues si puedes iniciar cada mes unos nuevos arbolitos, cuando el primero cumpla dos años, vas a estar tan ocupado cuidando los otros nuevos arbolitos que ni vas a sentir que ha pasado el tiempo.
Esperamos que esta experiencia te brinde la gran satisfacción de entender y amar a las plantas, y principalmente que esto te convierta en un aferrado defensor de la naturaleza. ¡Que tengas felices plantas!



RECUPERADO


Cuando esté listo para trabajar sobre su árbol lo primero que debería seleccionar son unas especies que sean "fáciles" para el principiante. Uno de ellos y el más frecuente es el Enebro, un enebro de jardín pequeño. Es la planta más fácil de trabajar y que no produce dolor de cabeza ni preocupaciones. Además son fáciles de encontrar en los viveros. También arraigan cortando un trozo en forma de esqueje. Da buenos resultados.
En general hay cinco cosas que debería buscar en la planta. El primero, mirar la raíz y examinarla y ver si tiene buen aspecto (bastantes raíces). Las raíces, en la base del tronco, deberán aparecer suavemente esparcidas fuera en forma radial (esto será menos evidente sobre enebros) y deberían ambos proveer un sentido de estabilidad e invitar a seguir la línea del árbol, enfocando su atención en el tronco. Bueno la raíz invita a examinar el árbol desde arriba!. Si la raíz esta bien, comience examinar el tronco. Las calidades que busca en el tronco dependen algo del estilo del árbol.
Si usted piensa sobre un diseño derecho formal, usted querrá un tronco muy derecho, con poca o ninguna curvatura. Si usted considera los otros estilos, usted querrá examinar como el tronco "mueve." Tratará de encontrar un tronco con curvas interesantes o inusitadas, que tienen algún sentido de movimiento, que invita a examinar. El tercero, mirar el modelo en su bifurcación. Mientras la mayoría de las existencias del garden no se entrenará como el bonsái, debería buscar las ramas más gruesas y las delgadas más altas. Estas ramas formarán la estructura principal de su árbol. El intento de imaginar como el ajuste con y balance fuera el movimiento del tronco.
A este punto, un estilo debería sugerirle a sí mismo. ¿Adapta el árbol cualquier estilo particular? ¿Puede verlo como un diseño, como una cascada? ¿Qué tipo de crecimiento y formación se requerirá en el orden en la que surja el árbol? ¿Ve algo en la masa de sus ramas, observa, el ápice que otros no podrían? ¿Cómo puede traerlo fuera?.
Y finalmente, examinar la planta para saber si esta bien. Sacar fuera del recipiente para ver si las raíces están blancas (signo de que esta bien de salud), alrededor el perímetro del suelo. ¿Son las raíces coloridas y vibrantes? ¿Hay un nuevo crecimiento? ¿Mirar si la planta esta bien? Como experimenta más y más, señales de la salud. Si sospecha que el árbol esta mal, deberá retrasar la poda, alambrar y trasplantar, hasta que pueda hacerlo oportunamente.



ESQUEJES


Se trata de una técnica muy utilizada, ya que la mayor parte de los futuros bonsáis se reproducen así con facilidad. Es recomendable hacer uso de los esquejes de tallo para cultivar azaleas, enebros, arces, tamarindos, camelias, etc.
Los esquejes de tallo se obtienen de los restos de la poda de la planta madre. Para su correcto desarrollo necesitan dos tipos de temperaturas. Una más cálida en la base para permitir la producción de raíces y una más fresca en la parte superior para limitar su crecimiento, no agotar sus reservas y evitar la pérdida de agua.
Hay cinco clases diferentes de esquejes que se clasifican según su madera y según la dureza de la misma. Según su madera los esquejes pueden ser de madera blanda y de madera verde. Los primeros, se corresponden con especies de hoja caduca y son los más rápidos en la generación de raíces. Por otro lado están los de madera verde, que se recortan a principios y a mediados de verano y necesitan un ambiente más controlado.
Dependiendo de la dureza de la madera, los hay de tres tipos. El primero de ellos es el de madera semidura, que es característico de las plantas de crecimiento lento. El segundo, el de madera madura, que se recorta en invierno. Y, el último, el de madera dura, que no requiere regulación ambiental.
Si se pretende conseguir un buen enraizamiento conviene plantar el esqueje el mismo día de su poda y que su longitud sea de 7 a 12 cm. Además, es importante que en la parte superior del tallo queden 2 ó 3 hojas. La tierra usada ha de ser muy porosa. Se deben emplear hormonas de enraizamiento y evitar la luz directa o excesiva.
Cuando se hayan plantado los esquejes se deben regar periódicamente y rociar con fungicida cada 7 días. Pasados tres meses, se puede usar algún tipo de fertilizante. Una vez alcancen una altura de 20 cm, se trasplantan a macetas individuales.


Tenemos tres tipos de esquejes básicos:


Esquejes verdes


Se obtienen a finales de primavera de los vástagos no florecidos durante el año en curso cortando por debajo y casi a la misma altura de una yema foliar situada en el extremo de tallos o ramas. Deben poseer de 3 a 6 pares de nudos por lo que su tamaño puede ser variable pero aceptaremos como general un tamaño de 10 a 15 cm. Para evitar que se sequen una vez plantados es conveniente dejar solamente el último par de hojas y, si son muy grandes, cortadas a la mitad cubriendo con un plástico que genere un ambiente húmedo.



Esquejes semileñosos


Se pueden obtener de mediados a finales de verano siempre que se viva en un medio frío. Se obtienen de la parte media e inferior del tallo o ramas y hay que procurar, al cortarlos, que tengan adherida una estaca de madera vieja. Su tamaño debe ser un poco superior al de los esquejes verdes.


Esquejes leñosos


Son muy fáciles de utilizar para las personas que tienen jardín. Se obtienen de partes maduras de los árboles y su tamaño estará entre 15 y 38 cm. Algunos árboles como el granado o el sauce pueden crecer a partir de esquejes de hasta 20 cm. de diámetro. Se plantan según el siguiente esquema.


Algunos puntos a tener en cuenta


Como método de reproducción el esquejado puede ser extremadamente útil, y de hecho no deja de ser uno de los métodos más populares entre los cultivadores de bonsái. Pero también es cierto que tiene sus inconvenientes. En primer lugar, dependiendo de la especie, puede ser complicado que los esquejes enraícen. Otro punto a tener en cuenta es que es un método relativamente lento de reproducción, no tanto como una semilla, pero lento a fin de cuentas. Finalmente la conicidad de un esqueje no va a ser buena. Deberán emplearse técnicas especiales para corregir el problema.

No suele haber un método único para conseguir esquejar una especie, si por ejemplo con un ejemplar no parecen funcionar bien los esquejes de madera madura; una buena idea sería probar con esquejes de madera semi-madura, o incluso tierna.

Que un esqueje empiece a brotar no implica que haya emitido raíces. Un esqueje puede brotar perfectamente de las reservas acumuladas en el tallo sin haber llegado a emitir raíces. En ese caso los nuevos brotes se alargarán un tiempo, puede que incluso algunas semanas, para acabar marchitándose. Realmente la única forma de saber si un esqueje prospera o no es esperar a que los nuevos brotes no se sequen llegado el verano. Lo que no debemos hacer en ningún caso es tratar de desenterrarlo para ver si hay o no raíces.

Las hormonas enraizantes nos facilitarán el esquejado, al estimular la emisión de raíces. Hay diferentes hormonas según el tipo de esqueje que pensemos realizar, ya sean de madera madura, semi-madura, o tierna. Hay que tomar precauciones al manipular las hormonas enraizantes; algunos compuestos resultan cancerígenos y es mejor no entrar en contacto con ellos. El uso de guantes es recomendable.

Algunos remedios caseros pueden servirnos como alternativa a las hormonas enraizantes, aunque se trate de métodos menos eficaces. Por ejemplo si se plantan semillas de germinación rápida muy próximas alrededor del esqueje, al germinar producirán auxinas, hormonas enraizantes, que de rebote estimularán la aparición de raíces en el esqueje. Semillas de gramíneas, o incluso alpiste, pueden ser muy adecuadas.

También resulta factible realizar el esqueje sin usar hormonas enraizantes. Las probabilidades de éxito disminuirán, pero resultará factible.

Una vez el esqueje está emitiendo raíces, el uso de Tiamina, vitamina B1, actúa como un estimulante del metabolismo y por tanto acelera el proceso de enraizado. La concentración en que debemos usar este producto es un dato que suele variar mucho en función de las fuentes que consultemos. Habitualmente utilizar 1 ml de tiamina por litro de agua puede ser una buena medida, aunque en ocasiones me consta que se han empleado concentraciones mayores.

Los pinos son unos candidatos problemáticos para el esquejado. No son pocos los cultivadores que desesperan por no poder realizar un esqueje de pino con éxito. Sin embargo es algo factible. Se deben usar esquejes de madera madura, de unos 10 o 15 centímetros de longitud. Se recomienda dejar secar, una vez cortados, estos esquejes durante una o dos horas para que pierdan algo de humedad. Mientras tanto se puede ir preparando la mezcla. El plantado debe hacerse en una mezcla muy drenante; la capa principal de plantado no debe tener granos de menos de 2 milímetros de grosor, mientras que las capas inferiores deben tener granos más gruesos para garantizar un secado uniforme. Hay cultivadores que incluso recomiendan utilizar hasta 4 ó 5 capas de grosores crecientes hacia el fondo de la maceta. Se debe regar abundantemente la mezcla para asegurarse que se ablanda y humedece correctamente. Antes de plantar se deben sumergir los esquejes - algo secos tras haberlos dejado al aire una o dos horas - en un recipiente con agua en el que se ha disuelto hormona enraizante. El hecho de que estén algo secos facilitará que absorban el agua con hormona enraizante más rápidamente. El corte de los esquejes debe ser limpio. Una vez plantados los esquejes debe vigilarse el sol que reciben; pueden recibirlo unas horas por la mañana, pero se deberían proteger en un lugar sombreado en los momentos de mayor intensidad. Poco a poco, conforme se acerca el invierno, el tiempo de exposición puede ir aumentando. Si todo va bien, en la primavera siguiente los esquejes podrían ser trasplantados ya.



bonsais

arbolitos

obtener un bonsai



INJERTO


El injerto consiste en la mezcla de dos plantas de diferente especie para lograr que crezcan como una sola. Una de estas dos partes se convertirá en la zona aérea de la planta y recibirá el nombre de 'injerto'. Mientras que la otra, conformará la parte inferior y se denominará 'patrón'. Para que el injerto prospere, se emplearán plantas del mismo género. De este modo, se ha de seleccionar una planta con hojas pequeñas y crecimiento lento y otra con crecimiento rápido.
La mejor etapa del año para realizar esta operación es a principios de la primavera. Los dos mecanismos más empleados son el injerto inglés o de lengüeta y el injerto de costado.
El injerto inglés es apto para los esquejes de pequeño tamaño (de 0,5 a 1,5 cm). Los cortes que se realicen en el patrón deben ser idénticos a los del injerto. Se hace un corte de 3 a 6 cm y otro en sentido opuesto para permitir que encajen un injerto con otro. Se unen y se envuelven con rafia hasta que se hayan soldado.


bonsai

bonsais
arbolitos

obtener un bonsai



Acodos



¿Qué es un acodo? Se trata de un método de reproducción, al igual que el esquejado, que nos puede resultar de una gran utilidad en determinados casos. Por ejemplo con ejemplares en los que interese obtener un clon que reproduzca exactamente alguna característica deseable de la planta madre, o con ejemplares que no produzcan semillas viables. Para estos casos tenemos un método de reproducción – el acodo - que puede ser mucho más rápido que el esqueje o la semilla ya que generalmente se parte de materiales más desarrollados.
El acodo también puede ser una útil herramienta que nos permita aprovechar materiales poco prometedores. Si en algún punto del tronco nos encontramos con una herida o defecto importante, puede que no nos quede más remedio que tratar de obtener nuevas raíces por encima del defecto y cortar justo por debajo de éstas. El problema desaparece. Incluso si no hubiera defectos importantes un acodo nos va a permitir, si tenemos algo de habilidad, obtener un nebari de calidad, posiblemente mejor que el original.


¿Cuándo realizar un acodo?


Las hojas se encargan de formar las hormonas, auxinas, que van descendiendo por la planta siguiendo los caminos de savia. Conforme se van acumulando estas hormonas en alguna zona de la planta, la tendencia a emitir raíces se acentúa en ese punto. Es precisamente este efecto, que normalmente tiene lugar en la base del tronco, el que aprovecharemos en nuestro beneficio para obtener raíces allá donde las necesitemos. La idea básica del acodo consiste en interrumpir la circulación descendente de savia en un punto determinado para que las auxinas empiecen a acumularse en dicha zona hasta el punto en que acaben desarrollándose raíces.

Para que esto funcione la planta debe tener hojas, y estas deben estar plenamente operativas, es decir, deben haber madurado. Es importante tener muy en cuenta que el punto en el que pretendamos realizar el acodo debe tener hojas por encima. Si no hay hojas, no se producirán auxinas y por tanto no enraizará.
Esto implica que el acodo debe realizarse a principios de verano. En la península, mayo o junio pueden ser unos meses muy adecuados. Tampoco conviene esperar hasta muy avanzado el verano pues entonces se nos podría echar encima el otoño antes de que la planta hubiera podido reaccionar.

El acodo se puede separar una vez tenga la suficiente cantidad de raíces. Dependiendo de cada caso esto puede llegar a suceder en uno o dos meses con especies de fácil enraizado, o puede demorarse uno o dos años en otras más lentas como por ejemplo con pinos. En cualquier caso como norma general no suele ser mala política esperar hasta la primavera siguiente para separar el acodo.




Método del anillo de corteza:


En este caso el método empleado para lograr la interrupción de la savia descendente consiste en pelar un anillo de corteza en el tronco o rama a acodar.

El siguiente esquema ilustra el proceso de retirar la corteza:


bonsai


El anillo de corteza retirado debería tener una anchura aproximada de vez y media el grosor del tronco. De este modo nos aseguramos de que el árbol no forme un callo de cicatrización que puentee el anillo y por tanto tire por tierra nuestros planes. Al cortar el anillo de corteza se debería profundizar entre 2 y 4 milímetros, lo suficiente como para eliminar el cambium, la capa compuesta por los vasos de savia descendente, junto con la corteza, pero no tanto como para dañar la albura, el conjunto de vasos de savia ascendente.
Los cortes deben ser lo más limpios posible y deberemos asegurarnos de que el corte superior quede perfectamente horizontal, o por lo menos, lo más horizontal posible. El motivo es que las auxinas van a acumularse en la zona más baja que les sea posible, así que si el corte es en diagonal acabaremos con una mala distribución de raíces.

Una vez hemos separado el anillo, deberemos asegurarnos que todo el cambium ha salido junto con la corteza. Puede que incluso debamos raspar el acodo para eliminar los últimos restos.
Seguidamente se debería impregnar el corte superior del acodo con hormona enraizante para favorecer en lo posible la emisión de raíces. No es algo imprescindible, pero si aconsejable.
Apretar fuertemente un alambre de cierto grosor justo bajo ese corte favorecerá un engrosamiento en esa zona que nos servirá como incipiente nebari. Tampoco resulta imprescindible, pero en ocasiones puede ser una ayuda que además cortará definitivamente el flujo de savia descendente.


bonsais


Bajo este anillo de alambre también podemos colocar un pequeño disco de plástico que ayudará a que las nuevas raíces vayan distribuyéndose de forma más o menos horizontal, y por tanto a que vayamos encaminando correctamente el futuro nebari. Tampoco es algo necesario.


arbolitos


Seguidamente deberemos cubrir el acodo; algo que podremos hacer de varias formas distintas. Podríamos cubrir el acodo con una bolsa de plástico negro (es opaco y ayudará a mantener una temperatura más elevada en el interior del acodo), una maceta de plástico recortada, o incluso una rejilla de plástico que podríamos usar a modo de maceta. Depende un poco del lugar en el que se encuentre el acodo.


obtener un bonsai


Para rellenar la bolsa, o la maceta de plástico/rejilla podríamos utilizar diferentes materiales.
Uno de los más comunes es usar musgo esfagno. Se trata de un musgo de fibra larga que retiene muy bien la humedad y nos puede servir perfectamente para nuestros propósitos. El problema que tiene es que al separar el acodo deberemos eliminarlo para desenredar las raíces y evitar futuras podredumbres, y eliminarlo completamente sin dañar las nuevas y delicadas raíces puede ser laborioso.
También resulta factible utilizar parte de la mezcla de plantado, sobre todo si cubrimos el acodo con una maceta o con la rejilla. Por ejemplo se puede rellenar con akadama únicamente, o incluso akadama más algún material drenante.

Una vez hecho esto, sólo debemos regar y asegurarnos de mantener la humedad en el acodo durante el tiempo que sea necesario hasta que emita las suficientes raíces y podamos separarlo cortando por debajo del punto donde emitió las raíces.


Método del anillo de alambre:


Es un método más sencillo que el anterior, pero que no funciona con cualquier especie. Es mejor reservarlo para aquellas que enraícen con facilidad, como por ejemplo los ficus. A pesar de este inconveniente, tiene la gran ventaja de que si falla no hay riesgos para la planta madre, a diferencia de lo que pasa con el método del anillo de corteza.

El sistema consiste en colocar un grueso alambre fuertemente apretado en la zona donde se pretende obtener raíces, cubriéndolo seguidamente tal y como se comenta en el método anterior. Este alambre apretado acabará provocando un abultamiento y la posterior aparición de raíces, si todo va bien.


¿Qué sucede si el acodo falla?


Si a pesar de todos nuestros esfuerzos el acodo falla no todo está perdido. Si el fallo no es lo suficientemente grave como para matar la planta, claro.

Cuando un acodo falla, lo habitual es que en lugar de raíces se forme un abultado callo de cicatrización por el que se reanude el flujo de savia descendente sin que se lleguen a emitir raíces. En ese caso lo que se debe hacer es volverlo a intentar. Se debe cortar la parte inferior del callo y ensanchar nuevamente el anillo de corteza pelada. La parte superior del callo, que no eliminaremos, se aprovechará como inicio del futuro nebari así que aun podremos convertir nuestro error en una ventaja.


bonsai
bonsais



fuente 2
y varios libros


arbolitos


Espero les haya gustado el post, trate de compilar la info mas explicatva posible, tomo un trabajito pero por fin lo termine.
como siempre les digo comenten con buena onda, si creen que puedo mejorar el post de alguna manera Háganmelo saber, si quieren mas info pidan, estoy armando mas post sobre este arte fabuloso como es el "arte del bonsai"

SI QUERES VER MIS PEQUEÑOS "GRANDES" BONSAI CLICK ACA(por ahora son pocos)


obtener un bonsai

Anuncios

23 comentarios - obtener un bonsai

@mari28
Intenté hacer de pinos pero cuando llegaron mas o menos a los 20 cm. se secaban.
@mari28
Los que tengo son cactus chiquitos, no es un bonsai pero esta bueno.

Buen post, va a favoritos
@alzee
señor miyagi
@mari28
Fué de casualidad, habia juntado piñas y estaban con las semillas (creo que se llaman piñones o algo así), las puse en vasos de plástico sólo por curiosidad, como al mes empezaron a salir brotes (no sé cuales son los términos que se utilizan), entonces empecé también a poner en macetas. Llegué a tener más de 50 pero como te dije llegaban más o menos a 20 cm y se secaban. Intenté de muchas maneras, hasta les puse fertilizantes pero siempre con el mismo resultado. De esto hace como 6 años, nunca más probé.

Ahora voy a empezar con los Bonsai
@Plucck
No entendi nada, pero va a favoritos porque siempre me gustaron estas cosas.
@kdcobain
+10 por el laburo, siempre me intereso esto, pero nunca compre porque son caros , vamos a ver que pasa, gracias
@GoodFeIIas
groso..aca no ahay semillas..mandame





buen post



favoritos..te debo ...
@kdcobain
#10 - l3gol4s | 11.06.2008 21:10:23 dijo:



kdcobain no es necesario que compres un bonsai ya establecido super hermoso y grande (de edad), ya que los mas caros son los mas viejitos.

Podes comprar (lo mas facil) algun arbolito pequeño en el vivero e ir dandole forma a tu gusto, otra cosa es obtenerlo de otras formas como menciona el post. Lleva mucho tiempo y paciencia pero es lo mas hermoso.




buenisimo, gracias por la ayuda
@mari28
Te di 5, te los debía
@Legionariox
Que groso! quiero hacer uno hace tiempo! espero que me sirvan estas explicaciones para hacer nueva vida al planeta!

Saludos te dejo 5
@Fede328
buen pos cuando tenga 10 te los doy
no sabes si hay consejo o donde puedo encontrar informacion detallada de los pasos a seguir unicamente para el sauce bonsai
un abrazo
@Fede328
hay cumpli con lo prometido
@nikote_alsina2009
gracias x ayudarme con WLM te van los +10 q prometi i 10 marios
@elgordochogy
te dejo puntos x ayudarme con lo de la pc, gracias che
@Ketykapo
despues lo pruebo a favoritos
@juanx32
buena info agregada a fav y recomendada