El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Samuráis: El Código de Bushido

Anuncios

Samuráis: El Código de Bushido



Samuráis: El Código de Bushido


En la tradición japonesa, el bushidō (武士道?) es un término traducido como "el camino del guerrero".
Es un código ético estricto y particular al que muchos samuráis entregaban sus vidas, que exigía lealtad y honor hasta la muerte. Si un samurái fallaba en mantener su honor, podía recobrarlo practicando el seppuku (suicidio ritual). Se dice que desde pequeño, el bushidō era inculcado a los japoneses de la clase dirigente incluso antes de despegarse del pecho de la madre.
La palabra samurai procede del verbo japonés saburau que significa "servir como ayudante". La palabra bushi es una palabra japonesa que significa "caballero armado". La palabra samurai fue utilizada por otras clases sociales, mientras que los guerreros se llamaban a sí mismos mediante un término más digno, bushi.
Ha llegado a ser conocido como el código Samurai, pero es más que eso. El nombre dado no es "el código" o "la ley" del guerrero, sino mejor, "el Camino". No es simplemente una lista de reglas a las cuales un guerrero se debe apegar a cambio de su título, sino un conjunto de principios que preparan a un hombre o a una mujer para pelear sin perder su humanidad, y para dirigir y comandar sin perder el contacto con los valores básicos. Es una descripción de una forma de vida, y una prescripción para hacer un guerrero-hombre noble.

En el corazón del bushido está la aceptación del Samurai a la muerte. "El camino del samurai se encuentra en la muerte," dice el Hagakure, una explicación del bushido de 1716 cuyo título significa literalmente "Oculto en las Hojas." Una vez él guerrero está preparado para el hecho de morir, vive su vida sin la preocupación de morir, y escoge sus acciones basado en un principio, no en el miedo". "Si preparando correctamente el corazón cada mañana y noche, uno es capaz de vivir como si su cuerpo ya estuviera muerto, gana libertad en El Camino. Su vida entera estará sin culpa, y tendrá éxito en su llamado."

La vida para un Samurai sólo significaba un mero trámite, un recorrido en el que había que ir avanzando y aprendiendo hasta llegar a la muerte, normalmente temprana, que ya tenía asumida. Sin asumir la muerte, un Samurai no sería un Samurai.

Su origen se atribuye al siglo X, mismo siglo en que se creó el Código de Bushido, por el que la mayoría de samurais se regía. El Bushido se vio realmente inspirado por el Budismo (Zen), Confucionismo y Sintoísmo. Sin la amalgama de estos tres movimientos, ideologías y religiones, no se podría haber creado el Código de Bushido, que como vemos a continuación, se componía de siete pilares básicos, equivalentes a los 10 mandamiento del Cristianismo.

samurai


義 Gi – Rectitud (decisiones correctas)


Sé honrado en tus tratos con todo el mundo. Cree en la justicia, pero no en la que emana de los demás, sino en la tuya propia. Para un auténtico samurái no existen las tonalidades de gris en lo que se refiere a honradez y justicia. Sólo existe lo correcto y lo incorrecto.

勇 Yuu – Coraje


Álzate sobre las masas de gente que temen actuar. Ocultarse como una tortuga en su caparazón no es vivir. Un samurái debe tener valor heroico. Es absolutamente arriesgado. Es peligroso. Es vivir la vida de forma plena, completa, maravillosa. El coraje heroico no es ciego. Es inteligente y fuerte. Reemplaza el miedo por el respeto y la precaución.

仁 Jin – Benevolencia


Mediante el entrenamiento intenso el samurái se convierte en rápido y fuerte. No es como el resto de los hombres. Desarrolla un poder que debe ser usado en bien de todos. Tiene compasión. Ayuda a sus compañeros en cualquier oportunidad. Si la oportunidad no surge, se sale de su camino para encontrarla.

礼 Rei – Respeto


Los samurái no tienen motivos para ser crueles. No necesitan demostrar su fuerza. Un samurái es cortés incluso con sus enemigos. Sin esta muestra directa de respeto no somos mejores que los animales. Un samurái recibe respeto no solo por su fiereza en la batalla, sino también por su manera de tratar a los demás. La auténtica fuerza interior del samurái se vuelve evidente en tiempos de apuros.

誠 Makoto – Honestidad, Sinceridad absoluta


Cuando un samurái dice que hará algo, es como si ya estuviera hecho. Nada en esta tierra lo detendrá en la realización de lo que ha dicho que hará. No ha de “dar su palabra” no ha de “prometer” el simple hecho de hablar ha puesto en movimiento el acto de hacer. Hablar y hacer son la misma acción.

名誉「名譽」 Meiyo – Honor


El auténtico samurái solo tiene un juez de su propio honor, y es él mismo. Las decisiones que tomas y cómo las llevas a cabo son un reflejo de quién eres en realidad. No puedes ocultarte de ti mismo.

忠 Chuu – Lealtad


Haber hecho o dicho “algo”, significa que ese “algo” le pertenece. Es responsable de ello y de todas las consecuencias que le sigan. Un samurái es intensamente leal a aquellos bajo su cuidado. Para aquellos de los que es responsable, permanece fieramente fiel. Las palabras de un hombre son como sus huellas; puedes seguirlas donde quiera que él vaya.


La Educación y la Instrucción de un Samurai


La formación del carácter ocupaba un lugar primordial en la pedagogía de la Caballería. Un Samurai era esencialmente un hombre de acción y su trinidad era chi, jin, yu, respectivamente sabiduría, bondad, valor.

En tal sentido, la ciencia se encontraba fuera de su radio de acción y no sacaba mas utilidad de ella mas que en lo referente a la profesión de las armas. La religión y la teología fueron dejadas a los sacerdotes, de la casta Brahmánica y no recurría a ellas mas que como ayuda para alimentar su valor.

Las enseñanzas del Bushido, por consiguiente, consisten principalmente en las siguientes materias: esgrima, tiro al arco, jiujutsu, equitación, manejo de la lanza, táctica, caligrafía, ética, literatura e historia.

El jiujutsu puede ser brevemente definido como una aplicación del conocimiento de la anatomía en el ataque o en la defensa. Difiere de la lucha cuerpo a cuerpo en que no depende de la fuerza muscular, y difiere de las otras formas de lucha en que no se sirve uno de armas. La habilidad consiste en agarrar o golpear una parte tal del cuerpo del adversario, que este resulte aturdido e incapaz de resistencia.

La caligrafía En lo que respecta a la caligrafía, se concedía una gran importancia a una buena letra, debido a los ideogramas por participar de la imagen, poseen un gran valor artístico y también porque la forma con que la mano traza los signos, era considerada como una muestra del carácter.

Tanto para la organización de asuntos públicos como para el ejercicio del control de sí mismo, la educación era orientada con miras a fines prácticos; como dictamina Confucio: “Aprender sin pensar es trabajo perdido; pensar sin aprender, es peligroso”.

El preceptor era considerado en muy alta estima, pero para inspirar tal confianza y tal respeto a la juventud, hace falta que este dotado de una personalidad superior, sin que por otra parte, le falte erudición. Cuando es el carácter y no la inteligencia, cuando es el alma y no el cerebro los que un maestro elige como materia a cultivar y a desarrollar, su profesión reviste un carácter sagrado. “Son mis padres quienes me han traído al mundo; es el maestro quien me ha hecho hombre”.

Bushido

Anuncios

2 comentarios - Samuráis: El Código de Bushido

@ember1966
muy bueno,me ha gustado,te doy un punto,te falto algo mas de desarrollo en el tema,por lo demas,bien
@0081LOCO
SI NUESTRA EDUCACIÓN FUERA ASÍ..........