El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

musicoterapia para discapacitados imformate parte 1

Anuncios

La Musicoterapia en disminuidos auditivos



Los disminuidos auditivos pueden tener distintos grados de sordera pero aún aquellos que son el 100% sordos, también tienen posibilidades de reeducación a través de la Musicoterapia.

Si el niño no es atendido tenderá a replegarse cada vez más en sí mismo, siendo víctima de problemas afectivos, nerviosos y de integración social.

La Musicoterapia como técnica y como expresión aporta a estos niños la vivencia de la música a nivel individual y grupal. El deficiente auditivo no “oye” como lo hace una persona normal. Percibe vibraciones y sensaciones acústicas. Desde su condición fetal perciben las vibraciones.

El sistema kinestésico nos proporciona información del propio cuerpo: posición en el espacio, postura, movimiento, equilibrio y orientación. La kinestesia será el factor determinante del establecimiento de la relación entre el cuerpo y el medio.

A través del sentido táctil podemos decir que se percibe la música y esta es decisiva en el aprendizaje de articulación de sonidos y palabras, percepción de fonemas en el rostro, garganta, tórax... del profesor. Los sordos reaccionan ante todas las excitaciones de tonos y ruidos.

A través del sistema visual perciben los movimientos y ritmos. Es de gran importancia la observación de expresiones corporales, grafías, instrumentos, melodías, danzas...

Según la pérdida auditiva así será la atención específica:

· 50-60 db (decibelios): pesados de oído. Atención especial en

los primeros años en aulas de centros normales.

· 60-75 db: no tendrá habla o lenguaje al empezar en la escuela.

Programa adecuado en la Musicoterapia.

· 75-85 db: profundamente sordos, son pocos casos.

Auriculares especiales en el niño pequeño. En Musicoterapia partiríamos de una vivencia de “sentir” el sonido y el ritmo.



Son capaces de responder al ritmo, de discriminar y comparar sonidos. Llegaría a expresarse con gran desenvoltura si capta las propiedades del ritmo, reforzando su seguridad y autoestima, creando una variada y rica fuente de estímulos. El desarrollo rítmico es importante desde dos perspectivas:

- El ritmo en las palabras: prosodias, canto, recitaciones,

expresiones verbales, rimas, melodías...

- El ritmo en el movimiento: percusiones corporales, marchas,

danzas, expresión corporal, manejo de instrumentos...



El sonido será percibido por un sistema global, total de percepción y se precisará de la ayuda de auriculares y aparatos especiales.



OBJETIVOS

¨ Integración escolar y social. Fomentar las relaciones.

¨ Desarrollo de las capacidades intelectivas.

¨ Desarrollo psicomotor.

¨ Desarrollo sensorial y perceptivo. Vibraciones sonoras.

Elementos y parámetros musicales. Nuevos reflejos. Dinamismo.

¨ Desarrollo de la locución. Coordinación pensamiento-palabra.

Lectura labial. Control de la respiración.

¨ Mejora de la locución, acentuación y ritmo.

¨ Aumentar la confianza en sí mismo y la autoestima.

¨ Despertar el interés por los ruidos y sonidos.

¨ Adquisición de destrezas.

¨ Sensibilización afectiva y emocional. Posibilidades musicales.

Refuerzo del yo.

¨ Acercamiento al mundo.

¨ Cultura musical. Integración en la cultura tradicional y de su

tiempo.

¨ Liberación de las pulsiones y energías reprimidas. Potencias

latentes.

¨ Desarrollo de la discriminación auditiva.



EL DISMINUIDO AUDITIVO Y LA MUSICOTERAPIA
La mayoría de los niños sordos pueden percibir algunos de los
variados elementos de la música ayudando en:

a)Conceptos de sonido.

b)Capacidad de hacer música.

c)Participación plena y con alegría.

d)Profundo conocimiento del mundo.



Nos ayudaremos de auriculares y aparatos especiales. Debemos trabajar a nivel grupal e individual. Todo depende de:

Ø Grado de deficiencia y de inteligencia.

Ø Tonicidad e impulso motor.

Ø Interés y curiosidad.

Ø Habilidad del profesor.

Ø Selección de un repertorio atractivo y asequible.

Ø Material adecuado.

Ø Buena acústica.

Ø Métodos adecuados.



Las respuestas más importantes se darán por medio del

movimiento. Las actividades y elementos que se deben trabajar son:

§ Ejercicios de relajación.

§ Ejercicios que muevan a la acción.

§ Producción de diferentes vibraciones.

§ Producción y discriminación de ruidos.

§ Producción y discriminación de sonidos diversos y musicales.

§ Juegos de ritmos, con o sin instrumentos.

§ Emisión de la voz.

§ Juegos musicales.

§ Expresión corporal y diferentes efectos sonoros.

§ Manejo de instrumentos de percusión.

§ Gráficos del sonido, asociaciones y vivencias.

§ Movimiento y danzas con su propio ritmo interno.

§ Improvisación y creación de ritmos.



Son interesantes los cuentos acompañados de láminas de colores,

música de efectos sonoros, juegos rítmicos y asociativos, danzas y orquestas de percusión.



MÚSICA Y LENGUAJE

Las relaciones entre la música y el ritmo fonatorio son fundamentales en la reeducación de los niños sordos. Podrá llegar a través de la práctica musical a percibir el lenguaje por la vía auditiva, que es la base fisiológica para la adquisición del habla. Al escuchar su voz adquirirá un dominio de la voz que le conducirá al perfeccionamiento del lenguaje. La música auxiliará de una manera muy especial el aprendizaje de la lectura labial y la articulación.

La Musicoterapia aplicada a los niños hipoacústicos debe tener en cuenta que un tratamiento para mejorar la locución y la relación existente entre habla, audición y ritmo. La conexión entre palabras-frase-esquema-prosódico-rítmico y su práctica mejorará no sólo la expresión verbal sino también los ritmos inadecuados y los defectos de articulación. Cuanto más temprano comencemos la terapia, más efectivos serán los resultados.

La Musicoterapia:

v Mejora la articulación.

v Mejora la cualidad de la voz.

v Mejora el fraseo.

v Desarrolla el control de los tonos, clase y volumen.

v Ayuda a la expresión de unidades de pensamiento.

v Desarrolla la discriminación del lenguaje.

v Desarrolla la discriminación del habla.

v Mejora la locución mediante un adecuado y correcto ritmo.



La iniciación a la discriminación se da con tambores, sirenas

efectos sonoros reales y grabados de los que se dispondrá en las sesiones.

Empezaremos el aspecto afectivo a través del cuerpo, del conocimiento y manejo del mismo. Intervienen la lectura labial, atención, concentración, coordinación, ritmo...

Trabajos y ejercicios a realizar:

q Percepción de resonancias mediante la impresión táctil y la

vibración de la voz humana.

q Ejercicios para adquirir la voz.

q Ejercicios para el desarrollo del volumen de la voz.

q Los sonidos y su simbolización: grafismos.

q Asociación de palabras ritmadas.

q Frases con sentido rítmico.

q Juegos y ejercicios de ritmo y prosodia.

q Lectura labial.

q Practicar la velocidad de la lengua y labios.

q Polirritmias con diferentes fonemas.

q Montaje de poemas, narraciones, cuentos, refranes,

adivinanzas, retahílas...

q Creación y montaje de frases, poemas, cuentos... de los niños.



CANTO
Es una de las actividades más delicadas para realizar con estos
niños ya que la actividad estará en función del grado de deficiencia observada.
Podrá discriminar los sonidos agudos y graves, deben explorar los diferentes juguetes sonoros y captar de una manera clara a través de la vista y de la recepción de vibraciones.

Posando las manos sobre un piano, guitarra... podremos iniciar breves ejercicios con sonsonetes y melodías para fortalecer labios, lengua, control de la saliva, respiración, ritmo y fuerza de ejecución. El piano es una gran caja de resonancia.

El niños hipoacústico no puede percibir toda la gama de sonidos existentes en nuestro sistema musical y apreciar la significación. Pero sí puede entonar y cantar determinadas canciones, siempre que esté adaptadas a su grado de hipoacusia. Existe una relación entre la discriminación de los tonos, y la habilidad para discriminar el habla.

Ejercicios y tipos de canciones:

a Entonar con voz aguda.

a Entonar con voz grave.

a Acentuar determinadas sílabas.

a Canciones y poesías.

a Canciones seleccionadas.

a Breves.

a Fáciles de entonar.

a Letra adaptada.

a Motivos correctos.

a Frases construidas adecuadamente.

a Agradables y graciosas.

a Comprendidas y memorizadas.

a Diálogos melódicos.

a Lectura labial.

a Ostinados melódicos.

a Montajes de formas simples.



Utilizaremos la fononimia en unas ocasiones y en otras el diseño

melódico mediante una línea imaginaria trazada con la mano en le aire, además de grabados, cartulinas, diapositivas, retroproyector, fotocopias...



RITMO Y MOVIMIENTO

El ritmo para el niño con deficienciasd auditivas es un factor de vital importancia para la comprensión del mundo que le rodea y es capaz de crear comunicación entre sí y le otro. Se expresa con alegría y soltura. La actividad rítmica es una de las formas más efectivas para lograr que el niño sordo disfrute de la interacción social y comparta una serie de actividades de grupo en las que puede expresarse junto a niños capaces de oír. La utilización del ritmo en le movimiento da lugar a una mejor coordinación motora y corporal, una aptitud y desenvoltura del equilibrio y control postural, así como una rehabilitación de la organización motriz.

El acercamiento del niño al mundo del oyente se realiza a través de la práctica y capacitación rítmica y del entrenamiento auditivo. El ritmo actúa como regulador de movimientos, provoca los reflejos y es el agente del desarrollo sensorial, motriz, emocional, mental y social de los niños con deficiencias auditivas. Todos estos movimientos son la preparación al ritmo que va a proporcionar la regulación de los movimientos. El ritmo es la unión de los corporal y lo espiritual. Se debe llevar a cabo en grupo pues les facilita mucho integrarse desde el principio.

Sugerencias:

Ë Vivencias del pulso y tempo.

Ë El movimiento de balanceo debe ser el primer ritmo.

Ë Imitación y creación.

Ë Juegos rítmicos con percusiones temporales.

Ë Juegos rítmicos con desplazamiento.

Ë Juegos rítmicos sobre el suelo.

Ë Independencia rítmica.

Ë Realización de diálogos rítmicos.

Ë Improvisación de ritmos.

Ë Diferentes tipos de marcha.

Ë Crear movimientos.

Ë Expresar corporalmente estados anímicos, emocionales, físicos

y situaciones de grupo.

Ë Mostrar una danza y dibujar.

Ë Bailar diferentes ritmos.

Ë Descubrir movimientos lentos, fuertes, pesados, livianos,

percusivos, descendentes, ascendentes, en diagonal, en suspensión, continuos, discontinuos, circulares, cuadrados...

Ë Vivencia corporal de sonidos: rrrrrr (vibración)...

Ë Creación de frases.

Ë Palabras clave.

Ë Discriminación y juegos con parámetros.





DANZA CON SORDOS

La danza puede exteriorizarse, sentir su cuerpo, salir de su

Soledad interior y comunicarse con el otro, con el grupo, liberando de esta manera sus angustias mediante una metodología correcta, pues habremos conseguido que sea capaz de expresar sucesivamente todo su mundo interior. La danza es expresión de vida y la podemos considerar como un juego, un grito, una súplica, un sentimiento...



LOS INSTRUMENTOS

Con los sordos comenzaremos utilizando los elementos de percusión de nuestro cuerpo. La expresión y vivencia musical debe inspirarse en los orígenes de la música y su resonancia afectiva. Las percusiones temporales nos proporcionan la toma de conciencia de la pulsación a nivel grupal e individual.

Deben predominar los de percusión de gran tamaño, sobre todo los de parche: bombo, tumbadora, timbales... pues producen vibraciones más intensas tocando la superficie con las manos. Los instrumentos con resonancias graves son los de parche pequeño como el pandero y la pandereta además de su fácil manejo que les permite desplazarse con ellos.

Los instrumentos de placa son de gran interés, especialmente el metalofón y xilofón por las resonancias graves y la riqueza de sus sonidos, altura de sus notas, variación rítmica, efectos rítmicos y sonoros, los glissandos serían el efecto del viento, el trémolo la caída de una hoja...

Los instrumentos de metal no son muy apropiados salvo dos:

' Los cascabeles con correas que se fijan a las muñecas o

tobillos de los niños mientras se mueve.

' Los platillos de gran diámetro cuya vibración es perceptible a través del aire.



El piano nos ayudará con los contrastes de altura, matices de

intensidad y duración y sus efectos sonoros.

Otros instrumentos son los de la orquesta pero sólo con los niños de hipoacusias leves.

La audición debe planificares por la orquesta, con láminas de instrumentos, juegos de imitación, trabajos con dibujos... y de forma individual.







La Musicoterapia en deficientes visuales



El niño ciego o con visión pobre necesita una educación específica.



EL NIÑO CIEGO

La frustración que sufre por las limitaciones que tiene le afecta tanto al desarrollo como a la comunicación. Tienen necesidad de afecto y autoestima. Deben sentirse queridos y aceptados. Aunque sus órganos de audición y tacto son normales, se van a sensibilizarse mucho más y compensar de esta manera la carencia de visión.

Las deficiencias de percepción psicomotriz, ambiental y emocional determinará la metodología a aplicar:

* Aprehensión atípica de pequeños.

* Restricción de movimientos.

* Miedo a lo desconocido.

* Mala percepción espacial.

* Sobreprotección de su familia.

* Desarrollo muscular insuficiente.

* La expresividad se encuentra disminuida.

* Posturas inadecuadas. La cabeza hacia abajo produce

desviación de columna. Los pies abiertos les dan mayor senasción de seguridad. Mala coordinación.

* Estereotipos: movimientos seminvoluntarios, balanceo, giro de

cabeza, aleteo de ojos, manipulaciones repetidas de los globos oculares, golpear simétrico de las manos, hiporestensión e hiperflexión de la cabeza, piruetas, balanceo excesivo antero-posterior sobre las plantas de los pies, movimientos repetidos de las manos y de los brazos, muecas y expresiones faciales frecuentes...

* Coordinación audio-manual con retraso.

* Recogida de la información con dos dificultades: lentitud y

secuencialidad.

* No tiene sentido de la profundidad.

* Retraso en operaciones concretas.

* Dificultad para generalizar.

* Retardo en el juego simbólico.

* Habilidad para el juego verbal.

* Selectivos al tacto. Les cuesta unir significante y significado.

* “Ecolalia”: (repetición de palabras).

* Dificultad para los pronombres “yo” y “mi”. Falta de imagen de

sí mismo.

* Les cuesta aceptar las normas sociales.

* Retraso en la socialización.

* Inferioridad y falta de confianza.

* Sensible.

* Ansiedad.

* Criterios rígidos.

* Mecanismos de defensa y de fantasía.



EL NIÑO AMBLÍOPE
Padece una deficiencia visual no susceptible de ser corregida

mediante tratamientos médicos o instrumentos ópticos. Es una disminución de su capacidad visual pero que no impide que queda un resto visual que puede utilizar. Es necesario conocer el diagnóstico, la patología y su desarrollo. Ningún niño amblíope ve lo mismo que otro.

Características:

+ La información que recibe es deficiente en calidad y cantidad.

+ Distingue secuencialmente.

+ Bajo conocimiento del mundo.

+ Le falta desarrollar la imitación.

+ El ritmo de aprendizaje es lento.

+ La estabilidad emocional es irregular.



Hay que tener en cuenta dos conceptos:

, Agudeza visual: facultad del ojo para percibir la figura y la

forma.

, Campo visual: espacio físico visible. Las anomalías pueden ser:

a)Pérdida de la visión periférica: dificultades de desplazamiento, visión borrosa.

b)Pérdida de visión central: dificultades en la visión cercana.



OTRAS DEFICIENCIAS

Muchos niños considerados torpes han mostrados un gran porcentaje de bizcos. Los niños con la cabeza ladeada suelen ser bizcos. El estrabismo y la visión buena se van alternando en cada ojo.

Los trastornos de conducta son una manifestación de visión defectuosa lateral (neuróticos, desórdenes de conducta, inadaptación, autistas, actividad excesiva...).



LA MÚSICA Y EL NIÑO DEFICIENTE VISUAL

Responde fácilmente a la música por su captación del sonido, su interés y atención. Las sesiones de Musicoterapia le inspiran autoconfianza, estabilidad y satisfacción porque es capaz de crear su propia música también como intérprete.

La expresión a través de la música es importante para el niño ciego, leer y escribir la notación musical en braille de música.



OBJETIVOS

- Recuperación de la seguridad psicológica. Autorrealización.

- Desarrollo de la expresión emocional.

- Desarrollo de la seguridad física a través del ritmo y del

movimiento.

- Organización de las facultades físicas y psíquicas.

- Facilitar los movimientos de marcha, coordinación, lateralidad,

equilibrio.

- Control de la respiración y tensión muscular.

- Adquisición de valores culturales de apreciación musical.

- Desarrollo de la creatividad, fantasía e improvisación.

- Desarrollar el sentido de la dirección.

- Adquisición de destrezas instrumentales.

- Sensibilidad y vivencia de los valores musicales.

- Percepción auditiva, táctil y kinestésica.



PLANTEAMIENTO PSICOPEDAGÓGICO
El psicoterapeuta utilizará sobre todo los estímulos auditivos.

Debe conocer en qué consiste el problema visual del niño.

Una de las actitudes más importantes es la preparación e

intuición para saber dirigir los ejercicios. Los procesos seguidos en las diferentes sesiones han de ser tangibles y concretos para poder ser apreciados por el niño. Debe exigir lo que pueda dar en cada momento ya que no importa la velocidad de aprendizaje sino que consiga integrar y vivir la música.

Principios para la educación musical del ciego y disminuido visual:

. Individualización.

. Dotar a los ejercicios y desarrollo de los mismos de un sentido

concreto.

. Aprendizaje e instrucción unificada.

. Estimulación y motivación. Consignas claras y precisas.

. Autorrealización por medio de la música.



EDUCACIÓN VOCAL Y CANTO
La estimulación auditivo-musical desde que el niño con
deficiencias visuales es muy pequeño representa un gran avance en su desarrollo evolutivo.

Los niños tienen dificultades en el aprendizaje del lenguaje, ya que carecen de la imagen visual que corresponde a la abstracción del signo lingüístico. No tienen conocimiento de su propio cuerpo y la música y el ritmo pueden representar un medio decisivo para la educación de su voz.

Las diferentes propuestas se deben llevar a cabo de una manera activa, con alegría y participación moviendo al niño a la acción.

Es por medio de la interpretación melódica y de canciones donde siente más cerca la posibilidad de autoexpresión plena. El dominio de un repertorio pondrá a prueba su memoria musical y podrá aprender a leer las partituras mediante el sistema Braille.

La iniciación a la canción se debe realizar progresivamente. Comenzaremos con pequeños ejercicios de entonación, pregones, canciones bitónicas, tritónicas... jugando con ecos, cánones, preguntas-respuesta...

Es labor de musicoterapeuta captar las necesidades de cada momento para que las experiencias musicales variadas, logren que le niño apático salga de su indiferencia, ayuden al inestable a estabilizarse, y al retraído a comunicarse.





fuente:http://ourweb.galeon.com/pagina_n4.htm

Anuncios

2 comentarios - musicoterapia para discapacitados imformate parte 1

@miajuli
muy bueno, gracias!!!