El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion

Anuncios

Hola hoy les traigo un nuevo aporte y este va dedicado a los padres... Tomate un tiempo para leerlo y reflexionar y te daras cuenta que ser padre no es facil y si a lo mejor eres un mal hijo te ayude a ser mejor, pero si tu eres de esos que los agrada siempre espero que te sirva para ser aun mejor...


La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion



¿Qué Significa ser Padres?



amor



No hay un manual completo, ni mucho menos perfecto que enseñe a ser buenos padres.


Pero aquí hay unas ideas que pueden ayudar…



link: http://www.youtube.com/watch?v=sgDi6U2hu60&feature=player_embedded



esperanza


-Ser padre significa dar ejemplo, comprensión y cariño a nuestros hijos.

padres


-Nos hace responsable de ayudarle a convertirse en una persona Autónoma.

problemas


-Aproveche todos los momentos apropiados para abrazarlo y decirle cuánto lo quiere.

solución


-Trate de solucionar y negociar los conflictos con su hijo buscando juntos una rreglo aceptable para ambos.

vida


-Ayude a su niño a reconocer sus capacidades y sus dificultades, para que pueda trabajar con ellas y
esforzarse por superarlas.

fortaleza


-Nunca hable del estudio, del colegio o de los profesores en forma negativa. Le está perjudicando.

La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion


-Bríndele usted su buen ejemplo; trate a su hijo y a las demás personas con amabilidad y respeto.

amor


-Haga caso a los sentimientos de su hijo, escúchelo con interés, paciencia y cariño. Trate de ponerse en el lugar de su hijo y de imaginar cómo se siente.

esperanza


-El elemento clave de la buena comunicación es el respeto.

padres


-Enséñele a cuidarse sin sobreprotegerlo. Sea constante y firme.

problemas


-La comunicación no es un mero intercambio de palabras, sino un acto de confianza, sinceridad y comprensión.

solución


-Las palabras tienen un gran poder para fortalecer o debilitar la autoestima de una persona.

vida


-Reconozca el esfuerzo de su hijo y aprecie sus logros. Ayude a su hijo a organizar su tiempo.

fortaleza


-Asegúrese de que su hijo asista todos los días a la escuela.

La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion


-No permita que abandone los estudios.

amor


-Enséñele a dividir las tareas en pequeñas partes para alcanzar los mejores resultados. Fomente la lectura.

esperanza


-Participe en las actividades y festejos de la escuela; si es posible, colabore con la asociación de padres de familia.

padres


-Importancia de enseñar límites, que aprendan normas, que toleren la frustración.

problemas


-Los más importante es inculcarle una actitud positiva, enseñarle a equivocarse, si existe un problema buscar soluciones.

solución


-Una buena alimentación es la base para conservar la salud. Un niño bien alimentado tiene más defensas contra las enfermedades, y en caso de padecerlas, se recupera más rápido.

vida


-Una alimentación deficiente disminuye la capacidad de aprendizaje y el rendimiento físico de los niños. Importancia de Desayunar.

fortaleza


-Los niños en etapa escolar deben dormir entre ocho y diez horas diarias. Fijar una hora para dormir.

La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion


-Si no lo hace, al día siguiente se sentirán incómodos, decaídos y de mal humor; además, es probable que tengan problemas de atención en la escuela.

amor


-Limitar la televisión y los videojuegos. Comer con la televisión encendida disminuye la comunicación. ¡Ojo con el contenido!

esperanza


-La paz y el mejor futuro para el ser humano dependerá de que logremos desarrollar en nosotros y en nuestros hijos, habilidades para aceptar las diferencias.

padres


-Entendernos, colaborar unos con otros y gozar de la convivencia. Fomentar la solidaridad y la tolerancia. No educar para defenderse sino para vivir en convivencia.



problemas



La fortaleza de los padres para educar a los chicos



solución



Para tener hijos fuertes y libres, debemos tener la fortaleza necesaria para educar a nuestros hijos. Debemos acompañarlos, saber cómo están, qué necesitan, y ser firmes en nuestras convicciones. No debemos dejar de acompañarlos porque “ya son grandes” o “dan mucho trabajo”.


Sin duda alguna hoy, para ser padre, es necesario ser fuerte. Nada nos ayuda, nos enfrentamos a un mundo que pareciera destruir los valores que en casa intentamos inculcar. Pero, ¿de qué fortaleza estamos hablando? Sin miedos: de la virtud, es decir, de un modo habitual y bueno de obrar.


Si pretendemos inclinarnos y disponernos para mantenernos en el bien, y conservarlo, ante las dificultades que se nos oponen, tenemos que reflexionar sobre algunos aspectos:


A) Si queremos ser padres fuertes debemos tener constancia en nuestras decisiones, es decir los arranques aislados de “fortaleza” no nos sirven.


B) La fortaleza necesita un bien en el cual permanecer. Quizás sea éste el aspecto más importante a reflexionar ¿cuál es el bien que quiero para mis hijos? Me atrevo a decir que en la respuesta a esta pregunta es en donde muchas veces fallamos. “No quiero que se esfuerce más de la cuenta, para eso tendrá toda la vida”. En parte es cierto, la vida es esfuerzo, pero para ese esfuerzo hay que estar preparado. “Mirá, con tal de no escucharlo lo voy a hacer yo”. La superación personal, es un camino de mejora y de verdadera libertad, fomentar el capricho implica una debilidad que a lo largo del tiempo se transforma en tiranía. “Bueno, que haga lo que quiera, yo estoy muy cansado”. Como toda virtud se predica con el ejemplo.


C) El resistir es parte esencial de la Fortaleza. ¿Pueden nuestros hijos resistirse a tantas propuestas contrarias a los valores que reciben desde todos lados? Muchas veces no sólo no los preparamos, haciéndoles la vida “más fácil”, sino que en este desafío de la formación de hombres libres, los dejamos solos. La noche, las salidas, los amigos, los viajes, las responsabilidades, los compromisos asumidos, etc., exigen padres que no dejen ese lugar a “otros” que hacen un gran negocio con nuestro “ya no puedo más”, “no puedo enfrentarme todo el dÌa”, “ya es grande, no me hace caso”, etc.


No podemos darnos “el lujo” de ser padres débiles si queremos hijos fuertes y libres. Estar, acompañar, saber qué les pasa, perseverar, nos lleva al bien deseado por todos que es la libertad interior para discernir lo que es bueno, de tal manera que ya no nos necesite al lado porque puede solo.
Los padres débiles se sacan de encima a sus hijos porque no pueden. Los padres fuertes educan hijos fuertes, y ellos pueden volar solos.


Por último y a modo de cierre una frase trillada pero no por eso menos sabia: “la unión hace la fuerza”. Una de las formas más efectivas de ser fuerte es no “remar solos”. Debemos hablar más entre nosotros y quizás cuando compartamos nuestras debilidades nos empecemos a sentir más fuertes.




vida



Los bueno padres son ante todo valientes



fortaleza



Nadie duda que para ser buenos padres se necesita una gran dosis de amor, paciencia, ecuanimidad, comprensión, disciplina, flexibilidad, para mencionar sólo unos cuantos. Pero quizás lo que más necesitamos para formar hijos dotados de las virtudes y capacidades que les permitan llegar a ser unos buenos seres humanos es ser padres valientes, es decir tener la fortaleza necesaria para hacer lo que más les conviene a los hijos, por duro que sea.


El compromiso de ser padres nos coloca a diario en situaciones que requieren mucha valentía para no tomar el camino fácil y privar a los hijos de los límites que son vitales para que no sólo se rijan los principios que les inculcamos, sino que tengan la fortaleza para ponerlos en práctica. Por ejemplo, se necesita valor no recibir al pequeño en nuestra cama cuando a media noche nos suplica que le dejemos dormir con nosotros; para no llevarles el libro olvidado al colegio cuando nos llaman implorando que se lo hagamos llegar; para no darles nada más de lo que estrictamente se merecen por mucho que rueguen que quieren más; para no ayudarles a hacer la tarea que no cumplieron a tiempo así pierdan la materia; para no permitirles participar en ese paseo o esa fiesta en la que no habrá supervisión de adultos con autoridad así que sean "la única que no podrá ir"; para no pagar la fianza y evitar que los arresten cuando es importante que aprendan que sus errores tienen amargas consecuencias.


Lo que necesitan los hijos no son padres condescendientes y que vivan dedicados a darles todo. Sino padres valerosos, capaces de cuestionarse y tener la fortaleza para comprometerse tan seria y profundamente en la formación de sus hijos que hagan lo que sea preciso para formarlos como personas correctas por difícil o doloroso que pueda resultarles


Muchos de los problemas de los hijos hoy en día son el resultado de confundir el ser buenos padres, es decir valientes, con ser padres condescendientes.

Los padres condescendientes trabajan muy duro con el fin de ofrecerle todo a sus hijos; pero lo que necesitan ellos son padres valientes que trabajen duro en ellos mismos para darles lo mejor de sí; los padres condescendientes se miden por lo mucho que gastan en sus hijos, mientras que los padres valientes se miden por lo que gana su familia con su trabajo.


Los padres condescendientes hacen lo posible por resolverles todos los problemas a sus hijos mientras que los padres valientes los dejan enfrentarlos, permitiéndoles aprender de ellos; los padres condescendientes tratan de evitarles sufrimientos a los hijos, mientras que los padres valientes procuran dotarlos de las herramientas necesarias para superarlos.


Los padres condescendientes se miden por los beneficios económicos que su éxito profesional le ofrece a su familia, mientras que los padres valientes lo que tienen en cuenta es qué precio están pagando sus hijos por su éxito profesional.


Pero para lo que se necesita más valentía aún es para no inventarnos toda suerte de justificaciones que nos permitan decirle a los hijos "sí" cuando en el fondo del alma sabemos que debemos decirles "no"; para no creernos nuestras propias mentiras y convencernos que todo lo hacemos por su bien, cuando realmente lo hacemos por el nuestro.


Es urgente procurar que el poder que como padres tenemos sobre los hijos no lo utilicemos para remediar las carencias que les dejamos por nuestras debilidades y perpetuarlas en nombre de una "bondad" mal interpretada.



La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion



Ahora te dejo una pequeña reflexión: Cuando los padres envejecen.




amor
esperanza
padres
problemas
solución
vida
fortaleza
La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion
amor
esperanza
padres
problemas
solución
vida
fortaleza
La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion
amor
esperanza
padres



problemas



Sacrificio De Un Padre - Reflexiones De Vida.





link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_detailpage&v=wciuJkS9DAQ



Grandes consejos para alcanzar la paz interior.


Cierra los ojos, abre los de tu alma, y sueña. Imagina un lugar y un tiempo he identifícate con la historia. Sueña e imagina, anda de las manos con este par y entenderás !Ese es el secreto para esta historia!




solución

Algunas frases dedicadas a los Padres por lo grandioso que son




Un papá es ante todo un hombre con corazón, que sabe señalar el horizonte con optimismo y confianza.

vida


El mejor legado de un padre a sus hijos es un poco de su tiempo cada día.

fortaleza


No me cabe concebir ninguna necesidad tan importante durante la infancia de una persona que la necesidad de sentirse protegido por un padre.

La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion


Gracias por haberme educado así. Estoy orgulloso de ser como soy y eso te lo debo a ti. Te quiero papá.

amor


¡Cuán grande riqueza es, aun entre los pobres, el ser hijo de buen padre!.

esperanza


Cuando me equivoco me ayudas, cuando dudo me aconsejas y siempre que te llamo estás a mi lado. Gracias papá.

padres


A veces el hombre más pobre deja a sus hijos la herencia más rica.

problemas


He vivido una vida repleta de problemas, pero no son nada comparado con los problemas que tuvo que afrontar mi padre para lograr que mi vida empezase.

solución


El padre debe ser el amigo, el confidente, no el tirano de sus hijos.

vida


Cuando un hombre se da cuenta de que su padre tal vez tenía razón, normalmente tiene un hijo que cree que está equivocado.

Anuncios

1 comentario - La fortaleza y valentía de los padres. Consejos y Reflexion

@lucas_ezln
Hace con tus hijos las cosas que amabas que tus viejos te hicieran y no repitas las que te daban por el centro de las bolas.