El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Pare de sufrir: Evangelismo que roza la estafa.

Anuncios

Pare de sufrir: Evangelismo que roza la estafa.
Está claro que la religión, ademásde tratarse de una cuestión de fe, puede tratarse también de un fabuloso negocio en este mundo globalizado y capitalista. En ese marco, las agrupaciones “cristianas” y “evangélicas” surgidas hace pocas décadas, sobre todo en Brasil, comienzan a destinar sus ganancias a construcciones de megatemplos mostrando el poder económico qe poseen a través de proyectos inmobiliarios de envergadura.

Entre esos proyectos se encuentra la sede de la Iglesia Mundial del Poder de Dios que está siendo construida en Sao Paulo por la constructora Sobrosa y cuya obra se estima cuesta más de US$ 36 millones. Según Eduardo Ferri Sobrosa dueño de la constructura un negocio así es grande pues “Con uno de ellos al año, doblo mis ventas”.

Aún más impresionante es el Templo de Salomón, la secta Iglesia Universal del Reino de Dios, también en São Paulo, que está siendo construido por Construcap, uno de los mayores contratistas en el país. El megatemplo, que se ha presupuestado un monto de US$ 156 millones, tendrá capacidad para más de 10.000 personas, en altura tendrá casi doble del monumento del Cristo Redentor de Río de Janeiro. Esta obra busca ser una réplica exacta del Templo de Jerusalem, para la cual hasta las piedras han sido importadas desde Israel.

link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=glS-uIAk4W4
Además del valor de las obras, el perfil de los proyectos es también un atractivo para las constructoras. “Las iglesias son obras técnicamente simples, una caja grande con tiempos de entrega relativamente corto, acabados de calidad y dinero en efectivo”, explicó Fabio Bittar, director de Solid Engenharia empresa responsable de la construcción del santuario católico Madre de Dios del Padre Marcelo Rossi que ha sido presupuestada en unos 25 millones de dólares.

El funcionamiento de la Iglesia Universal del Reino de Dios (IRUD) se rige por una estructura absolutamente piramidal encabezada por 15 obispos que digitan todo lo que ocurre dentro de la institución. Son asistidos por pastores que cobran un porcentaje de lo que recaudan sus templos. Los obreros y los colaboradores deben realizar las tareas menores que les encarguen sus superiores. Un grupo especial de fieles deben captar y perseguir a los nuevos adeptos.

Esta organización ha adoptado para su funcionamiento un modelo episcopal, que no tiene ninguna conexión histórica con el episcopado tradicional que funciona como una iglesia democrática en la que los obispos ofrecen cuidado pastoral y supervisión y en donde cada congregación el ministerio es compartido por los laicos y el clero ordenado por sacerdotes y diáconos.

Ellos son los encargados de llevar adelante la administración y de tomar las decisiones relevantes durante los Concilios, una serie de encuentros que se llevan a cabo en lujosos Resorts de Sudáfrica, Los Ángeles y Nueva York. Los obispos también dirigen las ceremonias religiosas.

Suelen vivir en exclusivos barrios privados y se mueven en automóviles de primera categoría llegando a usar, incluso, limosinas.

La categoría inmediatamente inferior es ocupada por los pastores que tienen a su cargo templos menos importantes que las catedrales principales.

Están autorizados a encabezar ceremonias religiosas y viven en departamentos que les proporciona la Iglesia y se movilizan en autos que les brinda la organización.

Los pastores reciben una remuneración por su “trabajo” que consiste en un porcentaje que varía según la cantidad de dinero que hayan podido recaudar los templos que dirigen. De esta manera, ellos reciben metas periódicas que deben intentar alcanzar.

En general se trata de aumentar la recaudación de cada santuario. Si las metas son conseguidas, además de las ganancias que recibe, el pastor es promovido a templos de mejor ubicación a los que asisten una mayor cantidad de fieles.

Tanto los pastores como los obispos deben abandonar absolutamente la vida terrenal y dedicarse por completo a servir a la iglesia.

Tienen permitido casarse con fieles de la organización y practican sus propias ceremonias para consagrarse en matrimonio.

Los obreros son uno de los grupos más numerosos y son los encargados de realizar tareas menores dentro de los templos aunque no reciben dinero por sus servicios. Tienen la obligación de concurrir tres veces por semana, pero la presión que reciben es tan fuerte que terminan yendo casi todos los días.

Los problemas en México

Días atrás tres bancos mexicanos anunciaron la cancelación de las cuentas del grupo religioso Pare de Sufrir, filial de la brasileña Iglesia Universal del Reino de Dios (IURD), cuyos dirigentes son acusados en aquel país de estafa y lavado de dinero. Las entidades bancarias enviaron cartas a la organización religiosa para informarles que sus cuentas serán canceladas y, por tanto, deben retirar sus fondos (Reforma, 8/4/12). Se desconoce por qué, y ni la Secretaría de Hacienda ni la de Gobernación se han pronunciado. Cabe recordar que esta última dependencia, a través de la Subsecretaría de Asuntos Religiosos, concedió registro en 2001 a Pare de Sufrir como asociación religiosa y es responsable de vigilar que el desempeño de sus actividades esté apegado a la normativa y a las leyes mexicanas. Su silencio llama la atención.

La IURD nace en 1977, fundada por el carismático Edir Macedo; es todo un caso en Brasil y en América Latina. Desde fines del siglo XX, uno de los fenómenos religiosos más dinámicos y vigorosos ha sido la expansión del neopentecostalismo. La reconfiguración de cristianismo en la región tiene su explicación en la globalización de la economía, que ha dado cauce a elevados niveles de exclusión social y marginación, los cuales han conformado el mercado religioso de numerosos movimientos pentecostales y neopentecostales. Aunado a la crisis del catolicismo, y en particular al abandono pastoral de los sectores populares, condenado bajo el estigma de la teología de la liberación. Los movimientos neopentecostales tienen su epicentro en Estados Unidos a mediados del siglo pasado, y su acelerada expansión a partir de fines de los años 60. Tienen una manera particular de concebir lo sobrenatural, la exaltación del Espíritu Santo y de las emociones, al grado de hablar en lenguas extrañas y entrar personal y colectivamente en diferentes grados de catarsis. Se cultiva la superación personal, la sanación milagrosa, las revelaciones directas de Dios, fenómeno catalogado por especialistas como teología del progreso.

A diferencia del pentecostalismo tradicional, estos nuevos movimientos interactúan con los valores y las reglas de la sociedad contemporánea, en especial la noción de negocios, empresas y construcción de emporios económico-religiosos. La IURD en Brasil atiende a los pobres y excluidos, nació en las favelas de Río de Janeiro en los 70 y ha desarrollado un verdadero imperio económico y mediático. Como en los legionarios de Cristo, hay una línea muy delicada entre la empresa religiosa y una iglesia propiamente empresarial orientada al lucro.

Tan sólo el censo de 2000 en Brasil, la IURD registraba cerca de 8 millones de fieles; hoy se calculan más de 10, a los que habría que sumar las decenas de miles de adherentes en diversos países de América y Europa. Entre los mecanismos que emplea la Iglesia Universal del Reino de Dios para propagar su doctrina a sus miembros se encuentra el ofrecimiento de una serie de objetos milagrosos o fetiches que tienen diversos costos para el feligrés y que, según se afirma, son capaces de sanar enfermedades incurables, traer ganancias económicas o retener seres amados y superar conflictos. Sobre todo prevenir y expulsar entidades malignas en la vida de los miembros de la Iglesia. Pare de Sufrir se trasmite en Argentina, Uruguay, Panamá, Perú, Venezuela, República Dominicana, España y, por supuesto, México. La fórmula es la misma; pastores que en portuñol orientan a personas a resolver problemas con la ayuda divina. A la Iglesia se le reprocha explotar económicamente a sus feligreses.

Edir Macedo, fundador de la Iglesia, nació en 1945 y ha transitado por religiones como el catolicismo, Umbanda y el cristianismo evangélico; ha sido acusado por las autoridades de Brasil de lavado de dinero, evasión de impuestos, especulación cambiaria, fraude y falsificación. Ya a inicios de los años 90 estuvo en prisión por demandas de asociación delictuosa con el narcotráfico, de lo cual salió exonerado. Macedo, apoyado en una estructura religiosa piramidal y autoritaria, es al mismo tiempo líder religioso, hombre de negocios y político.

En 2002 lanzó su propio partido político y cuenta en el Poder Legislativo brasileño con una nada despreciable bancada de adherentes impulsados por la propia Iglesia. Con una fortuna personal calculada en US$ 2 mil millones, Edir Macedo es, en definitiva, un hombre de poder. Con cerca de 200 radios en Brasil y varias televisoras regionales, es propietario de la televisora Red Record, una de las más importantes del país. Durante un programa de televisión, a mediados de la década del 1990, el predicador sacudió a patadas la imagen de nuestra señora de Aparecida, la advocación mariana más importante del Brasil. Ganándose la animadversión de la Iglesia Católica, que no pierde oportunidad de fustigarlo.

Macedo cuenta con adversarios y enemigos poderosos. Uno es la Tv Globo brasileña, que en la lucha por el rating no ha parado de hostigarlo; a nivel político tiene varios partidos antagonistas y la propia Iglesia católica ha endurecido su postura en los últimos años contra el líder y su Iglesia, sobre todo a partir que él se ha declarado en favor del aborto.

Anuncios

Comentarios Destacados

VonKasper +5
¿Roza la estafa?
Le pegó de lleno como el Exocet al Sheffield

9 comentarios - Pare de sufrir: Evangelismo que roza la estafa.

Groffi +3
Lunaroja21 dijo:Roza?


lo mismo digo "roza" esos locos estafan epicamente
VonKasper +5
¿Roza la estafa?
Le pegó de lleno como el Exocet al Sheffield
OresteV8 +3
son estafadores , nada de rozar

fijate , investiga y ponete las fotos de la mansión en estados unidos de Edir Macedo
TrueGamer_Ps2
nahhhh esos son terribles chorros, sabelo
ruty86 +1
como la gente puede ser tan crédula!y creer en estos hijos de puta estafadores.
rodolfomejia88 -1
+10... Quisiera decir que son estúpidos los que caen en esto. Pero la verdad es que es gente necesitada que busca a Dios, y estas mierdas se aprovechan de eso.
666GeneSimmons666 -1
Que soretes, viven aprovechandose de la desesperacion, credulidad, buena voluntad, inocencia y trabajo dela gente