El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Inodoros y Explotación Obrera

Anuncios

Hola gente, antes que nada quiero aclarar que el siguiente texto surgió en un momento de meditación que todos compartimos o hemos compartido en algún momeno de la vida.



Muchos se deben preguntar: ¿Qué tiene que ver el baño con la explotación obrera?
Si algo nos enseñó el amigo Taylor al enunciar que el hombre sólo trabaja por motivos económicos; es que como si fuera un acto fallido, se describía a si mismo y sus colegas burgueses en su forma de pensar y obrar. Pues todo esfuerzo del empresario y su cadena de mando es para lograr el propio enriquecimiento.
Por eso mismo, podemos enunciar que las ganancias de los trabajadores siempre son – y serán – inversamente proporcionales a las ganancias de la empresa y viceversa.
Pero no nos desviemos de contexto. El baño, se convirtió en una vía de escape del obrero fatigado por la brutalidad de la organización empresarial que exigía: ¡Producción!, ¡Producción! Y ¡Producción!.
En ese lapso interminable de entregarle la fuerza intelectual y biomecánica, las necesidades del cuerpo eran ineludibles. No porque los patrones fueran piadosos, sino porque no permitirían bajo ninguna circunstancias que los obreros ensucien la manufactura con sus desechos fisiológicos.
Al tener el obrero unos minutos para ir al baño, el mismo se convirtió en un santuario, donde concurrían los trabajadores con más frecuencia de la necesaria.
Esto no tardó en ser vislumbrado por algun empresario o jefe obsecuente, y desencadenó en regulaciones cronometradas para la permanencia en el recinto. Esta iniciativa miope, desencadenó a su vez en otra problemática ya que el problema de raíz -La política de producción inhumana – no era nunca solucionado.
Fue entonces que alguien tuvo la brillante idea de no cronometrar la estadía en los baños, sino buscar una forma de reprimir la permanencia de otro modo.
Es por eso que hoy día podemos apreciar en nuestros baños las siguientes características:

1. LETRINAS EN LUGAR DE INODORO
2. PUERTAS CHICAS Y ELEVADAS
3. POCO MANTENIMIENTO

LETRINAS EN LUGAR DE INODORO:
En esencia el fin de su ser es que cuando el obrero entre al baño a defecar, lo haga en una posición incómoda, que de ser prolongada produce calambres. En contraparte con el inodoro que brinda cierta comodidad. Y que ha sido motivo de descanso de más de algún trabajador agotado.
Además de ello, son artefactos verdaderamente malolientes y antihigiénicos. En combinación, todo lo explicado anteriormente, produce una reacción de repulsión para quien prentende usarlos.

PUERTAS CHICAS Y ELEVADAS
Las puertas de los baños se han vuelto màs pequeñas que de constumbre, elevandose de los recintos por encima de los 25 cm de altura y no llegando a cubrir la superficie del marco en la parte superior. Esto, provoca la sensaciòn de exposiciòn mientras se està adentro; por lo que la persona evitarà una estadìa prolongada.
Hay testimonios de sanitarios en buques factoria en donde las puertas de las letrinas tienen tan solo 90 cm de alto.

POCO MANTENIMIENTO
La falta de papel, limpieza, mantenimiento e iluminación, son factores que contribuyen indirectamente a crear un entorno indeseable. Por consiguiente y resumiendo, cuanto más incómodo sea el baño y más desagradable, mejor será para el patron ya que no deberá gastar tiempo, esfuerzos ni dinero controlando la problemática de permanencia en los baños



Tengo que aclarar que el siguiente texto es de carácter humorístico y cualquier semejanza con la realidad es mera coincidencia (?)

0 comentarios - Inodoros y Explotación Obrera