El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Obras arquitectónicas para Barcelona y no construidas

Barcelona destaca por su gran belleza, su ambiente cosmopolita y por sus grandes innovaciones a lo largo de toda su historia. La gran ciudad condal, capital de grandes imperios como el Bisigodo, o capital de la España no musulmana, siendo esta la marca hispánica parte del imperio Carolingio ha fascinado a artistas y arquitectos, dando fruto a uno de los movimientos artísticos más apreciados en España, el modernismo catalán, con Gaudi como su máximo exponente, a día de hoy, sus obras son las más visitadas de España. Pero la verdad es que Barcelona podría haber albergado mucho más patrimonio del que hoy podemos ver, parece difícil de creer, pero sin ir más lejos, la Torre Eiffel fue propuesta para Barcelona en la exposición del 1888, sin embargo fue una propuesta no tomada en serio. En esta entrada os ofrecemos diversos edificios que fueron propuestos pero jamás construidos, esperemos que os gusten:



Torre Condal


Obras arquitectónicas para Barcelona y no construidas



arquitectura



El primer rascacielos jamás ideado para la ciudad de Barcelona. La torre de 210 metros surgió en como idea estrella para la Exposición de 1888.Fue ideado para romper con el sky line de Barcelona en estos primeros años del siglo XXI. Fue el primer rascacielos soñado y proyectado en la capital catalana. Fue en el siglo XIX, y debía llegar nada menos que a los 210 metros: de haberse construido, hubiera sido 37 metros más alto que la montaña de Montjuïc y hoy se elevaría 58 metros por encima del hotel Arts, el edificio más alto de Barcelona. El rascacielos, bautizado como Torre Condal, fue ideado en 1888 por el arquitecto barcelonés Pere Falqués i Urpí. El proyecto grabado por Vilardell y las secciones de sus plantas se publicaron con gran despliegue gráfico pocas semanas antes de la inauguración de la Exposición Universal, en el número de abril de la revista oficial del evento. Y se hizo público con tanto despliegue como falta de información: la revista se limita a felicitar al inteligente arquitecto por el acierto con que ha desarrollado tan atrevido pensamiento. Poca más información existe sobre la Torre, de hecho no queda muy claro cual es el diseño original, puesto que existen dos planos bastante diferentes. Lo único que se sabe de ella es el eco de los factores que incubaron la idea y provocaron que posiblemente ni se llegara a estudiar su construcción: la ilusión por la Exposición Universal que fue la primera que tenía por escenario España, y las extendidas críticas por el coste del evento. En efecto, la Exposición Universal para la que el propio Falqués levantó dos pabellones coincidió con la crisis económica iniciada en 1882, tras las alegrías de la febre d'or, y acabó con retrasos y un fuerte déficit (Pero para suerte de los Barceloneses un gran patrimonio que dejó huella en la ciudad).


Fuente Monumental de Gaudi en Plaza Cataluña


proyectos



Probablemente Gaudi ha sido el arquitecto español que más huella ha dejado en la historia de nuestro país, a día de hoy, sus edificios son los más visitados de España y son considerados patrimonio de la humanidad por la UNESCO. Pero antes de que su carrera se lanzase al estrellato, hizo varios diseños. Sus primeras realizaciones, tanto durante su etapa de estudiante como las primeras ejecutadas al obtener el título, destacan por la gran precisión de los detalles, la utilización de la geometría superior y la preponderancia de las consideraciones mecánicas en el cálculo de estructuras.
Durante sus estudios Gaudí realizó diversos proyectos de carrera, entre los que destacan: una puerta de cementerio (1875), un pabellón español para la Exposición Universal de Filadelfia de 1876, un embarcadero (1876), un patio para la Diputación de Barcelona (1876), una fuente monumental para la Plaza Cataluña de Barcelona (1877) y un paraninfo universitario (1877).
A decir verdad, al ver obras tan impresionantes como esta, me pregunto porque nadie se decide a construirla siguiendo los planos, creo con seguridad que se convertiría en un nuevo icono turístico de inmediato y podría ser ubicada por ejemplo en la nueva plaza de les Corts que se esta remodelando. La fuente junto a la Torre Agbar crearían al instante un punto turístico imposible de dejar pasar, lo cual fomentaría el comercio y el empleo en la zona.


El rascacielos de Plaza Cataluña



Barcelona




La Torre Condal no es la única torre que se ha proyectado para la ciudad Condal, de hecho una torre de 130 metros de altura y 30 plantas proyectada en 1918 y destinada al solar de plaza de Catalunya que actualmente ocupa la FNAC Triangle.
Este proyecto ha sido rescatado de la revista revista American Architect. Basándose en una perspectiva del alzado y en dos plantas, a día de hoy, lo único que queda del proyecto es una espectacular maqueta que da idea cabal de lo que hubiera sido esta construcción barcelonesa en una época en la que los rascacielos no habían llegado todavía a Europa.
El proyecto arquitectónico, que acabó en eso, en proyecto, surgió a instancias de Ramon Selles Miró. Al frente de un grupo de inversores catalanes, este promotor se propuso comprar varios solares de plaza de Catalunya y construir un gran edificio, que debía albergar oficinas, en aquellos días había déficit de oficinas en la ciudad, un hotel, galerías comerciales y, en el subsuelo, una estación de ferrocarril.
Selles Miró encargó el proyecto a dos destacados arquitectos estadounidenses, John Mead Howells y James Gamble Rogers. El primero ganó cuatro años después, junto a Raymond Hood, uno de los concursos más sonados de aquellos tiempos: el de la sede del diario Chicago Tribune, una impresionante torre de estilo neogótico, 141 metros de altura y 36 plantas, que se construyó entre 1923 y 1925 y se convirtió en una de las referencias arquitectónicas de la ciudad estadounidense. El segundo desarrolló algunos de sus principales trabajos en universidades como Yale, Columbia o Nortwestern, donde dejó varios edificios de inspiración también neogótica.
Bajo el título "España tendrá un rascacielos", American Architect publicó el 29 de diciembre de 1920 la noticia de este proyecto, en un artículo que empezaba así: "¡España y rascacielos! Nos cuesta hallar congruencia al juntar estas dos palabras, porque tendemos a pensar que aquel es un país de patios, edificios bajos y terrados planos....". Luego, la iniciativa fracasó y el silencio cayó sobre ella.



Trekking Tower


grandes obras


fracasos



No todos los proyectos descartados tienen 200 años, también existen proyectos relativamente actuales como por ejemplo esta torre, nacida de la mano del equipo de arquitectos AIE, un imaginativo ejercicio de estilo.
El proyecto, llamado Trekking Tower, tiene en cuenta los requerimientos de los mochileros, a saber: ubicación en pleno centro de la ciudad pero contacto con la naturaleza. En consecuencia, el edificio de 100 metros de altura, ofrece jardines multinivel en distintas plantas, de modo que los huéspedes pueden hacer caminatas por esta naturaleza urbana y vegetal.
El proyecto de AIE forma parte del concurso BHB 2011, cuyo objeto era diseñar una torre de 100 metros de altura “que incluyera área relax, tiendas, café, y creara un nuevo punto de referencia en la ciudad”, según cuenta la revista Diario Design. Otro de los contendientes en este peculiar concurso es el estudio polaco UGO Architecture & Desing, que ha ideado el llamado Barcelona Rock Hostel, un edificio inspirado en la montaña de Montserrat que estaría ubicado en la plaza dels Angels, en las proximidades del MACBA.
“El edificio incluye hay cincuenta habitaciones con ventanas, y cuenta con una piscina con trampolín de roca, spa, gimnasio, cines, un bar, tiendas y rockódromo para principiantes. Las paredes exteriores se pueden escalar también, por expertos, que pueden además pasar la noche al raso usando equipamiento especial. “Nuestra idea es que el edificio se convirtiera en símbolo de Barcelona, como la Roca de Ayers lo es en Australia” según dice Hugon Kowalski, autor del proyecto”.


Avenida Maria Cristina por Rubio i Tuduri


Obras arquitectónicas para Barcelona y no construidas



De hecho, todo los proyectos cancelados no se trataban de simplemente edificios, también complejos proyectos arquitectónicos fueron planeados y no se llevaron a cabo en diversas ciudades españolas, sobre todo a lo largo del siglo XIX y XX.
En la imagen anterior tenéis proyecto para avenida Maria Cristina de Barcelona, de Rubio i Tuduri (1925) compuesto por varias torres monumentales.



Portal de la Pau monumental


arquitectura



Otro proyecto urbanístico cancelado fue el del Portal de la Pau, se trataba de otro proyecto seguido por la tendencia megalomaniaco del proyecto de reforma de Ciutat Vella, en plena explosión monumentalista. En la imagen, la propuesta para el Portal de La Pau, con la estatua de Colon, a decir verdad, a día de hoy luce muy monumental e impresionante, así pues este proyecto no se trata de una gran pérdida.



Hotel Attraction


proyectos



El Hotel Atracción (en inglés Hotel Attraction) fue un proyecto irrealizado del arquitecto español Antoni Gaudí para construir un hotel-rascacielos en la ciudad estadounidense de Nueva York, en la zona de Manhattan. No se trata de un proyecto Barcelonés, pero era imposible no incluirlo aquí. De hecho, quizás en vez de proyectar edificios modernistas, tendría más sentido colocar este hito Gaudiniano en la ciudad de Barcelona, sería a ciencia cierta un hito turístico y cultural.
Gaudí recibió el encargo de proyectar un hotel-rascacielos en 1908, de parte de dos empresarios estadounidenses, que estaban de paso por Barcelona. Proyectó un edificio de 360 metros de altura, habría sido el más alto de Nueva York en aquel entonces, con un cuerpo central más alto que los laterales, de forma paraboloide, rematado con una estrella, y flanqueado de ocho cuerpos laterales dedicados a museos, galerías de arte y auditorios.
En el interior, dispuso cinco grandes salones superpuestos, de 14 metros de altura cada uno, que llevarían el nombre de cada uno de los continentes. Remataba todo el conjunto la sala Homenaje a América, que habría tenido 125 metros de altura, casi un tercio de la altura total del hotel, y que albergaría una Estatua de la Libertad de diez metros de altura.
Este proyecto estuvo olvidado hasta 1956, cuando fue divulgado por el escultor y colaborador de Gaudí Joan Matamala, quien trabajó desde joven en el taller de la Sagrada Familia e hizo el célebre busto de Gaudí en 1926.
Por desgracia, el proyecto no fue llevado finalmente a cabo, quizá por la envergadura del edificio diseñado por Gaudí, que habría supuesto una considerable inversión por parte de los propietarios (el tiempo de construcción se valoraba en 7 u 8 años), y quizá por la falta de tiempo del propio arquitecto, que habría tenido que desplazarse a Nueva York para supervisar las obras, en una época en la que trabajaba simultáneamente en diversos proyectos, como la Sagrada Familia, la Casa Milà, el Parque Güell, la Cripta de la Colonia Güell y la reconstrucción de la Catedral de Mallorca. Además, la convalecencia por unas fiebres de Malta en 1911 mermaron considerablemente la salud del arquitecto.
La Real Cátedra Gaudí ofreció a la Comisión encargada de la reconstrucción de la llamada Zona cero de Manhattan, después del atentado del 11 de septiembre de 2001, el proyecto del Hotel Atracción para sustituir a las desaparecidas Torres Gemelas, pero el ofrecimiento no fue aceptado.
El edificio perseguía tres objetivos principales: residencias, para lo que estaban destinados los cuerpos exteriores; restaurantes, de la segunda a la quinta planta del cuerpo central; y turismo, de la sexta planta al remate del edificio. En su aspecto exterior, destacaba el edificio central, rodeado de ocho cuerpos laterales más bajos, con un total de cuatro entradas. La construcción cubriría un área de 115 x 140 metros, con una altura total de 360 metros.

Anuncios

4 comentarios - Obras arquitectónicas para Barcelona y no construidas

DannyAco
interesante¡¡¡¡¡