El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Bienvenidos a Entrepiernas



Bienvenidos a  Entrepiernas


SANTIAGO.- De que Chile es una "loca geografía" no cabe duda. Que existan pueblos como "Chigualoco" o "Entrepiernas" es apenas una muestra. Porque no sólo los colonizadores han tenido el honor de bautizar las ciudades y pueblos de nuestro país. Muchos de los nombres han surgido espontáneamente de algún "accidente" geográfico, una tragedia, un terremoto y hasta alguna anécdota.

Generalmente, los lugares que reciben los nombres más excéntricos se encuentran en zonas apartadas o de difícil acceso, donde prácticamente no alcanzó a llegar el mapa.

Para bautizarlos no existe un patrón común. Y así como muchos nombres tienen directa relación con algún hecho que marcó a la comunidad, como "Salsipuedes" o "Viudas"; en otros las denominaciones significan exactamente lo contrario. Tal es el caso de "Pueblo Seco", abundante en agua, "La Calor", donde los inviernos son muy fríos y hasta cae nieve, y "Hospital", que sólo tiene una posta.

Conozca acá las curiosas explicaciones y los llamativos gentilicios que llevan con orgullo sus habitantes.

bienvenidos


Peor es nada: Ubicado en la comuna de Chimbarongo, Sexta Región, este poblado es emblema de la "ruta freak" de Chile. Según explica Jorge Fuentes, profesor de la escuela local y autor de un libro con la historia del pueblo, su nombre data del siglo XIX, cuando un rico hacendado repartió sus tierras entre sus hijos, heredando el terreno más pequeño a la única mujer. Al oír el testamento, y como no era lo que esperaba, ella pronunció la famosa frase... "Peor es nada", que fue reproducida por los lugareños hasta que el sector fue llamado así. Gentilicio: Peoresnadino.

Salsipuedes: Localidad de Malloa, Sexta Región. Su desafiante nombre se debe a lo difícil que era salir del pueblo, debido a que estaba rodeado de agua y su pequeño puente en invierno se anegaba por la crecida del río Claro, dejando a sus habitantes aislados. Sus habitantes cuentan que muchas veces no podían enterrar a sus difuntos, ya que el cementerio estaba al otro lado del río, y debían velarlos varios días o sepultarlos en el mismo pueblo. Literalmente, nunca podían salir. Sin embargo, aunque su nombre haría desistir a muchos visitantes, hoy el aislamiento está prácticamente superado. Gentilicio: Salsipuedino.

Chigualoco: Quienes se preguntaban qué hay entre Tongoy y Los Vilos, he aquí la respuesta: Chigualoco, una caleta de pescadores con una hermosa playa situada al norte de Los Vilos, en la Cuarta Región. Su particular nombre hace que numerosos visitantes fotografíen su letrero, como un trofeo de guerra. Sin embargo, pese a lo inevitable que resulta vincularlo con la expresión "flaite", sólo se trata de una coincidencia, ya que Chigualoco proviene del mapudungun "Chiway lafko", que significa "Neblina de Agua de Mar".

Entrepiernas: Sector rural de la comuna de Quilleco, Región del Biobío, que tiene una curiosa ubicación. Se sitúa justo en un lugar en que el camino se bifurca en dos partes. "Como dos piernas abiertas", explican los habitantes de la comuna. En el municipio acotan que el sector antes se llamaba "Entre piedras" pero que la gente, con algo de picardía, le empezó a decir "Entre piernas" y así quedó finalmente. Gentilicio: Quillecano, porque pertenece a esa comuna.

Las Coimas: Localidad de la comuna de Putaendo, Quinta Región. Aunque hoy no es necesario que los visitantes lleven algún dinero extra, su nombre tiene algo que ver con esta práctica. El historiador y poeta popular Noel Fuentes cuenta que esta denominación se debe a que en la Colonia se instaló una aduana en el paso fronterizo Los Patos, por lo que en el sector hoy llamado Las Coimas había un control para evitar el contrabando. Sin embargo, los contrabandistas "coimeaban" a los agentes para pasar sus mercancías. En ese lugar, en febrero de 1817, se libró una de las batallas de la Independencia. Gentilicio: Son coiminos, no "coimeros". En el municipio aclaran que sus habitantes son buena gente.

La Calor: Localidad rural de la comuna de San Clemente, Séptima Región. Aunque los habitantes no tienen una explicación clara del origen de este nombre, indican que paradójicamente no hace tanto calor como se puede pensar. "De hecho, el invierno es súper frío porque está cerca de la cordillera y a veces cae nieve", explican en el retén de Carabineros. Gentilicio: Calorenses, no "acalorados".

La cresta de Doña Filipa: Sector rural de Contulmo, Región del Biobío. No se llama así porque quede lejos. Sino que, según Faustino Villagra, encargado de cultura del municipio, la denominación se debe a que hay un cerro muy escarpado por donde sólo pueden subir los caballos. Dice que lo más probable que en ese sector antiguamente haya vivido una señora llamada Filipa. Gentilicio: Licauqueninos, ya que Licauquén es la localidad más cercana.


Recinto: Quizás también podría llamarse "lugar" o "sector", pero su nombre no es al azar. Esta localidad de la comuna de Pinto, Región del Biobío, debe su nombre a un episodio ocurrido en el siglo XIX. Según explica Rodrigo Sandoval, presidente de la junta de vecinos, antiguamente ese lugar no tenía nombre, pero en 1841 se produjo un litigio entre dos familias que reclamaban el derecho sobre las aguas de unas vertientes. Finalmente, el tribunal de la época determinó que el lugar donde estaban esas aguas era un "recinto de uso común". En base a ese fallo, los habitantes lo llamaron "Recinto"· "Hoy día nosotros nos abastecemos de esa misma agua, que es de uso público", explica orgulloso el dirigente. Gentilicio: Recintanos.

Calle Larga: Comuna de la Quinta Región. Sin tantas complicaciones, se llama así porque es una calle larga. Según indican en el municipio, la calle se mandó a construir en 1791 para conectar la recién fundada Los Andes con la cuesta de Chacabuco. Sólo cien años después, en 1891, pasó a ser una comuna. Y aunque hoy el pueblo tiene más calles, la principal se llama Calle Larga. Allí nació el ex Presidente Pedro Aguirre Cerda. Gentilicio: Callelarguinos.
loca geografia


Viudas: Sector cercano a Pichilemu, Sexta Región. Como era esperable, su nombre proviene de un hecho trágico. Según se cuenta en el lugar, los primeros en habitar el sector fueron cerca de diez familias que, por coincidencia, fueron sufriendo la muerte de todos los jefes de hogar, hasta que todas las mujeres quedaron viudas. Gentilicio: No es "viudas" y "viudos", sino pichilemino.

Matanzas: Localidad cercana a Navidad, Sexta Región. En el lugar se cuentan varias historias que podrían explicar el nombre. Una de ellas es de un barco pirata que llegó a la zona y provocó una matanza de personas. Otra es una de novia que la mataron y no alcanzó a casarse. Como sea, hubo una matanza. Gentilicio: Matancinos, no "matones".

Mortandad: Localidad rural de la comuna de Los Ángeles, Región del Biobío. Aunque desconocen si el origen del nombre se debe a alguna epidemia del pasado, en el municipio aseguran que actualmente no hay ningún problema de salud entre la población. Gentilicio: Angelinos.

Hospital: Localidad de la comuna de Paine, en la Región Metropolitana. En la alcaldía tampoco tienen explicación para el origen del nombre, ya que de hecho esta localidad, de cerca de mil habitantes, no tiene hospital, sino sólo una posta. Gentilicio: Hospitalinos. No "hospitalarios" ni "hospitalizados".


El Sobrante: Localidad en la precordillera de la comuna de Petorca, Quinta Región. De acuerdo a la versión oficial, su nombre se debe a que en el tiempo de la Colonia Catalina Lisperguer, "La Quintrala", era propietaria de vastas tierras en ese sector, desde La Ligua hasta el Departamento de Petorca. Pero había una franja de tierra que no aparecía en el mapa y por eso se denominaron así "Sobrantes". Hoy la localidad es famosa por su chicha, que nunca sobra. Gentilicio: Sobrantino.

Los Rastrojos: Localidad de la comuna de Pinto, Región del Biobío. Sus habitantes no conocen una explicación para este nombre, aunque indican que el camino también se llamaba así, nadie sabe por qué. Gentilicio: Pinteño.

Purgatorio: Aldea rural cerca de Santa Juana, Región del Biobío. Según los vecinos del sector, se denomina así porque antiguamente había que sufrir para poder ingresar al pueblo, ya que el acceso era muy complicado. Además, al estar emplazado al costado de la cordillera de Nahuelbuta, la luz natural desaparece muy temprano, cerca de las cinco de la tarde, habiendo muchas horas de oscuridad. Gentilicio: Santajuaninos.
a   entrepiernas

Colico: Localidad rural cercana a Santa Juana, Región del Biobío. Su relación con el dolor estomacal es sólo una coincidencia, ya que "Colico" en mapudungun significa "Tierra Colorada" y el sector recibe esa nombre debido al calor rojizo de sus tierras. Gentilicio: Colicanos.

Cariño Botado, localidad de la comuna de San Esteban, Región de Valparaíso.

los nombres chilenos

Pueblo Seco: Localidad de la comuna de San Ignacio, en el Biobío. Aunque no fue posible hallar una explicación para este nombre, en el municipio afirman que es paradójico, ya que en ese sector hay mucha agua, que proviene del río Diguillín y de numerosos canales de regadío, por lo que el terreno es fértil para la agricultura. Gentilicio: Pueblosequinos.

Pueblo Hundido: Se cuentan varios "pueblo hundido" en Chile. Uno de ellos se ubica en la costa de Lota, en el Biobío, y debe su nombre a que quedó literalmente hundido tras el maremoto de 1960. Según indican en el municipio, producto de la catástrofe, el mar cubrió tres calles del pueblo, que nunca se lograron recuperar. Gentilicio: Lotinos.

Los Hoyos: Sector de la comuna de Pinto, Región del Biobío. En este caso tampoco se deja mucho a la imaginación, ya que el nombre de la localidad tiene directa relación con su "accidentada" geografía. Según indica José Espinoza, presidente de la junta de vecinos, en el terreno hay muchos hoyos y cuevas subterráneas, como la "Cueva de la Bruja". "Es una parte hoyada", explica. Gentilicio: Pinteños.

Puerto Oscuro , localidad de la comuna de Canela, Región de Coquimbo.


Buenos Aires: En Chile no es necesario tomar un avión para llegar a Buenos Aires, sólo basta tomar un bus hasta Curepto, en la Séptima Región. Allí se encuentra el pueblo de "Buenos Aires", que nada tiene que ver con la capital trasandina. Según explica el profesor Danubio Correa, autor del libro "Curepto, apuntes de su historia", el lugar se llama así ya que está emplazado en un sector alto, por lo que recibe aire bueno y puro de la cuenca del Mataquito. De hecho el propio Curepto significa "correr viento". Gentilicio: Aunque en Curepto no lo tienen muy claro, al parecer sería "bonairinos" y no "bonaerenses".

Mississippi: Otra localidad "cosmopolita" de Chile es Mississippi, una caleta ubicada en San José de la Mariquina, en la Región de Los Ríos. Se escribe igual que la ciudad estadounidense y también tiene su propio río: el Lingue. En el municipio explican que no se trata de un simple alcance de nombre, sino que tras el terremoto de 1960 Mississippi donó ayuda a los habitantes de la aldea y desde entonces lleva ese nombre en agradecimiento.

Las Malvinas: Aunque está en tierra firme, este poblado de Quilleco, en el Biobío, también tendría su propia historia de conflictos limítrofes. Si bien no fue posible hallar una versión "oficial", Nuestrobiobio.cl entrega una hipótesis. Dice que el sector pertenecía al fundo San Lorenzo y que los habitantes lograron comprar una parte del fundo, lo que dio lugar a peleas por fijar cuánto terreno le correspondía a cada uno. La situación habría ocurrido al mismo tiempo que el conflicto entre Argentina e Inglaterra, por lo no tardó en hacerse la asociación. Gentilicio: Quillecano.

Roma: Aunque nada tiene que ver con el antiguo imperio, este pueblo de la comuna de San Fernando, en la Sexta Región, también tiene un pasado de glorias y batallas. Según cuenta una de sus habitantes, luego de la guerra contra la Confederación Perú Boliviana, en el siglo XIX, el Gobierno chileno le entregó ese terreno a cuatro hermanos de apellido Román, en reconocimiento a sus destacados servicios en combate. Con el tiempo, "Román" derivó a "Roma". Gentilicio: Rominos, y no "romanos", aunque aclaran que también se llega preguntando.

* La Sexta Región es prolífera en nombres "importados". También se cuentan Polonia y La Troya, en la comuna de San Fernando, El Vaticano y California, en la comuna de Requínoa, y Panamá, en la comuna de Santa Cruz.


Salto del perro: Sector rural de la comuna de Quilleco, Región del Biobío. Según la tradición local, debe su nombre a que una vez un perro, por seguir a su dueño, cruzó de un salto el profundo río Duqueco, de cerca de tres metros de ancho. Por lo visto, un hecho que marcó a los habitantes de la zona. Gentilicio: Quillecano.

Pata de gallina: Sector rural de Contulmo, en el Biobío. Allí ninguna gallina protagonizó ningún acto heroico. Si no que el nombre se debe a que en ese sector el camino que va desde Contulmo hacia Huillinco se bifurca, formando una suerte de "tres dedos", que según sus habitantes es parecido a una pata de gallina. Gentilicio:
Huillincanos.


Fuente:
http://www.emol.com/noticias/nacional/2012/08/17/556196/de-chigualoco-a-entre-piernas-conozca-los-pueblos-mas-curiosos-de-nuestro-mapa.html

0 comentarios - Bienvenidos a Entrepiernas

Los comentarios se encuentran cerrados