El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Qué hacer en caso de ser detenido? Conocé tus derechos.

Es sabido que el Estado tiene potestades para ejercer actividades intrusivas en la intimidad de las personas.


Dentro de estas intrusiones es probable que, una en las cuales se ejerce mayor violencia, sea el arresto o detención de una persona por parte de los representantes del poder del Estado.

Por otra parte, es también conocido que los representantes del poder del Estado, es decir, el personal policial o bien otras fuerzas de seguridad, actúan en forma militarizada y verticalista y sin mayores controles por parte de las autoridades competentes para poder llevar a cabo una supervisión de dichas actividades. Por ello, es necesario conocer cada una de las garantías previstas en nuestra legislación, a los fines de evitar los frecuentes abusos por parte del poder punitivo estatal, cuyo poder es infinitamente mayor al de cualquier individuo. Conocer nuestros derechos y saber la forma de hacerlos cumplir, mostrando de no tenemos miedo, les quita poder y, lo que termina sucediendo en éstos casos, es que son ellos los que terminan sintiéndose amedrentados frente a las personas organizadas y conscientes de sus derechos.

A continuación enunciaré algunas recomendaciones jurídicas en caso de ser detenido, que, si bien no son una solución de fondo, pueden servir en cada caso concreto para prevenir los maltratos tan comúnmente practicados por parte de las fuerzas de seguridad.

Pedile al policía interviniente que se identifique, te informe por qué motivo te detiene, y cuáles son los datos de la causa (juzgado y fiscalía de turno).
En caso de que seas detenido, la policía tiene la obligación de identificarse, esto quiere decir que debe darte su nombre, cargo, Nº de legajo y, principalmente, debe decirte por qué causa te detiene. Las únicas causas de detención pueden ser: a) que exista sospecha de que hayas cometido un delito, en cuyo caso la policía está obligada a dar inmediata intervención a un juez penal de tu situación de detención; b) que se te acuse de que hayas realizado una contravención prevista en el Código de Faltas (como por ejemplo: desorden, ebriedad, vagancia, etc.), supuesto en el cual, según el lugar en que seas detenido, debe dar intervención al juez que corresponda (en Capital: juez contravencional, en provincia de Bs.As.: juez correccional); c) que el policía te informe que tu detención es a los fines de acreditar tu identidad (nombre, DNI, etc.) o como comúnmente se denomina “averiguación de antecedentes”. En ese caso no podés estar demorado en la comisaría por más de 10 horas en Capital Federal y en la provincia de Buenos Aires, por más de 12 horas.

Tenés derecho a poder hacer una llamada telefónica a algún familiar, amigo o abogado de confianza.
Si estás detenido y además incomunicado, igualmente tenés el derecho de comunicarte con tu abogado. La incomunicación tiene que estar justificada, esto quiere decir que el juez tiene que explicar por qué motivo estás incomunicado y no te pueden tener más de 12 horas en esa situación; salvo en casos excepcionales, en los que pueden tenerte incomunicado hasta un máximo de 48 horas. A su vez, es aconsejable que los familiares y amigos del detenido concurran a la comisaría y pregunten al jefe de servicio (que es quien maneja la comisaría) en forma apropiada, si el amigo o familiar, está efectivamente detenido en ese lugar, y en virtud de qué causa. No es lo mismo que el detenido esté sólo ante la policía, a que esté acompañado por varias personas que se preocupan, conocen sus derechos y los plantean en forma adecuada. Esto puede servir para prevenir golpes y torturas en la comisaría, pues al momento en que alguien pregunta, necesariamente deberán “blanquear” la detención.

En caso de averiguación de antecedentes, que llegue la planilla de antecedentes y venga el médico o lo lleven al hospital es importante para acelerar la salida del detenido. Lo que tienen que hacer los detenidos, familiares y amigos es insistir continuamente con que pidan la planilla y que el médico vea al detenido. Cuanto más insistamos, cuanta más gente pregunte por el detenido, se acerque a la comisaría o permanezca afuera apoyando a los familiares o amigos del detenido, más posibilidades hay de que salga rápido y de que no le peguen adentro, o que dejen de pegarle si lo estaban haciendo.

Tenés derecho a tener un abogado que te asesore todo el tiempo.
No pueden negarle al abogado que te visite, hable con vos y te diga qué hacer. Tenés derecho a que el abogado esté presente en todas las audiencias, cuando te hagan cualquier tipo de preguntas o firmar cualquier tipo de papeles. Si no conocés un abogado o la policía no te permitió llamar a alguno, el Estado tiene la obligación de nombrar un defensor oficial: un abogado que es nombrado por el Estado para que defienda y asesore a todas las personas que están detenidas o que sin estarlo tienen una causa penal, y que no han designado un abogado particular. Preguntá cual es la defensoría interviniente y el nombre del defensor oficial.

Podés negarte a declarar y a no efectuar reconocimientos de cosas, lugares o personas.
Que te niegues a declarar no podrá ser interpretado como una presunción en tu contra, hayas cometido un delito o no. Basta simplemente decir ante cualquier requerimiento de la policía, fiscal o juez “no voy a declarar”. Tampoco opera ésta presunción en caso de que te niegues a reconocer personas, lugares y cosas.

En caso de haber recibido golpes y maltratos, denuncialo ante el Juez pidiendo por escrito comparecer ante él, o en la primera oportunidad de ser trasladado al juzgado o fiscalía, explicando todos los maltratos recibidos.

En caso de obtener rápidamente la libertad, al salir hay que llevar al detenido a un hospital y hacerlo revisar bien. La constancia que queda en el libro de guardia sirve para probar la fecha y hora de la revisación y las lesiones que tenía. No hace falta decirle al médico que fue la policía la que te pegó. Lo importante es que se consigne la fecha y hora de la consulta, y la descripción de las lesiones.

Después de ir al hospital, se pueden denunciar las torturas DIRECTAMENTE A LA JUSTICIA (Juzgado o fiscalía de turno). No es recomendable hacer la denuncia en una comisaría. La denuncia judicial se hace en forma oral, y no hace falta ir con abogado.

Cuando te hacen firmar papeles en la comisaría o en la unidad penitenciaria, negate a firmar y apelá las resoluciones.
Aún sin que hayas estado con un abogado, te pueden hacer querer firmar un papel. Negate a firmar. Si te obligan, escribí de puño y letra a continuación del texto sin dejar espacio alguno, o simplemente “apelo” y firmás. Si el motivo de tu detención es porque te acusan que cometiste un delito, negate a firmar cualquier papel que te traigan, ya que va a haber tiempo para que tu abogado lo vea..
Dra. Daniela Di Pasquale

Correo electrónico: [email protected]

¿Qué hacer en caso de ser detenido? Conocé tus derechos.

1 comentario - ¿Qué hacer en caso de ser detenido? Conocé tus derechos.

Leovet
Buena data!!... muchísimas gracias!...
speralta1983
Me alegro que te haya gustado. Un abrazo.