El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Samurais: historia y fotos reales

Samurais: LA CLASE GUERRERA




Hacia los fines del período Heian, muchas guerras asolaban en Japón. Como consecuencia, esto originó el advenimiento de un grupo de nobles guerreros, llamados bushi (“los hombres combatientes”) o samurai. Los samurai ejercieron una gran influencia en la sociedad Japonesa, que perduró hasta el siglo XIX.Un gobierno guerrero le quitó el poder al emperador en el siglo XII. Aunque el emperador, junto con su corte, continuaba viviendo en kioto, la capital, el poder real lo ostentaba el gobernante militar, conocido como shogún, quien vivía en la cuidad de kamakura. Al servicio del Shogún había un grupo de leales samurai.


Los Samurai eran combatientes que no temían a nada, y se entrenaban durante años para aprender las habilidades de espadachines y de arquería. El entrenamiento era muy duro: junto con aprender a combatir, el samurai tenia que aguantar largos períodos sin comida, con el fin de probar resistencia. También se les enseñaba a pensar y comportarse de un modo especial, llamado bushido, el guerrero samurai.


Samurais: historia y fotos reales


Llevaba a acabo sus deberes con una devoción casi religiosa. También estaba preparado para morir por el shogún, de ser necesario. La Armadura Samurai estaba confeccionada de cientos de escamas de fierro lacado. Estas escamas unían entre sí en hileras amarradas con cordón de seda. El modo de unión le daba mucha resistencia a la armadura, otorgando al samurai la protección que fuese necesaria.


Al Enfrentar al Enemigo, el samurai ejecutaba una serie de rituales. Cada guerrero anunciaba su nombre, su origen familiar y una lista de hechos heroicos realizados por él. Entonces se iniciaba el combate. El ganador alababa a su enemigo antes de cortarle la cabeza. Para el caso de que su enemigo antes de cortarle la cabeza. Para el caso de que su vida terminase del mismo modo, un samurai siempre quemaba incienso dentro de su yelmo, de modo que si su cabeza fuese cortada en el combate, así tendría un buen olor.


oriente


Durante Cientos de Años los samurai fueron valorados por sus habilidades guerreras. En el transcurso del período Edo, la paz se extendió a través de todo el Japón. Después de esto, los samurai se fueron involucrando cada vez más en los deberes administrativos y asuntos ceremoniales, más que en el combate


KATANA


La katana es el sable de combate de los samuráis, al que consideraban como su propia alma. En la katana residía el espíritu del samurái, quien la hacía garante de su propia integridad, lo que no deja de resultar paradójico en un mundo en el que el samurái tenía poder sobre la vida de otros hombres. Un samurái cuidaba su katana casi más que a sí mismo, le daba un nombre y nunca permitía que volviese a su vaina sucia de sangre, lo que le causaría manchas de orín y herrumbre. Por otra parte, el acto de desenvainar era medido cuidadosamente, pues una vez que la espada estaba fuera de su funda la tradición exigía mancharla de sangre. Claro exponente de la importancia de esta acción es que dió origen a un arte marcial, el iaido. Muy ilustrativos de cuál era la relación que el samurái debía establecer con su arma son los siguientes versos del maestro Ueshiba Morihei, fundador del aikido:


Clara como el cristal,

aguda y brillante,

la espada sagrada

no admite sitio

para alojar el mal.



La austera katana fue en un primer momento una recia espada de hierro importada de la península coreana o de China, pero con el tiempo, hacia el siglo IX, se fue depurando en un sable más ligero y afilado. La espada japonesa se compone de hoja y empuñadura (tsuka) y a veces llevaba una guarda (tsuba) bellamente decorada en oro y plata. La hoja estaba hecha de hierro combinado con carbono y tenía un núcleo de acero más blando que le confería una inusitada flexibilidad; se componía de filo, punta, parte posterior y shinogi (un acanalamiento longitudinal situado entre el filo y la parte posterior), partes éstas que tenían funciones diferentes en el combate.


guerreros


Considerada uno de los tres tesoros simbólicos del país (los otros dos son un espejo y una joya), la katana tenía carácter sagrado, pues había sido forjada delante de un altar shinto por un sacerdote vestido de blanco -para simbolizar la purificación- que estaba imbuido de un conocimiento divino y asistido por los espíritus (kami en japonés). Tras los ritos purificadores que clarificaban su mente, el forjador comenzaba su trabajo, para el cual utilizaba fuego, agua, un yunque y un martillo. El lingote de hierro primigenio era dividido en dos y en él se iban insertando piezas de metal de distinta dureza. Esta mezcla se batía para hacerla homogénea y luego se le daba la forma, más o menos curva. La hoja se calentaba al rojo varias veces y se templaba en agua con sal, mientras que el filo (sólo uno), cuyo templado era distinto, se protegía con arcilla. Después, la hoja se llevaba al pulidor y, finalmente, había que comprobar si estaba bien afilada, lo cual se hacía en el cuerpo de los condenados a muerte, primero en los huesos pequeños y luego en los grandes. El resultado de esta prueba se escribía en el nakago, una pequeña pieza que unía la empuñadura con la hoja. Los secretos de esta ciencia cuasi sacra se transmitían de padres a hijos y constituían parte del misterio de la extraordinaria calidad de estas armas.


El edicto de Hideyoshi otorgó a los samuráis el derecho a llevar dos espadas, el conjunto de las cuales recibía el nombre de daisho ('grande y pequeña') y era un símbolo de la posición social y el espíritu combatiente del samurái. La hoja de la espada larga, katana o daito, medía más de 61 cm, mientras que la del sable corto, wakizashi o shoto variaba entre los 31 y los 61 cm. Se llevaban colgando del del obi (cinturón), siempre con el lado cortante hacia arriba.


Cuando un samurái entraba en casa de algún amigo, debía despojarse de su katana, que colocaba sobre un soporte especial (katana-kake), pero podía conservar su wakizashi; en presencia del emperador o shogun debía despojarse de las dos espadas y dejarlas a la entrada de la sala de audiencias. Los hijos de los bushi llevaban también una especie de katana más pequeña, llamada mamorigatana ('sable de protección'). Las mujeres de los bushi o samuráis llevaban un pequeño puñal sin guarda, denominado kaiken, que podía ser escondido fácilmente entre los pliegues del kimono. Les servía para defenderse y, en casos extremos, para abrirse la garganta y suicidarse.


imperio


Todos los Samurais luchan con katanas hechas artesanalmente y muy

afiladas, resultando letales con dichas espadas.

Las espadas de Samurai son armas a dos manos, pero los Samurais

pueden utilizarlas como si se tratase de espadas a una mano.

La colección Daisho, son katanas y wakizashi profesionales realizada por Gladius







1 - Katana Daisho negra
.

- Katana Daisho con vaina negra

- Puño de madera forrado con autentica piel de Raya.

- Tsuba y resto de partes métalicas en bronce autentico

- Hoja de acero al carbono acanalada y templada a mano

- Longitud total: 107 cm

batallas


2 - Wakizashi Daisho negro.

- Wakizashi Daisho con vaina negra

- Puño de madera forrado con autentica piel de Raya.

- Tsuba y resto de partes métalicas en bronce autentico

- Hoja de acero al carbono acanalada y templada a mano

- Longitud total: 80 cm.

Samurais: historia y fotos reales



3 -Katana profesional


- Katana Daisho con vaina negra

- Puño de madera forrado con autentica piel de Raya.

- Tsuba y resto de partes métalicas en bronce autentico

- Hoja de acero al carbono acanalada y templada a mano

- Longitud total: 107 cm

oriente


4 - Wakizashi Daisho roja

- Wakizashi Daisho con vaina roja

- Puño de madera forrado con autentica piel de Raya.

- Tsuba y resto de partes métalicas en bronce autentico

- Hoja de acero al carbono acanalada y templada a mano

- Longitud total: 80 cm

guerreros


5 -Katana Daisho roja.

- Katana Daisho con vaina roja

- Puño de madera forrado con autentica piel de Raya.

- Tsuba y resto de partes métalicas en bronce autentico

- Hoja de acero al carbono acanalada y templada a mano

- Longitud total: 107 cm

imperio


Fotos de Samurais Reales





batallas

Con Tratamiento Manual.

Samurais: historia y fotos reales

Con Tratamiento Digital.

oriente

Suicidio Ritual documentado.

guerreros

imperio

batallas

Samurais: historia y fotos reales

oriente

guerreros

imperio

batallas

Samurais: historia y fotos reales

oriente

guerreros

imperio

batallas

Samurais: historia y fotos reales

oriente

guerreros

imperio

batallas

Samurais: historia y fotos reales

oriente

guerreros

imperio

batallas

Samurais: historia y fotos reales

oriente

guerreros

imperio

batallas

Samurais: historia y fotos reales

oriente

guerreros

imperio

Las dos siguientes tienen tratamiento digital

batallas

Samurais: historia y fotos reales

oriente

guerreros

imperio


Taisen Deshimaru escribe (en “La Práctica del Zen” ) la siguiente -bella y riquísima- historia:


El miedo a la muerte no existe.


Un monje portador de un documento de gran importancia que debía entregar en mano a su destinatario, se dirigía a la ciudad. para llegar a ella tenía que atravezar un puente, y sobre él se encontraba un samurai experto en el arte del sable que para probar su fuerza y demostrar su valentía había prometido provocar a duelo a los cien primeros hombres que atravezaran el puente. Había matado ya a noventa y nueve. El monje era el número cien. El samurai le lanzó el desafío y el monje le suplicó que le dejara pasar, puesto que el documento que llevaba era de gran importacia. “Os prometo venir a batirme con vos cuando haya cumplido mi misión.” El samurai aceptó y el joven monje fue a entregar el documento.

Antes de volver al puente se presentó en casa de su maestro para decirle adiós. “Debo ir a batirme con un gran samurai; es un campeón de sable y yo no he tocado jamás un arma en mi vida. Va a matarme.” “En efecto, le respondió su maestro, vas a morir. No tienes nada a tu favor, no has de temer ya la muerte. Mas voy a enseñarte la mejor manera de morir: blandirás tu sable por encima de tu cabeza, con los ojos cerrados, y esperaras. Cuando sientas un frío por encima del cráneo, será la muerte. Únicamente en ese momento desplomaras los brazos. Es todo…”

El joven monje saludó a su maestro y se encaminó al puente donde le esperaba el samurai. Éste le agradeció que fuera un hombre de honor y le rogó que se pusiera en guardia. Comenzó el duelo. El monje, sosteniendo el sable con las dos manos, lo levantó por encima de su cabeza y esperó sin moverse un ápice. Esta actitud sorprendió al samurai, ya que la posición de su adeversario no reflejaba ni miedo ni desconfianza.

Receloso, el samurai avanzó cautelosamente. Impasible, el monje estaba concentrado en la cúspide de su cráneo.

El samurai se dijo: “Con seguridad este hombre es muy fuerte; ha tenido el coraje de regresar para luchar conmigo; no es un simple aficionado.”

El monje, absorto por completo, no prestaba ninguna atención a los movimientos de su adverasario. Éste comenzó a sentir miedo: “Sin duda alguna es un gran guerrero, sólo los maestros del sable toman desde el principio del combate una posición de ataque. Además cierra los ojos.” El monje esperaba únicamente el momento en que sentiría un escalofrío por encima de su cabeza.

El samurai estaba completamente desamparado, no se atrevía a atacar, seguro de ser despedazado al menor gesto. El monje había olvidado al samurai, atento únicamente a aplicar bien los consejos de su maestro, a morir dignamente.

Los gritos del samurai le volvieron a la realidad: “No me matéis, tened piedad de mí. Creía ser maestro en el arte del sable; pero jamás había encontrado un hombre como vos. Os suplico que me aceptéis como discípulo, enseñadme la vía del sable.”

Anuncios

7 comentarios - Samurais: historia y fotos reales

TroyAgamenon +3
como me gustaria tener una katan.. una vuelta casi me compro una en chile.. pero tenia miedo que me la quitaran en la aduana... xD
leontao +2
mas miedo da que no sea autentica, pues hay muchas imitaciones, las autenticas se oxidan facilmente, tengo un boken japones de roble rojo y es impresionante pues es imitacion exacta de una katana me gustaria ver una real autentica, pero cuesta lo mismo que una casa.
TroyAgamenon
@leontao no se, me imagino, yo igualemente la queria como adorno.. con filo de museo algo asi era... es que son tan bonitas xD...
juan1568 -5
por ahi leí que los samurais eran homosexuales.o sea gays.
leontao +2
era muy comun el amor entre samurais. le llamaban amistad incondiconal, idelidad etc
CRISROCKERS
@juan1568 hace 1 año -5
por ahi leí que los samurais eran homosexuales.o sea gays.

@leontao hace 1 año +2
era muy comun el amor entre samurais. le llamaban amistad incondiconal, idelidad etc


Asi es
LordExdeath
Y los japoneses de hoy son todos unos emos afeminados