El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

Roy Orbison el genio de las gafas oscuras...

Anuncios

Admirado y hasta venerado, tanto por el público como por sus compañeros, Roy Orbison , que nos dejó para siempre el 6 de diciembre de 1988, es, sin lugar a dudas, una de las más grandes figuras que ha dado la música pop y rock en toda su historia.

Roy Kelton Orbison, Roy Orbison, también conocido como “The Big O” o “ Lefty Wilbury”, durante su etapa con los fabulosos Traveling Wilburys, llegaba al mundo en Vernon, el 23 de abril de 1936.

Orbison fue un artista genial que se mantuvo sobre los escenarios durante casi cuatro décadas con temas inolvidables como “Only the Lonely”, “Pretty Woman” o “Crying” y gracias a su inagotable creatividad, su conmovedora voz, sus falsetes, sus inconfundibles baladas sobre amores perdidos y su imagen, siempre presidida por sus inconfundibles gafas de sol.

Realidad o leyenda urbana, las gafas de sol de Roy Orbison tienen su historia. Se dijo que era albino y prácticamente ciego, pero no era cierto. De niño sufrió un problema en sus ojos que le llevó a padecer una rara enfermedad ocular que le obligaba a utilizar en todo momento unas gafas especiales. Unas gafas que un día olvidó antes de un concierto, lo que le obligó a utilizar las gafas graduadas de recambio que, por casualidad, eran de sol. Se subió con ellas al escenario y a la gente le encantó, así que repitió la jugada durante la gira que realizó con los Beatles y desde entonces quedaron unidas a su imagen para siempre. Una imagen , la de sus gafas oscuras, que, unida a su inconfundible corte de pelo, inspiró al guionista Stan Lee y al dibujante Steve Ditko, los creadores de Spiderman, para modelar a uno de los villanos más populares de los que pueblan el universo del Superhombre Araña: El Doctor Octopus.

La carrera de Roy Orbison comenzó a finales de la década de los años cincuenta cuando empezó a trabajar como cantante en Sun Records, la legendaria compañía discográfica fundada en 1952 por Sam Phillips en la que, entre otros muchos, también se integraron Elvis Presley, Johnny Cash, Carl Perkins, Jerry Lee Lewis o B.B. King. Fue en Sun Records donde Orbison grabó su primer single, un tema de rockabilly titulado “Ooby Dooby” que, si bien al principio no tuvo demasiada repercusión, terminó por convertirse en todo un clásico.

Sin olvidar nunca que sus raíces se hundían profundamente en el más puro rock and roll, Roy Orbison empezó a componer baladas primero para la Acuff-Rose Music de Nashville y más tarde para Monument Records, que comenzaron a lograr una importante repercusión y a ser versionadas por importantes figuras de la época como los Everly Brothers.

Decidido a intentar alcanzar el éxito grabando sus propias canciones, Orbison lanzó al mercado “Uptown” un tema que, si bien no llegó a ser un rotundo éxito, sí le permitió seguir por este camino y publicar en 1961 el que se convertiría en uno de sus temas más populares “Only the lonely”, una canción que en principio rechazaron Elvis Presley y los Everly Brothers, pero que en la voz de Roy Orbison se convirtió en un éxito incontestable.

Un éxito al que rápidamente seguirían otros como “Crying”, “Candy man”, “In dreams”, “Blue Bayou” o “Pretty woman”. Títulos que llegaban a lo más alto de las listas de ventas en la primera mitad de los sesenta y conseguían llegar a ensombrecer en las listas a grupos como los Beatles, Rolling Stones o los Kinks que, por aquel entonces, protagonizaban la imparable invasión de la música británica.

De hecho, los Beatles se declararon abiertamente admiradores de la música de Roy Orbison y llegaron a compartir escenario con el norteamericano. Sin embargo a finales de la década su cambio de compañía discográfica de Monument Records a MGM, pareció frenar su progresión. Fueron malos tiempos para Roy que al descenso de su popularidad tuvo que sumar en 1966 la desgraciada muerte de su mujer, Claudette, en un accidente de motocicleta y el incendio de su casa en 1968, en el que perdió la vida uno de los hijos del artista.

Abrumado por las desgracias y acosado por la depresión, Orbison superó como pudo la década de los setenta. Pero en los ochenta su música conoció una segunda juventud gracias al cine. “Terciopelo Azul”, la película de David Lynch consiguió que el público redescubriese un tema tan maravilloso como “ In dreams” y el gigantesco éxito que Richard Gere y Julia Roberts consiguieron con “Pretty woman” hizo que esta canción volviera a escalar hasta lo más alto en las listas de éxitos de medio mundo.

Ya en 1988, Roy Orbison vuelve a marcar un hito en su carrera al unirse a sus amigos Bob Dylan, Tom Petty, George Harrison y Jeff Lynne para integrar una formación mítica e irrepetible, los Traveling Willburys. La primera reunión de estos músicos tuvo lugar en el estudio de grabación que Bob Dylan había instalado en el garaje de su casa de Santa Mónica. Allí nació “Handle with Care”, una canción que en principio iba a ser la cara B del “This Is Love” de George Harrison, pero que resultó tener una calidad tan excepcional que la compañía discográfica decidió convertirlo en el primer tema firmado por los Traveling Willburys.

Esta canción fue el buque insignia del primer LP de la banda. El disco, “Traveling Willburys, Volumen 1” recibió unas críticas sensacionales y se convirtió casi desde su publicación en un álbum de culto. Ante este éxito incontestable la banda decidió grabar un segundo disco, pero Roy Orbison ya no participaría en él. Un repentino ataque al corazón acabó con su vida el 6 de diciembre de 1988, cuando tan sólo contaba con 52 años y aún le quedaba mucha música con las que hacer felices a millones de sus seguidores en todo el mundo que, desde entonces, no dejan de añorar al genio de las gafas oscuras.



Roy Orbison el genio de las gafas oscuras...

Anuncios

6 comentarios - Roy Orbison el genio de las gafas oscuras...

@PLATERO72 +1
Un capo!!! gracias... +10
@hd2525
para mi el mas grande! gracias por el aporte.te felicito.