El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

¿Cómo se metaboliza el alcohol en el cuerpo humano?

¿Cómo se metaboliza el alcohol en el cuerpo humano?


Hace mucho tiempo que no dedicaba un buen a rato a un post científico, así que, que mejor que hacerlo con uno que nos interese a todos y que además sea de lo más curioso. Hoy vamos a ver como nuestro cuerpo metaboliza el alcohol cada vez que nosotros nos tomamos una copichuela alcohólica, jeje.

En primer lugar hay que decir que los alcoholes son unos grupos químicos bastante energéticos, un litro de Whiskey equivale aproximadamente, de forma calórica, a estar unas 2 horas corriendo de forma rápida: unas 1.500 Kcalorías.

La forma en que se metaboliza el alcohol, una vez ingerido por nuestro organismo, comienza con una primera fase de oxidación en nuestro estómago, realizada por la enzima Deshidrogenasa, y cuya importanacia es fundamental, ya que no sólo realiza la primera fase metabólica del alcohol, sino que además es la que provoca que las mujeres se vean más afectadas por este, ya que en el estómago de las mujeres hay niveles de esta enzima inferiores a los del hombre.

Una vez producida esta primera fase, el alcohol queda transformado en una sustancia llamado Acetaldehído, altamente tóxico para nuestro organismo y que rápidamente pasa, en persona sanas, al hígado para su transformación inmediata. Este es un proceso fundamental debido a la gran capacidad tóxica de este elemento.

Shout GifGIF


El hígado humano realiza una segunda y tercerea fase que consiste en la transformación en Acetato y a su vez en Dióxido de Carbono y agua. Ambas sustancias, básicas para nuestros organismo, terminan siendo filtradas al torrente sanguíneo a través de los vasos periféricos del hígado y quedan disueltos en el mismo.

Cuando nosotros ingerimos alcohol, el pico máximo en sangre, y por lo que la policía nos puede multar, jeje, se alcanza a la hora de la ingesta de dicha bebida alcohólica, que es cuando se está procesando en el estómago con destino al hígado y filtrando a través del torrente sanguíneo.

Se piensa que el hecho de orinar de forma continuada puede ayudar a la rápida excreción del mismo, cuando no es así. Normalmente sólo el 5% del alcohol ingerido es excretado mediante la urea, la gran mayoría se queda en el organismo al menos un día mientras es filtrado por nuestro hígado (alrededor del 92%).

Factores extra, como la ingestión de alimentos de forma previa, sí son del todo influyentes. La absorción en el estómago se hace de forma mucho más suave cuando se realiza con otros elementos, como proteínas o lípidos poli-insaturados, que cuando se hace con el estómago vacío.

Por último comentar que el metabolismo del alcohol en el cuerpo humano, varía mucho dependiendo de unos cuantos factores sobre los que se especula bastante. La realidad es que los factores físicamente comprobados que influyen en la capacidad metabólica del alcohol son:

- El sexo de la persona
- Envergadura
- Estructura ósea del cuerpo
- Fase del ciclo menstrual (para mujeres y basado en su situación hormonal concreta)
- Previa tolerancia al alcohol
- El tipo de graduación y bebida alcohólica
- Si es ingerido o no con alimentos previamente, como antes hemos comentado
- Si es ingerido junto con algún tipo de fármaco (algo bastante peligroso como es sabido)

¿Por qué nos ponemos sentimentales cuando tomamos alcohol?

efectos


Beber influye en nuestra personalidad en una variedad de maneras, algunos se ponen felices, otros agresivos o impulsivos. Sin embargo todos, o al menos la mayoría que ha tomado alcohol de más alguna vez, hemos sido el borracho emocional. La pregunta es, ¿por qué?

El alcohol afecta a todo el organismo y el cerebro no se podía escapar. Por eso te transformas en el borracho llorón/agresivo/feliz/tímido, pero no es tu culpa. Mental Floss nos explica la ciencia detrás de esos sentimientos que no puedes dejar de tener cuando bebes más de la cuenta.

Una vez que el alcohol llega al estómago, una porción de líquido es absorbido por la sangre a través del revestimiento del estómago, mientras que la mayor parte termina en el intestino delgado. El alcohol que se disuelve en el agua de la sangre viaja a través del torrente sanguíneo y es procesado por el hígado antes de ser excretado. Sin embargo, antes de que esto ocurra, cruza la barrera hematoencefálica (BBB), lo que significa que puede entrar directamente en el cerebro a través de la circulación y los procesos mentales.

El alcohol es un depresivo, pero no de la forma en que un trago ocasional nos pone psicológicamente “deprimido” (aunque la investigación también señala una correlación entre el consumo excesivo de alcohol y la depresión). Por el contrario, un depresor incita a una reacción química que reduce la actividad del sistema nervioso central (el cerebro y la médula espinal), responsable de la interpretación de señales sensoriales, el control de la función motora, el pensamiento, el razonamiento y la regulación de las emociones.

Una vez que la barrera se rompe, el alcohol se asienta en la corteza cerebral, la delgada capa de células (también conocida como materia gris) que cubre el cerebro y el cerebelo. El alcohol altera el flujo normal de neurotransmisores a través de las conexiones sinápticas de la corteza, y entramos en un estado alterado. Primero afecta las inhibiciones, que normalmente la corteza libre de alcohol mantener bajo control. Nos volvemos más habladores, seguros y nuestro mejor juicio comienza a desaparecer.

A medida que se consume más alcohol, estos efectos se empiezan a agudizar y afectar el sistema límbico, que se cree es el centro emocional del cerebro y se encarga de controlar nuestras emociones y conducta, incluso la formación de recuerdos a largo plazo.

En la corteza se interrumpen las señales eléctricas de la sinapsis y entonces no podemos interpretar la información correctamente. El sistema límbico, que normalmente mantiene nuestras emociones bajo control, ahora nos somete a cambios de humor y estados exagerados. Esto puede manifestarse en situaciones como malinterpretar las intenciones de alguien (la causa de la mayoría de las peleas en la barra), la incomprensión, la amplificación de sentimientos, o simplemente decir algo embarazoso o lamentable.

Debido a que el sistema límbico es también responsable de ayudar a formar recuerdos, existe la probabilidad añadida de que el exceso te haga incapaz de recordar lo que hiciste o dijiste al día siguiente.

Nuestras emociones de borrachos generalmente son versiones exageradas de nuestra personalidad sobria, así que si eres un dramático al teléfono, mejor bebe agua.

Efectos y consecuencias del consumo de Alcohol


Humano


La única verdad es que, como ocurre con cualquier otra droga, consumir bebidas alcohólicas trae consecuencias y efectos muy adversos a corto, medio y largo plazo, incluso con el consumo de pequeñas cantidades.
En pequeñas cantidades puede:

- Perturbar la razón y el juicio. Falsa sensación de seguridad.
- Retardar los reflejos.
- Dificultar el habla y el control muscular.
- Provocar la pérdida del equilibrio.
- Disminuir la agudeza visual y auditiva.
- Relajar y disminuir la ansiedad.
- Dificultar la capacidad de reacción.
- Desinhibir, provocar falsa sensación de euforia, locuacidad.
- Irritar las paredes del estómago e intestino.
- Provocar náuseas y vómitos por irritación y lesión de las paredes del estómago.
- Alterar la absorción de sustancias nutritivas necesarias para el organismo, especialmente las vitaminas B.
- Dilatar o expandir los capilares de la piel.

Las consecuencias del alcohol se pueden percibir desde el primer segundo. Beber alcohol tiene efectos inmediatos desde la primera copa. Sea cual sea la frecuencia, beber favorece las conductas de riesgo, y hay ocasiones (cada vez más frecuentes) en las que el alcohol está presente como causante de accidentes laborales, de tráfico, altercados, violencia y agresiones, vandalismo…
Según diferentes parámetros, como son la cantidad de alcohol, antecedentes familiares, estado de salud, frecuencia de consumo, etcétera, consumir alcohol en grandes cantidades llevará a padecer consecuencias tan devastadoras como las que aquí te detallamos:

- Pérdida de conocimiento.
- Dificultar la respiración.
- Causar la muerte por coma etílico, parálisis respiratoria y compromiso cardiovascular.

El siguiente cuadro determina los niveles de alcohol en sangre y los efectos que éstos conllevan sobre el organismo y la conducta. No obstante, es necesario determinar que el momento, la persona, la tolerancia al alcohol o el estado de ánimo influyen para padecer de maneras muy distintas los efectos del alcohol:

cuerpo

Factores que influyen en una intoxicación etílica

En las mismas proporciones, cada persona se comporta de manera muy distinta cuando bebe alcohol. Incluso en una misma persona, el alcohol puede incidir de distinta manera en ocasiones diferentes. Algunos de los factores que influyen en estos cambios son:

Características personales

» La edad, el estado físico, el peso, la cantidad de alimentos en el estómago, el tipo de personalidad y los antecedentes familiares influyen en la manera en que el alcohol afecta la conducta de cada persona.

Circunstancias y situación temporal

» La velocidad a la que se ingiere alcohol, el lugar donde se bebe, con quién se bebe y la ocasión en que se hace, inciden en la conducta del bebedor.

Estado de ánimo

» Las expectativas, los motivos y las emociones que se tienen para beber influyen en el comportamiento de la persona que ingiere alcohol.

Consecuencias a largo plazo del alcoholismo

Beber en exceso puede traer consecuencias también a largo plazo. El alcohol trastoca la vida de una persona en todos sus aspectos. Si no se ponen soluciones, se llegará a las situaciones que aquí te detallamos. Un consumo de riesgo y continuado de alcohol arrastra antes o después a alguna o muchas de las diferentes afeciones y enfermedades que desarrollamos a continuación:

A nivel laboral:

» Retrasos frecuentes de asistencia
» Incumplimiento de objetivos y retrasos en la finalización de trabajos y reducción del rendimiento de trabajo.
» Ausencia recurrente los lunes. Absentismo laboral
» Lentitud, torpeza y escasa eficiencia
» Desapariciones frecuentes del puesto sin justificación previa (ausentismo por enfermedades menores como catarros, gripes o trastornos gastrointestinales)

Salud:

» Envejecimiento prematuro
» Deterioro del juicio
» Pérdida de la memoria e incapacidad para concentrarse
» Alteraciones inmunológicas
» Gastritis crónica, úlceras del estómago o duodeno y otras hemorragias digestivas
» Alteración del funcionamiento general del hígado provocando un daño celular que se traduce, finalmente, en cirrosis hepática.
» Hepatitis aguda, que eventualmente puede llevar a la muerte
» Pancreatitis
» Hipertensión
» Aumento de los triglicéridos y del colesterol LDL
» En varones, reducción de testosterona, pérdida de pelo facial, aumento del tamaño de las mamas, reducción de la libido e impotencia y en las mujeres amenorrea, anovulación y menopausia precoz
» Hipoglucemia, cetoacidosis e hiperuricemia
» Diferentes cánceres del tracto gastrointestinal (cáncer de esófago, estómago y de otras localizaciones)

A nivel personal:

» Deterioro y alteración sustancial de las relaciones personales
» Pérdida de relación con familiares y amigos

Consumo crónico:

» Puede llegar a reducir en hasta 20 años la vida de las personas que abusan de él.

Evitemos esto

consecuencias


Para que te hagan esto

sentimentales

4 comentarios - ¿Cómo se metaboliza el alcohol en el cuerpo humano?

007_bond +6
asi bebemos
alexisbarcenas58 -2

link: http://www.youtube.com/watch?v=1oR3OKei9SA
Chino-Ciruja +1
iba a dejarte unos puntitos hasta que vi esto

¿Cómo se metaboliza el alcohol en el cuerpo humano?
maleyley +1

link: http://www.youtube.com/watch?v=RRKIcoMoND0