El post que buscas se encuentra eliminado, pero este también te puede interesar

La “no democracia” es un pensamiento viejo

Anuncios

Si hay algo que no merece nostalgias de ninguna persona democrática son los años en que no había democracia. Aunque hay todavía, gente que siente nostalgias y nada se puede hacer democráticamente para que no la sienta. Eso es lo que tiene la democracia: que no reprime, y no solamente la nostalgia. En la “no democracia” las tapas de los grandes diarios que hoy leemos con afición debían pasar antes por el control de los militares. Lo que leíamos entonces era únicamente aquello que a los diarios y periodistas les estaba autorizado publicar. Todos convivíamos cómplices de la resignación a la censura. Se nos concedía enterarnos de aquello que los otros querían enterarnos. Las radios y la televisión eran también un reflejo obediente. Lo que hoy es natural y democrático- criticar, denunciar y acusar a gobiernos y funcionarios con pruebas, sin pruebas o porque se nos da la gana- en los tiempos de la “no democracia” era mortal. No había opositores ni oficialistas : la política estaba prohibida. En ningún barrio había asambleas vecinales para reclamar nada. Los vecinos estaban tan callados que parecían mudos. La gente caminaba y conducía los autos disciplinadamente. En las plazas y parques no había nadie que osara tomar sol en malla. Una remera con leyenda era sospechosa y temeraria. Un arito en la oreja una condena. Ya ni nos dábamos cuenta que nos habíamos acostumbrado a hablar en voz baja. Éramos tan educados que daba miedo de que estuviéramos muertos. Cuando uno viajaba a otro país democrático se daba cuenta que allá sí estaban vivos. ramos raros porque no les teníamos miedo a los asaltantes como ahora porque los asaltantes también tenían miedo. A los que les teníamos miedo era a los policías.

El Congreso era un edificio. Escribir un grafitti era un alto riesgo. No encender las luces de interior del auto si la policía lo detenía en un procedimiento, era un acto suicida. Todos automáticamente pálidos se bajaban del auto y decían si señor , si oficial, si coronel. Si y si. Porque el “no” era patrimonio de quienes mandaban. Era una sociedad distinta. Yo era distinto. Hoy me veo en aquel tiempo tan indeciso y cobarde que mejor sería no recordarme. Mis nietos a lo mejor me perdonan, pero yo no. Los jóvenes no tienen ese lastre. No entiendo que aún haya gente con nostalgia. Amaban tanto el orden que no se sentían mal que les impartieran órdenes. Para sentirse reprimido hay que saber qué es sentirse libre. Es paradójico, pero algunos que hoy se rasgan la garganta y denuncian que no viven en democracia, se la pasan diciéndolo a los cuatro vientos, contradiciéndose. Sin democracia no existiría el debate acerca de la jubilación estatal y privada. A nadie se le ocurriría objetar el tren bala. Ni incendiaría trenes por bronca: porque la bronca era exclusividad legal de quienes mandaban. No existirían los sabios que saben cosas del Gobierno que nadie sabe, y a veces ni el gobierno. De Angeli y D´Elía serían anónimos. Los travestis se vestirían de machos. No habría carpas frente al Congreso porque no habría quienes les alquilaran las carpas. Tampoco habría lock out rural ni piqueteros. Los maestros dictarían clase todos los días. Ya no. La “no democracia” es un pensamiento viejo. La prueba es que Alfonsín ha atravesado ideologías y partidos convirtiéndose en un símbolo vivo. Y que cada cual puede decir lo que quiera en el medio de la calle y de la vida. Pero la más feliz prueba de la democracia- la más fantástica- es que hay un vicepresidente opositor al Gobierno. Y que sonríe.


Autor: Orlando Barone

Fuente: http://continental.com.ar/noticias/700661.asp


Que grande Barone, el periodista que más respeto actualmente.

Anuncios

5 comentarios - La “no democracia” es un pensamiento viejo

@naranjito
Hace 30 años el mundo estaba muy bien definido, la gente tenia conciencia de la Dependencia y de la Liberación, ayudaba a eso las dictaduras que asolaban el país. Luego los personeros de la Dependencia viraron su estrategia, crearon aparentes democracias ( burguesas)en donde a la gente les hicieron creer en la Democracia, en la libertad, y tuvieron que abrir el juego, ese era el riesgo...y si elegían a gente que no estuviera de acuerdo con la clase de Democracia que la Clase Dominante quería?..y bueno, siempre estaba al alcance un Golpe de Estado, no?...pero eso exacerbaba mas a las masas, se unían...entonces que?...entonces la estrategia cambio de nuevo y empezaron a tallar los medios de comunicación masivo ya que las tecnologías cambiaban y era mas fácil llegar, lavar el cerebro, aprovechar los miedos, temer la perdida de bienes, jugar con los intereses de clases(sociales) e imponer el fin de las ideologías...derecha e izquierda es lo mismo, es lo mismo Videla que el Che, nada cambia nada...
@AuKaChe
No entiendo que aún haya gente con nostalgia<--- eran los que tenían los privilegios que por vía democrática o bien perdieron o bien nunca hubieran tenido.
@naranjito
Que aburrido sería si todos opinaríamos igual, no? .

Casualmente hay un escrito de Barone, de hace un par de meses, que se llama \"el ciudadano A-político\" y dice (con diferentes palabras) algo similar a lo que escribo en el primer comentario.

Saludos